Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Beneficios Mini Creditos Inmediatos
3 Sep 2019

Conoce Los Beneficios De Los Mini Creditos Inmediatos

Los mini creditos inmediatos son unos productos financieros que cada vez cuentan con mayor aceptación entre el público potencial de las entidades de crédito. Son unos productos que, por otro lado, han ido evolucionando hacia unas condiciones cada vez más favorables para los clientes.

A continuación te contamos las características que han hecho que los minicréditos inmediatos sean tan valorados. Sigue leyendo.

¿Por qué los mini creditos inmediatos tienen tanto público?

En primer lugar, hemos de destacar que se trata de unos productos financieros que destacan por dos características principales. Por una parte, la escasa cuantía del crédito que se dispone. Nos referimos a unas cuantías que suelen oscilar entre 300 y 800 euros. Por otro lado, la inmediatez en la tramitación del dinero que va a ser prestado es una ventaja muy apreciada por los clientes.

En parte, esta rapidez en la llegada del dinero tiene que ver con las cantidades que se prestan. Al no ser excesivamente altas, se reduce el riesgo para la entidad que pone su capital en juego. Sin embargo, la conjugación de la suma de dinero prestada y la urgencia de su disposición por parte del cliente, como podrás comprobar más adelante, no conlleva en ningún caso que no se establezcan garantías que aseguren la devolución por parte del prestatario.

Sin duda, el hecho de que el dinero llegue pronto es un beneficio que sitúa a estos productos financieros en una buena posición frente a su competencia. Pero vale la pena profundizar en las razones que hacen posible esta ventaja. Presta atención.

La evolución de los antiguos minicréditos rápidos

Hasta la llegada de Internet y la posibilidad de reducir costes que supuso para el mercado de las entidades alternativas de crédito, ya existían créditos por cantidades como las que comentamos en el anterior apartado. Nos referimos, además, a dinero prestado que llegaba al solicitante con bastante rapidez. No obstante, has de tener en cuenta que se trataba de unos créditos que conllevaban unas condiciones más desfavorables que los minicréditos actuales.

A cambio de la concesión del dinero con una inmediatez poco habitual en las negociaciones con los bancos convencionales de la época, los clientes se comprometían a abonar en los plazos convenidos unos intereses verdaderamente altos. Por consiguiente, se trataba de unos productos financieros que tenían unos evidentes riesgos para el endeudamiento del consumidor y a los que solo se recomendaba recurrir en situaciones desesperadas de necesidad de fondos.

Pero, como hemos adelantado, la consolidación de la banca online iba a suponer una revolución en la popularidad de unos minicréditos que se afianzarían gracias al hecho de ofrecer unas condiciones más ventajosas a sus clientes potenciales.

¿En qué situaciones aconsejamos solicitar los minicréditos inmediatos?

Poder operar por Internet permite un incremento de la oferta y la demanda de los minicréditos. La economía de escala mediante la que puede ponerse el producto en el mercado evita llevar a cabo una gran inversión en infraestructuras o publicidad, lo que contribuye a mejorar las condiciones de los créditos que se ofrecen.

Por consiguiente, se abre el espectro de posibles interesados en aprovecharse de estas buenas condiciones, las cuales comentaremos más adelante, aunque ya imaginarás que la rapidez en la concesión es la predominante. Así que estos minicréditos han dejado de ser una opción marginal, como sus directos antecesores, en el mercado de la financiación.

Ahora son unas alternativas de financiación viables en distintos contextos. Nos remitimos básicamente a situaciones de necesidad urgente de dinero caracterizadas por un plazo apremiante para realizar el desembolso pertinente. A grandes rasgos, podemos ejemplificar estos contextos con las multas que tienen rebaja por pronto pago (lo que también permite el ahorro de los intereses de demora), los productos o servicios que vale la pena adquirir cuando aún están de oferta o aquellas necesidades de inversión por surgir la oportunidad de obtener unos beneficios con alta probabilidad.

Por otra parte, las mayores exigencias que incluso para estas sumas de dinero no excesivamente altas están siendo pedidas por los bancos tradicionales (a raíz de la crisis económica que atravesó nuestro país en 2008 y que implicó la posterior introducción de requisitos más duros en la concesión de préstamos y créditos) también justifican el recurso a los minicréditos inmediatos por parte de los clientes de toda la vida de estas entidades, que han visto cómo su acceso a la financiación por esta vía se ha visto seriamente dificultado.

Como muchos de ellos no están en condiciones de reunir estos requisitos (desde un aval o una nómina a la demostración de no figurar en los censos de morosos de RAI o ASNEF) o no disponen de tiempo suficiente para acreditar su cumplimiento antes de que tengan que afrontar los pagos que les agobian, la banca por Internet se ha convertido en una alternativa que les ha venido especialmente bien.

¿Qué condiciones tienen los minicréditos inmediatos de la banca online?

En primer lugar, has de saber que la rapidez mediante la que se conceden estos minicréditos se debe a dos factores. Por una parte, a que en lugar de exigirte los anteriores requisitos, bastará con que demuestres que tienes unos ingresos regulares, los cuales no tienen por qué estar asociados a una nómina. Por otro lado, la posibilidad de hacer los trámites por Internet agiliza todas las operaciones.

Ten en cuenta que ahorras dinero en fotocopias y tiempo en los trámites relacionados con el aporte físico a las sucursales. Será suficiente con que adjuntes tus datos bancarios y personales en la web de la entidad a la que solicites el préstamo y elijas el monto que deseas y su plazo de devolución, lo que generará los intereses correspondientes.

Esta comodidad también vas a notarla a la hora de recibir el dinero, que llegará a la cuenta corriente que hayas referenciado, si tu minicrédito es aprobado, en cuestión de horas o incluso minutos (según el banco con el que trabajes).

En definitiva, los mini creditos inmediatos son esos productos que pueden hacerte falta cuando tengas que afrontar determinados pagos imprevistos.