Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Utilizar Minicreditos Nuevos
7 May 2019

¿Cuándo Debes Utilizar los Minicreditos Nuevos?

Los minicreditos nuevos se han popularizado en los últimos años dentro de nuestro país gracias a lo prácticos y cómodos que son. Pero, ¿realmente saben los españoles para qué deben utilizarse estos servicios de financiación online rápida?

La mayoría de los ciudadanos conocen estos servicios de financiación instantánea pero no tienen claro cuándo deben usarlos y cuándo no. En este artículo vamos a recomendarte en qué situaciones debes utilizarlos y en cuáles no.

¿Qué son los minicreditos nuevos?

Como su nombre indica, son pequeños préstamos de dinero que se utilizan de manera puntual y se devuelven en un corto espacio de tiempo.

Los requisitos para poder solicitar un minicrédito nuevo son bastante sencillos de cumplir: ser residente español con un documento de identidad que lo verifique, poseer una cuenta bancaria a tu nombre y disponer de un teléfono móvil también a tu nombre. Con estos requisitos y alguno más en función de la empresa prestamista con la que hagas tu solicitud, tendrás suficiente para poder acceder a esta financiación.

Uno de los principales beneficios que obtiene el cliente al solicitar este tipo de financiación es que, al tener lugar todo el proceso online, no necesitas desplazarte, hacer colas ni esperar para una respuesta.

Las empresas de minicréditos nuevos se encargan cada vez más de hacer que el proceso de solicitud y firma del contrato sea lo más sencillo, eficaz y seguro posible. De esta manera, hoy por hoy, con un simple smartphone y 15 minutos disponibles podemos conseguir el dinero que necesitemos siendo ingresado en nuestra cuenta.

¿Para qué debe utilizarse un minicrédito nuevo?

Como ya hemos comentado, los minicreditos nuevos están diseñados para solventar situaciones de falta de liquidez inmediata y de forma puntual. Son muchas las situaciones en las que puede ser sensato y útil solicitar un minicrédito al instante, pero también existen aquellas en las que nunca debería hacerse.

Situaciones en las que es deseable solicitar un minicrédito

Las típicas situaciones en las que podemos necesitar un préstamo rápido son aquellas que requieren una solución inmediata y a las cuales no podemos hacer frente en ese preciso momento con nuestro capital.

Algunos de los ejemplos más comunes son la avería de un vehículo, la rotura de un electrodoméstico de primera necesidad en la vivienda, una multa de tráfico, viajes imprevistos o algún tipo de gasto puntual que no podamos hacer frente en ese momento, como la vuelta al cole, el recibo del seguro del coche, etc.

Cualquiera de estas situaciones requiere adoptar una medida inmediata, pues no es posible esperar que llegue el siguiente sueldo para hacerles frente. Por ello, estas empresas de financiación rápida son las más indicadas para ayudar a solventar estos imprevistos.

Puedes conseguir el dinero que necesites para salvar la situación en cuestión de minutos y cuando recibas la siguiente nómina u otro de tipo de ingreso devolverlo de manera cómoda y sencilla. Así no solo superas el imprevisto, sino que además evitas malos tragos por no disponer del dinero necesario para salir del paso.

Situaciones en las que no deberías solicitar un minicrédito

En toda aquella situación en la que no tengas la seguridad de poder hacer frente al pago del préstamo es totalmente desaconsejable. No olvidemos que un producto financiero conlleva responsabilidades; si solicitas un crédito debes tener la seguridad máxima de que podrás hacer frente a la devolución del importe cuando venza el plazo.

Conclusión

Desde Bonsai Finance te recordamos que los minicreditos nuevos no son un método para percibir ingresos, por lo que no puedes contar con ellos mes a mes. Son préstamos que debes gestionar con responsabilidad y solo de manera puntual para salir de un pequeño bache financiero que tu economía familiar pueda sufrir.