Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Descripción Creditos Personales Online
18 Dic 2019

Creditos Personales Online: ¿En Qué Consisten?

Los creditos personales online son cantidades dinerarias que puedes conseguir de forma sencilla y segura sin salir de casa. A continuación, te contamos sus características fundamentales, sus beneficios y cómo conseguir uno.

En qué consisten los creditos personales online

Los créditos personales online son un proceso de contratación mediante el cual una entidad prestamista privada concede una cantidad dineraria a un prestatario con un límite previamente fijado. Este tipo de créditos se conceden solo por Internet siendo esta la principal de muchas de sus características que te iremos desarrollando a continuación.

1. Exigen pocos requisitos

Los pocos requisitos que se piden, además de ser la principal característica de este tipo de contratación, constituyen una de sus principales ventajas. Más adelante te detallaremos cada uno de estos requisitos. No obstante, en principio solo serán ser mayor de dieciocho años, tener una cuenta de correo electrónico, ser español o tener residencia en España siendo miembro de un Estado Miembro de la Unión Europea y tener una cuenta bancaria.

Con respecto a estar inscrito en ASNEF, normalmente no será un impedimento. Además, para los créditos personales vía Internet no necesitarás tener una nómina. Bastará con que percibas unos ingresos más o menos regulares.

2. Son ágiles y rápidos

La segunda de las principales características de los créditos personales online es su rapidez. Al ser un proceso que se realiza por Internet, en primer lugar, te ahorrarás las largas colas que había que esperar en las entidades bancarias tradicionales. Además, al haber tan pocos requisitos y tramitarse todos ellos online, el proceso se agiliza en gran medida.

Por otro lado, el funcionamiento en sí mismo es también bastante rápido. Desde que entres en la página web de la empresa prestamista, solo te llevará unos minutos rellenar todos los datos que se te piden. Una vez que los rellenes, tendrás que enviar algunos documentos escaneados, como el DNI o la acreditación de residencia y el justificante de ingresos regulares.

La respuesta de confirmación de concesión del crédito personal se te enviará entre los siguientes quince minutos y las siguientes cuarenta y ocho horas como mucho. Una vez que la recibas, en menos de quince minutos tendrás el dinero en tu cuenta.

3. Son seguros

Los créditos personales online están sujetos a la Ley de créditos al consumo, por lo que son completamente seguros y te ofrecen todas las garantías que estás buscando. Las condiciones de contratación se te enviarán por correo electrónico y tendrás que devolverlas firmadas, lo cual será tu respaldo en el caso de que tuvieras algún tipo de problemas.

4. Implicaciones de que sean online

Como te hemos mencionado al principio, el hecho de que se contraten por Internet es una de sus principales características. Esto implica a su vez una serie de rasgos muy beneficiosos para ti. En primer lugar, ten en cuenta que lo podrás hacer desde casa sin tener que ir a ninguna oficina física. Esto supone que puedas hacerlo a cualquier hora del día y cualquier día del año, sin que tengas que buscar un hueco para ello, como ocurría en las entidades bancarias tradicionales.

Para contratar un crédito personal online solo tendrás que tener un dispositivo electrónico con acceso a Internet, y así, cualquier lugar que desees será bueno para solicitarlo. Al hacerse por Internet, al contrario de lo que suelen pensar muchas personas, toda la información que necesites tener estará en la página web de forma accesible y transparente, además de encontrarse en un lenguaje suficientemente claro.

Requisitos para contratar un crédito personal online

Los créditos personales online tienen muy pocos requisitos, por lo que son aptos para todo tipo de consumidores. No importa que no tengas un contrato o que estés en ASNEF, los requisitos son solo los que te comentamos a continuación.

1. Ser mayor de edad

Para contratar un crédito personal digitalmente tienes que ser mayor de 18 años como mínimo. Cada entidad prestamista puede imponer en el contrato las condiciones que desee, siempre y cuando no sean abusivas y se rijan por la legalidad vigente, por lo que es posible que en ocasiones el límite de edad sea diferente, como haber cumplido 21 o 25 años. No obstante, por razones de competitividad, ya que existen numerosas empresas prestamistas privadas, lo normal es que debas tener 18 años y ya está.

2. Ser español o tener residencia en España

El segundo de los requisitos es que seas español, debido a la facilidad de los trámites y a que así hay una normata más estable tanto para ti como usuario como para la empresa. Muchas de ellas permiten que solo tengas la residencia aunque no seas español, aunque normalmente esto irá unido a la condición de que pertenezcas a la Unión Europea o al Espacio Económico Europeo.

3. Tener unos ingresos recurrentes

Para garantizar que vas a devolver la cantidad que la empresa prestataria te conceda tendrás que demostrar que tienes unos ingresos recurrentes. Sin embargo, la buena noticia es que estos ingresos pueden, pero no tienen por qué, proceder de una nómina. Los créditos personales online se conceden si eres autónomo, si te corresponde el paro, si eres beneficiario de una beca, si recibes una pensión, etc.

Las empresas prestamistas se adaptan a la realidad actual de que es un porcentaje muy pequeño de la población el que realmente puede disfrutar de una nómina, por tanto, son mucho más permisivos. Además, no necesitas tener ningún tipo de aval extra.

4. Tener una cuenta bancaria y un correo electrónico válido

La cuenta bancaria será necesaria para percibir la cantidad que hayas solicitado y porque será ahí donde se te empiecen a pasar los recibos de cobro de tu devolución. Es importante que seas el titular de esa cuenta, si no, no se considerará válida. En cuanto al correo electrónico, ten en cuenta que será tu principal medio de comunicación con la entidad prestamista. Es al email a donde se te enviarán todas las condiciones de contratación que te respaldarán en el caso de que tuvieras algún problema. A través del email deberás devolverlas firmadas.

5. ¿Estar en ASNEF?

Una buena noticia es que en la inmensa mayoría de los casos no te hará falta no estar en ASNEF, en RAI o en listados similares. Si bien, como te hemos dicho en el caso de la residencia y de la nacionalidad, así como en el del rango de edad, cada empresa puede imponer sus propias condiciones. Por tanto, quizás se te pida que si estás en ASNEF o en un listado parecido, la deuda tenga un límite máximo de cuantía. Esto, aun así, es extraño, normalmente no se te pedirá nada.

Ventajas y desventajas de un crédito personal online

Antes de contratar un crédito personal por Internet, es importante que conozcas tanto las ventajas como las desventajas que tienen. A continuación te las mostramos para que elijas por ti mismo si deseas solicitar uno o no.

Ventajas

Las ventajas que te ofrecen los créditos personales que se contratan por Internet son numerosas. En primer lugar, los pocos requisitos que te hemos comentado son una gran ventaja, ya que hacen que estos productos acojan a toda clase de consumidores. Por otro lado, necesitas muy pocas garantías, ya que además de tus ingresos recurrentes, que no tienen que proceder de una nómina, no necesitarás que nadie te avale.

Por otro lado, al contrario de lo que ocurría en las entidades bancarias tradicionales, nadie te exigirá saber para qué quieres utilizar el dinero. Las razones se quedarán en tu ámbito privado, por lo que no importa si lo vas a usar para los imprevistos más comunes: averías de coches o del hogar, multas, cuesta de enero o de septiembre, matrícula o gastos médicos o veterinarios, o que lo utilices para los regalos de Navidad, para el viaje de tu vida o para un gran capricho.

Además, el hecho de ser online constituye una ventaja en sí misma en el sentido de que los procesos serán rápidos y de que se te permitirá que tengas el dinero de forma mucho más rápida que si tuvieras que ir a una oficina. Los trámites burocráticos, a su vez, son mucho menores.

Desventajas

Un crédito personal online también tiene algunas desventajas. Al no exigir apenas requisitos ni avales o garantías extra, los tipos de interés son un poco más altos. No obstante, en realidad no hay tanta diferencia con los de un banco tradicional y si esto lo unes a los beneficios que aporta, la desventaja es ínfima. Por otro lado, el hecho de ser online, al igual que trae muchas ventajas, también puede ser un inconveniente para quien no se desenvuelve bien en Internet. Sin embargo, las páginas son bastante intuitivas y transparentes para ser fácilmente accesible para todo tipo de personas.

En definitiva, contratar creditos personales online es una opción puramente personal, a la vez que es la opción que eligen cada día más personas. Ahora, con toda esta información, puedes valorar por ti mismo si es el tipo de financiación que estás buscando y pensar en la manera en la que quieres emplearla.