Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Prestamos Con ASNEF Informacion
27 Jul 2019

¿En Qué Consisten Los Prestamos Con ASNEF?

Los prestamos con ASNEF son fáciles de conseguir. Los requisitos son mucho más sencillos, pues con tan solo ser mayor de edad, tener residencia en España y una cuenta propia en una entidad bancaria tendrás tu dinero al instante.

¿Cómo puedes solicitar un préstamo estando en ASNEF?

Solicitar un préstamo estando en ASNEF es muy sencillo. Si tienes conexión a Internet, puedes hacerlo desde cualquier parte. Tan solo tienes que buscar el que más se adapte a tus características. A continuación, te contamos los requisitos que debes cumplir, así como algunas advertencias a tener en cuenta.

Requisitos para solicitar un préstamo con ASNEF

Ante todo, debemos recordar que cada entidad prestamista establece sus propias condiciones de acceso a préstamos. No obstante, los requisitos no suelen variar mucho de unas a otras y siempre será más fácil que la solicitud de una entidad bancaria.

El primer requisito que debes cumplir es ser mayor de edad. Si bien es cierto que en algunas entidades establecen el límite en los 21 años, en realidad esto es poco común. La segunda de las exigencias, por su parte, es tener la residencia en territorio español, aunque algunas entidades también solicitan tener la nacionalidad española. En cualquier caso, todo podrás demostrarlo enviando una copia por las dos caras de tu DNI.

Otro requerimiento imprescindible es tener una cuenta bancaria. Ten en cuenta que es ahí donde se te enviará el dinero que has solicitado. Por último, no es necesario tener una nómina, lo cual es otra de las dudas que muchas personas suelen tener. Tan solo tendrás que tener unos ingresos regulares que puedas demostrar, pero pueden proceder de diferentes opciones: ser autónomo, cobrar el paro, ser beneficiario de una pensión, tener una beca concedida, etc.

Con respecto a no estar en ASNEF, como hemos dicho, no es un requisito imprescindible. No obstante, debes recordar que cada entidad prestamista establece sus propias condiciones, por lo que has de revisar los requerimientos adecuadamente para encontrar el préstamo que se adapte a ti. Normalmente, estar en ASNEF no será un problema.

Advertencias sobre solicitar prestamos con ASNEF

Una vez que sabes los requisitos, hay ciertas advertencias que es interesante tener en cuenta si vas a solicitar un préstamo. La primera de ellas es sobre los intereses. Los intereses más altos de los préstamos, cuando estás en ASNEF, son la contraprestación que precisan las entidades prestamistas a cambio de concederte dinero con tu solvencia en duda. Sin embargo, pueden variar en función de diferentes circunstancias.

Una advertencia, que es una recomendación también, es que debes ajustar el tiempo en el que quieras devolver tu préstamo. Ten en cuenta que los intereses se reducirán si optas por hacer la devolución en un periodo más reducido de tiempo, incluso, los amortizarás si abonas el dinero antes del plazo que tú mismo has elegido.

No obstante, debes tener cuidado con no poner un plazo que no puedas asumir, pues entonces se aplicarían los intereses de demora, que son más altos y acabaría siendo mucho más cara toda la operación. En resumen, para no pagar de más, pon un plazo realista para devolver el préstamo que se ajuste a tus necesidades.

Ventajas de solicitar un préstamo con ASNEF

Solicitar un préstamo a una entidad privada tiene numerosas ventajas, además del hecho de poder solicitarlo estando en un listado como el de ASNEF. Estas son solo algunas de ellas.

1. Te salva de un apuro económico

La primera de las ventajas es la más evidente. Lanzarte a solicitar un préstamo personal te puede salvar de un apuro económico. Si estás pasando por una situación complicada, como que necesites financiación para estudiar la carrera de tus sueños, para hacer ese viaje en el que llevas años pensando, para pagar los libros escolares o tienes una emergencia como una operación o que tu mascota esté enferma, es la opción perfecta.

2. La previsión de los pagos

La previsión de los pagos que vas a tener que realizar, la conocerás desde un principio. Además, es ajustable. Puedes solicitar un préstamo de acuerdo con el dinero que necesites, el plazo en el que puedas devolverlo y el tipo de financiación que estés buscando.

3. Son muy accesibles

Los préstamos personales son muy accesibles y, además, permiten consolidar tu patrimonio. Están al alcance de cualquier persona, ya que como has podido ver, los requisitos son bastante escasos.

4. No tienes que contratar otros productos

Normalmente, las entidades bancarias tradicionales te obligan en sus condiciones a contratar otros productos. Las que operan por Internet no suelen funcionar así. Como mucho, lo que puede ocurrir es que se te ofrezcan alguna ventaja si lo haces, pero no estarás obligado.

5. Puedes pactar la devolución

La devolución del préstamo personal se puede pactar, aunque ya te hemos contado anteriormente cómo funcionan los intereses. Aun así, es una gran posibilidad y te da mucha libertad y tranquilidad el hecho de poder devolverlo cuando tú quieras.

6. No requiere no estar en ASNEF

Aunque ya hemos especificado esto en los requisitos, lo cierto es que también es una ventaja. Estar en ASNEF no es un impedimento para solicitar un préstamo personal, con lo que tienes bastante libertad a la hora de pedirlos.

Características de los préstamos personales

Los préstamos personales de las entidades privadas cuentan con características diferentes a la de las bancarias tradicionales. Hay tres rasgos, especialmente, que debemos tener en cuenta.

La utilidad de su concesión y su comodidad

Solicitar un préstamo personal es una tarea muy sencilla y cómoda. Tan solo necesitas, desde cualquier lugar, tener acceso a Internet. Podrás hacerlo desde el móvil en todos los lugares, desde casa, desde el trabajo o desde donde quieras. La razón principal es que la mayoría de ellos tienen aplicaciones que lo permiten. Nada de tener que desplazarte, ni de tener avales o nóminas que solicitar.

Igualmente, al ser un préstamo de una entidad prestamista, podrás solicitar cantidades que pueden variar, desde más pequeñas como 100 o 200 euros, hasta algunos miles de euros. Un préstamo está diseñado para poder satisfacer tus necesidades financieras.

Urgencia y facilidad

Los préstamos con ASNEF tienen como primera característica su urgencia y sus facilidades. Para poder conseguir una financiación de este tipo, tan solo tienes que rellenar un formulario muy corto en la página web de la entidad que hayas elegido. Siempre podrás solicitar uno desde la comodidad de tu casa.

De este modo, podrás evitar burocracias interminables y colas excesivamente largas como en los bancos. También, las facilidades de este tipo hacen que los préstamos personales sean urgentes.

Las páginas que conceden préstamos personales estando en ASNEF se llevan a cabo por profesionales que están todo el día trabajando para poder contestarte al momento. Así, lo más común es que recibas la aprobación de tu solicitud en unos pocos minutos.

Una vez que tu solicitud sea aprobada, el préstamo no tardará demasiado. Podrás tenerlo en un periodo que lleva de unos 10 o 15 minutos a como mucho, 48 horas. Sea cual sea el plazo, nunca se pierde el carácter urgente.

Es completamente confidencial

Otro de los importantes beneficios de solicitar préstamos estando en ASNEF es que es completamente confidencial. Nunca vas a tener que justificar las razones por las que pides un préstamo personal. No habrá interrogatorios, ni preguntas de más.

El dinero es para ti y exclusivamente para lo que tú quieras. La concesión se llevará a cabo sin que importe si lo necesitas para una necesidad muy urgente o, si en realidad, es para un pequeño capricho que deseas regalarte. Todas estas razones pertenecen exclusivamente a tu ámbito personal y privado.

Consejos para el uso adecuado de los préstamos personales

Si tienes una necesidad puntual de dinero, nada como solicitar un préstamo personal para conseguir financiación al instante. A veces, estos momentos de necesidad pueden surgir debido a que en el hogar ha habido una planificación difícil de la economía, o a imprevistos concretos.

Por tanto, es ideal para las necesidades que surgen a corto plazo. No obstante, nunca vienen mal unos consejos para un buen uso de los mismos, y para solicitarlos de manera responsable.

Estudia adecuadamente cuáles serán los costes

Antes de que rellenes el formulario de tu solicitud, es imprescindible que estudies cuáles serán los costes de tu devolución. Y, sobre todo, es importante que lo hagas de manera realista. De este modo, podrás saber, desde el principio, cuál es el verdadero coste de tu préstamo y en cuánto se te reduce si lo amortizas previamente, así como ser conocedor de si realmente te convienen esa clase de producto.

Recuerda que tu situación personal será la que marque tu necesidad o urgencia de la financiación. Puede que te compense un dinero instantáneo con devolución a corto plazo, tener o no unos intereses elevados, o que te convenga una mayor o menor cantidad.

Elige adecuadamente qué préstamo quieres

El tipo de préstamo que debes elegir siempre dependerá de tus circunstancias, tanto económicas como personales. A veces, se solicitan estos préstamos para hacer frente a un imprevisto. No obstante, en otras ocasiones esas necesidades pueden requerir una cantidad mayor de dinero.

O aunque la cantidad sea pequeña, puedes pensar que no vas a tener la capacidad de devolverla hasta que pase un cierto tiempo. Por ello, en este tipo de casos, podría ser necesario que observes otro rango de posibilidades. Préstamos que te puedan ofrecer mayores plazos de devolución que sean más accesibles o bien, mayores cantidades.

Asegúrate de que la devolución de tu préstamo esté dentro de la fecha límite

Cuando solicitas un préstamo personal, el cual se concede de forma rápido, debes tomar en consideración el plazo que hayas acordado. De no ser así, los intereses de demora, tal y como te hemos mencionado, serán altos.

Por ello, un uso responsable de tu préstamo implica que, si no vas a poder devolver el dinero dentro del plazo, te preocupes de solicitar una prórroga. Siempre será mejor y más barato que dejar que, sin más, se pase el plazo. No importa lo «caro» que te pueda resultar, los intereses siempre serán mucho mayores si no avisas previamente.

No los utilices en exceso

Un consejo importante es que no solicites los préstamos personales de manera abusiva. Siempre es recomendable pedirlos de forma excepcional. El hecho de que se te permita solicitar rápidamente las cantidades de dinero que necesitas, puede acabar convirtiéndose en un problema para la economía familiar.

Si al final acabas pidiendo un préstamo a menudo, de forma que se convierta en una costumbre, es muy posible que te acabes endeudando. No olvides que no son gratis. Por eso, es muy aconsejable que los préstamos personales solo se soliciten cuando de verdad sientas que los necesitas y cuando sepas con total seguridad que puedes devolverlos.

Compara el préstamo que está hecho para ti

Los préstamos personales son muy útiles para la financiación de la vida familiar o de todo aquello que necesites, además de ser rápidos. Por ello, no tienes que dar explicaciones para conseguir el importe que precises en cuestión de minutos.

No obstante, te recomendamos que compares todos los préstamos que existen y cuál es el más adecuado para ti. El punto de mira que debes tomar es el coste de los mismos en comparación con los ingresos que tienes. Hoy en día, prácticamente todas las páginas web de prestamistas privados tienen un rastreador de préstamos, por eso, te aconsejamos que utilices nuestro comparador.

En conclusión, las entidades privadas prestamistas saben bien que ir al banco para solicitar financiación a veces puede ser un verdadero martirio. Hacer filas largas, preguntas, interrogatorios y la solicitud de una gran cantidad de documentos que acrediten y justifiquen aspectos que deben ser únicamente personales.

Muchas veces, incluso el personal del banco, al interrogar, se olvida de que puede estar tratando con una persona igual o más responsable que otra que tenga una nómina, solo que sus ingresos son diferentes.

Solicitar prestamos con ASNEF te ofrece un amplio rango de posibilidades. A pesar de estar en este tipo de listados, podrás pedirlos sin justificación, avales u otros garantes. Tan solo has de cumplir los estándares más básicos: identifícate y accede a tu dinero con total facilidad.

Aquí tienes otros artículos interesantes:
Los Prestamos Rapidos Con Asnef Existen Y Son Muy Fáciles De Conseguir
Financiación Para Todos: Prestamos Personales Con Asnef