Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
cuentas remuneradas al detalle
1 Jun 2018

En qué consisten las cuentas remuneradas

/
Etiquetas

Las cuentas remuneradas son un producto financiero que destaca por ofrecer una retribución a cambio de depositar el dinero en una determinada entidad. La diversificación del sector bancario es la causante de que las empresas compitan entre sí para captar clientes y este es uno de los reclamos. En este artículo te hablaremos de las tipologías más comunes y de cómo comparar para elegir la cuenta que más te convenga.

Tipos de cuentas remuneradas

Tradicionalmente, una entidad financiera daba alguna retribución, aunque fuese mínima, en cualquier cuenta bancaria aunque, evidentemente, en función del compromiso de permanencia o del capital aportado esta podía variar. Actualmente, hay una tendencia a especializar este premio solo en determinados tipos, de manera que la primera pregunta que tendrás que hacer cuando optes por una cuenta corriente es: ¿espero obtener un rendimiento a cambio?

Para calcular la retribución que te van a dar a cambio de tu cuenta bancaria tendrás que calcular la Tasa Anual Equivalente (TAE), que es el baremo de referencia que se utiliza. Ten en cuenta, además, que muchas cuentas solo calculan la retribución en base a un saldo máximo que puedes ingresar, bajando considerablemente si rebasas el límite.

Cuentas nómina

La cuenta nómina es un producto financiero vinculado a un depósito fijo mensual, usualmente una nómina aunque puede también ser una prestación o unos ingresos por ventas, en función de la entidad. Como este es uno de los principales ganchos que ofrecen las entidades para captar clientes, es aquí donde puedes conseguir las mejores ofertas.

Ahora bien, en esta tipología de cuenta hay mucha diversidad porque podemos encontrar grandes intereses y casos en los que la retribución es próxima a cero porque se «compensa» con otros servicios gratuitos. Recuerda esto.

Cuentas a la vista

Este ha sido el producto más castigado por la segmentación del mercado y, hoy en día, los intereses son mínimos (una media de 0,05 TAE), hasta el punto de que, en algunas cuentas, ya no se ofrece retribución. El consejo práctico es que compruebes cuál es la comisión que te cobrarán porque es posible que los intereses no lleguen a compensar los gastos de mantenimiento.

Nuestro consejo es que tengas presente que una cuenta a la vista no suele ofrecer una retribución alta porque, si tienes un cierto saldo, te interesará derivar el sobrante a una cuenta de ahorro.

Cuentas de ahorro

Las cuentas de ahorro tienen una gran ventaja y un inconveniente porque están concebidas para que pongas una suma mensual más o menos reducida con un compromiso de permanencia. El principal beneficio es que, si cumples los plazos, los intereses que te pagan están muy por encima de una cuenta a la vista y, la mayoría de las veces, por encima de las cuentas nómina. Ahora bien, la principal desventaja es que, como este producto está sujeto a permanencia, en caso de que quieras retirar el dinero tendrás que afrontar una penalización considerable.

Otra de las ventajas que tienes que tener en cuenta, aunque no está directamente relacionada con la entidad financiera, es que las cuentas de ahorro tienen una fiscalidad favorable. Por otra parte, has de tener en cuenta que a veces te pedirán una nómina o similar y en otras ocasiones no.

Conclusión

Las cuentas remuneradas son un producto que tienes que comparar si quieres sacar el máximo partido. Por esta razón, te recomendamos que consultes una página web especializada como la nuestra. En Bonsai Finance estudiamos las características de las diferentes cuentas bancarias para indicarte cuál te puede interesar más y para que, en última instancia, compares para tomar ua decisión racional.

Deja un comentario