Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Condiciones Microcreditos Rapidos
4 Ene 2019

Estas son las Condiciones de los Microcreditos Rapidos

Los microcreditos rapidos son unos productos financieros que ya gozan de una cierta popularidad entre los consumidores españoles. Sin embargo, hace más de una década, aunque ya existían y se anunciaban en los medios de comunicación, la mayoría de la población aún no había tenido un contacto estrecho con ellos.

A continuación te explicamos con profundidad qué es un microcrédito rápido.

El auge de los microcreditos rapidos

Los microcréditos rápidos se adaptan al dinamismo de las necesidades económicas de los españoles de nuestros días mejor que la rigidez de los productos financieros convencionales. Ten en cuenta que hay gastos que requieren una disposición de liquidez urgente. En estas circunstancias es posible que no puedas esperar a pasar por el proceso de que te den cita en el banco de toda la vida y estudien tu solicitud de crédito.

Si, además, sumamos a esta urgencia el problema que pueden suponer las garantías endurecidas que requieren los bancos actualmente para conceder los créditos (a consecuencia de la intervención pública tras la crisis que empezó en 2008), los microcréditos rápidos se muestran todavía más útiles.

Es posible que no puedas aportar una nómina o un aval ni puedas demostrar tu ausencia de los censos de morosos de ASNEF y RAI ante los representantes del departamento de riesgos de tu banco de siempre. Pero también resulta probable que, aunque puedas cumplir con estas condiciones, no tengas el tiempo suficiente para reunir la acreditación de todos los requisitos antes de tener que hacer el pago para el que has pedido el crédito.

Así que, como para solicitar un microcrédito rápido solo te exigirán, además de otros datos fáciles de aportar, la constatación de unos ingresos regulares, no es extraño que contemples esta alternativa. Ya sabes, por otro lado, que estos ingresos pueden ser superiores a los de una nómina.

El camino hacia la expansión de estos microcréditos

Te habrás percatado a estas alturas de que la evolución de estos productos financieros ha sido muy rápida. Ten en cuenta que nacieron para ofrecer condiciones blandas y liquidez inmediata a proyectos cruciales en las zonas más subdesarrolladas del planeta.

Muchos cambios se han producido desde que Mohamed Yunus puso de moda los microcréditos a finales del siglo pasado. La revolución digital ha propiciado su popularización total, dado que las facilidades que esta transformación ha generado permiten que unos instrumentos creados para unas situaciones y unos contextos muy concretos (por ejemplo, Bangladés) se hayan convertido en productos financieros de uso común en Occidente.

Sin duda, la aparición de Internet ha posibilitado la fundación de entidades de préstamo especializadas en estos créditos de escasa cuantía (por debajo de 800 euros). Trabajar con estos créditos específicos, por otra parte, facilita el diseño de economías de escala, ya que se puede ofrecer un alto número de ellos como base principal del negocio.

Se trata de unos negocios que convienen tanto a los prestamistas como a los prestatarios y en los que nosotros, Bonsai Finance, como entidad intermediaria entre los interesados, facilitamos la realización de trámites. Por eso queremos informarte de las condiciones que hacen diferente y más provechoso a un microcrédito rápido.

En las siguientes líneas te contamos cómo tienes que hacer las gestiones necesarias para conseguir uno de ellos. Presta atención.

Los pasos que debes dar para conseguir un microcrédito

Vamos por partes.

La decisión

Para lograr el microcrédito que te conviene, lo primero que tienes que haber hecho es un buen análisis acerca de tus necesidades. Si está claro que tienen que ver con afrontar un pago puntual para el que te falta ahora mismo liquidez, este es el producto financiero que requieres. No obstante, huelga decir que no debes abusar de los microcréditos. Por ejemplo, no los utilices para pagar comúnmente los gastos corrientes. Nos referimos a los que tendrás que afrontar todos los meses. Esta conducta de pago te podría conducir al sobreendeudamiento.

Selecciona el microcrédito que te interesa

El siguiente paso consiste en que entres en el simulador de créditos de nuestra web. Mediante esta aplicación vas a poder elegir cuánto dinero necesitas y el plazo de tiempo en el que tomas el compromiso de devolverlo, lo que generará también los honorarios de la operación. Puedes realizar diversas pruebas con este simulador para comprobar qué tipo de operación te compensa más.

Introduce los datos

Una vez que has escogido el microcrédito concreto que te interesa, es el momento de que el sistema informático recabe los datos mínimos necesarios para llevar adelante la tramitación del microcrédito. Estos datos son muy simples. Por una parte, los de naturaleza personal, como los contenidos en el DNI, que servirán para identificarte y demostrar que tienes entre 18 y 65 años. Por otro lado, los bancarios, que resultarán oportunos para que se pueda realizar la futura transacción a tu cuenta corriente. Además, deberás informar de tu número de teléfono móvil, puesto que será utilizado para comunicar las informaciones pertinentes a la aprobación o denegación del microcrédito. Estas gestiones, en general, no te han de llevar más de cinco minutos.

Recibe el dinero en tu cuenta

Por último, una vez analizados los datos personales y bancarios que hayas enviado, los responsables de haber estudiado tu expediente pueden considerar que el microcrédito debe ser concedido. Si tu cuenta bancaria es de alguna de las entidades que trabajan con la prestamista, la llegada del dinero a ella será, prácticamente, inmediata.

Internet es la clave de la rapidez

De igual manera que trabajar online facilitaba a las entidades de crédito gestionar los microcréditos, también favorece que los clientes puedan tener un acceso fluido a ellos. De hecho, una de las ventajas que más aprecian es poder realizar todos los trámites propios de las solicitudes desde la comodidad de casa. No tienen que desplazarse a llevar fotocopias de documentos a ninguna sede bancaria, lo que les supone un ahorro considerable de tiempo y dinero.

En definitiva, los microcreditos rapidos son unos productos financieros que se han revelado como muy útiles para paliar las necesidades puntuales de liquidez.