Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Creditos Urgentes y Vacaciones
7 Mar 2019

Creditos Urgentes y Vacaciones: Todo lo que Debes Saber

Los creditos urgentes son una herramienta financiera que puede resultar muy beneficiosa cuando te encuentras en un aprieto económico.

Ahora que la primavera está llegando, va siendo hora de comenzar a planear tus vacaciones de verano. Pero claro, la mayoría de compañías y empresas de viaje te exigen un adelanto del pago para poder reservar una plaza.

Esto es muy común debido a la gran demanda que hay para reservar hoteles y packs de excursiones, sobre todo si estás pensando en ir a un lugar bastante turístico. Ante este problema, tienes dos opciones. La primera es no reservar tus vacaciones ahora y esperar a disponer del dinero, arriesgándote a tener que hospedarte en un hotel peor ubicado e incluso pudiendo quedarte sin plazas para excursiones y otras actividades.

En cuanto a la segunda opción, puedes pedir un crédito urgente solicitando el dinero que necesitas y reservar ya tus vacaciones. Tras esto, podrás ir devolviendo la suma poco a poco de forma cómoda.

¿Qué son los creditos urgentes?

El primer elemento que has de tener presente en relación con este producto es la palabra «urgente». Esto quiere decir que están pensados para cubrir una falta de dinero que deberá ser subsanada en pocas horas (entre 24 y 48 horas). Esta característica marca una diferencia descomunal con los créditos tradicionales que ofrecen los bancos.

Por ello, son una herramienta a la que cada vez recurren más personas. Las entidades financieras que operan en Internet han creado este producto para cubrir las necesidades de quienes se encuentran en un aprieto económico por el cual requieren obtener liquidez de forma rápida. No obstante, hay muchas otras características que definen este instrumento financiero.

Características de los créditos urgentes

La característica más descriptiva de este producto es su rapidez, tanto en la tramitación como en la recepción del dinero. En la mayoría de las entidades, lo único que tendrás que hacer será rellenar un formulario indicando la suma que necesitas y el tiempo en el que puedes devolverla, además de aportar una documentación bastante escasa y fácil de conseguir.

A las pocas horas de enviar la solicitud recibirás una respuesta positiva o negativa acerca de la financiación, y de forma prácticamente inmediata tendrás el dinero disponible en tu cuenta.

Otra característica muy significativa es la sencillez en sus trámites. Dado que este tipo de productos ha nacido en el seno del entorno digital, ha adquirido parte de su filosofía de funcionamiento. Por ello, están lejos de suponer un papeleo complejo que te suponga varias horas de dedicación. Lo que buscan estas empresas es que tengas lo que necesites de forma sencilla.

De esta manera, sus formularios de solicitud son fáciles de rellenar y con preguntas sucintas. Por tanto, no te supondrá ninguna dificultad solicitar el dinero.

En tercer lugar, debemos mencionar que el plazo para la devolución es bastante corto. Ciertamente, esto dependerá mucho de la compañía a la que solicites el crédito. Pero, normalmente, no suele superar los tres meses. En esto influirá también la cantidad que solicites. No es lo mismo que pidas 200 euros a que pidas 1.000; dependiendo de la cantidad la entidad financiera te ofrecerá un plazo de devolución más o menos extenso.

Es interesante saber que las cantidades que pueden pedirse no son demasiado elevadas. La mayoría de las compañías ofrecen un máximo de 200 euros. No obstante, se pueden encontrar otras que ofrecen hasta 1.000. Todo es cuestión de que te plantees cuánto necesitas y cuándo podrás devolverlo. En base a esto tendrás que comparar entre las diferentes ofertas que haya.

En cualquier caso, si lo que debes hacer es entregar un adelanto del coste de tus vacaciones, lo más probable es que este no sobrepase los 300 euros. Por ende, habrá ofertas más que suficientes para satisfacer tu necesidad.

Por último, tenemos que hacer referencia a que sus requisitos son mucho más laxos. El objetivo principal de esto es cubrir el mercado de aquellas personas a quienes los bancos les deniegan los créditos. Quedan de esta forma como la mejor opción para quien tiene una urgencia y no se ve respaldado por los bancos debido a las exigencias que imponen a la hora de dar financiación.

¿Cuáles son los requisitos para obtener un crédito urgente?

Al hilo del apartado anterior, vamos a especificar cuáles son los requisitos generales que se suelen pedir para acceder a esta financiación. La realidad es que, dependiendo de la compañía y de la cantidad que necesites, estos requisitos pueden variar. Sin embargo, sí hay ciertas condiciones que son comunes para acceder a los créditos urgentes en todas las compañías.

1. Ser mayor de edad y residir en España

Para poder hacerte cargo de una deuda, es necesario que seas mayor de edad. Por esta razón, todas las compañías lo exigen. Por otro lado, deberás residir en España para optar a los productos que comercializan en este país.

2. Tener un documento de identidad válido

No importa si se trata de un DNI o de un NIE, pero tiene que estar en vigor cuando solicites el dinero, ya que te requerirán una fotocopia de tu documento identificativo y si no está en vigor no te aceptarán la solicitud.

3. Tener ingresos regulares

Dependiendo de la compañía esto será más o menos estricto. Hay algunas compañías que te exigirán tener una nómina, aunque no sea demasiado alta. En otras bastará con que cobres una pensión o una prestación por desempleo, y otras simplemente te pedirán un extracto de tu cuenta para comprobar que, efectivamente, recibes ingresos regulares.

En cualquier caso, percibir cierto dinero, aunque sea poco, de forma regular será un requisito importante.

4. Tener móvil y correo electrónico

Al ser una entidad online, la forma estándar de comunicarse contigo será a través de SMS o llamada o a través de un correo electrónico. Por este motivo, será indispensable que cuentes con una línea móvil a tu nombre y una dirección de email activa.

Ciertamente, la única necesidad para ello es tener una vía de comunicación contigo para cualquier cuestión que surja.

5. No tener deudas

Aunque es cierto que existen algunas compañías que ofrecen creditos urgentes para personas que aparecen en los listados de ASNEF y RAI, la mayoría de ellas no ofrecen un crédito rápido como tal. Por el contrario, tienen otras opciones disponibles con algunas características diferentes y requisitos más estrictos.

En cualquier caso, si tienes deudas financieras con entidades online, ninguna de ellas te ofrecerá financiación. De esta forma, debes tener en cuenta que para poder obtener este tipo de financiación primero deberás saldar las deudas que hayas contraído anteriormente.

6. Tener una cuenta bancaria a tu nombre

Si no tienes una cuenta a tu nombre deberás abrirla para poder obtener el crédito. Normalmente, las compañías online no ingresan ningún dinero en una cuenta que no esté a nombre de quien solicita el préstamo, ya que, en caso de impago, no podrían demostrar que este dinero ha sido concedido.

7. No tener adicciones

Por último, vamos a mencionar esta condición aunque no sea una de las más comunes. En pro del bien social, cada vez son más las compañías que deniegan financiación a personas en cuyo historial aparecen adicciones al juego.

Si bien es cierto que no es fácil obtener esta información, al estudiar a la persona que requiere la financiación se comprueba si tiene deudas con casas de juegos o apuestas en Internet.

¿Verdaderamente merece la pena pedir un crédito urgente?

Muchas personas se preguntan si utilizar este tipo de herramientas de financiación verdaderamente merece la pena. Obviamente, estos productos tienen sus pros y sus contras, pero sí es cierto que ante una urgencia es la herramienta más eficaz.

En cualquier caso, para que puedas formarte tu propia opinión vamos a exponerte cuáles son las ventajas y las desventajas. Así podrás valorar si te conviene o no.

1. Desventajas de los créditos urgentes

El inconveniente más importante que tienen estos productos es que su tipo de interés es bastante alto. De hecho, en muchos casos puede aplicarse un interés TAE superior al 25 %. De ahí que se haga tanto hincapié en que el motivo para pedir un crédito urgente sea realmente acuciante.

Algo que debes valorar es que estas compañías, al requerir tan pocas condiciones, se exponen a un alto riesgo de impago. Por este motivo tratan de suplir estas pérdidas con altos intereses. En cualquier caso, muchas de ellas ofrecen una primera financiación sin intereses para captarte como cliente.

De esta forma, si es la primera vez que recurres a esta opción podrás hacer uso del crédito sin interés y devolver únicamente lo que has pedido.

En segundo lugar debemos mencionar que cobran comisiones y honorarios bastante elevados. De nuevo, esto se debe al riesgo que corren al ofrecer la financiación de forma tan rápida y con tan pocas condiciones. Sobre todo si necesitas retrasar el pago o si incumples alguna cuota, la comisión por demora es bastante elevada.

Por este motivo, es muy importante que tú mismo te asegures de que podrás devolver el dinero en el plazo que acuerdes.

2. Ventajas de pedir un crédito urgente

La primera ventaja que hay que destacar es la comodidad. Desde tu propia casa podrás rellenar la solicitud y pedir el dinero que necesites. Podrás hacerlo por teléfono o por Internet sin tener que desplazarte.

Otra ventaja es la rápida disponibilidad del dinero. Por este motivo se denominan créditos urgentes. La compañía entiende que tienes una urgencia y te permitirá disponer del dinero de manera prácticamente inmediata. De esta forma evitas los trámites interminables de los bancos y las esperas hasta que tienes disponible en tu cuenta la cantidad que has pedido.

Por último, no podemos pasar por alto la sencillez, tanto en los trámites como en la aceptación del crédito. Al ser cantidades no demasiado altas, no tendrás que cumplir con demasiados requisitos, lo cual puede ser una ventaja si no tienes unos ingresos demasiado elevados. Y si no te gusta complicarte con demasiado papeleo, eligiendo esta opción tampoco tendrás por qué.

Como puedes observar, saber si este producto merece la pena dependerá de la necesidad que tengas y de tu propia situación económica. Si tienes una urgencia y los bancos te deniegan la financiación que necesitas, esta opción te merecerá la pena.

Compara y vencerás

En cualquier caso, una de las cuestiones más importantes para conseguir una financiación que te beneficie al máximo posible es comparar. No dudes en comprobar qué te ofrece cada compañía y cuáles son las condiciones que más te convienen antes de solicitar ningún crédito.

Esto te permitirá estudiar cada una de las posibilidades a las que optas y encontrar la que más te beneficie de cara a la devolución del dinero. Ser impulsivo al pedir un crédito urgente puede salirte muy caro. Por tanto, más te valdrá emplear tiempo en estudiar las diferentes ofertas y en buscar un comparador eficiente y serio como Bonsai Finance para facilitarte esta tarea.

No te quedes sin vacaciones por falta de liquidez

Ahora que conoces los créditos urgentes y todos sus pormenores, solo podemos decirte que no te niegues a recurrir a ellos si tienes un problema pasajero de liquidez. Es cierto que en los meses de primavera hay más gastos, sobre todo si tienes una familia.

El cambio de trimestre requerirá la compra de nuevos materiales y ropa para los más pequeños de la casa. También, con el buen tiempo, se reactiva la vida social y esto puede crear un pequeño desajuste en tus cuentas. No obstante, si sabes que esto es pasajero ya que tus ingresos te permitirán reponerte en pocas semanas, no desaproveches la oportunidad de reservar ya esas vacaciones que llevas esperando todo el año.

A fin de cuentas, los viajes y los momentos felices con las personas a las que amas son lo que da sentido a la vida. Por ello, no tienes por qué renunciar a estos momentos de disfrute por una falta de liquidez pasajera.

Estudia las diferentes opciones de creditos urgentes a las que puedes optar y solicita el que más te convenza. ¡No te arrepentirás!