Credito Online

Un credito online abarca una amplia variedad de maneras de financiación. Esta es la razón por la cual es importante que diferencies la propia financiación en sí, de los créditos por Internet. Muchos de ellos se hacen a través de plataformas de crowdlending o de empresas prestamistas privadas.

En qué consiste un credito online

El crédito en línea se ha erigido en la actualidad como la clase de financiación alternativa más frecuente y a la que más recurren los clientes y, en general, los usuarios. Para empezar, podemos definir los préstamos que conseguimos por la red como aquel que se consigue en línea a través de las plataformas crediticias.

Desde que la crisis financiera y económica asoló España, el país ha atravesado durante estos años arduos momentos que han llevado a las personas a acudir cada vez más a este tipo de financiación en su día a día. Los casos han crecido exponencialmente, puesto que los requisitos que se piden para la aprobación de un crédito no son tan estrictos como los que imponen las entidades bancarias.

No obstante, debemos tener en cuenta que la otra cara de la moneda son los intereses que se presentan a la hora de su devolución. El crédito online está cada vez más de moda, especialmente el de “dinero express” o el que ofrece dinero a los pocos minutos con gran facilidad.

Las principales características de los créditos online

Credito Online Ahora

Este tipo de crédito está enfocado sobre todo a particulares . Es decir, que no se centra de una manera específica en las empresas. Además, otra de las características que hacen que cada vez más personas opten por esta opción no tradicional es que no resulta necesario que argumentes ni que detalles las razones o las finalidades del dinero.

Los requisitos de este tipo de producto financiero son muy poco estrictos. No necesitarás mucho más que tener el DNI en vigor, ser mayor de edad, unos ingresos más o menos regulares y tener una cuenta bancaria que esté asociada a ti.

Asimismo, el plazo de devolución de un credito online es bastante corto. Este atributo se debe a que, normalmente, sirve para cubrir una necesidad puntual de efectivo. Normalmente, el plazo no supera los 30 días, aunque muchas empresas que ofrecen este producto permiten que amplíes el plazo de devolución a cambio de honorarios. Algunas veces, dicho aplazamiento de pago llega incluso a superar los tres meses.

Por otro lado, el importe que se te dará con un crédito no bancario no es muy elevado. Ten en cuenta que se utiliza para momentos puntuales, con lo que no suelen ser mayores a 1000 €. La media está entre los 300 y los 5000 €, pero dependiendo de la plataforma en la que solicites el crédito, la cantidad dineraria puede variar.

Más tarde, debes tener en cuenta que hay dos tipos de plataformas que ofrecen estos créditos. Las de crowdlending son las que te entregan la cantidad de dinero con sus propios fondos, mientras que, por otro lado, hay empresas prestamistas privadas que hacen de intermediarias con las anteriores.

El tiempo que tienes que esperar para que te concedan el crédito es prácticamente nulo. Lo solicitas de manera instantánea. Como muy tarde, te abonarán el dinero a las 24 horas, si bien normalmente lo recibirás antes de este plazo.

Además, las empresas no suelen llevar a cabo ningún tipo de estudio sobre los riesgos que puede tener la operación de crédito. Al igual que tampoco se estudian las incidencias que puedan tener con la persona que solicita el dinero, ya que no se hace ningún estudio previo de solvencia, o al menos, no en exceso.

Lo que sí debes tener en cuenta es que, al no haber ningún estudio exhaustivo sobre los clientes, el coste por impago es elevado. Esto a veces conlleva a una sucesión de problemas jurídicos y legales sobre los clientes que han disfrutado de este tipo de financiación.

Por tanto, aunque en un primer momento solicitar un credito online es realmente atractivo para el particular, hay que ser consciente también de la responsabilidad y el compromiso que asumes. De ahí la importancia de devolver el dinero en el plazo establecido o de solicitar su prórroga por la vía adecuada, puesto que puedes pedir la ampliación del periodo de devolución si así lo necesitas.

Asimismo, el problema principal de los impagos de las cuotas se encuentra en que en el momento en que dejes de pagarlas, empezarán a incrementar los intereses de demora. Los cuales, al final, suelen acabar en los juzgados.

La conclusión si analizamos estas características es que, aunque es sencillo y rápido solicitar un crédito por Internet, debes tener muy claro que tienes que devolverlo sin pasarte del plazo que te hayan establecido. De este modo, no te verás desbordado más adelante por los intereses de la demora. Es decir, utiliza la financiación de manera responsable.

Crédito por Internet: los tipos

1. El crédito personal por Internet

El crédito personal que se contrata por Internet es aquel que se ofrece exclusivamente al particular. Normalmente, es de cantidades pequeñas de dinero que no sobrepasan los 1000 €. Este tipo de producto financiero no exige avales y se concede de manera instantánea. No obstante, los intereses de demora vinculados suelen ser bastante altos.

2. El crédito rápido online

El crédito online que se concede de forma rápida es el que puede llegar a tener cuantía dineraria de hasta 10 000 €. El plazo en el cual se te concederá oscila entre las 24 y las 48 horas. Para devolverlo, como máximo, se te concederán 4 o 5 años.

3. El minicrédito online

Los microcréditos por Internet son un tipo de crédito rápido. No obstante, la cuantía que se ofrece es mucho más inferior a la de los créditos rápidos que hemos descrito anteriormente. Lejos de ofrecer los 10 000 € de los créditos rápidos, el máximo que ofrecen es de 900 €. En este caso, el plazo de devolución que se te concede es de más o menos treinta días y la concesión se realiza en tan solo unos minutos.

Crédito por Internet a través de ‘crowdlending’

Otra forma que existe para conseguir un crédito online es utilizar las páginas de crowdlending. Las plataformas de este tipo son las que conceden créditos a particulares y empresas habiendo realizado de forma previa un estudio detallado de cada operación.

Su objetivo es conceder unas condiciones mejores, dentro de lo posible, para los inversores, los prestatarios y para los solicitantes en general. Mediante los créditos no bancarios que se consiguen por estas plataformas, tanto las personas individuales como las empresas pueden conseguir la financiación que deseen.

Los requisitos necesarios para solicitar un credito online

Credito Online Ya

Según la empresa de créditos que elijas por Internet, los requisitos que debes cumplir pueden variar. En la mayoría de los sitios lo que te pedirá, en primer lugar, es que residas en España, aunque no siempre. Puedes solicitarlos una vez hayas cumplido los 18 años. No obstante, a veces no es suficiente con ser mayor de edad, sino que hay que tener entre 25 y 70 años.

Otro requisito es que presentes el DNI, NIE o, en su caso, el pasaporte en vigor. También te pedirán que el historial de crédito sea positivo, así como que cuentes con un número de cuenta, otro de teléfono móvil y una dirección de e-mail.

Como te hemos mencionado, es importante que lo uses con responsabilidad y seas capaz de devolver la cantidad del crédito en el plazo acordado. En caso contrario, podrás tener problemas jurídicos y legales. Por último, tan solo te quedará ya cumplimentar un formulario con tu solicitud aportando toda esta información, así como la documentación necesaria.

¿Cuáles son las ventajas que puedes tener con el crédito online?

1. El tipo de interés

El tipo de interés que tiene el crédito online varía en función del plazo de devolución. A veces, puede llegar a ser incluso de un 8 %. Ten en cuenta que cuanto menor sea el plazo de devolución, mejores serán las condiciones.

2. La agilidad en la operación

Una vez que la empresa de créditos por Internet reciba tu solicitud de financiación, el departamento de riesgos procederá a estudiar tu operación. Sin embargo, lo habitual es que en menos de 24 horas tengas una respuesta, sobre todo si se trata de un crédito rápido online. Lo peor que te puede pasar es que tarde 48 horas. Una vez que esté aprobada, se te comunicará de manera instantánea para que disfrutes de la cuantía que has pedido.

3. Sobre la CIRBE

Muchas de las empresas de créditos no bancarios no consumen CIRBE. Los clientes de una entidad que no han tenido ningún préstamo o crédito, o bien que no han firmado nunca una garantía o aval, son los que no aparecen registrados en esta lista. No se trata de un registro de morosos, sino de personas que han realizado estas acciones, aunque lo hayan devuelto. En la lista aparece el estado de loscréditos contratados de manera actualizada.

La CIRBE es importante, ya que es una de las principales herramientas de un banco para conocer cuál es tu capacidad de endeudamiento. De este modo, se estudiará y valorará cuál es tu capacidad para que devuelvas una cantidad de dinero que se te haya prestado.

Aclarado esto, lo que queremos señalarte es que muchas de las empresas mediante las que se pueden contratar créditos por Internet no consumen CIRBE. Esto significa que por contratar créditos en la red no aparecerás en dicha lista.

4. Sin productos adicionales

El crédito por Internet no te exige que contrates productos adicionales para poder obtenerlos, ya que las gestiones que tienes que realizar son mínimas. Al contrario de lo que suele ocurrir con otros productos personales como los depósitos.

5. Hay amortizaciones anticipadas gratuitas

Con el crédito online podrás amortizar el dinero que se te haya dado de manera anticipada. No tendrá coste alguno al hacerlo total o parcialmente. No olvides que, a parte de esta posibilidad, puedes solicitar un plazo más corto de devolución en tu solicitud. Pues como te hemos mencionado, cuanto menor sea dicho plazo, mejores serán las condiciones.

6. Tiene el respaldo del Banco de España y de la CNMV

Algunas plataformas que ofrecen estos productos financieros disponen de la licencia de entidades de pagos que otorga el Banco de España, así como la Plataforma de Financiación Participativa que se registra en la CNMV.

¿Por qué es posible el crédito rápido online?

Los factores que han generado la creciente popularidad del crédito online son muchos. Por ejemplo, el hecho de que ahora Internet es universal o que la cultura del crédito entre la población ha crecido. También, que hoy en día las familias tienen nuevas necesidades de financiación y mayores dificultades económicas en sus respectivos hogares.

Sin embargo, hay dos aspectos concretos que han sido más influyentes. El primero que debemos tener en cuenta es que hay un sistema de verificación de solicitudes que está automatizado. Esto permite que se puedan aprobar de forma instantánea si los datos son válidos y correctos.

Un segundo factor que ha favorecido a que crezca la popularidad de este modelo de crédito es la nueva irrupción de las tablets y de los smartphones. Al tener de acceso a Internet o posibilidad de conectarse a la red WiFi, el usuario puede acceder desde cualquier punto y en cualquier hora o día, ya sea festivo, e incluso en Navidad.

Por último, indudablemente, las ventajas y la posibilidad de obtener dinero al instante adaptado a las necesidades de cada uno con agilidad, requisitos no muy severos y total transparencia y seguridad también han contribuido a su auge.

Si necesitas conseguir financiación para tus gastos, tus improvistos o para un capricho, un credito online puede ser la solución. Es posible conseguir uno que se adapte a lo que estás buscando incluso aunque estés en ASNEF. Si bien, previamente infórmate de los distintos tipos existentes, los intereses de cada uno, así como los requisitos y plazos de devolución.