Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Ventajas Microcreditos Rapidos
17 Jun 2019

Conoce Las Ventajas De Los Microcreditos Rapidos

Los microcreditos rapidos se han revelado como unos productos muy ventajosos para quienes han tenido problemas de liquidez puntuales.

Se trata, como bien sabe el lector informado, de unas situaciones que han ido a más en nuestro país durante la última década. Debidas sobre todo a los rigores de la crisis económica, que se cebó en especial con los emprendedores y ahorradores de la clase media.

Pedir un microcrédito rápido se convirtió en una solución adecuada para afrontar pagos que urgían, puesto que la citada crisis provocó una desestabilización de la cadena de pagos que afectó gravemente en última instancia a las economías domésticas.

A continuación te contamos por qué estos productos financieros se han adaptado de manera idónea a las circunstancias concretas de estos contextos. Sigue leyendo.

Los microcreditos rapidos como salvaciones de ciertos pagos

Son numerosos los clientes de los bancos convencionales que se han quedado sin acceso a la financiación que habitualmente obtenían en ellos. Que no puedan conseguir los fondos que necesitan en estas entidades no significa que sus necesidades económicas vayan a desaparecer.

Nos estamos refiriendo, en estos casos, a necesidades económicas puntuales. No a los pagos habituales con los que tenemos que cumplir durante todos los meses: la matrícula del colegio de los niños, las facturas de los suministros imprescindibles (agua y luz, básicamente, entre otros), etc.

No aconsejamos solicitar los microcréditos rápidos para hacer frente a estos gastos corrientes. Solo has de recurrir a ellos para abonar estos recibos en algún caso puntual. En supuestos que se deban más a que has tenido que afrontar otros gastos imprevistos o extraordinarios que a no haber presupuestado correctamente unos desembolsos que van a llegar todos los meses.

Los microcréditos a los que nos referimos vienen especialmente bien para solventar determinados abonos que no tienen por qué ser frecuentes. Algunos de ellos son obligatorios y, por tanto, tienen una cierta fuerza coercitiva. Otro, por su parte, son oportunidades de mercado que surgen en relación con ofertas que, como compradores, consideramos que no debemos desaprovechar.

Tanto en un caso como en el otro, hemos de tomar el dinero que pedimos a préstamo como una especie de inversión. Ten en cuenta que, aunque luego tengas que devolverlo, en todo caso te va a suponer una rebaja de un dinero que tendrías que pagar. En todas estas situaciones, además, hay un factor relevante que no se nos debe escapar: la rapidez.

¿Cuándo te puede convenir solicitar uno de estos microcréditos?

En las siguientes líneas te vamos a dar algunos ejemplos de situaciones en las que te puede interesar pedir un microcrédito rápido. Toma nota.

  • Imagina que quieres dar una sorpresa a tu pareja y deseas comprar una joya que os una y que se encuentre en oferta durante toda la semana en curso.
  • Es posible que te hayan puesto una multa de tráfico que, si la pagas dentro de un plazo de tiempo concreto, implicará, por el concepto pronto pago, una rebaja sobre su precio total.
  • Puede que necesites llevar a cabo unas obras en tu local sin las cuales no puedes obtener la licencia de actividad, fundamental para abrir tu negocio. Hasta que no las pagues no podrás conseguir los ingresos que te brinde tu trabajo en este establecimiento.
  • Por último, entre otras situaciones similares, puede que el impulso que requiere tu empresa pase por comprar una máquina que permita fabricar unos nuevos productos que tienen una gran demanda en un nicho de mercado todavía poco explotado. No poder comprarla puede ser interpretado como una pérdida de dinero por tu parte, ya que tu fábrica va a seguir funcionando sin lograr esos beneficios a los que tu estudio de mercado ha apuntado.

¿Por qué los microcréditos rápidos se convirtieron en una alternativa a la financiación tradicional?

La crisis económica que comenzó en 2008 supuso un mayor control de los créditos que se concedían. Estas medidas estrictas fueron una contraprestación del sector bancario por la ayuda pública que se le facilitó en forma de rescate.

En este sentido, los bancos empezaron a exigir avales y nóminas a la hora de aprobar los créditos. Asimismo, comprobaban en los registros de morosos de ASNEF y RAI si los solicitantes tenían alguna deuda. En caso afirmativo, tampoco concedían los créditos.

En este contexto un gran número de quienes necesitaban financiación tuvieron que cambiar de proveedores. En muchos casos no podían reunir los requisitos exigidos ni permitirse esperar a recibir el crédito cuando los consiguieran presentar. Ten en cuenta que quien solicita uno de estos microcréditos, como has podido comprobar en los ejemplos anteriores, lo necesita con cierta urgencia.

Si no puede disfrutar de él con rapidez, en casos como los que te hemos explicado, podemos señalar que se sigue perdiendo dinero por no haber hecho la inversión correspondiente. Por consiguiente, las entidades alternativas de crédito se revelan como una solución ante estas carencias sobrevenidas de financiación.

Las ventajas de los microcréditos rápidos

Por último, vale la pena comentar en qué consisten los beneficios que aportan estos productos financieros a sus usuarios. En primer lugar, recuerda que se trata de créditos por una escasa cuantía. Por ejemplo, de entre 300 y 800 euros.

En segundo lugar, la ventaja más relevante es que no te van a pedir los requisitos anteriores para demostrar tu fiabilidad como prestatario. La podrás acreditar básicamente mediante la aportación de un extracto de tus ingresos regulares. La mayoría de autónomos no cobran mediante nóminas y esta circunstancia no significa que tengan menos ingresos que un trabajador asalariado.

Por otro lado, ofrecer estas condiciones tan provechosas depende, entre otras cosas, de la posibilidad de poder gestionar los créditos por Internet. Como entidad que realiza labores de intermediación entre prestamistas y prestatarios, te confirmamos que agiliza los procedimientos de forma notable.

Como cliente, solo tendrás que entrar en la plataforma y seleccionar en el simulador de créditos el dinero que quieres y cuándo lo vas a devolver. Si tus datos personales y bancarios son correctos, recibirás el crédito en unas horas.

En definitiva, los microcreditos rapidos son alternativas de financiación ideales para necesidades puntuales.