Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
cuenta naranja caracteristicas
1 Abr 2019

Características de la Cuenta Naranja de ING

La Cuenta Naranja es el primer producto que la holandesa ING presentó en España, hace ya algunos años y con la que ha conseguido hacerse un importante hueco en el mercado bancario español. El éxito cosechado estos años por esta cuenta de ahorros se debe a que no te cobraban comisiones, te daban una alta rentabilidad (que ha ido descendiendo con el tiempo, como veremos a continuación) y no te obligaban a cambiar de banco.

A comienzos del año 2000, el sistema bancario español era bastante rígido y sus productos muy similares los unos de los otros. Normalmente, las entidades basaban su estrategia en la cercanía con el cliente, y esto les bastaba para la fidelización. Sin embargo, ING supo ver antes que nadie que las cosas estaban a punto de cambiar y que la flexibilidad iba a ser un elemento diferenciador en el sector, donde el cliente joven iba a entrar con mucha fuerza y tendría la capacidad de elegir productos que le aportaran valor y, sobre todo, que no les exigiera mucho compromiso.

El éxito de la Cuenta Naranja

Uno de los aspectos que más sorprendieron cuando ING apareció en España es que no tenía sucursales para sacar dinero, aunque luego ha abierto algunas en ciertas ciudades. Esto respondía a los nuevos hábitos de los clientes bancarios que no tenían ni tiempo ni ganas de pasarse por una oficina, salvo que fuera estrictamente necesario.

Así que, toda esta revolución que supuso ING y la Cuenta Naranja en el mercado español fue acogida con agrado. El producto funcionaba muy bien, era muy fácil abrir la cuenta, controlabas tu rentabilidad vía online, de forma sencilla y tenías tu dinero disponible rápidamente, si lo necesitabas.

Hoy en día, abrirte una cuenta naranja es sencillo y solo te lleva cinco minutos. Sigue estos pasos:

  1. Dirígete a la web de ING y rellena el formulario online con los datos personales. Piensa en tu clave de seguridad para acceder a tu cuenta, tiene que estar compuesta por seis números.
  2. Tienes que subir la documentación que te piden. En este momento ya puedes utilizar tu clave de seguridad para hacerlo.
  3. Ingresa una cantidad, que puede ser cualquier importe y que verás en tu cuenta una vez que aprueben tu solicitud. Esta operación puedes hacerla mediante una transferencia o poniendo un número de cuenta, ING hará la gestión por ti.
  4. Un mensajero te entregará de forma gratuita la documentación donde tú elijas y, a cambio, le tendrás que dar una copia de tu DNI. A partir de este momento, la cuenta estará totalmente activada y comenzará la rentabilidad que esté vigente en ese momento.

Características

Como hemos dicho antes, la principal característica de este producto es su flexibilidad, además de la facilidad a la hora de gestionarla. Se puede abrir una cuenta en cinco minutos y no te cobran ningún gasto por la transferencia o por el envío de documentación, como sí pasa con otras entidades.

Has de saber que se trata de una cuenta de ahorro, por lo que no tendrás ninguna tarjeta vinculada y, por tanto, no podrás sacar dinero físico de ella. Tampoco puedes domiciliar recibos ni hacer pagos online, para eso, ING tiene la Cuenta Nómina, a la que puedes asociarla para que, de forma automática, se hagan transferencias de dinero mensuales, con el objetivo de que ahorres sin que tengas que estar preocupándote por su gestión.

Si, en un momento dado, necesitas disponer del dinero, puedes hacer una transferencia (gratuita) a tu cuenta nómina o a otro banco. La diferencia es que, si lo realizas entre productos de ING, el dinero lo tienes de forma inmediata; sin embargo, si lo haces a otra entidad, puede tardar más tiempo.

Con respecto a los ingresos, puedes hacerlo de dos maneras. Por una parte, puedes ordenar una trasferencia desde otro banco hacia la Cuenta Naranja. Ten en cuenta que la entidad de origen podría cobrarte una comisión. Por otra parte, puedes entregar un cheque con el importe que quieras en cualquiera de las oficinas de ING, o enviarlo por correo. De esta manera, tendrás el dinero en tu cuenta de ahorros en dos días hábiles desde que se recibe el cheque.

Ten en cuenta que, como una de las grandes ventajas de esta cuenta es que no cobran comisiones, tampoco lo harán por ingreso de cheques, ni por el mantenimiento, ni siquiera por ordenar transferencias urgentes. En cuanto a los puntos menos interesantes para destacar, conviene señalar que la rentabilidad no ha dejado de reducirse con el tiempo. Actualmente, solo tiene el 0,01 % TAE, eso sí, podrás retirar el dinero que necesites sin perder el rendimiento conseguido hasta ese momento.

Asesoramiento personalizado

De un tiempo a esta parte, ING Cuenta Naranja tiene ofrece también un asesoramiento digital «personalizado» para que puedas sacarle más provecho a tu dinero. Bajo el nombre de My Money Coach, este nuevo servicio del banco holandés aprovecha la existencia de una cuenta de ahorros para asesorar al cliente sobre ciertos productos de inversión de su cartera.

ING es el primer banco que ofrece este tipo de asesoramiento a sus clientes, además, lo hacen utilizando su principal aliado todos estos años: Internet. Realmente, este asesoramiento es una guía que explica al cliente cómo puede hacer una gestión más eficiente de su economía, con propuestas de inversión y ahorro muy personalizados.

Es un servicio totalmente gratuito en el que el cliente tiene que responder, en primer lugar, a unas preguntas. Esto será la base que servirá al gestor para marcarle unas pautas con las que lograr su objetivo, aunque no es nada obligatorio y es el usuario quien decide si comienza el plan y cuánto es el mejor momento. El agente solo cumple una mera función de acompañamiento para evitar que se aleje del objetivo marcado.

Requisitos de la Cuenta Naranja

Como hemos visto anteriormente, este producto tiene como principal característica la flexibilidad, por lo que realmente no son muy exigentes a la hora de abrir una cuenta de estas características. Los requisitos son mínimos, pero los hay, veamos cuáles son;

  • Con respecto al documento de identidad. Si eres ciudadano español, necesitarás mostrar tu DNI, si eres comunitario, tener el pasaporte vigente o el documento de tu país. Si tu nacionalidad es de terceros países, pero resides en España, tendrás que presentar la tarjeta de residencia y esta no tiene que estar caducada.
  • Con respecto a los ingresos. La cuenta naranja es una cuenta de ahorro, por lo que no necesitas tener una nómina o hacer ingresos recurrentes. Puedes meter la cantidad que quieras y cuando tú quieras.

Si tienes alguna duda de si este producto te gustará o no, no está de más que busques por Internet las opiniones de usuarios, aquí tienes algunas:

  • «Banco de diez. Atención al cliente, arreglar problemas, cero comisiones, estoy desde 2005. Los mejores en todo. Ya sé que antes daban más, pero, ¿quién da más? Nunca me iré de ING».
  • «El mejor Banco, con diferencia. Si me lo quiere rebatir, deme argumentos sólidos. Quizá me haga cambiar de opinión, aunque me temo que lo tendrá algo difícil. Claro que la rentabilidad es inexistente, pero lo compensa con la casi nula existencia de comisiones. Las gallinas que entran por las que salen…»

Novedades 2019 en la Cuenta Naranja ING

En 2019, ING ha estrenado pocas novedades en su Cuenta Naranja. Como cada año, ha enviado a los clientes un informe personalizado con datos sobre intereses y gastos que hayan tenido a lo largo de 2018, para que estén informados al detalle de sus gestiones y también de cara a la declaración de la renta.

Esta información está desglosada por productos y es una manera muy sencilla de que se vea cuáles son las ventajas que has obtenido por ser cliente del banco, sobre todo en materia de rentabilidad.

Y hablando de rentabilidad, en agosto de 2018, la cuenta disminuyó sus intereses al 0,01 % TAE actual, como ya hemos indicado, y no se han vuelto a anunciar modificaciones. Esto no significa que, a mitad de año, vuelva a haber cambios, habrá que estar atentos.

¿Posible Plan Amigo de ING para la Cuenta Naranja?

Dentro de las campañas de marketing más interesantes para atraer nuevos clientes de la compañía se encuentra el Plan Amigo, que se activó a principios de año para la Cuenta Nómina y que duró hasta finales de febrero. Esto quiere decir que es muy probable que se lance para la Cuenta Naranja en los próximos meses, el único inconveniente es que hay que mirar las notificaciones del banco para enterarte, ya que es difícil saberlo de otra forma.

El Plan Amigo consiste en premiar con 50 euros a aquellos clientes que traigan a un amigo y se abran una cuenta, este nuevo cliente también obtendrá 50 euros de recompensa. Hay un límite, eso sí, y es que «solo» puedes invitar a 10 contactos, lo que supondría para ti 500 euros de ganancias.

Evolución de la rentabilidad de la Cuenta Naranja de ING

A mediados del año 2007, la entidad anunciaba que subía el tipo de interés de su Cuenta Naranja hasta el 4 % TAE, alcanzado una cima histórica y dejando con la boca abierta a clientes y competencia. Sobre todo, porque se trataba de la cuarta subida consecutiva de la rentabilidad de los ahorradores y esto pocas veces se había visto en nuestro país.

Otra sorpresa que acompañaba a este incremento es que no se trataba de una acción de marketing promocional para los nuevos clientes, como muchos pensaron en su día, sino que también afectaba a los clientes antiguos. La promoción se aplicaba a los nuevos ingresos que se efectuaran desde el anuncio y no tenía letra pequeña, es decir, no había que ingresar una cantidad mínima o máxima.

ING innovó en el entorno financiero

ING hizo una apuesta arriesgada, ya que a principios de ese mismo año la cuenta ofrecía una rentabilidad del 3 % TAE, y la subida de un punto en seis meses la puso en boca de pequeños y grandes ahorradores. Esto le permitió ponerse a la cabeza de los productos más interesantes del mercado financiero y, por aquel entonces, ya tenían un millón y medio de clientes en nuestro país.

La otra cara de la moneda es que, a mediados de 2018, la entidad comunicaba a sus clientes que la rentabilidad de su producto estrella volvía a bajar. Hasta entonces, se mantenía en el 0,05 % TAE, y este nuevo descenso fue considerado por muchos como un auténtico golpe de gracia que hacía perder el atractivo del producto. Sin embargo, era un movimiento necesario, ya que se vio afectada por la bajada de los tipos oficiales de interés de toda la zona euro que, en marzo de 2016 ya se situó en el 0 %. Muchos bancos comenzaron, entonces, a ajustar la remuneración que daban a sus clientes e ING no fue una excepción.

Rentabilidad y beneficios para sus clientes

En conclusión, en 1999 el banco holandés aterrizó en España con el que, a día de hoy, es el producto más popular de su cartera: la Cuenta Naranja. Entre sus atractivos destacaban que no tenía ninguna comisión, era muy sencillo abrirla y ofrecía una gran rentabilidad. De hecho, el tipo de interés llegó al 4 % TAE en el año 2017.

Los clientes comenzaron a llegar atraídos por unas condiciones nunca vistas hasta ahora en el mercado bancario español. Es más, la estrategia comercial de ING ha sido pionera en cuanto a la digitalización de la banca y a la manera en que se relacionan ahora mismo las entidades y sus clientes, que apuestan más por las soluciones telemáticas frente al modelo tradicional y presencial.

La Cuenta Naranja ha perdido rentabilidad con el tiempo, situándose actualmente en el 0,01 % TAE, consecuencia de una reestructuración a nivel europeo, pero sigue siendo muy atractiva. En compensación, ING ofrece a sus clientes una información clara y sencilla de la gestión de su dinero y pone a su disposición un asesoramiento gratuito para que los usuarios hagan una hoja de ruta para ahorrar más y sacar el máximo beneficio de su economía.