Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Conseguir Creditos Online Rapidos
27 Dic 2019

Creditos Online Rapidos: ¿Se Pueden Conseguir?

Los creditos online rapidos constituyen un sistema de financiación a través del cual puedes conseguir pequeñas cantidades de dinero que se encuentran limitadas. Estos importes te los conceden de manera sencilla, efectiva e inmediata siempre y cuando cumplas todos los requisitos que imponga la entidad crediticia.

La influencia de los bancos fintecht en la actualidad

Las fintech son una realidad que ha llegado para quedarse. Su significado es tecnología financiera y nos ofrecen productos innovadores y servicios tecnológicos eficientes generando menos comisiones que los sistemas tradicionales. En la actualidad, las fintecht están en auge. Ofrecen un precio estandarizado y numerosas comodidades gracias a la digitalización del sector financiero.

Ventajas de obtener un crédito online rápido

Las principales ventajas que tienen los créditos online rápidos son que se conceden de manera inmediata y que su solicitud es muy sencilla. Esto es muy beneficioso para aquellas personas que tienen un imprevisto económico o que se enfrentan a una emergencia que deben cubrir lo antes posible.

Además, otra de sus ventajas es que al ser online puedes solicitarlos desde cualquier lugar. Tan solo necesitas tener acceso a Internet desde tu dispositivo electrónico y registrarte en la página web de la entidad prestamista que hayas elegido. Previamente a este proceso es conveniente que utilices un comparador de préstamos, así sabrás qué entidad te conviene más de acuerdo a tus circunstancias y conocerás el coste de la operación antes de optar por una empresa y hacer la solicitud.

El procedimiento, al ser online, es muy cómodo. Además, es sencillo, ya que al no haber una oficina física a la que ir si tienes alguna duda, las empresas se esfuerzan por tener una página web suficientemente transparente, clara y con información accesible. Las entidades prestamistas tienen un formulario online que se puede completar de manera rápida sin demoras, sin burocracia y desde cualquier lugar que desees.

Una vez que hayas enviado la poca documentación que se te pida y que te den una respuesta, tan solo te quedará disfrutar de tu crédito rápido online. Normalmente, la confirmación la tendrás entre los 15 minutos y las 48 horas siguientes a tu solicitud. En cuanto la recibas, el dinero estará se abonará en tu cuenta en 15 minutos.

¿Cuánto cuesta un crédito online rápido?

No hay un precio uniforme para los créditos online rápidos, pero sí que puedes calcularlos tú mismo con los comparadores de créditos de las páginas web prestamistas. Los tipos de interés que te salgan, es decir, los que se van a aplicar a tus créditos rápidos, son el precio que cuesta tu crédito una vez que la entidad prestamista te haya dado la aceptación.

Por ello, es importante calcular el precio de tu crédito rápido antes de aceptarlo para darle un uso responsable y que se convierta en un recurso inteligente y de gran utilidad para ti y no en una futura deuda insostenible. Te recomendamos que te asegures de que en un futuro vas a poder abonar las cuotas de devolución sin ningún tipo de problemas.

¿Cómo saber si podrás pagarlo?

Si, tras comparar los créditos, te sigues preguntando si vas a ser capaz de poder pagarlos, hay una manera muy sencilla de que sepas esta respuesta: analiza cuál es tu situación actual económica. Para ello, un aspecto básico es llevar tu propio registro tanto de ingresos como de gastos. Una vez que acabas detectando que tienes una emergencia económica, tienes que pasar a hacer los cálculos de la cantidad que de verdad necesitas para poder cubrirla.

Cuando vas a elegir el crédito que precisas, también tienes que tomar en consideración cuáles son los intereses que conlleva. Así, tendrás que establecer un precio final para que no tengas ninguna sorpresa. Igualmente, tendrás que fijar la fecha en la que mensualmente vas a abonar la cuota en los plazos que hayas elegido tú mismo. El pago se producirá de manera automática, ya que estará domiciliado en tu cuenta bancaria.

¿Pueden cambiar las condiciones del crédito según las cantidades que necesites?

Las condiciones que te imponga la entidad prestamista pueden cambiar según el tipo de crédito por el que optes. La entidad de crédito adoptará una postura u otra, más o menos estricta, según la cantidad que vayas a pedir. Lo normal es que no te pida que justifiques el fin en el que invertirás el dinero de tu crédito. No obstante, también es cierto que los créditos suelen estar limitados por cantidades y que suelen ser pequeñas. Cuando se trata de una gran suma de dinero, es posible que sí se te soliciten más información al respecto.

¿Puedes solicitar creditos online rapidos si estás en ASNEF?

Cada entidad crediticia impone sus propias condiciones con respecto a este punto. Para la concesión de un crédito rápido es habitual que se observe el historial del demandante. No obstante, la mayoría de las empresas no tienen problemas en que el cliente esté en ASNEF, en RAI o en un listado similar. En estos casos, es común que se limite el importe a solicitar o que los intereses sean más elevados.

Normalmente, atendiendo a razones de competitividad, estar en ASNEF no será un problema. Incluso hay empresas de créditos que existen para dar una segunda oportunidad a aquellos demandantes con deudas en un crédito anterior. Es habitual que estos clientes, que han alcanzado una reputación peor como pagadores, tengan mayores problemas para conseguir un crédito. Por ello, estas empresas suelen optar por poner unos intereses un poco más altos como garantía. Podrás encontrarlas en los comparadores de créditos.

En definitiva, los creditos online rapidos se pueden conseguir con pocos requisitos. No necesitarás tener nómina, ni estar en el ASNEF es un problema para que lo consigas (aunque a este respecto cada empresa tiene su propia política). Lo que sí que necesitas es tener cumplidos los dieciocho años, una residencia en territorio español, un correo electrónico y un teléfono válido, unos ingresos regulares, ser titular de una cuenta bancaria y darle un uso siempre responsable, ya sea para cubrir una emergencia o para un gran capricho o viaje.