Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Conoce los prestamos rapidos sin papeles
23 Sep 2018

Conoce los prestamos rapidos sin papeles

/
Etiquetas

Los prestamos rapidos sin papeles están ganando una gran popularidad y cuota de mercado en el ámbito de los productos financieros de crédito. Esta importancia, por otro lado, se debe a que sus características, algunas de las cuales ya son patentes en su misma denominación, los hacen muy competitivos.

Por lo tanto, en un mundo tan complejo como el actual del acceso al crédito, estos productos financieros concretos y el resto de los de su familia se están consolidando como algunos de los más interesantes entre las preferencias de los emprendedores y ahorradores.

A continuación, desde Bonsai Finance te explicamos desde cuándo se han hecho conocidos estos préstamos y a qué se debe que sean tan bien valorados por sus usuarios.

El origen de los prestamos rapidos sin papeles

Esta clase de préstamos existe desde que Internet empezó a calar de manera más profunda en nuestra sociedad. Ten en cuenta que, hasta que el personal se sintió suficientemente seguro para realizar operaciones económicas online, pasaron algunos años. En cierto modo, la clave para conseguir esta confianza fue el buen hacer de las entidades alternativas de crédito y sus intermediarios. Demostramos nuestra honestidad y que contábamos con los medios tecnológicos oportunos para operar con fiabilidad en la Red.

Por lo tanto, poco a poco, nuestra introducción en este mercado del préstamo ha ido creciendo cualitativa y cuantitativamente. Sobre todo, con la intermediación respecto a los minipréstamos, una clase de préstamos caracterizada por las bajas cantidades comprometidas y los escasos trámites necesarios para gestionarlos. Estos productos financieros son, por consiguiente, los antecedentes directos de los préstamos de los que nos vamos a ocupar en este texto.

Las intensas campañas de publicidad en algunos medios de comunicación, como la televisión, propiciaron que la popularidad de estos préstamos creciera, pero fue la última crisis económica que hemos atravesado en nuestro país la que agrandó su impacto. Recuerda que una de las causas de dicha crisis tuvo que ver con la alta cantidad de préstamos que no estaban siendo devueltos.

Como los bancos fueron intervenidos y reflotados por parte de las instituciones públicas, se les exigieron algunas contraprestaciones por este rescate. Una de ellas estaba relacionada con evitar que, en un futuro cercano, volvieran a quedar tantos préstamos por devolver. Así que se instó a los departamentos de riesgos de estas entidades a que endurecieran las condiciones de aprobación de los préstamos. Esta mayor exigencia implicaba el cumplimiento de un mayor número de requisitos, los cuales eran más severos.

El principal que se pedía era la acreditación de un aval y una nómina, pero también se comprobaba si el cliente figuraba como inscrito en los censos de morosos de ASNEF y RAI. Y, como algunos clientes de toda la vida de las sucursales bancarias no cumplían estos requisitos o no estaban en disposición de cumplirlos en el plazo de tiempo en el que requerían el dinero, empezaron a buscar financiación por otras vías.

Las entidades alternativas de crédito y sus intermediarios, como la nuestra, se han revelado como opciones idóneas para encontrar esa financiación que, en ocasiones, ha sido negada en los bancos convencionales. Y su concesión no ha implicado, por otro lado, una dejación a la hora de presentar garantías. Pero, por ejemplo, demostrar unos ingresos regulares, sin que haya sido necesario que estos se materialicen en una nómina, ha sido suficiente en este aspecto. No cabe duda de que hay ingresos regulares que pueden superar la cuantía de una nómina. Sin ir más lejos, la nómina no es, precisamente, el medio de cobro habitual de los autónomos.

Los prestamos rapidos sin papeles te ahorran tiempo y dinero

Aparte de poder eludir algunas reclamaciones de garantías demasiado estrictas, el hecho de poder realizar los trámites pertinentes por Internet ha sido clave para la elección masiva de esta clase de préstamos.

Se trataba de una modernización reclamada por ciertos clientes de los bancos desde hacía algunos años. En los tiempos actuales, es oportuno aprovechar las modernas tecnologías de conexión de datos para agilizar los procesos de los préstamos. Si pedir menos garantías ya los facilitaba, operar vía Internet suponía todavía una mayor comodidad.

Se acababan los trámites relacionados con fotocopiar y entregar documentos que contenían datos personales y bancarios. No necesitar esta documentación física te ahorraba el tiempo y dinero que invertías en conseguirla y transportarla. No solo evitas las colas en las sucursales bancarias, sino que, además, no vas a tener que estar pendiente de los horarios de apertura limitados de las sedes de los bancos. No tendrás, por tanto, que cuadrar la agenda con este horario de oficinas, que, aparte, suele ser solo de mañanas.

Por el contrario, podrás gestionar la petición de los préstamos y el resto del proceso desde la comodidad de tu propia casa. A la hora que te venga mejor y mediante un sistema que te va a poner las cosas muy fáciles. Solo vas a tener que crear una cuenta en nuestra página web y entrar a ella mediante tu contraseña. Una vez dentro de ella, accede a nuestro simulador de préstamos y selecciona tanto la cuantía del préstamo que requieres como el periodo de tiempo en el que te comprometes a devolverlo. De este modo, se generarán también los honorarios que vas a tener que aportar.

Y lo más importante es que no solo te costará poco llevar a cabo estos trámites, sino que también comprobarás la rapidez con la que llegará el dinero. No en vano, lo necesitas con urgencia. Aporta los datos personales y bancarios que te pedimos y, en cuestión de horas, tendrás una respuesta acerca de la aprobación de la operación. Una vez el préstamo sea concedido, la llegada del dinero a tu cuenta se producirá en breves minutos.

Como consejo, emplea estos fondos, básicamente, en abonos urgentes (pronto pago de una multa con intereses de demora, inversiones para abrir un negocio, rebaja temporal de un producto o servicio…) y no caerás en el sobreendeudamiento.

En definitiva, los prestamos rapidos sin papeles no solo te aportan el dinero que necesitas con urgencia, sino que, aparte, te lo proporcionan con una gran comodidad.