Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Conseguir 3000 Euros Al Instante
23 Dic 2019

Cómo Lograr Conseguir 3000 Euros Al Instante

Conseguir 3000 al instante no es una utopía a día de hoy. Existen en el mercado numerosos prestamistas que, de una manera transparente y rápida, pueden poner solución a ciertos problemas financieros que te pueden llegar en el peor momento. Una de las principales características de estas operaciones es que apenas se necesita papeleo y son mucho menos exigentes que las entidades financieras tradicionales. Te lo contaremos a lo largo del artículo.

Obstáculos a la hora de conseguir un préstamo

Durante la pasada crisis, muchas fueron las personas que vieron cómo lo perdían todo. Comenzaban perdiendo el empleo y, después, como si de un juego de dominó se tratara, iban cayendo los ingresos, la casa o las ayudas y, lo peor de todo, ninguna entidad financiera les ayudaba económicamente ni les prestaba dinero. Habían caído en un agujero negro del que era prácticamente imposible salir.

Uno de los principales impedimentos que han encontrado las personas con deudas para conseguir financiación es figurar en la lista de morosos, ASNEF, de cuya propietaria es la Asociación Nacional de Establecimientos de Crédito. Esta asociación está formada por multitud de empresas privadas cuyo principal negocio está relacionado con los préstamos. Antes de comenzar cualquier operación de este tipo con sus clientes, lo primero que hacen es mirar si están en el fichero de morosos, en tal caso, se deniega el préstamo.

Pero, ¿por qué los datos de una persona pueden estar en esta lista? Pues siempre porque tenga una deuda con un acreedor, el problema es que no siempre se incluye por motivos justos, muchos pueden estar por ciertas desavenencias con una empresa, porque no sepan que tienen deudas o por cantidades irrisorias cuyo motivo esté todavía planteándose. Además, hasta la entrada en vigor del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, no había una cantidad mínima para ingresar en este registro, a partir de ahora, el mínimo son 50 euros. Las consecuencias de estar en dicho registro son devastadoras, como hemos visto.

Pues bien, a día de hoy, figurar en este registro (u otro) de morosos no es un impedimento para conseguir un préstamo rápido, ya que los prestamistas comprenden que muchos de sus clientes son aquellos que no pueden acceder al crédito por este motivo. Lo que sí es cierto es que pueden establecer un límite máximo de deuda anterior a la hora de hacer operaciones (por ejemplo, no deber más de 2.000 euros a otro acreedor).

Otro de los motivos por lo que las entidades financieras suelen rechazar clientes es porque estos no tienen nómina. Esto quiere decir que gran parte de los ciudadanos estarían fuera de las operaciones, como los pensionistas, jubilados, parados o, incluso, los trabajadores autónomos. Normalmente, una nómina con un contrato fijo es una buena garantía para los bancos a la hora de asegurarse de que van a recuperar el dinero prestado, más los intereses.

Los prestamistas solo te van a pedir que demuestres que tienen ingresos regulares y suficientes para devolver el préstamo, ya sea una pensión, una prestación por desempleo, una paga de cualquier tipo o las últimas facturas de un autónomo. Como ves, lo que se pretende es aligerar los trámites y también asegurarse la devolución, claro está.

Olvídate también de buscar un avalista, ya que hablamos de cantidades muy pequeñas y no te lo van a pedir. Esto es un quebradero de cabeza menos, porque es complicado que alguien nos dé la confianza suficiente como para poner en garantía sus bienes. De esta manera no tenemos que estar pidiendo favores ni dando explicaciones. Tampoco tenemos que poner nuestra casa o nuestros bienes en tela de juicio, lo cual es una tranquilidad para ti y para tu familia.

Cómo solicitar 3000 euros al instante: pasos a seguir

Te preguntarás qué pasos hay que seguir para conseguir 3000 euros lo más rápidamente posible. Aquí te lo explicamos:

1.- En primer lugar, bucea por Internet, compara y examina lo que te ofrecen los diferentes prestamistas y ten muy en cuenta aspectos como el plazo de devolución, el tipo de interés y las consecuencias de no devolver el dinero. Algunos dan una segunda oportunidad y te permiten alargar el pago de la deuda, eso sí, con unos mayores intereses.

2.- Cuando ya te hayas decantado por uno, ve al formulario de inscripción y rellena unas sencillas casillas con tus datos personales.

3.- Ten a mano los siguientes documentos: DNI, ingresos regulares y número de cuenta bancaria. Ten en cuenta que si no resides en España no vas a poder realizar esta operación, ya que la legislación varía en cada país, y tanto el préstamo como la devolución o posible reclamación es más complicada hacerla de forma internacional.

Los ingresos regulares ya los hemos explicado antes y forman parte de la salud de cualquier negocio. Con respecto a la cuenta bancaria, tienes que ser titular de una y coincidir con tu DNI. No vale hacer trampas y poner la cuenta de otra persona, esto es debido también a motivos legales.

4.- Escanea y sube los documentos a la plataforma o envíalos por mail.

5.- Espera unas horas hasta que tu petición sea validada por el equipo financiero y, tan pronto como te den el visto bueno, tendrás los 3000 euros ingresados en tu cuenta corriente.

Al ser una operación realizada por Internet, no tienes que hacerla en una ciudad concreta, perder tiempo desplazándote físicamente, o realizarla en horario de oficina. Puedes ejecutarla las 24 horas del día, eso sí, el equipo que te la valida sí tiene unos horarios, por lo que es mejor hacerlo cuando ellos estén trabajando, será todo más ágil y rápido.

La «letra pequeña» de los préstamos personales

Como todo negocio financiero, estas operaciones tienen unos indicadores que has de tener en cuenta porque van a afectar mucho en cómo y cuánto dinero vas a pagar en intereses. Hablamos del TIN y el TAE, y ambos están relacionados con el precio del dinero.

Indicador TIN

El tipo de Interés Nominal (TIN) es la cantidad que vas a pagar de más a la entidad prestamista a cambio de que te deje dinero. También es utilizado por los bancos con la mayoría de productos, ya sean préstamos, hipotecas, depósitos, etc. Este porcentaje es menor siempre que el TAE, pero es meramente informativo y a la hora de comparar diferentes precios es mejor el TAE. Lo explicamos a continuación.

Un ejemplo de cómo se calcula el TIN para un producto como una hipoteca es sumando el euríbor más el diferencial, mostrando el coste efectivo de dicha hipoteca, pero sin tener en cuenta nada más y puede variar con el tiempo.

Indicador TAE

La Tasa Anual Equivalente (TAE) consiste en una fórmula matemática en la que se suman el TIN o tipo de interés equivalente de la operación, las comisiones que cobra la entidad en caso de cancelación, los gastos asociados a la operación, la comisión de apertura (si la hubiera) y la frecuencia con la que van a devolver el dinero (que puede variar sustancialmente en función de la cantidad o el tipo de prestamista).

Se trata de una tasa anual más completa que el TIN y más alta también, pero que te dará una visión más certera de lo que te va a costar el préstamo. Aunque si solo vas a pedir 3000 no vas a tener gastos asociados, como el notario o la gestoría. Cuando hablamos de cantidades mayores sí lo vas a necesitar, y has de saber que esto no se incluye en el TAE.

Ambas tasas es obligatorio que consten en los contratos, la información previa e, incluso, en la publicidad de los productos. La ley obliga a los prestamistas a que sean transparentes y claros con estos datos, por lo que si no lo ves cuando estás mirando por Internet, no te fíes y continúa con el siguiente.

Los plazos de devolución

Todos queremos pagar lo menos posible cada mes, pero has de tener en cuenta que cuanto más tardes en devolver lo prestado, más vas a pagar de intereses. Lo ideal sería buscar un equilibrio, de manera que saldes la deuda lo antes posible, pero sin vivir asfixiado económicamente. La buena noticia es que los prestamistas son muy flexibles en este punto y te darán muchas opciones de devolución para que escojas la que más se adecúe a tus necesidades.

En algunas ocasiones, te permitirán modificar estos plazos de devolución, por ejemplo, hacer una amortización y saldar la deuda de una vez, pero seguramente te cobren una comisión. Entérate antes de hacerlo.

En definitiva, conseguir 3000 euros al instante es fácil y cómodo si acudes a un prestamista. Como todos los trámites se realizan online, la gestión suele ser muy rápida (hablamos de horas) y el papeleo tampoco te va a suponer ningún problema. Demuestra que vives en España con el DNI y una cuenta bancaria del que seas titular, y presenta los ingresos regulares que tengas, de esta manera, se asegurarán de que puedes devolver el dinero prestado. Esto es todo. Y, si estás en el ASNEF, tampoco es un impedimento para llevar a término esta operación.