Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Condiciones Cuenta 123 Santander
1 Oct 2019

Cuenta 123 Santander: Conoce Sus Condiciones Generales

Cada vez puede observarse un aumento mayor en la cantidad de productos ofrecidos por las entidades bancarias y esta increíble oferta puede dar lugar a situaciones en las que no sabes decidirte. Desde este punto de vista, es muy importante estar correctamente informado acerca de las condiciones particulares de cada uno de los productos, cualquiera que sea su clase. Precisamente por eso, nosotros, como profesionales en la materia, te contaremos aquí todos los detalles propios de la Cuenta 123 Santander, con tal de que tengas los conocimientos necesarios a la hora de plantearte su contratación

Para ello, te explicaremos qué es exactamente la Cuenta Santander 123, cuáles son sus condiciones generales, sus puntos fuertes y débiles y, por supuesto, te indicaremos el camino que has de seguir en el caso de que, finalmente, te decidas por su contratación.

¿Qué es la Cuenta 123 Santander?

Desde un punto de vista general, la Cuenta Santander 123 se constituye como un producto clásico en tanto que se trata de una cuenta corriente. En este sentido, ha de considerarse que se trata de un servicio que deberá ser comparado con otros de su clase, ya que es, desde un punto de vista amplio como decimos, una cuenta corriente al uso.

Ahora bien, si prestamos atención a los detalles, veremos que este producto no es como el resto de su especie, pues las condiciones de la Cuenta 123 la convierten en una opción especialmente interesante a la hora de decantarse por la contratación de un producto de este estilo.

¿Cuáles son las condiciones de la Cuenta 123?

Para comprender en profundidad las condiciones de la Cuenta 123 hay que partir de las bases que empujaron al Banco Santander a su creación. Y es que las ideas que se esconden tras dicha creación se encuentran en la voluntad de sacar al mercado una cuenta corriente capaz de ser verdaderamente rentable para quien la contrate; es decir, de contar con un nivel de intereses suficientemente llamativo.

Precisamente por este motivo, tanto las ventajas como los inconvenientes de la Cuenta 123 Santander girarán en torno a la cercanía de esta cuenta corriente con un producto de inversión; claro ejemplo lo encontraremos, tal como verás, en la variedad de requisitos exigidos por el equipo del Santander para poder acceder a la totalidad de ventajas ligadas a este producto.

Con tal de que comprendas en mayor medida las cuestiones que te estamos planteando, analizaremos detalladamente las ventajas e inconvenientes de este producto. Para darte la información más transparente, nos basaremos en nuestra propia experiencia junto con clientes del Santander, así como en la lectura y el análisis minucioso de los contratos ligados a este producto.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las ventajas principales de la Cuenta 123 Santander son:

– Rentabilidad: la rentabilidad que ofrece este producto es, posiblemente, la más atractiva de sus ventajas. Si bien desde el estallido de la crisis económica los intereses generados por una cuenta corriente en España bajaron a niveles irrisorios, el banco Santander ha apostado por recuperar niveles precrisis con la finalidad de atraer una mayor cantidad de clientes.

Desde este punto de vista, has de partir de la consideración de que, en función de la cantidad de dinero que pretendas almacenar en esta cuenta, el nivel de rentabilidad variará. Para conocer exactamente cuál sería el porcentaje de remuneración en tu caso, puedes calcular la rentabilidad que obtendrás con la calculadora online en su propia página web oficial

Como pincelada general, para que conozcas las condiciones generales de la remuneración de la Cuenta Santander 123, te comentaremos que obtendrás un 3% de rentabilidad anual por un saldo de hasta 1000 euros. Desde este punto de vista, podrás obtener un máximo de 30 euros brutos anuales por tus ahorros.

– Bonificación de recibos: además de la rentabilidad directa sobre tus ahorros, el Santander busca presentar alicientes a sus clientes para que estos domicilien sus recibos. Precisamente por ello, han dado lugar a la creación de una serie de bonificaciones, que te permitirán ahorrar cierto porcentaje anual en tus facturas.

Dado que cada caso es particular y único, te recomendamos que visites la calculadora online a la que nos hemos referido al hablar de la rentabilidad, pues en ella encontrarás las herramientas suficientes para conocer las cantidades bonificadas de las que serías beneficiario.

De todas maneras, al igual que hemos hecho antes, con el objetivo de que te hagas una idea general de las bonificaciones en los recibos te mostraremos algunas pinceladas.

En el caso de los recibos que son fruto de los tributos locales (tales como IBI, vados, impuesto de circulación…) y de los seguros sociales (tales como RETA y REA), la bonificación será de un 1% mensual (un 12% anual), con un máximo de hasta 120 euros anuales. Así, si pagamos un total de 500 euros mensuales entre tributos locales e impuestos sociales, obtendremos a final de año una bonificación de un 12%, esto es, 60 euros.

En lo que refiere a suministros de hogar (incluyendo luz, agua, gas y telecomunicaciones) y seguros de protección (por ejemplo de vida, hogar o auto) la bonificación será del 2% mensuales (un 24% anual), con un máximo de 480 euros anuales. Si, por ejemplo, de suminsitros pagamos 250 euros mensuales y de seguros otros 250, a final de año obtendremos una bonificación del 24% del total pagado, esto es, 120 euros.

Por último, en los recibos fruto de la escolarización (incluyendo guarderías, colegios y universidades) y de las donaciones a ONG, se obtendrá un máximo de bonificación de un 3% mensual (36% anual), con un máximo de 360 euros anuales. Si, entre colegios y universidades, pagamos recibos mensuales por un valor de 250 euros mensuales y donamos mensualmente 250 euros a ONG, al final del año obtendremos una bonificación del 36% del total pagado o, lo que es lo mismo, 180 euros.

Si accedemos a la totalidad de bonificaciones en su máximo importe, podemos ahorrar anualmente hasta 1320 euros, que deberán sumarse a la rentabilidad de la cuenta antes comentada.

– Conversión en accionista de Banco Santander: aunque esta es una ventaja menor, lo cierto es que también ha de tenerse en cuenta. Y es que al contratar este producto, Banco Santander te obsequiará con una acción en bolsa, por lo que pasarás inmediatamente a ser accionista del mayor banco de España.

Actualmente su cotización es de 3,82 euros, si bien ha llegado a alcanzar máximos de hasta 15 euros desde su entrada a bolsa en 2002.

– Inexistencia de permanencia: esto conlleva que podrás cesar en la contratación de la cuenta en cualquier momento. Desde este punto de vista, si decides no querer beneficiarte de las ventajas ligadas a este producto (ya sea porque no te han convencido, porque vas a dejar de cumplir los requisitos exigibles o por cualquier otra razón), podrás darte de baja sin necesidad de dar ninguna clase de explicación ni de hacer frente a ningún tipo de sanción.

Esto te otorga gran libertad, pues puedes acceder temporalmente al producto con tal de probar sus condiciones y darte de baja rápidamente en el caso de que no acaben de convencerte o hayas encontrado una opción mejor.

– Facilidad de contratación: tal como te comentaremos más adelante, ya seas o no cliente del Banco Santander en este momento.

¿Cuáles son sus inconvenientes?

Como te hemos planteado, la cantidad de beneficios y bonificaciones ofrecidos por este producto de Banco Santander es considerable. Sin embargo, también cuenta con ciertos inconvenientes, pues ningún producto es perfecto.

Para decidirte definitivamente acerca de si contratar o no la Cuenta 123 Santander, te los mostraremos:

– Exigentes requisitos para mantener la remuneración: para acceder a la remuneración que ofrece este producto, así como para evitar posibles sanciones, se exige el cumplimiento de los siguientes requisitos; en primer lugar, tener domiciliados en la cuenta tus ingresos (un mínimo de 600 euros/mes en forma de nómina o prestación por desempleo; o un mínimo de 300 euros mensuales en forma de pensión de la Seguridad Social; o un RETA o REA de 175 euros al mes; o bien un mínimo de 3000 euros anuales provenientes de la PAC).

En segundo lugar, tener domiciliados al menos 3 recibos en los últimos 3 meses procedentes de 3 entidades diferentes.

En tercer y último lugar, realizar al menos 6 movimientos de compras en comercios, compras online o dinero directo con las tarjetas de débito y/o crédito asociadas a la cuenta en los últimos 3 meses. Uno de esos movimientos deberá, obligatoriamente, haber sido realizado con la tarjeta de crédito.

– Comisión por mantenimiento de la cuenta: para mantener la cuenta contratada, deberás pagar una comisión de mantenimiento de 3 euros mensuales, es decir, 36 euros anuales. Ahora bien, si en algún momento dejas, durante tres meses, de cumplir las condiciones generales exigidas para mantener la remuneración, se te aplicará una sanción consistente en el pago de 8 euros mensuales de comisión, es decir, de 96 euros anuales. En el momento en el que vuelvas a cumplir las condiciones, la comisión volverá a ser de 3 euros/mes.

– Comisiones por la solicitud de tarjetas: por la obtención y mantenimiento del paquete de Tarjetas 123 (que incluye la Tarjeta Débito Oro 12, la Crédito Mundo 123 y la Mi Otra 123) deberás hacer frente a una comisión de mantenimiento de 3 euros por mes, es decir, 36 euros anuales.

¿Cómo contratar la Cuenta Santander 123?

Comentadas tanto las ventajas como las desventajas de contratar la Cuenta Santander 123, así como las condiciones de la Cuenta 123, quizá te interese llevar a cabo la contratación de este producto. Precisamente por ese motivo, te plantearemos ahora las cuestiones más importantes a ese respecto.

Requisitos para su contratación

Tal como nos indican en su página web oficial, los requisitos exigidos para poder contratar este productos son:

  • Comprometerse a cumplir los requisitos de acceso a la remuneración, ya comentados, relacionados con la necesidad de tener ingresos, domiciliar recibos y realizar movimientos.
  • Ser una persona física mayor de edad, ya sea o no residente en España, independientemente de que sea o no cliente de Banco Santander. Del mismo modo, se exigirá no ser titular único de alguna otra cuenta de estas características, si bien se permitirá ser titular único de una y cotitular de otra o cotitular de dos.

Pasos que debes seguir para su contratación

Existen dos caminos, dependiendo de si ya eres cliente de Banco Santander o si no lo eres.

En el caso de que ya seas cliente de Banco Santander, solo deberás solicitar que la cuenta que ya tienes contratada con ellos se transforme en la Cuenta Santander 123. Dicha solicitud se podrá realizar a través de la oficina física, a través del teléfono gratuito 915 123 123, a través de la banca móvil o a través de la banca por internet. En todo caso, mantendrás tu número de cuenta, así como todas las domiciliaciones que tuvieses en la cuenta anterior.

Si todavía no eres cliente de Banco Santander, el camino sigue siendo muy sencillo. Tendrás que dirigirte a una oficina física, llamar al teléfono gratuito 915 123 123 o acceder a la página web que hemos enlazado más arriba.

A través de ella, se te solicitarán tus datos personales. Asimismo se te pedirá que firmes los contratos exigibles y que envíes una copia de tu documento nacional de identidad o pasaporte. Finalmente, tendrás que recibir en tu casa el paquete de bienvenida ligado a la cuenta, en el que se incluirán las tarjetas que hayas contratado.

En conclusión, la Cuenta 123 Santander se erige como una opción muy interesante a valorar a la hora de decidirse acerca de qué cuenta corriente contratar, de entre todas las que nos ofrecen las distintas entidades bancarias. Como te hemos señalado, entre sus puntos fuertes se encontrarán sus interesantes porcentajes de remuneración, así como sus bonificaciones anuales en los recibos domiciliados; sin embargo, no estará exenta de ciertos inconvenientes. En todo caso, ahora que cuentas con la información necesaria, seguro que puedes escoger con mucho más acierto el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.

Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar:
¿Conoces los prestamos rapidos? Te informamos sobre sus características más relevantes
¿En qué consisten los créditos rápidos y cómo solicitarlos?
Todo lo que necesitas saber sobre creditos rapidos con ASNEF
Solicita ya el tipo de préstamo online que te interesa