Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
¿Qué es y para qué sirven los préstamos inmediatos?
1 Mar 2018

Consejos fundamentales a la hora de pedir préstamos inmediatos

/
Etiquetas

Aunque la situación económica ha mejorado, muchas familias y compañías siguen contando con un gran aliado ante la escasez de crédito de las entidades financieras: los prestamos inmediatos. Estos préstamos personales permiten afrontar todo tipo de gastos, tanto los imprevistos como los esperados, logrando un ‘respiro’ para familias y empresas que necesitan dinero para pagos o inversiones.

Cuando se contrata un préstamo inmediato no sólo debemos hacer frente a unos costes, sino que debemos tener en cuenta también varias claves importantes que te resumimos en este post.

Consejos antes de pedir préstamos inmediatos

Los aspectos más importantes que se deben tener en consideración serían los siguientes:

Analizar nuestra capacidad para reembolsar los prestamos inmediatos

Cada persona física o jurídica debe valorar (antes de solicitarlo) si se reciben ingresos regulares para pagar las mensualidades del préstamo a lo largo de la vida de este. Con ello, podremos identificar si se puede amortizar el préstamo.

No solicitar más dinero del que sea necesario

Cuando necesitamos financiación para un gasto urgente o un proyecto, los expertos aseguran que se deben pedir las cantidades exactas que necesitamos, pero no mucho más. ¿Por qué? Porque así evitamos un mayor apalancamiento, es decir, contar con recursos propios y no con dinero que nos genera cada vez más deudas.

Comparar préstamos

Antes de lanzarse a por un préstamo personal en particular, lo más importante es realizar comparaciones para saber cuál nos interesa y las posibilidades que existen de pago, tanto en tiempo como en forma.

Reducir los plazos de amortización

Un préstamo será más caro si el plazo de devolución es más amplio. Si se tarda en devolver las cantidades, además de un mayor apalancamiento, podemos hacer frente a más gastos. Por lo tanto, es recomendable reembolsar un préstamo de este tipo en el menor tiempo posible.

Tener la información del contrato

Como en cualquier transacción o acuerdo, aunque sea de sentido común, debemos leer el contrato con todas las responsabilidades y obligaciones que adquirimos. No se debe pasar por alto lo que se estipula en el contrato.

Tener en cuenta los requisitos

Existen problemas a la hora de poder pedir financiación. Por ejemplo, estar en un registro de morosos, no contar con nómina o ingresos fijos, etc, pueden ser un grave impedimento. Buscar y comparar es lo ideal en estas situaciones.

Mirar el TAE nos ahorrará problemas

Además de posibles gastos, debemos fijarnos en otros indicadores, como el TAE (Tasa Anual Equivalente) en el cual se refleja el coste del préstamo, incluidas en él todos los gastos.

 

Los prestamos inmediatos son la mejor herramienta para obtener financiación para un viaje, un gasto de urgencia, el capricho que necesites o el proyecto que llevas tiempo pensando para tu negocio.

Deja un comentario