Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Creditos Sin Nomina úsalos
13 Mar 2019

Creditos Sin Nomina, Úsalos con Cabeza

Los creditos sin nomina son una buena opción de financiación para aquellas personas que, no teniendo unos ingresos periódicos o no siendo asalariados, tienen una necesidad puntual de dinero que necesitan cubrir.

Aunque este producto financiero es seguro, lo mejor es que no abuses de él. Puede ser una gran solución para salir de un apuro económico, pero en ningún caso debe convertirse en tu fuente de financiación habitual.

La importancia de la nómina para obtener un préstamo

Cuando le pides dinero a una entidad bancaria o de crédito es lógico que esta te exija alguna garantía. Es decir, algo que le asegure que estás en disposición de poder devolver lo que quieres que te preste.

Aunque hay muchas fuentes de las que puedes obtener ingresos (pensión de jubilación, prestación por invalidez, pensión de viudedad, etc.), la garantía más común que hay que presentar es la nómina. Este documento acredita que actualmente estás trabajando y que una empresa o una Administración pública te paga un salario.

En la nómina hay información muy interesante. Observándola no solo podemos saber lo que cobra una persona, sino también para qué empresa trabaja y qué tipo de contrato tiene.

Se suele pensar que el banco solo examina la cantidad que cobra el sujeto que está pidiendo el crédito, pero en realidad no es así. La entidad bancaria también presta atención a esos otros datos a los que acabamos de hacer referencia.

Así, si tienes una nómina pero la empresa para la que trabajas está atravesando problemas de solvencia o tu contrato es temporal, es posible que te encuentres con alguna dificultad para acceder al dinero que necesitas.

En cuanto a la cuantía del salario, esta cifra le interesa a la entidad a la que le solicites el dinero para hacerse una idea sobre si de verdad vas a poder hacer frente a la devolución.

Si acudes a una entidad bancaria para financiarte, presentar una nómina o, en su defecto, otro documento que acredite que tienes ingresos regulares será totalmente necesario.

Pero el hecho de que tengas un salario alto tampoco te garantiza nada. Las entidades hacen una comprobación de solvencia y analizarán todos los préstamos que tengas pendientes. A través de la Central de Información de Riesgos (CIRBE) se informan sobre la cantidad de dinero que debes. Esto no implica que seas moroso, ni mucho menos, si debes más de 9.000 € y figuras en este registro, aunque estés pagando en tiempo y forma todas las cuotas.

Estos datos ayudan a la entidad bancaria a conocer tu nivel de endeudamiento. De ahí que este fichero sea fundamental para decidir si te prestan o no lo que necesitas.

¿Pueden obtenerse prestamos sin nomina?

Todo esto que acabamos de señalar es el procedimiento que se sigue cuando se pide dinero a un banco.

Lo que ocurre es que hay tantas trabas y el proceso puede llegar a alargarse tanto que muchas personas deciden recurrir a vías de financiación alternativas. Las más habituales son las entidades especializadas en préstamos rápidos.

Una de sus peculiaridades es que si la cantidad de dinero que se solicita no es muy alta no importa que el cliente no tenga una nómina, puesto que se entiende que debido a la baja cuantía del préstamo podrá ser devuelto sin ningún problema.

De hecho, este tipo de créditos rápidos online es también una buena alternativa para aquellas personas que, teniendo ingresos regulares, no quieren pasar por el proceso de pedir dinero prestado a un banco. E incluso para los autónomos, ya que, lógicamente, estos profesionales no tienen nómina en ningún caso y si quieren pedir dinero a un banco tienen que mover mucho papeleo.

Si no hay nómina, ¿debe pedirse un aval?

El uso de avales en el sector bancario está muy extendido, pero desafortunadamente los clientes muchas veces no tienen una idea concreta de cómo opera esta figura.

El avalista pone sus bienes como garantía del avalado. Esto implica que si el avalado (quien ha pedido el préstamo) no devuelve la cantidad prestada, el banco podrá exigir el pago al avalista e incluso ejecutar sus bienes.

En los últimos años hemos visto muchos casos de padres que avalaron a sus hijos para que obtuvieran un préstamo hipotecario y al final se han encontrado con que han perdido sus ahorros e incluso su propia casa si su hijo no ha devuelto el dinero.

Si se trata de un préstamo personal, normalmente la cosa no llega a ser tan grave, puesto que las cuantías solicitadas son mucho más bajas que en el caso de un préstamo hipotecario. Pero, aun así, el avalista puede llegar a verse envuelto en una situación muy desagradable.

Lo bueno es que en el caso de los minipréstamos no van a pedirte aval de ningún tipo aunque no tengas nómina. Si la entidad a la que le demandes el dinero considera que no eres una persona solvente y que existe el riesgo de que no le devuelvas lo prestado, simplemente no te concederá el préstamo. Así no tendrás que pedir a nadie que te haga el favor de avalarte ni pondrás en riesgo los bienes de otras personas.

¿Cuándo puedes pedir creditos sin nomina?

Una ventaja añadida de financiarse a través de préstamos rápidos online es que en ningún caso van a pedirte explicaciones sobre el destino que pretendas dar al dinero. Podrías gastarlo en pagar una reparación de tu coche, saldar una deuda con la compañía eléctrica o incluso para irte de vacaciones; a nadie va a importarle.

Ahora bien, si no tienes unos ingresos regulares o estos son muy bajos, conviene que utilices este producto con cabeza y precaución. Piensa que el dinero que solicites tendrás que devolverlo a corto plazo y además con intereses, así que no te conviene endeudarte demasiado.

Si no tienes un salario o no percibes ingresos de forma habitual deberías limitar el uso de este producto de financiación a cubrir necesidades básicas y perentorias. Por ejemplo, si están a punto de cortarte la luz por falta de pago.

¿Pago más por un préstamo si no tengo nómina?

No. Tu situación personal no afectará a los intereses que vayas a pagar. Estas entidades tienen establecido el tipo de interés aplicable y el mismo se aplica por igual en todos los casos.

El mero hecho de no tener una nómina no es motivo para que se te discrimine de forma alguna y se te ofrezca un préstamo con un interés mayor que a personas que se encuentren en diferente situación. Es más, eso está prohibido por ley.

¿Hay algún límite para pedir dinero prestado sin nómina?

Esto dependerá de la entidad con la que trabajes. El objetivo de estas empresas es facilitar el acceso a financiación a personas que pueden tener algún tipo de dificultad si acuden a los cauces tradicionales, y también a aquellos que no están dispuestos a esperar varias semanas para saber si consiguen o no el dinero que necesitan.

Cuando acudes a un préstamo rápido es porque tienes una necesidad de dinero que debes cubrir de forma rápida. Como hemos visto antes, desde Bonsai Finance, como expertos en este tema, te recomendamos que actúes con precaución y limites tanto las cantidades que pidas como las veces que acudes a este tipo de entidades.

La mayoría de las empresas de este sector aplican límites para evitar que sus clientes se endeuden demasiado. En algunos casos se limita el número de préstamos que se conceden a una persona a lo largo de un año, mientras que, en otros, lo que se hace es subir los intereses a partir de un determinado número de créditos concedidos en un cierto plazo, a fin de disuadir a los clientes de abusar de esta herramienta de financiación.

Características de los créditos rápidos sin nómina

  • Se trata de microcréditos en los que las cantidades que pueden pedirse están muy limitadas. Normalmente, ese límite se mueve entre 300 y 1.000 €.
  • Como la cantidad prestada es pequeña, el plazo de devolución también lo es. Lo habitual es tener que devolver el dinero en un plazo de 30 a 45 días.
  • Es un producto bastante flexible. Si no se puede devolver la cantidad a tiempo, habitualmente puede pedirse una prórroga del plazo. No obstante, ten en cuenta que esto implicará que pagues más intereses.
  • No tienes que acreditar en ningún momento el destino que vayas a darle al dinero.
  • Los requisitos de solvencia son más laxos que los de cualquier banco. No se exige presentar nómina, pero tampoco avales. En algunos casos, incluso pueden obtenerse préstamos estando inscrito en ASNEF.
  • Toda la tramitación se lleva a cabo de forma online, así que es bastante rápida.

¿Cómo se pide un préstamo sin tener nómina?

Prácticamente no hay ninguna diferencia con el resto de créditos rápidos. Lo que tienes que hacer es entrar en la web de la empresa a la que quieras pedirle el dinero. Ahí vas a encontrar toda la información relativa a los préstamos. Nosotros te aconsejamos que leas muy bien todo e incluso que consultes en caso de duda.

Una de las ventajas añadidas de este servicio de financiación es que desde el primer momento sabrás cuánto dinero has de devolver. Si necesitas por ejemplo 300 €, el sistema te mostrará la cantidad de intereses aplicables y te dirá el coste total de la operación, así como el importe de cada una de las cuotas que tendrás que pagar (si es que fraccionas el pago y no optas por devolverlo todo de una vez).

Antes de nada, asegúrate de que vas a poder devolver el dinero en el plazo marcado. Si es así, sigue adelante con la contratación.

Para hacer los trámites se te solicitará una documentación, que normalmente será:

  • Documento Nacional de Identidad o el NIE si eres extranjero.
  • Un número de teléfono de contacto.
  • El número de cuenta corriente en la que quieres que se te haga el ingreso.

El envío de toda esta documentación se realiza de forma online, lo que hace que el trámite sea mucho más rápido. Puedes solicitar el dinero desde cualquier lugar y a cualquier hora. Lo habitual es que recibas respuesta sobre la concesión o no del préstamo de forma casi inmediata.

En caso de que la respuesta sea positiva, el dinero se ingresará en tu cuenta en unas horas. Los plazos pueden llegar a variar, pero lo normal es que nunca tardes más de 48 horas en recibir la cuantía que hayas pedido.

¿Tienen riesgos los préstamos fáciles y rápidos?

Todo producto de financiación lleva implícitos unos riesgos, puesto que siempre existe la posibilidad de que te ocurra algo y no puedas devolver el dinero.

En este caso concreto debes tener en cuenta que los intereses aplicables siempre serán más altos que si acudes a financiarte a un banco. A ello se suma que el plazo de amortización suele ser corto.

Una buena forma de no verte envuelto en problemas es que hagas un buen análisis de tu situación. No pidas nunca más dinero del estrictamente necesario y ten en cuenta los intereses que vas a tener que pagar. Esto te ayudará a decidir si de verdad te compensa o no pedir el préstamo.

Revisa también si es posible ampliar el plazo de devolución y el tipo de interés de demora aplicable.

Si no tienes unos ingresos regulares o estos son muy bajos, este producto puede resultarte especialmente atractivo, pero si abusas de él puedes caer en un sobreendeudamiento que te pondrá en graves aprietos económicos.

Como ves, la mayoría de los riesgos asociados a un crédito sin nómina tienen un componente más subjetivo que objetivo. El producto en sí es seguro; en la mayoría de los casos es la falta de previsión por parte del cliente lo que hace que surjan problemas. De ahí la importancia de que te lo pienses mucho antes de pedir creditos rápidos sin nomina y los uses solo cuando sea totalmente necesario. Si actúas con precaución, este medio de financiación es muy buena alternativa para atender necesidades puntuales y urgentes de dinero.