Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
los Prestamos rapidos con ASNEF
13 Ene 2019

Cómo son Posibles los Prestamos rapidos con ASNEF

Es probable que actualmente necesites un préstamo para hacer frente a unos pequeños gastos y poder empezar 2019 sin esa deuda que no sabes cómo quitarte de encima. Lo que pasa es que te encuentras registrado en ASNEF y no sabes cómo conseguir uno. Desde Bonsai Finance te decimos que no te preocupes, ya que es posible solicitar prestamos rapidos con ASNEF.

¿Qué es ASNEF?

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF) es una organización encargada de gestionar, actualizar y administrar una lista con la identidad de personas que no han pagado alguna deuda en concreto. Es decir, formar parte de esta lista supone haber incumplido una obligación económica con alguna empresa o entidad.

Es importante saber si se pertenece a esta lista o no; además, el acceso a la misma puede realizarse en su propia página web, lo que soluciona tal duda en el momento a la persona que esté interesada.

¿Por qué puedes solicitar un préstamo estando en esta situación?

Normalmente, las entidades bancarias, a la hora de conceder un crédito o préstamo, revisan la lista anteriormente mencionada y confirman si estás dentro o no en ella, debido a que no están dispuestos a comprometerse económicamente con alguien que acredita no cumplir otros compromisos.

Sin embargo, existen entidades online que llevan a cabo este tipo de actividades financieras sin ser un banco ni seguir las mismas políticas. Las compañías encargadas de ofrecer préstamos de manera virtual saben que en ocasiones se viven situaciones que no terminan de controlarse del todo y, a veces, sin que esta sea la intención, surgen problemas.

Por todo ello, no es justo que a estas personas se les niegue una ayuda momentánea que puedan necesitar para hacer frente a una factura o una emergencia médica o, incluso, para pagar la deuda que les permita salir de ASNEF.

Características de un préstamo rápido

Sin embargo, los préstamos rápidos que se solicitan en estas situaciones tienen ciertas características que determinan la singularidad de los mismos. A continuación, expondremos dichos rasgos para que puedas conocerlos al detalle antes de solicitar uno de ellos.

Se trata de préstamos que aportan cantidades de dinero no muy elevadas. Su principal función y la intención con la que están diseñados es que la persona interesada solvente un problema económico al momento. Normalmente, la cantidad máxima de estos préstamos es de 800 euros.

Los plazos de devolución fácilmente se adapten a ti, ya que te dan la oportunidad de elegir cuándo quieres devolverlo. Aunque, al tratarse de una cantidad de dinero pequeña, dichos plazos irán conforme al presupuesto solicitado.

Se tramitan vía online. Puedes solicitar uno desde tu propia casa, lo que supone una serie de ventajas, como alejarse de los trámites burocráticos y mantener el anonimato. Nadie tiene por qué saber que estás en ASNEF.

Recibirás el dinero en cuestión de horas o, incluso, minutos si cumples los requisitos exigidos para poder solicitarlo y este es aceptado por la entidad financiera. En el siguiente punto conocerás qué es lo que debes cumplir para poder realizar esta gestión. Tampoco se requiere un avalista para poder suscribir uno de estos préstamos.

Requisitos para solicitar un préstamo con ASNEF

Pese a que puedes solicitar un préstamo estando inscrito en la lista de ASNEF, es importante que sepas que existen ciertas restricciones que deben respetarse por seguridad de la entidad financiera para que supongan una garantía para la empresa que va a ayudarte.

Debes ser mayor de edad y tener menos de 65 años para poder solicitar este préstamo rápido online. En algunas entidades, la edad mínima se eleva a 21, pero no es lo habitual.

No importa tu nacionalidad de origen, pero sí que tengas un documento que certifique que resides en España y este se encuentre actualizado.

Has de tener una cuenta corriente a tu nombre. En dicha cuenta debe haber ingresos de forma regular aunque no tienen por qué proceder de una nómina. Cualquier tipo de ingreso económico que pueda certificar que puedes hacerte cargo del pago del préstamo es válido.

Debes facilitar un número de teléfono o un email de contacto que permita la comunicación entre la entidad financiera y tú. Debes estar disponible por si surge cualquier duda durante el proceso de aceptación.

Como puedes ver, se trata de requisitos sencillos que pueden cumplirse con facilidad. Si consigues cumplirlos, solo tendrás que rellenar el formulario de petición y diseñar el tipo de préstamo que vas a solicitar.

Devolución del préstamo

Cuando ya te encuentres en la plataforma online solicitándolo, tendrás un recuadro explicativo que te informará de forma momentánea de los distintos intereses y de cómo estos pueden variar según la cantidad solicitada y el tiempo que elijas para devolver el préstamo, teniendo un máximo de 6 semanas para ello.

Es cierto que no se trata de mucho tiempo, sin embargo, la cantidad de dinero solicitada es bastante baja, lo que establece una relación entre cifras bastante estable.

Es importante que sepas elegir bien esto porque, a menudo, alargar el plazo al máximo suele significar pagar de más. Si crees que puedes pagarlo con anterioridad, te recomendamos que elijas un periodo de tiempo corto para que no aumenten los intereses.

¿Por qué son importantes los préstamos rápidos estando en ASNEF?

En el momento que te encuentres en esta situación, cualquier entidad financiera va a denegarte un crédito, aunque tengas ingresos regulares de alta cantidad. Estar en ASNEF supone la restricción de una serie de ventajas y ayudas que uno puede solicitar.

Sin embargo, muchas veces cualquier persona puede tener un problema personal de carácter económico que tiene que solucionar de manera al momento si no quiere que ese problema se vea agravado. Siendo conscientes de este detalle, surgen empresas que ayudan financieramente a estas personas para que puedan continuar con su vida de la manera más fácil posible.

Gracias a esto, puedes estar tranquilo, pues sigues teniendo posibilidades para pagar esa multa o esa factura que se te ha ido de las manos o atender la emergencia médica en la que te encuentres; vas a tener un apoyo para hacerlo.

ASNEF: ¿cómo salir de esta situación?

Aunque existan entidades que te ayuden y te ofrezcan un aporte económico, es necesario que conozcas cómo poder salir de esta situación y que no te quedes siempre en esta lista, porque puede traerte problemas si lo vas arrastrando.

Entérate de si estás en ASNEF

Accede a la base de datos de estas listas, que se encuentra en su página oficial, y comprueba si tu nombre se encuentra o no allí. Normalmente, para entrar en una lista de estas características tienes que haber aplazado un pago cuatro meses más allá de su fecha de tramitación.

Sin embargo, este es un requisito mínimo, pues dependiendo de las intenciones de la empresa y de la flexibilidad de la misma puede cambiar.

Averigua cómo salir de ella

Para salir de la lista de ASNEF, tienes varias opciones. Empecemos por las dos primeras:

  • Lo más sencillo es saldar la deuda. Sin embargo, puede ser que esto no sea viable y por eso te encuentres en esta lista.
  • Esperar. El máximo tiempo que una persona puede estar dentro de este fichero es seis años. Una vez expirado este plazo, tu nombre quedará eliminado.

Si no te interesa ninguna de estas opciones, bien sea porque no tienes dinero suficiente para saldar la deuda o bien porque no quieres estar en una lista de morosos durante seis años, la última opción que te queda es contar con la ayuda de un abogado especialista. Podréis conseguir llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Solicita un préstamo con ASNEF

Como ya has visto, independientemente de lo que hagas o no para solucionar tu situación, es sencillo acceder a un préstamo online estando en ASNEF; solo tendrás que cumplir unos requisitos mínimos que te lo permitan.

Si quieres solucionar tu problema económico accediendo a una cantidad máxima de 800 euros, solo necesitas ser mayor de edad y tener una cuenta corriente activa a tu nombre en la que recibas ingresos de forma regular, que no tienen por qué provenir de una nómina laboral.

De esta forma, sin contar con avalista y sin entidades bancarias de por medio, accederás a un acuerdo con tu contratista que podrás solventar en un máximo de 6 semanas.

Muchas veces, debido a encontrarse en una situación comprometida o a enfrentarse a un préstamo de alta cantidad de dinero que suponga también altos intereses, una persona no se atreve a dar este paso. Por estos motivos surgen este tipo de ayudas económicas a base de pequeñas cantidades que facilitan ciertos trámites a personas que necesitan ayuda económica en un momento dado.

En definitiva, solventar problemas del día a día que no han podido evitarse es una situación que puede surgir en cualquier circunstancia, y no hacerse cargo en el momento puede acarrear consecuencias peligrosas.

Por todo ello, en Bonsai Finance queremos que conozcas más acerca de los prestamos rapidos con ASNEF y no tengas reparo en pedir uno.