Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Sobre los Microcreditos
24 Mar 2019

La Información que Necesitas Sobre los Microcreditos

Los microcreditos a los que puedes acceder en los portales de distintas entidades al utilizar nuestro buscador, son uno de los productos financieros más recurridos por particulares. El microcrédito es un producto financiero diseñado para proporcionarte una cantidad algo reducida en comparación con los préstamos convencionales, normalmente con un máximo de uno 1.000 euros, aunque estas cantidades pueden variar según cada servicio financiero que visites.

Con un microcrédito es posible tapar los agujeros financieros que pueden suponer las averías en el hogar que resultan imprevistas, y que quizá el seguro de hogar no cubra por alguna cláusula incumplida. La oportunidad de disponer de un dinero para resolver imprevistos en tan solo un día es muy interesante, y no son pocas las personas que recurren a los microcréditos cada día. Como producto financiero cuya solicitud se realiza online, por Internet, su gestión es muy rápida, y tras la aprobación el dinero llega a tu cuenta en 24 horas como máximo. De esta manera, ese desembolso personal que requiere de varios cientos de euros en efectivo puede solucionarse de inmediato, y el dinero irlo devolviendo en cuotas que habrás elegido de acuerdo a tus posibilidades.

Las características de los microcreditos

Según la entidad, la cantidad de dinero ofrecida en el microcrédito puede variar, empezando por el común máximo de unos 1.000 euros a los 10.000 que llegan a ofrecer algunos servicios. Lo que sí te conviene saber es que no hay mínimo de dinero a solicitar en los microcréditos, así que puedes solicitar incluso cantidades como los 50, 80 o solo 100 euros. Todo ello sin necesidad de pagar comisiones de apertura y ahorrándote una buena cantidad del papeleo que sí tendrías que afrontar para pedir un préstamo en la banca tradicional.

Tampoco se necesita presentar avales para solicitar un microcrédito. Uno de los mayores quebraderos de cabeza de solicitar préstamos bancarios es la obligatoriedad habitual de presentar a otras personas como aval. Para los microcréditos lo más habitual es que se prescinda de esta figura, con lo que no tendrás que irle pidiendo favores a nadie, ni sentirte responsable de lo que pueda pasar en el caso de que se te produzcan complicaciones en la devolución.

Una importante consideración que debes recordar es que los micropréstamos, por su cualidad de inmediatez, con el dinero entregado en pocas horas tras la aprobación de tu solicitud, también requiere de una devolución en las cuotas que no debe incidir en demoras. Aunque cada entidad presenta suspropios planes de cuotas de devolución, debes tener presente que siempre son considerablemente más breves que los de los créditos tradicionales. Si te retrasas en los pagos, es muy probable que la empresa que te prestó el dinero te exija unos intereses adicionales. Por ello, no dejes de estudiar adecuadamente si vas a poder devolver el dinero solicitado en los plazos que vas a seleccionar. Si se da el caso de que se te presentan imprevistos a la hora de las devoluciones, desde aquí te recomendamos que contactes de inmediato con tu entidad prestamista para negociar una solución que sea beneficiosa para ambas partes.

Como ya hemos comentado, la solicitud de ese tipo de préstamos la realizarás de manera íntegra por Internet, y lo más habitual es que se te solicite una dirección de correo electrónico y un teléfono móvil para terminar de tramitar la solicitud. Es posible que encuentres alguna entidad que te ofrezca también realizar la solicitud solo usando el teléfono.

Si lo haces de forma online no necesitas más que ingresar en el portal de la entidad que más te llame la atención y seguir las instrucciones de su modelo de solicitud. Lo más habitual es que debas rellenar uno o dos sencillos formularios. En ellos que aportarás tus datos personales y copia de tu DNI, y quizá cierta información sobre tus ingresos; también se te pedirá información de tu cuenta bancaria, que certifiques que eres su titular y el número de la misma, ya que es en la que recibirás el dinero si se aprueba tu solicitud, y antes o después deberás elegir el dinero que necesitas y en cuántos plazos te gustaría poder devolverlo.

Los requisitos que necesitas cumplir para poder solicitar un microcrédito

Los requisitos para poder solicitar un microcrédito de manera online o por teléfono son bastante menos exigentes que los requeridos en un banco tradicional. Igualmente, podrás evitarte las posibles colas de espera para ser atendido en un banco, la recopilación y presentación de distintas series de documentos y la espera de quizá varios días hasta una resolución por parte de la entidad. A pesar de todo, hay ciertas condiciones que tendrás que cumplir:

  • Deberás tener cumplida cierta edad. Aunque algunas entidades establecen la mayoría legal de edad como principal condición para poder pedir un microcrédito, lo más habitual es que se establezca el mínimo entre los 21 y los 24 años, y el máximo entre los 65 y los 75.
  • Deberás demostrar tus ingresos de algún modo. Es cierto que este tipo de productos no requiere por parte de las entidades de la presentación específica de nóminas, pero sí de algún otro justificante de ingresos en su lugar, sea este una pensión o un subsidio por desempleo u otra razón.
  • Existen muchas entidades que ofrecen microcreditos a pesar de que el solicitante esté incluido en algunas listas de impagados como la del ASNEF, pero debes tener en cuenta que ciertas entidades sí que restringen sus productos de financiación a personas en este caso. Deberás estudiar la oferta en concreto de la entidad a la que accedes.
  • Es muy habitual que las entidades requieran que cuentes con residencia en España.
  • Las entidades prestamistas siempre van a exigirte contar con una cuenta bancaria abierta en un banco de España, ya sea un banco con sede física o de tipo online. Esta cuenta es a la que se te transferirá en dinero, si tu solicitud es aprobada correctamente.

Esta serie de requisitos es la más habitual entre las entidades prestamistas, pero puede variar alguna de estas condiciones según el caso, o incluso que existan otros requisitos más específicos.

¿Qué puedes hacer si te vas a retrasar en la devolución de un microcrédito?

Algunas de estas empresas de préstamos financieros pueden ofrecerte la opción de aplazar el pago de tu microcrédito si se te presentan dificultades. Sin embargo, se te imputarán unos intereses que debes pagar de manera obligatoria para poder disfrutar de una prórroga del plazo. Debes tener en cuenta que esta situación puede subir de manera considerable el precio de tu préstamo.

Algunas recomendaciones de cara a solicitar un microcrédito

Los microcréditos no son como los créditos de los bancos. Los préstamos convencionales te proporcionan una buena cantidad de dinero de la que de otro modo nunca podrías disponer por la incapacidad de acumularlo si no fuera con el paso de mucho tiempo. Dicho dinero podrás irlo devolviendo en muchas mensualidades durante plazos de tiempo que pueden alargarse durante años, lo que hace que la devolución pueda ser más sencilla.

De cara a solicitar un microcrédito, te sugerimos que tengas en cuenta estas recomendaciones:

  • Ten presente que la entidad que te ofrece el microcrédito te va solicitar una devolución en un periodo de tiempo normalmente bastante reducido.
  • La cantidad que se te presta, según su cantidad, deberás devolverla en pocos meses, normalmente entre los 6 y 12 meses desde su concesión. Es decir, tienes que tener muy claro que el dinero que pides vas a poder reunirlo y devolverlo en ese periodo, aunque sea para pagar a tiempo cada mensualidad.
  • Recuerda que los microcréditos tienen unos porcentajes de interés muy alto, normalmente. Dicho porcentaje aumentará de manera considerable siempre que debas afrontar una situación de impago de los plazos.

Como ves, la solicitud de un microcrédito requiere de un buen sentido común a la hora de su solicitud, pues la devolución se puede encarecer si no puedes afrontar algún pago a tiempo. Puedes tramitar con la entidad una solución, si crees que vas a tener problemas con algún plazo, pero lo más importante es pedir el préstamo en condiciones realistas y asequibles a tus verdaderas posibilidades de devolución.

Las posibles consecuencias de un impago en el microcrédito

En el momento en que dejes de pagar una cuota del microcrédito concedido, la entidad pasará a ponerse en contacto contigo, ya sea mediante el teléfono o recurriendo a tu correo electrónico.

Desde ese momento, la entidad pasará a aplicar intereses por demora en las cuotas. Normalmente empiezan aplicando un interés adicional del 1 al 3 %, y dicho porcentaje irá aumentando con el transcurrir de los días y según se acumulen otras cuotas impagadas. Dichos porcentajes pueden ser muy distintos según la entidad financiera que te haya concedido el crédito.

Adicionalmente, las empresas pueden sumar una comisión por reclamación de cuotas impagadas, una cantidad que puede ir de los 25 a los 30 euros. Dada esta situación, verás que puede aumentar entre un 10 y un 40 % el coste de tu micropréstamo, según la cantidad que hayas solicitado en un primer momento.

Los microcreditos pueden suponer una buena oportunidad para solucionar un problema puntual, pero debes considerar de manera responsable las condiciones en que lo solicitas.