Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Solicitar Creditos Con Asnef
17 Oct 2019

Creditos Con Asnef, ¿Se Pueden Solicitar?

Hoy en día, la realidad económica hace que muchas personas se pregunten si se pueden solicitar creditos con ASNEF. Lo cierto es que depende de la entidad prestataria, pero la mayoría de veces la respuesta será afirmativa. A continuación, vamos a conocer qué es y cómo funciona ASNEF, así como los pasos para salir de esta lista y por último, cómo solicitar créditos y los requisitos que tienes que cumplir estando en el fichero. Además, te mostramos cómo solicitarlos con total seguridad. ¿Quieres saber más sobre cómo funcionan estos tipos de créditos?

Con muchos creditos no importa ASNEF

Muchas personas están incluidas en ficheros de este tipo y sufren una experiencia realmente negativa en consecuencia. Estar en ASNEF puede traer muchos inconvenientes a la hora de afrontar pagos o de hacer trámites burocráticos. Para muchos otros, también supone un problema la estigmatización personal que sufren al ser etiquetados por esta lista.

¿Qué es exactamente ASNEF?

ASNEF es una lista que no todo el mundo conoce. Por eso, antes de explicarte las ventajas que tiene contratar un crédito personal aunque estés en ASNEF, te contaremos qué es exactamente. ASNEF es un conjunto de siglas que significan Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Al ser una asociación, incluye un rango de empresas muy amplio. Entre ellos, están aseguradoras, compañías telefónicas, bancos, entidades de crédito, etc., así como las administraciones públicas.

Uno de los principales problemas que acarrea estar en este listado es que muchas personas que se encuentran registradas en él ni siquiera saben qué es o si existe. Por tanto, te recomendamos que compruebes ASNEF a través de la red. ¿Se puede? Sí, gracias a tu derecho de acceso. Como consumidor, puedes ejercerlo cuando lo desees para saber qué datos tienen sobre ti, extendiéndose, por tanto, tu derecho a este fichero.

Muchas personas se plantean dudas sobre este listado debido a que todavía no existe una regulación específica, estable y fija para elegir qué consumidor puede estar en ASNEF o cuáles no pueden ser incluidos. Existen ocasiones en las que podemos acabar en este fichero tan solo por una discusión, por ejemplo, con una compañía de teléfono móvil debido a que no cumplen un contrato verbal por teléfono que no te dejaron grabar.

También, al igual que hay entidades que eligen soluciones un poco más amistosas, hay otras que en cuanto te pasas unas horas del plazo de pago, te incluyen en esta lista y ni siquiera te enteras. Por eso, a continuación te mostraremos en otro apartado cómo comprobar si estás en ASNEF.

Antes de solicitar un crédito, ¿cómo puedes mirar si estás en ASNEF?

Por cada caso que es incluido en el listado, existe un número de referencia. No obstante, si ni siquiera sabes si estás en ASNEF o no, es difícil poder conocerlo. ¿Es posible, aun así, saberlo? Lo es. Si quieres descubrir si tienen datos o no sobre ti en ASNEF, tendrás que enviar un documento de consulta, de carácter legal, a la empresa que se haya hecho responsable de dicho listado de morosos. Así, con la mera solicitud, podrás tener acceso, si existe, a tu expediente cada vez que quieras.

Inconvenientes y soluciones de los creditos con ASNEF

Para muchas personas, el principal problema de estar en ASNEF es pensar que una compañía de préstamos no les vaya a conceder uno justo en el momento en el que más lo necesita. Es cierto que cada entidad puede establecer sus propios requisitos antes de concederte o no un préstamo personal. Sin embargo, por suerte, en la mayoría de los casos, no estar en ASNEF no será uno de ellos.

Sin embargo, te recomendamos que busques y accedas a tus datos, ya que hay otros inconvenientes que te puede traer estar en este listado. Las compañías podrían dejar de tener confianza en ti, aunque es cierto que esto ocurre más con bancos tradicionales. Por tanto, ten en cuenta que comprobar ASNEF a través de internet te puede ahorrar futuros imprevistos desagradables.

Si has accedido a tus datos y después de llevar a cabo todas las gestiones necesarias has visto que, efectivamente, estás en ASNEF, no te preocupes, también hay solución. Si quieres salir de ASNEF y que tu nombre no aparezca en él, tienes principalmente dos opciones. La primera de ellas es que abones esa deuda que dicen que tienes para poder solicitar que tus datos se borren del registro.

Sin embargo, hay una segunda solución, que es que demuestres que la notificación (sobre todo en el caso de que no te haya llegado), no se ha realizado de acuerdo con la legalidad vigente. Para ello, debes saber que todas las empresas, antes de incluir en ASNEF a los consumidores, deben avisarlos con treinta días de antelación.

Si no has salido de ASNEF, ¿puedes solicitar un crédito?

Como te hemos mencionado anteriormente, para muchos creditos no importa ASNEF. Lo cierto es que la lista de requisitos para solicitar un crédito personal suele ser muy escasa. Para empezar, queremos definirte qué son exactamente estos créditos. Se trata de una cantidad dineraria, para tu financiación personal, que se te concede a través de una serie de trámites online de manera rápida y que se adapta a tus necesidades. ¿Quieres saber qué requisitos necesitas cumplir?

1. Ser mayor de edad

El primer requisito indispensable es ser mayor de edad. Si lo eres, ya tendrás gran parte de lo que necesitas cumplir para conseguir tu crédito con asnef. Hay entidades que puede ser que te pidan tener más de 21 años, sin embargo, no es lo normal. En casi todas, te bastará con tener 18. Este requisito lo puedes demostrar escaneando tu DNI, pasaporte o documento oficial y enviándolo a la empresa prestamista por correo electrónico.

2. Tener tu residencia en territorio español

Si tienes la nacionalidad española, este requisito no tendrá mayor inconveniente para ti. De nuevo, te bastará con escanear tu DNI y enviarlo por correo electrónico para así demostrar también tu residencia en el país. Sin embargo, si no tienes la nacionalidad, deberás demostrar que vives aquí habitualmente con otros tipos de documentos, como el pasaporte o el número de identidad de extranjero. También bastará con un simple escáner, ya que recuerda que todos los trámites se realizan online en esta clase de créditos personales.

3. Tener unos ingresos periódicos

Para conseguir un crédito personal si estás en ASNEF, también necesitarás unos ingresos periódicos. Estas cantidades frecuentes no necesitan proceder de una nómina, tal y como muchas personas creen a causa de los requisitos que solían pedir las entidades bancarias tradicionales. Tus cantidades periódicas pueden proceder de numerosos lugares, como el ser beneficiario del paro o de una beca, ser pensionista, tener tu propia empresa, tener un contrato de prácticas, ser autónomo, etc.

4. Disponer de una cuenta bancaria que esté a tu nombre

Para que se te pueda ingresar la cantidad de dinero que solicites, deberás tener una cuenta bancaria que esté a tu nombre, pues, en caso contrario, no podrás ser beneficiario de dicha cuantía. Además, ten en cuenta que también es de esa cuenta de donde se te solicitará la devolución cuando se cumpla el plazo.

5. Tener una cuenta de correo electrónico

Por último, tendrás que tener una dirección de correo electrónico. Así, podrás recibir por escrito las condiciones contractuales de tu crédito en cuestión, además de ser la vía por la que enviarás tu documentación: el justificante de ingresos y la acreditación de la mayoría de edad y de la residencia.

Ventajas de solicitar un crédito, aunque estés en ASNEF

Una vez que has visto los requisitos y que has podido comprobar que son muy pocos los que se solicitan, es bueno que conozcas las muchas ventajas que tiene solicitar un crédito estando en ASNEF.

1. Podrás reorganizar tu economía personal y familiar

Hay muchas personas que cuando descubren que están en ASNEF piensan que solicitar un crédito personal no es buena idea. Sin embargo, esto no es exactamente así. A veces, nos vemos ahogados por las deudas y necesitamos un impulso que nos ayude a reorganizarnos: ese es el papel de los créditos personales que se solicitan online. Tener una cantidad extra de dinero al mes con un margen suficiente para devolverlo te dará el impulso que necesitas para salir de toda clase de cuestas o imprevistos.

2. La comodidad de hacerlo desde casa

Otra de las grandes ventajas que atrae a mucha gente a la hora de solicitar créditos estando en ASNEF es lo cómodos que son los trámites. Todas las gestiones se llevan a cabo de forma online, por lo que la etapa de las grandes colas y de la burocracia infinita ya se ha acabado. Ahora, tan solo tendrás que tener un e-mail a través del cual enviar los pocos documentos que se te piden. Igualmente, no hay horario de solicitud, podrás hacerlo en cualquier momento que tengas libre y en cualquier día del año, por lo que son los créditos los que se adaptan a ti y no tú a ellos.

3. La rapidez de los trámites

La comodidad de las gestiones hace que los trámites también sean muy rápidos. No tendrás que acumular muchos papeles, por lo que la burocracia será escasa, ágil y muy acelerada. Además, al enviarse por correo electrónico evitarás grandes colas, lo cual también supone el ahorro de una gran cantidad de tiempo. Por otro lado, dejando aparte los trámites, conseguir el dinero también es un proceso muy rápido.

Al solicitarse de forma online, la petición se puede realizar en cualquier hora y cualquier día del año. En más o menos quince minutos sabrás si tu solicitud ha sido o no aceptada. No obstante, lo normal es que la respuesta sea positiva, ya que los pocos requisitos que se piden no son difíciles de cumplir. Una vez que te hayan dicho que sí, tendrás tu dinero en un plazo que va de quince minutos a, como máximo, cuarenta y ocho horas.

4. No tendrás que dar justificaciones de ningún tipo

Antiguamente, cuando se solicitaba un crédito en un banco de forma presencial, además de tener que cumplir una gran cantidad de trámites burocráticos y de tener que esperar largas colas, había que justificar para qué se quería ese dinero. En la actualidad, los créditos con ASNEF te dejan total libertad. Las razones de para qué quieres tener esa cuantía dineraria son consideradas como parte de tu intimidad, por lo que no se te preguntará al respecto. Lo mismo da que lo quieras para cumplir el sueño de tu vida, que para salir de un aprieto económico.

¿Cómo hacer un buen uso de los créditos personales?

Hacer un buen uso de los créditos personales que se te concedan puede ser una tarea fácil. Tan solo tendrás que utilizar, en primer lugar, un comparador de préstamos para que veas cuál te conviene más. Esto requiere un estudio previo de cuánto dinero necesitas, de acuerdo con el uso que le quieras dar. No necesitarás la misma cantidad para la cuesta de septiembre o de enero, que para ese gran viaje que siempre has soñado, para un imprevisto repentino o para unos gastos médicos.

Más tarde, comprueba en cuánto tiempo puedes realizar la devolución de acuerdo con tus ingresos. Intenta que el plazo que elijas sea realista. Si bien es cierto que cuanto mayor sea el tiempo que elijas para devolverlo, mayores serán los intereses, no es conveniente poner poco tiempo y que luego te veas apretado y no puedas cumplirlo.

La mayoría de entidades prestamistas te permitirán solicitar una ampliación de plazo, pero otras no. Además, en cualquier caso, muchas veces nos vemos tan agobiados que olvidamos solicitar dicha ampliación o igualmente no podemos cumplirla. En este caso, el problema puede agravarse, ya que se te empezarán a aplicar los intereses de demora y esos sí son bastante altos. Si eliges un plazo que se adecúe de verdad a tu capacidad financiera, no tendrás que sufrirlos y, además, si lo puedes acabar devolviendo antes, podrás amortizar todos los intereses. ¡Es mucho más conveniente!

Los préstamos que puedes solicitar estando en ASNEF ¿son seguros?

Los préstamos online estando en ASNEF ofrecen numerosas garantías de seguridad a sus clientes. No obstante, hay algunos aspectos que puedes comprobar por ti mismo para cerciorarte de que sean realmente seguros. ¿Quieres saber las claves más importantes?

El cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD)

En primer lugar, debes saber que como productos que son vendidos por parte de personas jurídicas a personas físicas, las entidades prestamistas cumplen la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD). Cuando contratas un producto online de este tipo, los datos que introduces no podrán ser tratados con fines distintos a los que se te indican, ni cedidos a terceros sin tu consentimiento expreso.

Además, al igual que ocurría en el caso de comprobar si estás en la lista de ASNEF, tendrás disponible tu derecho de acceso, a través del cual podrás saber qué datos tiene la empresa de ti en cualquier momento. El derecho de acceso es el primero de los cada vez más famosos derechos ARCO.

Junto a él, tendrás también el derecho de rectificación (poder modificar en cualquier momento los datos que tienen sobre ti), oposición (poder negarte a que tus datos sean tratados) y, por último, cancelación (poder solicitar que borren la información que has aportado).

La obligación de cumplir la ley de contratos de créditos al consumo

Además, las empresas también tendrán que cumplir la ley de contrato de créditos al consumo, la cual impide que se te impongan ciertas condiciones abusivas como, por ejemplo, intereses que sean excesivos. También regularán las condiciones contractuales básicas que se deben añadir a favor del consumidor. Recuerda que al tener tú la condición del consumidor, se te considera en posición de desventaja frente a la empresa y tienes todo un foro legal a tu favor, lo que hace mucho más segura la contratación de estos productos.

Comprueba que tus datos están debidamente encriptados

Para hacer esta comprobación no necesitarás grandes conocimientos de informática, aunque suene extraño al leerlo. Tan solo, tendrás que comprobar que en la página web en la que te encuentras hay un símbolo de un candado a la izquierda del enlace. Este hace referencia al «https» y, si está ahí, podrás tener la seguridad de que tu información está protegida frente a las suplantaciones de identidad que a veces se han dado en la red. No podrá haber una tercera persona que esté observando qué datos introduces en ella.

No adelantes una devolución

Otro de los mejores consejos que te podemos dar para que la contratación de créditos con ASNEF sea totalmente segura es que nunca aceptes abonar una parte de la devolución previamente a tener la cantidad dineraria en tu cuenta. Si se te solicita, la página web es, probablemente, fraudulenta. No es muy coherente que, si te encuentras en un momento en el que necesitas dinero, se te solicite una cantidad por adelantado sin haberte abonado el préstamo. Más bien, lo normal es que se te deje cierto margen antes de empezar a devolverlo para que puedas reorganizar tu economía personal.

Asegúrate de verificar los datos de contacto

Por último, asegúrate de verificar los datos de contacto de la empresa. Estos deberán estar en la web bastante a la vista. No obstante, aunque estén a la vista, una vez que los encuentres te recomendamos que los compruebes en Google. Si alguien ha tenido una experiencia negativa o si la web no es de verdad, lo sabrás al momento, pues encontrarás malas reseñas por todas partes.

Los créditos online están creados para cualquier perfil de persona y de situaciones personales que se te puedan presentar en la vida. Como has podido ver, los creditos con ASNEF son seguros de solicitar y tienen numerosas garantías para los consumidores, son fáciles, ágiles, rápidos y contienen un gran número de ventajas. Si estás pasando por un mal momento económico o necesitas cierta cantidad de dinero, sin importar la razón que te lleve a pedirla, los créditos personales son tu gran oportunidad.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.
Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar: