Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
auge del prestamo personal
4 Ago 2018

El auge del prestamo personal

/
Etiquetas

El prestamo personal es un producto financiero que existe en España desde hace siglos. Prácticamente, desde la Edad Media, conocemos esta clase de préstamo.

Ya en el siglo pasado, los préstamos fueron tomando unas características muy similares a las actuales. Y, en cuanto al producto que nos ocupa en este texto, los últimos años han sido claves. A continuación, te contaremos el porqué de la evolución de este producto financiero. De este modo, podrás entender el auge que ha protagonizado a lo largo de los últimos tiempos.

El crecimiento del prestamo personal puesto en contexto

Esta clase de préstamo siempre tuvo una gran demanda en nuestro país, pero los estilos de vida cada vez más independientes han propiciado que las solicitudes vayan a más. Hemos de tener en cuenta que, hasta finales del siglo XX, los bancos tenían el monopolio práctico de la gestión de estos préstamos. Quienes querían evitar algunas de sus condiciones tenían que recurrir al mercado clandestino de préstamos, que también seguía funcionado. Pero, a finales del siglo pasado, otras entidades de crédito empezaron a competir con los bancos en el ámbito de los préstamos.

Estas entidades novedosas destacaban por realizar atractivas campañas de publicidad en los medios de comunicación y remarcar la posibilidad de personalizar las condiciones del producto financiero. Estos préstamos ya no se entendían tanto como una adaptación del cliente a los requisitos del banco, sino como una negociación entre el prestamista y el interesado, en las que las necesidades y situación personal de este último eran determinantes.

La crisis económica que padecimos desde 2008 y duró más de un lustro ha sido clave para el éxito definitivo de los préstamos que estamos definiendo. Una de sus consecuencias fue que los bancos establecieron condiciones más duras para conceder los préstamos, dado que una parte importante de los que aprobaron no había sido devuelta. Por consiguiente, al intervenir las Administraciones Públicas los bancos y rescatar al sector, una de las medidas que se impulsaron fue la de endurecer los requisitos para la concesión de los préstamos.

En este sentido, para conceder un préstamo, los bancos tradicionales solicitaban una la acreditación de una nómina y un aval. Además, comprobaban que el cliente no figuraba en los censos de morosos de organizaciones como ASNEF o RAI. En ocasiones, estos requisitos no podían ser cumplidos por el cliente. Otros clientes estaban en condiciones de reunirlos, pero podían tardar en ello un tiempo del que no disponían, puesto que necesitaban el dinero con rapidez.

Sin duda, esta nueva manera de gestionar el acceso a los préstamos por parte de los bancos convencionales ha hecho que un porcentaje relevante de los clientes de toda la vida de los bancos convencionales se pase a las entidades de crédito alternativas.

¿Por qué el prestamo personal de estas entidades te ofrece unas condiciones tan satisfactorias?

A continuación, te contamos más razones que explican el auge de esta nueva modalidad de préstamo. A grandes rasgos, nos referimos a unos préstamos que no destacan por su alta cuantía. Por ejemplo, de cientos de euros.

No vas a tener que aportar una nómina o un aval y, en algunos casos, podrás incluso encontrarte en un registro de morosos como los que te comentamos antes. Unos ingresos regulares sirven para garantizar la devolución.

Por otra parte, hacer los trámites por Internet te ahorrará tiempo y dinero. No tendrás que gastar dinero en documentos ni tendrás que esperar frente a las ventanillas de las sucursales. Podrás gestionar tu crédito sin ceñirte a horarios, cómodamente desde casa. Y, cuando el préstamo esté aprobado, te llegará en cuestión de horas.

En definitiva, un contexto y unas prestaciones que explican el auge del prestamo personal en nuestro país.