Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Efectividad Minicreditos Con ASNEF
18 Oct 2019

Los Minicreditos Con ASNEF Interesan Por Su Efectividad

Los minicreditos con ASNEF se están convirtiendo en unos productos entre los más deseados por quienes ansían conseguir la financiación que requieren para sus fines más inmediatos. Unos fines que les acucian y ante los que no pueden permitirse imprevistos ni retrasos. Estos imprevistos y retrasos, sin duda, les costarían dinero.

Son distintas las denominaciones y modalidades de minicreditos rapidos por las que puedes optar cuando tienes necesidades urgentes de dinero. En este texto nos centraremos en una de ellas, los minicréditos con ASNEF, pero no te costará deducir que esta clase de créditos guarda una estrecha relación de características y condiciones con el resto de los que suelen manejar los mismos proveedores.

A continuación vamos a profundizar en estos créditos con ASNEF. Toma nota de sus claves.

¿Te sonaba la denominación «minicreditos con ASNEF»?

«Minicréditos con ASNEF» no ha sido el componente de la nomenclatura de los productos financieros de la banca online que haya contado con la mayor popularidad. Entre otras cosas, debido a que una gran parte de la población desconoce el significado de las siglas ASNEF. Y no solo su significado, sino también lo que es más importante: qué influencia pueden llegar a tener en su vida. Vamos a ir descubriéndolo poco a poco en este texto, así que sigue leyendo.

En primer lugar, te informamos de que ASNEF es el acrónimo por el que se conoce a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros y de Crédito. Seguramente te preguntarás cuáles son las funciones de esta organización. Por lo que nos interesa en este artículo, podemos adelantarte que, entre otras labores, esta asociación compila un registro de morosos.

En ASNEF participan diversas entidades del sector privado y público habituadas a los movimientos de crédito. Entre ellas sobresalen los bancos, las compañías aseguradoras y las hidroeléctricas, e incluso las Administraciones públicas. Todas estas organizaciones comparten las informaciones acerca de las deudas que van acumulando los clientes con ellas. De esta forma cuentan con un instrumento de previsión para no tener que pasar por los penosos procesos relacionados con los impagos.

De todos modos, de la misma manera que podemos comprender el interés de las citadas organizaciones para evitar los trastornos relacionados con los pagos, hemos de ponernos también en la piel de quienes buscan financiación y se topan con su inclusión en los listados de ASNEF.

Vale la pena, en consecuencia, analizar estos contextos caso por caso y valorando toda su complejidad. Sigue leyendo.

Las dudas acerca de determinadas inscripciones en ASNEF

Te conviene saber que el principal motivo por el que una persona es incluida en estos ficheros de morosidad es haber contraído una deuda con alguna de las entidades que comentamos más arriba. Este funcionamiento es compartido por otros inventarios de morosos, como, por ejemplo, los de Experian y del Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI). En cierto modo, estos censos cubren las informaciones relativas a las distintas modalidades de morosidad existentes. La mayoría de ellos, de hecho, permiten a sus asociados un acceso complementario.

No obstante, es importante recordar que numerosos perfiles que distan de asemejarse a los estereotipos de los morosos clásicos pueden llegar a formar parte de los ficheros de ASNEF. Se trata de un fenómeno que debe llamarnos la atención, puesto que podría estar subvirtiendo el objetivo original de censos como el de ASNEF.

Si, en lugar de evitar la participación en operaciones económicas con morosos, se está haciendo con perfiles que podrían ser considerados fiables, son los mismos responsables de coordinar ASNEF los que estarían perdiendo clientes y dinero, además de estar cometiendo una injusticia con determinados clientes que no la merezcan.

¿Por qué puedes haber sido introducido en los censos de ASNEF?

Ya te habíamos aclarado que la causa más justa y habitual para aparecer en estos listados es tener deudas con algunas entidades que suelen manejar créditos y transferencias significativas. Sin embargo, también puedes constar en estos ficheros por unas razones que, a nuestro juicio, podrían resultar más polémicas.

En las siguientes líneas te explicaremos algunas de las apariciones en los ficheros que han supuesto mayor controversia. Préstales la atención oportuna e intenta pensar si pueden haber llegado a afectarte en alguna ocasión. Te lo comentamos por el hecho de que a veces puedes llevarte la desagradable sorpresa de que tu nombre haya entrado a formar parte de las listas de ASNEF sin que tengas una idea clara acerca de por qué ha acabado en sus archivos. Veamos:

  • Es posible que se te haya olvidado abonar una cuota del pago total de algún bien o servicio. Nos referimos a un pago fraccionado que no habrías tenido ningún problema en abonar si tu deuda se te hubiera notificado. Queda claro, en este supuesto, que tu interés no era precisamente desatender esa deuda.
  • En ocasiones, por una falta de comprensión se ha quedado por pagar una cantidad insignificante. Por ejemplo, unos céntimos de euro. Aunque te parezca una cuestión nimia, debes valorar sus riesgos, puesto que puede ser suficiente para que tu nombre quede inscrito en los ficheros de ASNEF.
  • Uno de los casos más sangrantes se produce cuando se te ha cargado en la cuenta corriente un bien o servicio que no habías contratado. Estos malentendidos o, directamente, malas prácticas son habituales en algunos sectores abonados a las ventas digitales, como el de las telecomunicaciones. No en vano es el que más reclamaciones de agraviados acumula año tras año. Además, no son pocas las veces en las que los consumidores y usuarios cargan con estas deudas y sus consecuencias y ni siquiera se han percatado de ellas.
  • Otro problema puede venir derivado de haber pagado una deuda y que tu nombre no haya sido borrado de los censos de morosos. Estos supuestos son especialmente lamentables, puesto que se tiene la molestia de cancelar la deuda, pero no se obtiene la contraprestación de la eliminación del nombre del registro de morosos.

Es posible, si sigues estos pasos, salir de ASNEF

Como la presencia en estos censos no supone ningún beneficio, te animamos a que te informes acerca de por qué figuras en ellos. El último punto del apartado anterior ya te habrá dado alguna pista relativa a que la relación entre ASNEF y los nombres que aparecen en sus ficheros no es unidireccional. Puede comenzar siéndolo, pero existen diversas garantías al respecto que, como ciudadano con derechos y obligaciones, te viene bien conocer. Vamos a ver un breve resumen de ellas.

Lo primero que te interesa comprender es que, si no consideras que tienes una deuda (por ejemplo, por encontrarte en alguno de los supuestos contemplados en el apartado anterior), puedes ejercer el derecho a que tu nombre sea borrado de ASNEF. En consecuencia, cuentas con la posibilidad de ponerte en contacto con esta organización mediante correo electrónico o por carta. Aprovecha cualquiera de estos formatos para explicar por qué opinas que no debes figurar en sus listas.

De todas formas, si no recibes respuesta o la que te den desde ASNEF no te parece correcta o justa, puedes contactar con un abogado especializado en esta clase de reclamaciones. Estos profesionales, además, conocen la normativa vigente de protección de datos. Sin ir más lejos, respecto a los derechos ARCO, entre los que hemos de destacar el de solicitar la cancelación de los datos personales.

Acuérdate de que, según las leyes de protección de datos de nuestro país, reformadas recientemente para adaptarlas a la armonización con las más garantistas legislaciones comunitarias, los datos personales solo pueden haber sido recogidos, utilizados y guardados por la organización que se responsabiliza de ellos con unos fines concretos para los que has dado tu consentimiento explícito. Cuando los objetivos por los que se guardan estos datos personales estén fuera de los vinculados a este consentimiento expreso o haya transcurrido el plazo a lo largo del cual pueden almacenarse, no existirá justificación para que sigan empleándose.

Este extremo es conocido por estos abogados expertos en las quejas de los consumidores, por lo que es otra línea argumental a la que puedes agarrarte para evitar los efectos negativos que sobre tu persona puede generar ser visto en ASNEF.

En los minicreditos rapidos no influye ASNEF

Efectivamente, los minicréditos con ASNEF constituyen una de las modalidades de minicréditos rápidos. Y en la rapidez que caracteriza a su concesión (si cumples con los requerimientos simples basados en poder devolver el dinero prestado), tiene una incidencia fundamental el hecho de que no va a comprobarse si tu nombre consta en los archivos de ASNEF.

Te informamos de que los departamentos de riesgos de los bancos convencionales, cuando uno de sus clientes anuncia su candidatura a recibir alguno de sus productos financieros, no pierden la ocasión de echar un vistazo a los listados de ASNEF. No en vano, les instan a que lo hagan como medida de control suplementaria a otras que ya han tomado para verificar la fiabilidad de los clientes.

Si deseas evitar la influencia negativa que las actuaciones de ASNEF pueden tener en tu búsqueda de financiación, una buena idea es cambiar las gestiones relativas a ella desde los bancos tradicionales a las entidades alternativas de crédito. De hecho, son numerosos los clientes de toda la vida de los bancos que han preferido las facilidades que la banca online les proporciona cuando requieren dinero con urgencia.

Son perfiles que se encuentran disgustados por el hecho de que su historial crediticio y la confianza labrada durante años con los bancarios ya no tienen peso en las decisiones acerca de sus solicitudes de préstamos. Ahora solo se tienen en cuenta determinados requisitos, como no haber sido inscrito en los censos de ASNEF. Los siguientes los enunciaremos en el siguiente apartado.

Pero, como respuesta a la decepción incubada con los bancos tradicionales con los que tenían relación clientelar, se ha producido una sincera satisfacción respecto a las condiciones favorables que han encontrado en los productos de las entidades alternativas de crédito.

¿En qué criterios no van a fijarse cuando pidas un minicrédito rápido?

Nos referimos a los criterios que, por su parte, sí que van a evaluar los bancos convencionales. En resumidas cuentas, los que tiene en cuenta la banca tradicional no tienen por qué coincidir -y de hecho, en la mayoría de ocasiones, no lo hacen- con los de la que opera por Internet.

Estos se han ido endureciendo a partir del rescate que las instituciones públicas procuraron para la banca de nuestro país. Este sector estuvo involucrado en las causas de la crisis económica estructural de la economía española que comenzó en 2008. Se detectaron, aparte de diversas malas prácticas en su forma de proceder, numerosos impagos de las cuotas de devolución de créditos y préstamos.

Así que, a cambio de ser reflotados mediante dinero público, los bancos se vieron obligados a implantar distintas medidas de control en la gestión de sus productos financieros. Como se había constatado una relajación en la aplicación de garantías cuando de la concesión de créditos y préstamos se trataba, se exigió a los bancos que redoblaran sus esfuerzos a la hora de asegurarse de que las cuotas de devolución serían satisfechas en tiempo y forma.

Es este contexto el origen del endurecimiento sobrevenido de los requisitos exigidos para poder acceder a la financiación que gestionan las entidades bancarias. Seguidamente repasamos los que, por el contrario, no vas a tener que aportar cuando quieras conseguir dinero rápido por medio de la banca online. Omitimos la ausencia de ASNEF, que es el tercer requisito de esta lista, ya que te lo hemos explicitado suficientemente en apartados anteriores. Son estos:

  • El aval. Dinero o propiedad convertible en dinero que sirve como garantía de cobro para la entidad prestataria mientras no sea devuelto el dinero prestado.
  • La nómina. Un documento que demuestra el cobro mensual de un salario, lo que puede ser homologado a unos ingresos regulares. No obstante, aunque en la banca por Internet, lógicamente, se aceptan las nóminas como equivalentes a unos ingresos regulares, no son los únicos medios para atestiguarlos.

El requisito que sí que va a ser ponderado en su justa medida

Lo hemos nombrado en el punto en el que señalábamos que no es obligatorio que presentes una nómina para que una entidad de crédito alternativa te facilite el acceso al crédito. Nos referimos a los ingresos regulares. Y estos pueden hacerse presentes, sin ir más lejos, en la facturación habitual de un trabajador autónomo. Las nóminas suelen ser excepcionales en los sistemas de ingresos de estos trabajadores emprendedores.

Pero las ganancias de los autónomos (como las que puede conseguir un pintor o un periodista de éxito, por citar dos ejemplos) pueden superar a las que los trabajadores asalariados ven reflejadas en sus nóminas. Además, si tienen un flujo de encargos constante, los trabajadores por cuenta propia pueden tener una regularidad de entrada de ingresos tan apreciable como la de los empleados por cuenta ajena.

¿Cómo puedes disfrutar del dinero de los minicréditos rápidos con ASNEF?

Si consideras que estos créditos responden a las necesidades puntuales de dinero urgente que hayas experimentado, es fundamental que sepas qué pasos tienes que dar para culminar el proceso con éxito. Te avanzamos que son muy simples.

En primer lugar, habrás registrado un usuario y lo habrás asociado a una contraseña segura. Con este nick podrás adentrarte en las informaciones más significativas de la página web desde la que pedirás el minicrédito (nos referimos a cantidades que oscilarán, por ejemplo, entre 300 y 800 euros).

Utiliza el simulador para hacer combinaciones de cantidades de dinero y plazos en los que adquieres el compromiso de devolverlo. De esta forma darás con la operación que más te convenga y tu elección determinará cuánto vas a tener que pagar finalmente por el minicrédito. No nos referimos solo al dinero del préstamo que tendrás que devolver fraccionado en cuotas, sino también al correspondiente a los intereses y honorarios propios del minicrédito.

La aceptación de tu candidatura al préstamo dependerá de que introduzcas en la web los datos personales y bancarios pertinentes. En cuanto a los primeros, son los que se adjuntan en el DNI. Debes tener entre 18 y 65 años para poder beneficiarte de estos servicios de crédito. Aportarás también tu número de teléfono móvil, puesto que a través de él te notificarán SMS informándote de cómo se está desarrollando el proceso del crédito.

Por lo que respecta a los datos bancarios, un sofisticado algoritmo determinará, una vez entregada la información económica oportuna, si das un perfil fiable para recibir financiación. Aparte, habrás facilitado un número de cuenta corriente. En esta recibirás el dinero que tanto te urge. Llegará en unos minutos si la cuenta pertenece a una entidad que tiene relación con la que va a enviarte el dinero. Si no existe este convenio entre las dos organizaciones, los fondos tardarán algunas horas más en estar disponibles en tu cuenta corriente.

En definitiva, los minicreditos con ASNEF son unos productos financieros de cuyo aligeramiento de los trámites puedes aprovecharte para conseguir el dinero que requieren tus gastos ocasionales de una forma tan rápida como eficaz.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.
Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar: