Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
pedir un minicredito
17 Mar 2018

¿Bajo qué circunstancias es mejor pedir un minicredito?

/
Etiquetas

El minicredito es un producto financiero que se ha puesto de moda. Pero no se trata, en este caso, de una moda pasajera, sino de la respuesta a unas necesidades de financiación más que evidentes. Unas necesidades de financiación que ya no pueden ser satisfechas por los bancos de toda la vida con la misma efectividad que hace años.

Te contamos, en las siguientes líneas, cómo los minicréditos se han hecho con unas cuotas de mercado tan importantes.

El minicredito es la solución de financiación que estabas buscando

Para entender por qué han aumentado tanto los anuncios de minicréditos que se emiten en los medios de comunicación como las peticiones de estos que se solicitan a las empresas de intermediación, vale la pena que te pongas en el contexto de estos incrementos.

Imagina que, una vez comprobados los primeros síntomas de recuperación de la crisis económica que padecemos desde 2008, deseas acceder a un crédito (ni siquiera se trata de una línea) para afrontar unas obras que sirvan para acondicionar tu hogar.

Sin embargo, te sorprende el escepticismo del Departamento de Riesgos del banco del cual has sido cliente desde hace muchos años. No es nada personal, ya que los responsables de evaluar los riesgos, seguramente, te hubieran concedido ese crédito hace unos años. Pero la intervención política asociada al rescate de los bancos les obliga a endurecer las condiciones de concesión de sus productos financieros.

También es posible que, con un poco de tiempo, puedas reunir todas las condiciones que la entidad te exige (aval, nómina, no aparecer en los censos de ASNEF o RAI…); pero ya has planificado la reforma en unos plazos y, por los trastornos que te supondrían sus cambios, no quieres tener que retrasarla.

Necesitas, por tanto, el dinero con urgencia; y, en estas condiciones, esa inmediatez solo te la pueden garantizar los minicréditos.

Más situaciones en las que puedes preferir un mini credito

Ya has visto un caso práctico en el que te demostramos las ventajas de apostar por los microcréditos, pero hay más contextos en los que te pueden venir muy bien. Toma nota de ellos:

  • Te han puesto una multa de tráfico y su importe puede ser rebajado o puedes evitar el pago de los intereses de demora si la abonas tan pronto como te resulte posible hacerlo.
  • Has visto una oferta para el viaje familiar que deseas hacer en verano o la matriculación en un curso de inglés que querías realizar. Sin embargo, se trata de promociones a las que les queda una semana de duración.
  • Necesitas fondos para acometer una reforma sin la que no podrás abrir una nueva sede de tu negocio, lo que te hace perder dinero.

En definitiva, apuesta por el mini credito para las necesidades económicas puntuales y evita el sobreendeudamiento.

Deja un comentario