Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Condiciones Del Prestamo Online
29 Jul 2019

Conoce Las Condiciones Del Prestamo Online

Un prestamo online es la mejor manera de obtener liquidez de manera rápida. Básicamente, se trata de un producto financiero que se gestiona por Internet. Aunque esta primera definición es, por sí misma, válida, no deja de resultar insuficiente cuando de desgranar las características del tipo concreto de préstamo que nos ocupa en este texto se trata.

A continuación profundizamos en las condiciones de los préstamos online. Toma nota.

¿En qué consiste un prestamo online?

Como te habíamos adelantado, hay préstamos que pueden ser tramitados por Internet. Con desiguales ritmos desde que la Red de Redes llegó a nuestras vidas, las entidades financieras han ido ofreciendo sus productos por Internet.

Algunas de ellas lo han hecho debido a que la necesaria modernización de sus estructuras de banco convencional les ha obligado a ello, mientras que para otras, operar online se había convertido en su manera natural de llevar a cabo las gestiones. Son estas entidades de crédito las que, a efectos de los productos financieros que estamos tratando, nos interesan.

No se trata solo de hacer constar que Internet se ha popularizado en el mundo bancario de manera similar a como lo ha hecho en nuestras vidas, sino de resaltar por qué esta herramienta ha servido para relanzar determinados productos financieros.

En las siguientes líneas te aportamos más información acerca de esta transformación del mercado bancario. Presta atención.

Una clase de préstamo que ha ido a más

Antes de que existiera Internet ya había préstamos que trataban de facilitar las condiciones de acceso a sus candidatos. Sin embargo, tenemos que señalar que las condiciones que les ofrecían por estos productos financieros distaban de ser tan favorables como las que actualmente se plantean en los préstamos online.

Los préstamos rápidos, aquellos que se anunciaban en los medios de comunicación para las situaciones urgentes, son los precedentes de los préstamos online. Pero, como hemos avanzado, no vas a tener que pagar tantos intereses por un préstamo online como los que en su día se abonaban por uno de aquellos préstamos rápidos.

Ten en cuenta que nos estamos remitiendo a una época en la que las entidades bancarias tradicionales, con relaciones basadas en la confianza mutua, eran las interlocutoras principales en materia de créditos. A estos préstamos urgentes se recurría en situaciones que podíamos considerar desesperadas, es decir, cuando en la ventanilla de la sucursal bancaria ya no eran receptivos a las peticiones.

Se trataba, por lo tanto, de un mercado marginal y secundario que no gozaba de la mejor reputación entre la masa de clientes de los bancos de toda la vida. No obstante, esta situación iba a cambiar con la llegada a nuestras vidas de Internet.

Por eso vale la pena que analicemos cómo esta herramienta de comunicación ha servido para perfeccionar las condiciones de los productos financieros. Sigue leyendo.

Internet aumenta la calidad del producto

Efectivamente, y esto es así porque favorece que pueda ser visto por mayor cantidad de gente. Sin duda, este incremento de su atractivo permite seguir políticas de escala a quienes lo ofrecen. Nos referimos a que la previsión de una mayor salida en el mercado va a facilitar su presentación con unas condiciones más favorables para la clientela.

Al fin y al cabo, la posibilidad de operar en la red supone una retroalimentación positiva tanto para la oferta como para la demanda. Ten en cuenta que los gastos en publicidad en los que tendrán que invertir los empresarios bancarios para hacer que se conozca el producto van a ser mucho menores que lo que eran antaño.

Desde principios del siglo XXI, la mayoría de la población ha ido incorporando conexión a Internet en sus casas. Esta circunstancia permite acceder a información sobre productos bancarios con total comodidad, es decir, sin depender de los horarios de apertura limitados de ninguna oficina.

De la misma manera que el acceso a esta información es gratuito, su lanzamiento tampoco tiene costes adicionales, salvo que se realicen campañas de publicidad por Internet que requieran inversión. A cualquier hora y desde cualquier lugar pueden comprobarse las características del producto. Así que, si estas son buenas y existen personas interesadas en disponer de financiación de urgencia, no tardarán en coincidir la oferta y la demanda.

Pero las ventajas de estos productos financieros no acaban con esta facilidad de contacto. Estas iban a continuar durante todo el proceso de tramitación de los préstamos. Echa un vistazo a cuáles son.

¿Por qué se caracterizan los préstamos online?

Aparte de que vas a poder encontrarlos en la Red de Redes, no tendrás ningún problema en suscribirlos por este mismo medio. De hecho, Internet está lleno de comparadores de estos productos financieros.

En primer lugar, te recordamos que solicitar un préstamo por Internet supone un ahorro sustancial de dinero y tiempo. Ahorrarás dinero por el hecho de que no vas a tener que gastar en fotocopiar los documentos que solían pedirte a la hora de aprobar o denegar la concesión de un préstamo en los bancos tradicionales.

Y, asimismo, vas a experimentar un evidente ahorro de tiempo. Ya no tendrás que ir a las papelerías para que te hagan fotocopias ni vas a tener que llevarlas a las sucursales bancarias, donde tendrías que estar esperando en la cola para que te atendieran en la ventanilla.

No se trata, por otro lado, de que no vayas a tener la obligación de acreditar ningún documento. Tendrás que aportar información relativa a tus datos personales y bancarios. Y tendrás que hacerlo adjuntando los archivos correspondientes en la plataforma, lo que siempre resulta mucho más cómodo que entregarlos presencialmente.

Por lo que respecta a los datos personales, habrás de facilitar tu DNI y un número de teléfono móvil, que servirá para que seas informado mediante notificaciones del estado de la solicitud de tu préstamo. Por otra parte, tu capacidad de devolución del dinero tendrás que demostrarla mediante la aportación de unos datos bancarios que arrojarán claridad suficiente sobre el estado de tus finanzas.

Esta última cuestión es clave, ya que implica otra de las diferencias sustanciales de un prestamo online en relación con productos similares que puedan ofrecerte los bancos convencionales. En el próximo apartado justificamos la relevancia de la aportación de estos datos bancarios concretos. No te lo pierdas.

¿Por qué se conceden este tipo de préstamos?

Como entidad que realiza una labor de intermediación entre prestamistas y prestatarios, en Bonsai Finance tenemos claro que ningún proveedor de financiación se comprometerá a realizar operaciones que no le den las mínimas garantías de devolución del dinero que presta.

Acuérdate de que la crisis económica que atravesó nuestro país desde 2008 provocó que, a cambio del rescate con dinero público, los bancos debían aplicar medidas de mayor control en sus operaciones. Como se habían detectado numerosos impagos en las cuotas de devolución de los préstamos solicitados, y estos inconvenientes fueron considerados un factor clave en la práctica quiebra del sector, las instituciones públicas exigieron a los bancos que impusieran condiciones más duras a la hora de conceder los préstamos.

Por lo tanto, los departamentos de riesgos de los bancos comenzaron a pedir más requisitos y los interpretaron de un modo más severo. En la práctica se produjo una mayor contención a la hora de aprobar los préstamos, por lo que se complicó el acceso a la financiación.

Mientras que, anteriormente, la relación entre los bancarios y los clientes se basaba en la confianza interpersonal y su historial de crédito, ahora pasaría a fundamentarse en la constatación del cumplimiento de ciertas garantías de devolución del dinero. Entre los requisitos que se solicitarían, destacamos los avales y las nóminas y la ausencia de los censos de morosidad de ASNEF o RAI.

Una solución en este complejo contexto para la financiación

La nueva situación generó mayores dificultades de acceso a la financiación a perfiles de usuarios que hasta entonces la habían venido consiguiendo con cierta facilidad. En este contexto, numerosos emprendedores (por lo general trabajadores autónomos) y ahorradores tuvieron que buscar alternativas para obtenerla, ya que sus necesidades de dinero a préstamo no iban a desaparecer.

Muchos de ellos podían acabar reuniendo los requisitos exigidos por los departamentos de riesgos de los bancos, pero el tiempo invertido en las gestiones encaminadas a este fin podía hacerles perder el interés por lograr estos préstamos. Ten en cuenta que, en ocasiones, el dinero a préstamo se necesita en un plazo de tiempo relativamente corto y, una vez que este ha pasado, puede no servir ya para el objetivo por el que se había solicitado.

Por consiguiente, la vía más rápida y efectiva para la consecución del préstamo requerido se encontraba en las entidades alternativas de crédito, que no imponían el cumplimiento de la mayoría de requisitos que anteriormente hemos repasado. ¿Significaba esta circunstancia que estas entidades no iban a asegurarse la devolución del dinero prestado? No, puesto que se bastaban para garantizar este extremo con la acreditación de unos ingresos regulares.

Hemos de recordar que no todos los trabajadores cobran una nómina o pueden contar con un aval. En el caso de los autónomos, el cobro mediante nómina es una rara excepción. No obstante, esta circunstancia no conlleva que hayan de tener menos ingresos que los trabajadores asalariados comunes. Un arquitecto, un pintor o un periodista, sin ir más lejos, pueden cobrar mucho más dinero por sus obras que un empleado a nómina de una fábrica.

Un sistema de solicitud de préstamos de lo más sencillo

Por otra parte, te interesará saber que entre las mayores ventajas de los préstamos por Internet están la rapidez y la sencillez del sistema que se utiliza para conseguirlos. Simplemente tienes que entrar en la plataforma, en la que te habrás registrado como usuario, con tu correspondiente contraseña, para poder llevar a cabo las operaciones pertinentes.

Has de probar en el simulador de préstamos, donde podrás realizar combinaciones entre el dinero que quieres y el plazo en el que te comprometes a su devolución. En función de estas combinaciones se generarán los intereses que vas a tener que abonar por la operación concreta. Una vez que ya tengas claro el tipo de préstamo que te interesa, confírmalo.

Y, si has introducido los datos personales y bancarios y estos últimos son computados positivamente por el algoritmo de aprobación de los préstamos de este sistema de intranet, tu préstamo habrá sido concedido. En este sentido, podrás disfrutarlo en tu cuenta corriente en un periodo de tiempo muy corto. De hecho, si tu banco es uno de los que realizan habitualmente estas operaciones, la llegada del dinero será prácticamente inmediata.

¿Cuándo te conviene pedir estos préstamos online?

Por último, queremos darte algunas recomendaciones útiles acerca de cuándo va a interesarte solicitar esta clase de préstamos.

Se trata de un producto financiero que puede venirte bien, en especial, cuando tengas que hacer frente a algún pago concreto que te esté agobiando. No nos referimos, por tanto, a los gastos comunes (como los suministros del gas, de la luz o del agua o la matrícula de alguna enseñanza de tus hijos). Puedes llegar a utilizar uno de estos préstamos para solventar el pago de algún gasto corriente, pero solo cuando otros imprevistos hayan producido un descuadre en tu presupuesto mensual habitual.

Así que te conviene hacer uso de estos préstamos en caso de determinadas necesidades puntuales. Abusar de ellos te llevaría a una indeseada situación de sobreendeudamiento, puesto que podría acumularse el pago de los intereses. Te aconsejamos que valores la utilización de los préstamos online en contextos como los siguientes:

  • Multas que, si no son pagadas a tiempo, van a generarte un sobrecoste asociado al abono de los intereses de demora.
  • Productos en oferta que, si no los compras en el momento oportuno, van a terminar saliéndote más caros.
  • Servicios o productos que demandes con rapidez, puesto que van a permitirte ganar un dinero que sin ellos no lograrías.

En definitiva, un prestamo online es un producto financiero que te sirve para solventar necesidades económicas puntuales de una forma ágil, por lo que no debes abusar de esta clase de recursos de financiación.

Aquí tienes otros artículos interesantes:
Prestamos Online: Características, Requisitos y Ventajas
Los Mini Prestamos Online, Solicitud y Ventajas