Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Contratar Prestamos Personales Rapidos
11 Dic 2018

Las Ventajas de Contratar Prestamos Personales Rapidos

Los prestamos personales rapidos te dan la posibilidad de hacer realidad tus ilusiones. Puedes conseguir un coche nuevo, financiar la reforma de tu hogar, invertir en tus estudios, hacerte un tratamiento dental o incluso permitirte unas vacaciones.

Las principales ventajas de solicitar un préstamo de estas características residen en la velocidad y la ausencia total de explicaciones. Además, muchos de ellos no implican costes adicionales de mantenimiento ni apertura. En definitiva, si tienes en mente materializar un proyecto o necesitas liquidez para dar solución a un imprevisto, estos productos financieros son alternativas a tener en cuenta para dar respuesta a tus necesidades.

Las ventajas de un crédito rápido

Los préstamos rápidos se han llegado a convertir en una opción muy demandada por aquellas personas que necesitan tener un dinero de forma inmediata. El hecho de evitar papeleo y la facilidad para tenerlo de forma casi inmediata ventajas a tener muy en cuenta.

Es muy sencillo acceder a préstamos de entre 500 y 6000 euros, aunque también hay entidades que pueden ofrecer hasta 60 000 euros con plazos de amortización de hasta 60 meses.

1. Las ventajas de los préstamos personales rápidos

  • La respuesta de la entidad financiera es más rápida que las de una sucursal tradicional. Así, evitaremos desplazamientos y pérdidas de tiempo.
  • No solo está reservado para particulares: las empresas y los autónomos también pueden hacer uso de esta opción como una vía de financiación rápida.
  • Las cuotas mensuales suelen ser bajas y bastante asequibles.
  • Puedes acceder sin aval de ningún tipo, siempre que se trate de una cuantía pequeña. No necesitarás que nada (propiedades) ni nadie (avalista) te respalde. Ten en cuenta que necesitarás una nómina o un justificante de ingresos mensuales y que no puedes formar parte de ningún registro de morosos.
  • El ingreso del dinero tarda poco tiempo en llegar, aproximadamente 48 horas.
  • Tampoco es necesario domiciliar la nómina en la entidad que concede el préstamo.
  • Puedes utilizar el dinero para lo que quieras. No tendrás que dar explicaciones.

2. Recomendaciones a tener en cuenta antes de la contratación

Por otro lado, a la hora de contratar préstamos rápidos debemos tener en cuenta algunas recomendaciones. Antes de solicitarlos tenemos que estar seguros de si realmente necesitamos este producto y podemos hacer frente al pago de las cuotas derivadas.

  • Normalmente, los tipos de interés que hay que pagar rondan entre el 18 % TAE y el 22 % TAE.
  • Habitualmente, los importes que se ofrecen no son muy altos, aunque algunas entidades financieras pueden llegar a ofrecer cantidades que superan los 10 000 euros. Si necesitas una cantidad superior, es mejor que optes por otro tipo de productos financieros.

Normalmente, la solicitud es muy sencilla y suele hacerse por internet. Nuestro consejo es que elijas a la entidad que mejor se adapte a tus necesidades y que más información aporte sobre las condiciones del préstamo.

Después, indicarás cuál es la cantidad que precisas y el plazo de devolución o cuota mensual a pagar. En este sentido, tendrás que rellenar un formulario con tus datos personales y bancarios que ayudan a realizar un estudio sin compromiso.

Una vez que envíes la información, la entidad te solicitará una copia del documento nacional de identidad, un número de cuenta bancaria y el justificante de ingresos. En un plazo no superior a 48 horas dispondrás del dinero en tu cuenta.

Los prestamos personales rapidos, al igual que las tarjetas de crédito, nos dan la posibilidad de conseguir dinero rápido sin necesidad de afrontar trámites complejos. Pueden ser muy útiles, pero recuerda que debes evitar endeudarte por encima de tus posibilidades. No dejan de ser una herramienta de financiación puntual.