Dinero rápido al instante

Te ayudamos a buscar la solución más adaptada a tus necesidades
cuentas sin comisiones
17 Abr 2018

¿Lo sabes todo sobre las cuentas sin comisiones?

Si tienes más de treinta años, encontrar cuentas sin comisiones es la mejor opción para no pagar de forma mensual o anual tu cuenta bancaria. En muchas ocasiones, las entidades financieras estipulan una edad límite para no pagar por tener una cuenta abierta que suele ser hasta los 25 años o bien hasta los 30.

No obstante, dado el descontento que esto ha creado entre los consumidores ya hay una gran cantidad de entidades que ofrecen una cuenta bancaria en la que nunca hay que pagar comisiones. Como es posible que no tengas demasiada información acerca de las características y condiciones de este producto financiero, vamos a profundizar en él.

¿Qué son las cuentas sin comisiones?

Estas cuentas son aquellas en las que el titular no tiene que pagar al banco gastos de administración o mantenimiento de la misma. Por norma general, también suelen ofrecer transferencias gratis, emisión de cheques sin costes o la tenencia de una tarjeta de crédito o débito de forma gratuita.

Estos productos financieros también pueden ser de diferentes tipos dependiendo de si son para autónomos o para jóvenes o si únicamente se gestionan de manera online.

¿Qué ofrecen estas cuentas?

Además de la gratuidad de las mismas, generalmente este tipo de productos vienen ligados a otra serie de ofertas. Todas estas dependerán de la entidad en la que se contraten, pero vamos a mencionar las más comunes para que puedas hacerte una idea.

Devolución de los recibos

Realmente no se trata de una devolución. Es decir, no van a echar para atrás los recibos para que no los cobren. Por el contrario, lo que esto significa es que de cada uno de los recibos que suscribas a la cuenta te devolverán un tanto por ciento de lo que hayas pagado. Realmente, esta es muy buena forma de ahorrar algo, ya que mes a mes se va notando.

Tarjetas sin costes

De nuevo, esto dependerá de la entidad donde decidas contratar la cuenta. Algunas ofrecen únicamente la tarjeta de crédito, mientras que la de débito tiene un coste. Otras ofrecen de forma gratuita la de débito y si necesitas la de crédito te cobrarán por ella. Y en otras entidades te darán a elegir una de las dos e incluso hay algunas que te ofrecerán las dos sin ningún tipo de coste.

No obstante, suelen exigir un uso mínimo de la misma. Por tanto, debes prestar atención a dichos requisitos de uso si no quieres llevarte sorpresas.

Transferencias gratuitas

Ni que decir tiene que esto volverá a depender del banco donde la contrates. No obstante, la mayoría de las cuentas gratuitas no te cobrarán por hacer transferencias a otras entidades.

Si eres una persona que suele hacer este tipo de movimientos debes tenerlo en cuenta y valorarlo cuando compares entre las diferentes opciones que tienes. Así pues, no olvides pedir información acerca de esto si realmente puede interesarte.

No es necesario tener nómina

Muchas personas no se informan acerca de este tipo de cuentas porque no tienen una nómina. Sin embargo, esto es una concepción muy antigua que para nada se corresponde con la realidad.

Ahora, dada la alta competencia que existe en el sector financiero, hay multitud de entidades que te dan la posibilidad de tener una cuenta sin comisiones sin tener una nómina regular. En caso de que esta sea tu situación, infórmate bien, ya que puede ser una herramienta ideal para que ahorres más fácilmente.

Banca online

La última oferta que suelen incluir este tipo de cuentas es la posibilidad de gestionar todo lo que necesites a través de Internet. Esto es algo cada vez más demandado, ya que nadie quiere desplazarse hacia una oficina para hacer algo que se podría hacer cómodamente desde casa.

Si tú tienes también este pensamiento, infórmate acerca de las entidades que te ofrecen una aplicación o una plataforma para gestionar tu cuenta de forma online.

Características principales

Además de todo lo que ofrecen estos productos financieros es importante que conozcas sus características principales. De nuevo haremos una exposición general, ya que cada entidad modifica las diferentes características para adaptar este producto a sus clientes.

Cero comisiones

La primera característica y la principal es que no tendrás que pagar ningún tipo de comisión por ser el titular de esta cuenta. Debes asegurarte de que esto sea algo permanente, ya que en muchos bancos lo ofrecen pero solo durante algún tiempo, normalmente los tres o seis primeros meses.

Recuerda prestar atención a esto y, si no se especifica, preguntarlo para hacer la elección más conveniente.

Pago desde smartphone

Algunas entidades ya ofrecen que quienes tienen una cuenta sin comisión puedan pagar desde su smartphone sin necesidad de llevar la tarjeta encima. Esto es algo innovador que cada vez están aplicando más entidades. Y si eres un interesado en este servicio, al comparar busca esta opción entre las diferentes ofertas.

Rentabilidad

Algo que también puede interesarte es la rentabilidad. Cuando hacemos una comparación entre cuentas de este tipo también tenemos en consideración aquellas que dan algún tipo de rentabilidad por tener el dinero ahorrado en ellas. Por este motivo, si te interesa esta opción debes saber que también es una característica de estos productos financieros.

Descuentos en tiendas y gasolineras

Por último, debemos mencionar que muchas de las cuentas ofrecen descuentos en tiendas y gasolineras que han llegado a acuerdos con cada entidad.

Si sueles ir a una cadena de gasolineras o si alguna de las tiendas en las que sueles comprar se encuentran entre las opciones de descuentos también podrías valorarlo. Sería otra forma de fomentar el ahorro muy interesante.

Ventajas y desventajas de este tipo de cuentas

Como todo en esta vida, las cuentas que no cobran comisiones tienen sus pros y también sus contras. Por ello, antes de decidirte por este tipo de productos bancarios deberás conocerlos y valorarlos teniendo en cuenta tu situación personal.

Ventajas

La primera ventaja y la más contundente es el hecho de que sean gratis. Otras cuentas sí cuestan dinero a sus titulares, algo que no es de buen gusto para nadie. De hecho, quienes deciden pagar por una cuenta bancaria es porque las condiciones les benefician en gran medida.

La segunda ventaja es la comodidad que te aportan. Normalmente no son cuentas demasiado complicadas de utilizar, por lo que la gestión desde casa es muy liviana.

Y, por último, la tercera ventaja es su total funcionalidad, ya que no tienen por qué negar ninguna función propia de las cuentas que cobran comisión. Así pues, podrás retirar dinero de los cajeros, conseguir extractos, obtener cierta rentabilidad, tener tarjetas de crédito…

Desventajas

Por otro lado, estas cuentas también tienen aspectos negativos. Entre ellos podríamos destacar el cobro de alguna tarjeta. Bien es cierto que algunas entidades no te cobrarán por ninguna de las tarjetas, pero como contrapartida te impondrán un uso mínimo. Esto es algo relativamente peligroso, ya que si no le prestas atención serás penalizado.

Por otro lado, la rentabilidad que ofrecen es más baja que en otras cuentas. No obstante, debes valorar que al no cobrarte comisiones también estarás “ganando” dinero.

Y, en tercer lugar, debemos mencionar la necesidad de tener nómina. Aunque muchas cuentas no requieren tener una nómina regular, la mayoría de ellas sí lo hacen. Y aquellas que no lo requieren no te ofrecen tantas ventajas.

¿Cuándo debo elegir una cuenta sin comisiones?

Realmente, las cuentas sin comisiones están hechas para un tipo de persona concreto. Por ello, has de analizar si encajas en el perfil antes de obtener este tipo de cuentas. En caso de que no sea así, quizás lo mejor para ti sea optar por otro tipo de producto bancario que te beneficie más dadas tus condiciones.

Así pues, debes elegir este tipo de cuentas si no tienes una nómina regular. Es decir, si tienes ingresos pero estos no son constantes esta es muy buena opción para ti. No te quitará dinero por tenerla abierta, podrás almacenar lo que vayas consiguiendo y tendrás bastantes funcionalidades y beneficios disponibles.

Otro factor importante para elegirlas es no tener recibos o solo unos pocos. Como hemos mencionado anteriormente, este tipo de cuentas hacen un reembolso de lo pagado en recibos. No obstante, debes tener claro que estos porcentajes son menores que los de otros productos bancarios. Por ello, si tienes pocos recibos o ninguno e ingresos irregulares, esta será la opción ideal para ti.

Si no te gusta tener que ir al banco para solucionar cualquier asunto también encajarás en el perfil para el que se ha creado este producto. Normalmente, estas cuentas son online, por lo que tendrás una capacidad de gestión casi completa desde un ordenador a través de Internet. Si, por el contrario, prefieres la atención al cliente presencial, este producto financiero no es para ti.

Compara y vencerás

Por último, no podemos dejar de recordarte la importancia de comparar entre los diferentes productos del mercado. Si ya te has decantado y crees que una cuenta sin comisión es lo ideal para ti, no te lances a la primera que veas en Internet.

Por el contrario, lo ideal será que nos dejes ayudarte a comparar entre las diferentes cuentas sin comisiones hasta que des con la que más te convenga según tu situación y necesidades.