Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Dinero Rapido Finanzas Personales
16 Ago 2019

Cómo Conseguir Dinero Rapido Sin Perjudicar A Tus Finanzas

En situaciones en las que nos enfrentamos a una emergencia económica y no disponemos del líquido necesario para hacerle frente, recurrir a los préstamos de dinero rapido puede darnos una solución instantánea. Aunque estos créditos sean muy útiles para salvarte de un apuro, financieramente no están exentos de riesgos para quien los solicita. Por ello hemos elaborado esta guía que te ayudará a solicitarlos sin perjudicar tus finanzas

Precisamente, por este motivo, antes, durante y después de solicitar dinero rapido online, es muy importante someter tu economía a un control exhaustivo y trazar un plan de viabilidad que te permita salir airoso de la situación y evitar entrar en una espiral de endeudamiento.

Antes de solicitar el dinero rápido

La facilidad con la que se puede solicitar dinero rápido online puede hacernos caer en la impulsividad de pedir el préstamo sin tener muy claro cómo lo vamos a pagar y sin saber si nos compensa esperar unos días a recibir la nómina. Debido a que el proceso de solicitud y aprobación es muy rápido, dedicar un momento a plantearse las siguientes preguntas antes de comenzar tu solicitud será de gran utilidad.

¿Para qué necesito el dinero?

Esta pregunta parece simple, pero adquirir cosas con financiación hace que el precio que paguemos por ellas no sea su valor de mercado, sino el precio de venta más los intereses. Por este motivo, solicitar dinero rápido online solo debe estar justificado cuando el gasto es completamente necesario y no puede aplazarse en el tiempo. Son realmente urgentes situaciones como:

  • Una avería grave en el coche que utilizas para ir a trabajar.
  • Una reparación urgente en casa.
  • La sustitución de un objeto de primera necesidad como el frigorífico.
  • Un viaje urgente de última hora para ir a visitar a un miembro de la familia con problemas de salud.

Sin embargo, el préstamo se puede aplazar cuando se necesita el dinero para:

  • Irse de compras.
  • Irse de vacaciones.
  • Pagar otros créditos.
  • Cualquier otro tipo de situaciones donde lo que vayas a comprar sea prescindible o pueda esperar.

¿Cuánto dinero rapido necesitas exactamente?

Debido al tipo de interés tan alto que se paga en este tipo de préstamos, es recomendable pedir prestada la cantidad de dinero mínima imprescindible. Cuanto mayor sea la cantidad, más intereses deberás de pagar y más trabajo te costará devolver el crédito.

¿Cuándo voy a poder pagar el dinero de vuelta?

Otro de los factores que influyen a la hora de calcular el precio que se paga por un crédito (los intereses) es el tiempo en que se tarda en devolver el dinero. Al igual que ocurre con la cantidad solicitada, debes intentar mantener el tiempo bajo mínimos. No obstante, es importante que en la previsión seas realista y no te pongas plazos demasiado cortos que no puedas cumplir, ya que las comisiones por impago son mucho más elevadas que los ya de por sí altos intereses.

¿Cómo voy a pagar el dinero de vuelta?

Todo depende de la situación concreta en la que te encuentres, pero es importante que, sabiendo que no tienes el dinero en la actualidad, elabores una estrategia para tener la cantidad solicitada más los intereses en la fecha de devolución ¿Te va a llegar el dinero solo a base de recortar gastos o vas a necesitar un extra? Si vas a necesitar dinero extra, ¿cómo lo vas a conseguir? ¿Esperas recibir una paga extraordinaria o vas a trabajar horas extra para conseguir el dinero?

Es extremadamente importante que, antes de lanzarte a pedir dinero rápido online, tengas un plan de pago perfectamente elaborado y que te permita saber con precisión cómo vas a conseguir devolverlo a tiempo a la vez que no dejas de pagar tus otros gastos esenciales como la comida, el alquiler, la hipoteca, etc. Para ello te puedes ayudar de presupuestos, donde te permitas gastar una cantidad determinada cada día o cada semana y así mantener tus finanzas bajo control.

Si tienes dudas sobre si vas a poder pagarlo íntegramente a tiempo, es mejor que contemples otras posibilidades como solicitar un adelanto en el trabajo o poner a la venta objetos de valor como joyas, equipos electrónicos, etc. El principal riesgo de estos créditos es caer en un ciclo de impago, donde a los ya de por sí altos intereses se añadan gastos y comisiones extraordinarias.

¿Qué otras maneras de conseguir financiación tengo?

También es importante que pienses en las alternativas que tienes a la hora de conseguir financiación y tiendas a recurrir a las más baratas antes que a las más caras. Si ya sabes cuánto dinero necesitas y cómo vas a poder pagarlo de vuelta, igual es el momento de recurrir a familiares y amigos que puedan prestártelo. Si es así, acudir a ellos con un plan en el que no solo les expliques cuánto necesitas y por qué, sino cómo se lo vas a pagar te ayudará a convencerles. Todos somos mucho más propensos a prestar algo cuando tenemos una fecha de devolución y un plan para conseguirlo que cuando no sabemos cómo y cuándo nos lo van a devolver.

Si no puedes recurrir a la financiación gratuita de familiares y amigos, el siguiente recurso deberá ser un banco. El precio de los préstamos personales en el sistema bancario es muchísimo más económico que con los créditos rápidos online. No obstante, si no dispones de cuenta corriente, careces de nómina o estás incluido en el ASNEF, es posible que un banco tradicional no te conceda el crédito.

Otra opción es intentarlo a través de la tarjeta de crédito. Aunque tengas que aplazar los pagos al mes siguiente, los intereses que te cobrará una tarjeta de crédito serán siempre mucho menores que con los créditos de dinero rápido.

Si ninguna de las opciones anteriores es posible, entonces es el momento de recurrir a los créditos online por Internet.

¿Cuándo no debes solicitar un minicrédito online?

Hay situaciones en las que solicitar un minicrédito online es una apuesta arriesgada que puede comprometer la salud financiera de tu hogar, cayendo en una espiral de deudas de la que te resultará muy difícil salir. Nunca solicites dinero rápido online si:

  • Ya tienes otros créditos abiertos.
  • No consigues llegar a fin de mes.
  • Necesitas el dinero para pagar las letras de otros créditos u otro crédito de dinero rápido.
  • No tienes la certeza que vas a poder devolver el dinero en su totalidad a tiempo.
  • Quieres el dinero para comprar cosas que no son de absoluta primera necesidad.

Una vez recibas el dinero rapido online

Recibir el dinero rápido online será un proceso muy sencillo por el que, a través de un formulario en línea, rellenarás tu solicitud. A los pocos minutos recibirás contestación por parte de la empresa financiera que, en caso de ser positiva, también incluirá el contrato adjunto con todas las condiciones. Es importante que antes de devolverlo firmado revises bien todas las cláusulas, te asegures que entiendes bien las condiciones y que tu plan de acción se ajusta al contrato.

Cuando la empresa recibe el contrato firmado, hará la transferencia de inmediato y tendrás el dinero cargado en tu cuenta en las próximas 24 / 48 horas.

Una vez que recibas el dinero rápido, ten muy claro los plazos de devolución, así como el montante a devolver del préstamo. Tendrás que ponerte manos a la obra y ajustarte al plan que has trazado antes de pedir la financiación exprés, manteniendo los gastos bajo mínimos y maximizando, en la medida de lo posible, los ingresos.

Es aconsejable que mantengas un control diario de los gastos y que, al menos una vez a la semana, te sientes a calcular los gastos que has tenido y los compares con tu presupuesto. Si has gastado por debajo de lo esperado, no gastes ese remanente hasta que consigas tener acumulada toda la cantidad a devolver. Siempre pueden surgir imprevistos que dificulten el proceso, por lo que contar con algo de margen puede ser de gran ayuda.

Si estás gastando más de lo establecido en tu presupuesto semanal es importante que reajustes tu plan y te hagas las siguientes preguntas: ¿hay gastos que pueda reducir?, ¿puedo mejorar esta previsión para acercarme más a mi objetivo? Si la respuesta a estas preguntas es no, es importante que intentes encontrar fuentes de ingresos extra. Haciendo horas de trabajo extraordinario o vendiendo objetos de valor que no necesitas podrás conseguir ese dinero que te falta para poder cerrar el préstamo sin atrasos ni complicaciones.

Debido a que el dinero rápido se suele devolver en periodos cortos de tiempo, es importante recordar que la contención del gasto en todas aquellas partidas que no sean imprescindibles será de gran ayuda y no durará para siempre si se paga todo a tiempo. De esta manera, resultará más fácil mantener la motivación. Si no se logra devolver el dinero a tiempo, el problema se puede agrandar e implicar una reducción del gasto mucho mayor durante más tiempo.

Después de liquidar el mini préstamo

Una vez consigas amortizar el mini préstamo con éxito es importante que revises tus finanzas, tu relación con el gasto y el ahorro, así como las razones por las que has necesitado recurrir a este tipo de financiación. Especialmente, si tienes que recurrir a este tipo de préstamos con cierta regularidad es importante que realices una serie de ajustes en tus gastos para intentar salir de este ciclo en el que estás gastando mucho dinero.

Para conseguir mejorar tu situación financiera es muy importante que, al igual que has hecho para pagar el préstamo inmediato, elabores un presupuesto con los gastos fijos, los extraordinarios y destines algo al ahorro. Adquirir esta costumbre y destinar una cantidad mensual para imprevistos, conseguirá que poco a poco consigas construir un fondo de emergencia que te ayude a no tener que recurrir a este tipo de ayuda financiera en un futuro.

No olvides que, debido a su tipo de interés más alto, los créditos urgentes son un sistema de financiación muy arriesgado que pueden hacer que caigas en un ciclo de préstamo tras préstamo donde nunca liquides el principal y solamente pagues intereses. Precisamente, por ese motivo no es la financiación adecuada para pagar los básicos del día a día como facturas atrasadas, el alquiler, la hipoteca o los gastos mensuales. Sumando a estos gastos la cantidad elevada de intereses que tienes que devolver, pronto acabarías pagando más intereses que la propia cuantía del préstamo.

Si este es tu caso, lo recomendable es que hagas un estudio de tus ingresos y gastos actuales y los reestructures para permitir liberarte de este ciclo. Tareas simples como presupuestos semanales o llevar un diario de gasto te ayudarán a tener una mayor consciencia de cómo gastas el dinero. No obstante, si sientes que no eres capaz de solucionar la situación por ti mismo, un asesor financiero podrá ayudarte a salir del apuro. Es cierto que esto lleva un coste asociado, pero si comparamos el precio por consulta al de los intereses que estás devengando, este tipo de gasto será una buena inversión, ya que a la larga te ahorrará muchísimo dinero.

Entonces, ¿los préstamos inmediatos son buenos o malos para mi economía?

Utilizados adecuadamente, los préstamos inmediatos son una herramienta excelente para conseguir liquidez sin apenas trámites. Si bien es cierto que, como cualquier producto financiero, conlleva sus riesgos y tiene algunas desventajas, la posibilidad de conseguir dinero rápidamente y con menos garantías aporta una agilidad y flexibilidad que ningún otro préstamo bancario tiene.

Las circunstancias impredecibles y las emergencias no tienen en cuenta nuestra situación económica y eso es lo que hace que este tipo de productos herramientas de innegable utilidad para la salud financiera de los hogares. Dicho esto, siempre debemos ser responsables con la financiación que solicitamos. Con este tipo de préstamos es imprescindible una planificación financiera pulcra que nos ayude a sortear los riesgos que los créditos al instante traen consigo.

Ahora que ya conoces cómo solicitar dinero rápido sin perjudicar a tus finanzas, está en tu mano decidir si este tipo de financiación ágil y sencilla es lo que estás buscando para ayudarte con sus problemas de liquidez.