Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Cuál Es El Mejor Prestamo Personal
10 Dic 2019

¿Cómo Saber Cuál Es El Mejor Prestamo Personal?

Algunas veces ,parece difícil saber elegir el mejor prestamo personal. Pero esto no tiene por qué ser así si conoces sus características, o cómo escoger uno que de verdad sea seguro. Además, el crédito ideal para ti también dependerá del momento en el que lo elijas y del fin con el que lo vayas a utilizar.

Características del mejor préstamo personal

Los mejores préstamos personales para ti son fáciles de elegir si sabes cómo. A continuación, te mostramos las características que pueden tener para que puedas guiarte sobre cuál es mejor para ti.

1. ¿Necesitas rapidez?

Los préstamos personales de las entidades financieras prestamistas se suelen conceder de manera muy rápida, aunque al igual que todas las características, esto dependerá de la empresa en sí. Si lo que necesitas es un préstamo con mucha urgencia, te recomendamos que compares páginas webs para mirar cuál es el que más rápido se te va a dar y cuál te conviene más en torno a ello. Un préstamo personal se te concederá normalmente en un plazo de entre 15 minutos y 48 horas como mucho.

Aun así, observa las características del mismo y los requisitos que cada página te pide para hacer tú mismo la balanza de cuál será de verdad más rápido y que no se te dispare por ello el precio de los intereses. Es decir, por ejemplo, de nada sirve que un préstamo se te conceda en 15 minutos si se te pide el doble de requisitos que en otras páginas web. Por ello, tendrás que mirarlo cuidadosamente.

2. Préstamos estando en ASNEF

Si estás en ASNEF o en un listado similar, también tendrás que mirar qué empresa prestamista te conviene más. Normalmente todas las empresas financieras privadas de este tipo te conceden préstamos estando en ASNEF. Sin embargo, a veces se te pedirá por ello un requisito extra como un mínimo de ingresos, el cual oscilará normalmente entre 400 y 800 € (cuando se te pida).

Cuando compares préstamos, observa dentro de las que te permiten obtener un préstamo estando en ASNEF cuáles son las que tienen el tipo de interés más bajo y cuántos requisitos extra se te piden, así como si puedes cumplirlos. Puede ser que te pidan, por ejemplo, esa solvencia mencionada, o que debas tener la nacionalidad española y no solo la residencia, por cuestiones legales, o que se te limite la cantidad a solicitar, etc.

La ventaja es que ni siquiera estando en ASNEF se te preguntará para qué quieres el dinero, ya que se considera que esto pertenece a tu esfera personal. Tampoco se te pedirá ningún tipo de aval de otra persona ni de garantía adicional. Tú eres el responsable de tu préstamo. Eso sí, con tus bienes presentes y futuros.

3. Préstamos si no tienes nómina

Si no tienes nómina tampoco habrá problema, ya que no exigir nómina es una de las características que más hacen destacar a los préstamos personales. No obstante, esto es así mientras estemos hablando de los préstamos personales de entidades financieras privadas. Si no tienes nómina, no pasará nada, pero los préstamos personales de las entidades bancarias tradicionales no son para ti.

Cuando vas a solicitar un préstamo personal a una entidad financiera privada se te pedirán unos ingresos regulares, pero estos no tienen que proceder de una nómina. Si eres pensionista, si eres beneficiario de una beca, si eres autónomo o si estás cobrando el paro, ya tendrás unos ingresos regulares de los cuales tendrás que aportar una justificación. Por esta razón es por la que a veces hay entidades que exigen un mínimo de ingresos, aunque a decir verdad son las que menos.

Para mirar cuál es tu mejor crédito personal si no tienes nómina, observa en cuáles se piden dichos ingresos mínimos y en cuáles no, o si se ofrece alguna ventaja según tu situación (por ejemplo, ventajas para autónomos). También, como te hemos dicho en los párrafos anteriores, mira el tipo de interés y compara el precio de todos ellos para elegir cuál te conviene más.

4. Comprueba que la entidad prestamista sea segura

Hoy en día, con Internet es muy fácil comprobar si una entidad prestamista es segura o no. Todas ellas están sometidas a una estricta regulación legal. No obstante, en ocasiones hay páginas webs falsas y hay que saber detectarlas. El primer paso es comprobar el nombre de la empresa por la red, ya que ahí te saldrán críticas buenas o malas al respecto que te orientarán muy bien sobre todas ellas.

Más tarde, te recomendamos que mires que los términos y condiciones estén a la vista lo suficiente, que observes la apariencia externa como el hecho de que no tenga faltas de ortografía y que compruebes que es una página http y no HTML. Esto último es sencillo, tan solo tendrás que comprobar que al lado de la barra de dirección hay un candado. Si esto es así, podrás estar seguro de la página web y de que tus datos están encriptados y no hay un tercer observador pudiendo ver cómo los rellenas.

5. Utiliza un comparador de préstamos

En casi todos los apartados te hemos recomendado que, ante todo, de acuerdo con tu situación personal, compares cuáles préstamos son mejores. Te recomendamos que para ello utilices un comparador de préstamos que además pueda simular cuánto te va a costar mes a mes el préstamo según la cantidad que quieras obtener y según los intereses que ponga la empresa prestamista.

Para solicitar el mejor préstamo personal, tan solo necesitarás ser mayor de edad, ser español o tener la residencia, tener unos ingresos regulares y ser poseedor de un correo electrónico con el que comunicarte con la empresa y al que enviarte el contrato, así como los términos y condiciones.

Si cumples esto y tienes una cuenta bancaria a tu nombre para que se te envíe el dinero y al que se te cobre el préstamo personal, ya puedes lanzarte a buscar la mejor financiación para ti. Comprueba bien todas las características mencionadas, pues hay empresas que si es la primera vez que contratas su producto no te cobrarán intereses.