Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Ayuda los Creditos Rapidos
19 Mar 2019

Cuándo Pueden Serte de Ayuda los Creditos Rapidos

Los creditos rapidos son la herramienta financiera idónea para poder salir de ciertas situaciones económicas difíciles. En este artículo vamos a profundizar un poco sobre este tipo de producto financiero y te vamos a especificar cuándo pueden serte de gran ayuda.

¿Qué son los creditos rapidos?

Este tipo de créditos son productos financieros pensados para suplir la falta de liquidez que una persona pueda tener en un momento dado. Lo más destacado de estos productos es la sencillez a la hora de solicitarlos y a la hora de recibir el dinero, así como la rapidez en los trámites. Ciertamente, al tratarse de un producto financiero originado en Internet, su enfoque está muy alineado con los valores de facilidad e inmediatez del entorno digital.

Características principales

Además de la inmediatez y la rapidez tanto en la solicitud como en la aceptación y el ingreso del dinero, hay otras características que definen a este producto financiero y que debes conocer para saber si se adapta a tus necesidades.

1. Cantidades no demasiado elevadas

La realidad es que, dependiendo de cada entidad, la cuantía límite para estos productos puede variar notablemente. Por ejemplo, habrá compañías que ofrezcan hasta 3 000 euros mientras que otras puedan darte hasta 5 000.

Dependiendo de la entidad las cifras varían, no obstante, la mayoría de empresas ofrecen estas cantidades como máximo.

2. Plazo de devolución corto

Dependiendo de la cuantía que te otorguen te darán un plazo u otro para devolver el dinero más los intereses. Lo más común es que dicho plazo no sobrepase el año. No obstante, siempre podrás buscar una compañía que te ofrezca un plazo mayor.

De igual forma, si lo pides por una necesidad puntual, podrás devolverlo al mes siguiente evitando así el encarecimiento del préstamo.

3. Requisitos bastante laxos

Por norma, para acceder a este tipo de financiación las compañías no te exigen cumplir con demasiados requisitos. Ellas saben quiénes son sus clientes y saben que, en muchas ocasiones, se acude a ellas porque los bancos tradicionales imponen unas condiciones demasiado estrictas, difíciles de cumplir.

¿Quién puede solicitar un crédito rápido?

Al hilo del apartado anterior, hemos creído conveniente hablarte sobre las condiciones que tendrás que cumplir para acceder a un crédito rápido. Lo primero que debes saber es que la información que vamos a darte puede variar dependiendo de la entidad. Por ello, siempre te recomendamos comparar entre diferentes creditos rapidos hasta dar con el que mejor encaja con tus condiciones y necesidades.

1. Tener ingresos regulares

No tendrá por qué ser una nómina, pero sí es cierto que deberás acreditar una fuente de ingresos regular.

2. Residir en España y ser mayor de edad

Esto será necesario para que puedas ser el único responsable del préstamo y para poder localizarte en caso de impago.

3. Documento de identidad en vigor

Ya sea DNI o NIE, tendrás que aportar una fotocopia de tu documento de identidad y este tendrá que estar en vigor.

4. Tener correo electrónico y un móvil

Estos serán los medios por los que la entidad se pondrá en contacto contigo y deben estar operativos y actualizados.

5. Ser titular de una cuenta bancaria

En la cual se te ingresará el dinero y donde se te cobrarán las cuotas del crédito rápido.

6. No tener deudas

Ciertamente, esto depende mucho de la entidad y el tipo de producto. Hay algunas entidades que ofrecen productos para personas que aparecen en listados de morosos. En cualquier caso, si tu deuda es financiera, no podrás acceder a estos productos.

¿Cuándo puede ser útil pedir un crédito rápido?

Hay ciertas circunstancias en las que este tipo de financiación puede ayudarte a salir de un aprieto económico. Si nos centramos en la fecha actual, lo primero que nos viene a la cabeza es el final de curso de los más pequeños de la casa y la reserva de las vacaciones.

1. Cubrir gastos de final de curso

Ahora que se avecina el final de curso de tus hijos, seguro que tendrás que adelantar pagos para la fiesta del colegio. O, incluso, si tienen planeado algún viaje para la despedida con los compañeros, tendrás que empezar a hacer los pagos más importantes desde ya mismo.

Si tienes poca liquidez, este tipo de créditos pueden ayudarte a salir de un aprieto, saldando la deuda cuando estés un poco más aliviado.

Por otro lado, dentro de poco comienza un nuevo trimestre y la compra de material escolar puede suponerte un gasto elevado. De esta manera, no dudes en hacer uso de estos productos financieros para mejorar tu capacidad adquisitiva.

2. Planear tus vacaciones

Llegados a este mes, la cuesta de enero se va alejando aunque aún se siente. El problema se encuentra en que quizás tengas que reservar ya o adelantar algún pago para tus vacaciones, y puede que no cuentes con la liquidez necesaria para ello. Si este es tu problema, no tengas reparos en pedir un crédito rápido.

Sobre todo si sabes que contarás con ese dinero más adelante y que podrás pagar cómodamente las cuotas; no te lo pienses y obtén el dinero que necesitas para reservar tus vacaciones ya.

3. Reformas de verano

Otra de las actividades más comunes en verano son las reformas. Si estás pensando en aprovechar los meses estivales para hacer esa reforma que tu hogar necesita, pero para la que no encuentras nunca el momento, un crédito rápido puede ayudarte.

Si tienes que pagar por adelantado los materiales o dar alguna señal a la empresa de construcción o a los propios albañiles para que te atiendan en las fechas que necesitas, no te preocupes por el dinero. Puede que en este preciso momento no cuentes con la liquidez necesaria, por ello puedes ayudarte con este producto y asegurarte de que la reforma de tu hogar no pase de este año.

En definitiva, los creditos rapidos pueden ayudarte en muchas circunstancias. Estos tres ejemplos son los más comunes, pero cualquier desavenencia económica ante la que te encuentres puede ser un buen motivo para solicitarlos.