Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
La Cuenta 123 Santander
28 Jul 2019

Más Acerca De La Cuenta 123 Santander

Las cuentas remuneradas son uno de los ganchos comerciales de las entidades financieras, aunque no tengan la importancia que tuvieron antaño. No en vano, en un entorno de tipos de interés reales negativos, la liquidez gana importancia frente al ahorro. En Bonsai Finance te explicamos cómo funciona la cuenta 123 del Santander, indicando sus principales características, condiciones y aspectos a mejorar.

Qué es la cuenta 123 Santander

La cuenta 123 del Banco Santander es una cuenta corriente remunerada, lo que significa que las personas que hacen una imposición van a percibir una cantidad por tener su dinero ahí. Esta ya es una diferencia sustancial con gran parte de las cuentas corrientes, que no suelen aportar un beneficio para el usuario.

El segundo aspecto que hay que destacar es que el Banco Santander te ofrece hasta un 3 % por el saldo de que dispongas hasta los 1000 euros. Ahora bien, para ello tienes que abonar una cuota de mantenimiento mensual de 3 euros. Por otra parte, dispondrás de un descuento de entre el 1 y el 3 % en los recibos domiciliados y, solo por ser cliente, recibirás una acción del grupo Santander.

Es importante señalar que esta cuenta es corriente y no está concebida para ahorrar. Decimos esto porque, en el caso de que quieras ahorrar, hay otros muchos productos financieros que te permitirán conseguir rentabilidades más altas y con límites muy superiores.

¿Vale la pena contratar este producto? Vamos a ver las condiciones y las características para comprobarlo. Tienes que conocer mejor los pros y los contras para decidirte.

Los requisitos de la cuenta 123 para quien la contrata

Las condiciones de la cuenta 123 del Banco Santander han cambiado a lo largo del tiempo y eso significa que lo que antes era rentable, ahora puede no serlo. La última actualización fue a finales de 2018. Eso sí, para contratar este producto hay una serie de requisitos ineludibles que tienes que cumplir. Son los siguientes:

1. Edad mínima

La edad mínima de la contratación de este producto es de 18 años. Esto significa que no es el tipo que interesa si lo que quieres es abrir una de ahorro para tus hijos pequeños. No en vano, para tener esta cuenta es necesario contar con capacidad plena para obrar.

2. Domiciliación de ingresos

La domiciliación de ingresos es una condición sine qua non para poder abrir la cuenta 123, seas trabajador, parado, autónomo o jubilado. Como mínimo, has de tener tres recibos domiciliados de tres emisores diferentes. La idea es clara: comprobar que, efectivamente, esta cuenta cumple con la función asignada.

3. Domiciliación de ingresos

Las personas que quieran contratar han de domiciliar sus ingresos, sean pensiones, nóminas, prestación por desempleo, PAC o las cuotas de la Seguridad Social de los autónomos. El principal requisito es acreditar que hay un movimiento real en la cuenta y que vas a utilizar este producto para tu operativa cotidiana.

4. Movimientos de compra

Para acceder a la cuenta 123, es imprescindible que acredites un movimiento mínimo para que se viabilice la contratación de este producto. Tienes que realizar un mínimo de 6 movimientos de compra durante 3 meses y uno de ellos ha de ser con tarjeta de crédito. Con esta condición, la entidad busca no desvirtuar el motivo original por el que se contrató la cuenta.

La cuenta 123 del Santander y las condiciones básicas a tener presentes

Es bueno saber que la cuenta 123 del Santander con sus condiciones limita el acceso a aquellas personas que la desean utilizar, pero, además, hay que recordar que es para particulares. Esta cuenta no es un producto para que lo utilicen las sociedades mercantiles, aunque los autónomos sí que la pueden contratar.

El problema está en que los intereses pueden variar en función del momento y, además, las condiciones mínimas para la contratación han cambiado en los últimos años. En 2018 se aprobaron cambios que están en vigor hoy y que han limitado la retribución a un máximo de 1000 euros por cuenta, reduciendo exponencialmente lo que ofrecían en un primer momento.

En cualquier caso, has de saber que puedes realizar la contratación de tres maneras diferentes en función del sistema que a ti te resulte más cómodo. Puedes dirigirte a tu oficina, utilizar la app de Internet del banco o contactar por teléfono. El Grupo Santander te ofrece varias posibilidades.

Si tenemos en cuenta el hecho de que esta cuenta es corriente, sí es una opción para que tengas una cierta retribución. No obstante, hemos de recordar que la 123 del Santander dio mucho más dinero que el que da ahora.

Los beneficios y perjuicios de contratar la cuenta 123 del Santander

La cuenta 123 es un producto financiero interesante si lo contratas cuando te interesa. Te damos más detalles de las ventajas e inconvenientes para que decidas con criterio, porque hay varias cuestiones que individualizan este producto.

Beneficios

La primera ventaja es que está retribuida, lo que no es tan habitual si consideramos que no es una cuenta de ahorro y que no se suelen pagar intereses. Cobrarás un 3 % TAE en los 1000 primeros euros de depósito, de manera que el dinero que tengas generará una cierta retribución.

El segundo beneficio de contratar la cuenta 123 es que los recibos que domicilies tendrán una bonificación, de manera que te devolverán entre el 1 y el 3 %. Esta es una manera de ahorrar en determinados gastos que se hacen gravosos, tanto para el pago de impuestos y tasas como suministros o incluso recibos del colegio de los hijos.

La mayoría de las personas no saben que un particular puede tener más de una cuenta 123 a su nombre, aunque sean los únicos titulares. Este producto financiero está concebido para que las personas puedan tener hasta dos cuentas a su nombre si así lo desean.

Por otra parte, hemos de señalar que el Banco Santander tiene una de las redes de oficinas más completas de España y dispones de 7500 cajeros para operar. El resultado es que puedes sacar dinero y realizar tus operaciones en cualquier punto del país porque la empresa tiene un punto en casi todos los municipios.

Las cuentas 123 no tienen compromiso de permanencia, de manera que puedes cancelar el producto cuando lo desees sin que eso suponga una penalización. Esto es bueno si tenemos presente que muchos productos financieros exigen una continuidad en el tiempo sujeta a penalizaciones fuertes.

Otro elemento importante es que vas a recibir una acción del Santander gratis, solo por contratar la cuenta. Esto significa que pasarás a ser accionista de uno de los grupos bancarios más importantes de Europa y esa cantidad puede compensar la pérdida en otros aspectos.

Perjuicios

Un gran problema de esta cuenta es que cobra una comisión mínima de mantenimiento de 3 euros mensuales, que se convierten en 8 si no cumples con todas las condiciones. El resultado es que puedes perder dinero con este producto, sobre todo después de los cambios que la entidad aprobó en 2018.

El segundo inconveniente es que la retribución está limitada a un máximo de dinero, concretamente a 1000 euros de saldo total. A partir de ese límite, no se van a pagar intereses por el saldo que tengas, de manera que es poco práctico tener ahorrado dinero en esta cuenta. En el pasado, se llegaron a retribuir hasta 15000 euros, pero los límites han bajado exponencialmente.

Las tarjetas de crédito se tienen que pagar, de manera que tendrás que asumir una comisión por este tipo de producto. Tienes la opción de hacer transferencias automáticas, sí, pero recuerda que te van a cobrar un plus por esa operación.

Por otra parte, hemos de señalar que se trata de un producto que exige un ingreso mínimo de 600 euros si tienes una nómina o prestación de desempleo. El mínimo de la pensión es de 300 euros y el autónomo ha de pagar, al menos, 175 euros. Si no se cumplen estas condiciones, la entidad te podrá cobrar la comisión máxima mensual.

Finalmente, es conveniente recordar que los beneficios contratados en el pasado no son retroactivos. La cuenta 123 del Banco Santander es un producto que cambia sus condiciones de un año a otro, de manera que las retribuciones pueden cambiar, y mucho, para el cliente.

Las opiniones de los clientes

Las condiciones de la cuenta 123 hacen que las opiniones sean controvertidas y hemos de decir que, en los últimos tiempos, han ganado peso las negativas. No en vano, a finales del 2018, la dirección del banco decidió unilateralmente introducir una serie de modificaciones. Encontramos opiniones a favor y en contra que es conveniente conocer para tener un elemento de valoración.

Opiniones a favor

Los clientes del Banco Santander que hablan bien destacan que este producto financiero está retribuido y la mayoría de las cuentas corrientes no lo están. Este aspecto es fundamental si lo ponemos en comparación con lo que hay hoy en el mercado.

Otra valoración positiva de los clientes tiene que ver con las facilidades que la entidad ofrece para operar. La infraestructura de cajeros y oficinas del Banco Santander juegan a favor de la contratación de cualquier producto de la entidad.

Opiniones en contra

La mayoría de los clientes son muy críticos con la entidad porque calculan que van a perder dinero por los intereses que se cobran con respecto al dinero que pagan. Este es el principal problema que se indica y es difícil no perder capital si tenemos en cuenta que a finales de 2018 se rebajó el límite de 6000 a 1000 euros.

Otra de las críticas que formulan muchos clientes es que no se les avisó de este cambio y, en la práctica, es indiferente que lleven muchos años en la entidad. Este es uno de los principales aspectos que se penalizan.

¿Son buenas las condiciones de la cuenta 123 del Santander para ti?

La cuenta 123, a nuestro modo de ver, es el ejemplo de cómo un buen producto se ha echado a perder por la intención expresa del Banco Santander. Lo normal, en las actuales condiciones, es que los clientes que contraten la cuenta pierdan dinero porque la comisión de mantenimiento es muy alta y el límite de retribución muy bajo.

La evolución de las retribuciones de este producto financiero responde a una estrategia de la empresa, obviamente, pero hoy hay un interés claro por arrinconarlo. Si al principio se pagaban intereses por los primeros 15000 euros, más tarde los bajaron a los 6000 y ahora solo se paga por los primeros 1000 euros. Al principio esta cuenta ofrecía una buena rentabilidad, aunque se tuviesen que pagar comisiones, pero hoy cuesta dinero.

Por otra parte, el Banco Santander está ofreciendo mejores productos si lo que quieres es que tu dinero rinda o, como mínimo, no perder. Como esta cuenta no tiene ninguna penalización en el caso de que te des de baja, te recomendamos que preguntes y te informes si eres cliente de la entidad.

En Bonsai Finance, el consejo que te damos es que, si tienes esta cuenta, busques otras alternativas más baratas como cuenta corriente. Hoy existen varios productos financieros que no te supondrán ningún coste y que tienen unas condiciones mucho menos exigentes que la cuenta 123.

Conclusión

La cuenta 123 del Santander es una de las opciones que ofrece la entidad para domiciliar pagos, pero ha empeorado a lo largo de los años. En un primer momento te hacía ganar dinero, sin embargo, hoy es conveniente que busques otras opciones para conseguir rentabilidad.

La tendencia general es la de no pagar dinero por las cuentas corrientes, eso es cierto en casi todas las entidades. Lo que ya es francamente mejorable es tener que pagar dinero porque en una cuenta retribuida las comisiones son más caras que lo que te abonan en las liquidaciones de tributos.

Bonsai Finance es un comparador de todo tipo de productos financieros. Te ayudamos a elegir aquella cuenta que mejor se adapta a tus preferencias y te animamos a que consultes mejor todas las opciones que tenemos para ti.

Aquí tienes otros artículos interesantes:
¿Conoces la Cuenta 123 Smart?
Todo Sobre La Cuenta 1,2,3 Santander
Más Información Sobre la Cuenta 123 Smart