Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Puntos Fuertes Cuenta Naranja
30 Sep 2019

¿Cuáles Son Los Puntos Fuertes De La Cuenta Naranja?

Cuando tomas la decisión de contratar una nueva cuenta corriente te das cuenta de la inmensa cantidad de productos que las distintas entidades bancarias ofrecen. Desde este punto de vista, puede llegar a resultar verdaderamente difícil decantarse por una u otra opción pues, en principio, todas son igualmente beneficiosas. Sin embargo, lo ideal es conocer en profundidad cada una de las posibilidades para que, finalmente, puedas elegir la que mejor se adapte a tu caso. Por eso mismo, seguidamente te mostraremos un minucioso análisis acerca de los principales puntos fuertes de la cuenta naranja de ING Direct.

¿Qué es la cuenta naranja?

La cuenta naranja se constituye como uno de los principales productos del banco de origen neerlandés ING Direct. Así, se trata de un producto pensado para el ahorro y sus características van orientadas en esa dirección como te iremos mostrando.

Desde este punto de vista, cuenta con las funciones generales de una cuenta corriente convencional, incluyendo la posibilidad de ingresar dinero, disponer de él y, en general, almacenar los ahorros dinerarios.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Ahora bien, aunque te hemos dicho que se constituye como una cuenta corriente en un sentido tradicional, lo cierto es que podemos destacar de ella una serie de ventajas que la hacen especialmente beneficiosa en relación con otros productos ofrecidos por sus competidores.

Así, a lo largo del siguiente listado describiremos sus principales virtudes, basándonos también en opiniones directas de clientes que han contratado este mismo producto:

– Facilidad de apertura y contratación: tal como te comentaremos al final de este artículo, la apertura y contratación en general de este producto de ING Direct se lleva a cabo a través de un proceso simple y rápido (no te llevará mas de 5 minutos realizarlo). Esto evita largas esperas, manejo de difíciles documentos inabarcables e incomodidades innecesarias.

– Posibilidad de presencia de varios titulares: según las condiciones generales de esta cuenta corriente, existe la posibilidad de añadir un máximo de otro titular (además de ti mismo), el cual será también propietario de los ingresos que allí se depositen.

Por otro lado, si en vez de un cotitular y copropietario deseas incluir solo la figura de un mero autorizado (es decir, alguien que, sin ser propietario, pueda retirar dinero) también podrás hacerlo.

Ambas gestiones se llevarán a cabo de forma rápida, sencilla y totalmente gratuita a través de la página del producto que encontrarás, una vez contratada esta cuenta corriente, en la sección Área Clientes. Cabrá tener en cuenta, eso sí, que solo es posible dar de alta a un nuevo cotitular hasta el día 31 de enero del año siguiente al de la contratación del producto. El autorizado, por su parte, podrá añadirse en cualquier momento, sin existencia de plazos.

– Alta rentabilidad constante: esta quizá sea la característica más destacable de este producto. Gracias a la gestión de ING Direct, gozarás una rentabilidad del 0,01% TAE, pudiendo disponer del dinero siempre que quieras (tal como te comentaremos posteriormente) y sin perder el rendimiento que ya hayas acumulado.

Dicha rentabilidad se disfruta, por cierto, sin asumir ninguna clase de riesgo. De hecho, cuenta con una certificación que lo señala como producto 1/6 en la escala de riesgo (siendo 6/6 indicativo del máximo nivel de riesgo y 1/6 del mínimo o nulo).

– Ausencia de comisiones de cualquier clase: otro de los puntos fuertes de este producto que, sin duda, lo sitúan con gran ventaja con respecto a sus competidores, es el de la ausencia total de comisiones. Nunca tendrás que pagar por abrir la cuenta, por mantenerla abierta, por ingresar dinero ni por disponer de él.

En definitiva, se constituye como un producto plenamente gratuito, el cual es, por su propia naturaleza, libre de todo coste de cualquier índole. La razón estriba en la finalidad principal de esta cuenta corriente, que es el ahorro y depósito de tu capital sin perder la posibilidad de disponer del mismo. Así, insistimos, no tendrás que pagar comisiones tampoco por las transferencias en el mismo día, por la emisión de cheques ni por la disposición general de tu dinero.

– Distintas posibilidades de ingreso de dinero: dado que, como venimos reiterando, la finalidad principal de este producto es la de acumular tu capital y facilitarte el ahorro, los gestores de ING Direct han puesto a disposición de sus clientes diferentes vías de ingreso de dinero con tal de que, si la contratas, puedas escoger aquel camino que te resulte más sencillo y deseable.

Citaremos dos vías a modo de ejemplo. La primera es mediante la ordenación de una transferencia (desde cualquier banco). Para ello solo deberás indicar tu número de cuenta y, en un máximo de dos días hábiles, verás reflejado el dinero que te han transferido sin soportar ningún cargo de comisiones.

La segunda vía es mediante cheques de cualquier entidad con sede en territorio español. Para ello deberás entregarlos personalmente a cualquiera de las oficinas Naranja que pueden encontrarse en todo el territorio español, o bien enviarlos por correo al apartado 312, 28080 Madrid. Del mismo modo recibirás el dinero en un máximo de dos días hábiles.

– Disponibilidad plena del dinero ingresado: ha quedado claro que la finalidad de este producto es el ahorro y la recepción de rentabilidad por tu dinero ingresado. Sin embargo, esta característica no es óbice para que puedas contar con una disponibilidad plena del dinero ingresado en esta cuenta.

Para poder gastar tu dinero, deberás realizar una transferencia a cualquier cuenta de la que seas titular. Insistimos: no deberás pagar ninguna comisión por la realización de esta gestión.

– Buena atención al cliente destinada a la resolución de dudas y a la resolución de problemas de cualquier clase: el banco ING Direct se ha tomado muy en serio la parcela de la atención a sus clientes. Precisamente por este motivo, ha puesto a su disposición (y, por tanto, también a la tuya si es que decides contratar sus productos) un enorme equipo de ayuda y resolución de problemas.

Las vías de contacto con dicho equipo de profesionales son variadas para que puedas escoger aquella que más se adecúe a tu situación y a tus necesidades particulares. Puedes encontrar, por ejemplo, los teléfonos de atención al cliente (901 020 901 y 91 206 66 55), los cuales están disponibles todos los días y a cualquier hora.

Por otro lado, se puede contactar con ellos a través de su página web oficial, sus espacios de Facebook y Twitter y, por supuesto, acercándose a cualquiera de los cientos de oficinas Naranja diseminadas por el territorio español, las cuales, por cierto, también abren por la tarde.

¿Tiene algún inconveniente la cuenta naranja?

Aunque, como te venimos señalando, este producto de ING cuenta con una gran cantidad de ventajas muy valiosas a la hora de decantarse por su contratación, lo cierto es que no podemos entenderla como la cuenta corriente perfecta.

De hecho, entre sus características podemos reseñar algún inconveniente que también tendrás que tener en cuenta antes de contratar de forma definitiva este servicio, pues podría suponer, según los casos, una dificultad insalvable.

Así, mostrándote la total transparencia fruto de nuestro trabajo en Bonsai Finance de recopilación de información y de opiniones directas de clientes, te comentamos que esta cuenta del ING Direct tiene los siguientes inconvenientes principales:

– Imposibilidad de domiciliar recibos: como te hemos comentado, la característica o finalidad principal de esta clase de cuenta es el almacenamiento de ahorros a cambio de una alta rentabilidad, sin por ello dejar de disponer de tu dinero y sin tener que pagar ni un euro en gastos ni comisiones. Sin embargo, precisamente por todo ello no es posible domiciliar recibos.

Con respecto a esta prohibición, solo harán una excepción, puesto que sí te permitirán domiciliar recibos siempre y cuando estos sean fruto de un producto comercializado por el propio ING Direct.

– Imposibilidad de realizar transferencias a cuentas de las que no seas titular: aunque sí podrás, con total libertad, recibir dinero en tu cuenta fruto de una transferencia realizada por cualquier persona de cualquier entidad, lo cierto es que tú solo podrás realizar transferencias dirigidas a cuentas de las que tú mismo seas titular.

Desde este punto de vista, solo podrás disponer del dinero ingresado en esta cuenta trasladándolo antes a una cuenta de la que tú también seas titular, y no otra persona. Por suerte, como te hemos comentado, puedes añadir otro titular de la cuenta, por lo que también podrán realizarse transferencias a cuentas de su propiedad.

– No se dispone de tarjetas de débito ni crédito: tal como te hemos comentado, solo podrás disponer del dinero depositado en esta cuenta mediante transferencias a cuentas de las que seas titular. Dado que esta es la única manera, no existe otra vía a través de una tarjeta de débito o de crédito.

En definitiva, no podrás solicitar una tarjeta ligada a esta clase de cuenta corriente.

¿Cómo puedo contratar la cuenta naranja?

Tal como nos informa el banco ING Direct en su propia página oficial, la contratación de la cuenta naranja se lleva a cabo a través de un proceso verdaderamente sencillo. Dicho proceso se ejecuta siguiendo los siguientes pasos:

1. Completar el formulario de apertura disponible en cualquier oficina física del banco ING Direct, pero que también puede encontrarse en la página web oficial del producto, tal como verás al pinchar sobre el enlace anterior. Del mismo modo, es también posible contratar este producto llamando a los teléfonos de atención al cliente que ponen a tu disposición (901 020 901 y 91 206 66 55).

2. Elegir una clave de seguridad, la cual deberá contar con 6 números. Tendrás que elegirla con cuidado y guardarla en tu memoria, pues será la llave para acceder a tu cuenta tanto a través de internet como por teléfono.

3. Entregar tu documentación, la cual te solicitarán durante el propio proceso de apertura de la cuenta y que deberás validar utilizando la clave elegida en el paso anterior.

La documentación necesaria será, para el caso de que seas ciudadano español, tu DNI en vigor. Si, por el contrario, no eres ciudadano español pero lo eres de la Unión Europea, necesitarás tanto tu pasaporte (si no cuentas con pasaporte en vigor, podrás entregar el documento oficial acreditativo de tu país de origen con firma y fotografía, en vigor) como el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión.

Por otro lado, si no eres ciudadano español y tampoco eres ciudadano comunitario, precisarás de una tarjeta de residencia en vigor, la cual te será solicitada.

4. Realizar un ingreso inicial, que podrá ser de cualquier importe pero que no se verá reflejado hasta que no se haya entregado toda la documentación oficial ligada al producto. Así, desde el momento en el que los empleados de ING te indiquen tu número de cuenta podrás llevar a cabo dicho ingreso.

5. Solicitar la documentación. Este paso consistirá en que lleves a cabo la solicitud de recepción de la documentación. Este es el único paso que no puede hacerse de forma telemática, es decir, que deberás recibirla personalmente. Para ello deberás elegir un día y hora en la que un mensajero te la entregue a ti personalmente, debiendo recoger por tu parte una fotocopia de tu DNI o documento de identificación en vigor que te corresponda. Evidentemente, la solicitud y la recepción de esta documentación serán totalmente gratuitas.

Tras realizar estos cinco pasos, encontrarás abierta y disponible de forma definitiva tu cuenta en el banco ING Direct, pudiendo comenzar a disfrutar inmediatamente de los beneficios que te ofrece, que a lo largo de este artículo te hemos descrito, para facilitar tu toma de decisión.

En conclusión, ya ves que la cuenta naranja es un producto caracterizado por una serie de ventajas competitivas con respecto a las cuentas corrientes ofrecidas por otros bancos. Ahora bien, dichas ventajas se podrán disfrutar plenamente solo si lo que buscas es una cuenta cuya finalidad principal sea la del ahorro y la búsqueda de rentabilidad a largo plazo, acompañada de un riesgo nulo para tu capital.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.

Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar:
¿Conoces los prestamos rapidos? Te informamos sobre sus características más relevantes
¿En qué consisten los créditos rápidos y cómo solicitarlos?
Todo lo que necesitas saber sobre creditos rapidos con ASNEF
Solicita ya el tipo de préstamo online que te interesa