Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Los Creditos Al Instante
21 Jun 2019

Más Acerca De Los Creditos Al Instante

Los creditos al instante se han convertido en unos productos muy populares en nuestro país. Tanto, que incluso han empezado a ser conocidos por esta denominación, la cual tampoco es muy técnica. Sin duda, se trata de una muestra de cómo su público potencial los ha hecho suyos y el sector bancario ha adoptado esta categoría como propia a la hora de incorporarla a sus catálogos de productos.

Ten en cuenta que referirse a los créditos al instante como tal no deja de ser una categoría con un nombre muy potente, lo cual es fundamental en el mundo del marketing. En estas tres palabras está expresado lo que más agrada a los consumidores acerca de estos créditos: su rapidez. Este concepto queda, por tanto, aclarado con la máxima contundencia.

A continuación te contamos tanto por qué es tan valorado como las características que permiten que estos productos financieros lo garanticen. Sigue leyendo.

Creditos al instante para resolver pagos que nos agobian

Antaño, cuando se pedía un crédito al instante, se tenían que asumir unas condiciones que no resultaban las más ventajosas para el solicitante. Nos referimos, por ejemplo, a la década de los noventa del siglo pasado. Por lo general, las situaciones en las que compensaba optar por esta alternativa eran ciertamente desesperadas por parte del cliente.

Se trataba de contextos en los que la premura para afrontar abonos le hacían aceptar unas condiciones (sobre todo unos intereses altos) que, en otras circunstancias, no hubiera aprobado y que, además, eran mucho peores que las que les podían llegar a ofrecer sus bancos de toda la vida.

Sin embargo, había una explicación a estos procederes: la urgencia que les apretaba a la hora de pagar. Esta urgencia no casaba bien con las gestiones en los bancos tradicionales. Así que ya puedes imaginar que en la época actual, en este aspecto, no han mejorado las cosas. Luego te contaremos por qué, aunque seguramente ya tienes alguna idea al respecto.

Antes de llegar a esa parte del texto, vamos a poner algunos ejemplos de estas situaciones en las que en la actualidad te puede interesar pedir un crédito al instante. Toma nota de ellas.

Algunos contextos concretos en los que te vendrán bien estos créditos

Apúntalos:

  • Has visto un anuncio de un curso de inglés en una academia de idiomas del barrio. Si pagas de golpe el precio de su primer semestre, te va a salir el resto del curso gratis. Al cabo del año se trata de un ahorro sustancial, por lo que te puede convenir realizar esa primera inversión.
  • Te han puesto una multa por estacionar en una zona indebida de tu municipio. La multa asciende a un buen pellizco, pero, si la pagas dentro de un primer plazo que te han concedido a estos efectos, logras una rebaja que reduce considerablemente la cuantía de la sanción. Además, ya sabes que abonar estas multas a tiempo evita tener que pagar los intereses de demora, que pueden llegar a elevar el coste de una forma muy significativa.
  • Has abierto una tienda de bebidas que no tiene mucha competencia en el barrio. Sin embargo, todavía no has podido conseguir una máquina que prepara un nuevo cóctel refrescante, que está siendo la sensación, con la máxima facilidad. Puedes sacar la conclusión de que, si no te haces con esta máquina, es como si estuvieras perdiendo dinero.
  • Quieres regalar a tu pareja un viaje para celebrar vuestro aniversario. El problema al respecto no tiene que ver con los días de vacaciones de cada uno de vosotros, sino con que la oferta de este plan solo se mantiene durante la semana en curso. Por lo tanto, si te apetece llevarlo a cabo, vas a tener que dar una señal de una cuantía relevante durante este plazo.
  • Quieres abrir un nuevo negocio para el que tienes preparadas casi todas las infraestructuras (maquinaria incluida), pero te falta construir una rampa para cumplir con una normativa de accesibilidad que no existía cuando estaba abierto el local que te traspasaron. Si no consigues la licencia de actividad, no podrás abrir este establecimiento ni empezar a ganar dinero. Por consiguiente, si no llevas a cabo la inversión que requiere la eliminación de la barrera arquitectónica, puedes considerar que estás dejando de ganar el dinero que la apertura te permitirá comenzar a ingresar.

¿Por qué los bancos de toda la vida ya no te pueden ayudar siempre en estos contextos?

Si queremos entender qué ha sucedido para que la contribución de los bancos se haya reducido en situaciones como las que te hemos descrito, tenemos que remitirnos a una coyuntura muy concreta: la de la crisis económica que empezó en 2008.

Supuso un punto de inflexión radical para el sistema bancario español, ya que el contexto crítico condujo a una reformulación de su manera de hacer las cosas. Como hizo falta dinero público para evitar su quiebra, desde el poder político se exigieron contrapartidas por esta ayuda. Una de ellas afectó directamente a las aspiraciones de los clientes.

Se trataba de un endurecimiento de las condiciones que se tenían en cuenta a la hora de aprobar un crédito. Si anteriormente el historial crediticio del cliente y la confianza establecida entre el bancario y él se valoraban en su justa medida, ahora se iban a incrementar los requisitos. La meta de esta medida era la de minimizar los impagos, los cuales se habían convertido en unos inconvenientes de primer orden durante la citada crisis.

Por lo que respecta a estos requisitos, la nómina y el aval habrían de resultar fundamentales a la hora de garantizar la capacidad de devolución del dinero prestado. Además, también se realizarían comprobaciones en listados de morosos como los de RAI o ASNEF. No ser capaces de aportar los documentos comentados o la inclusión en los citados registros equivalía a no ser considerado merecedor de recibir el crédito por parte del banco.

Un cambio en la búsqueda de la financiación

Los departamentos de riesgos de las entidades bancarias se tomaron muy en serio la aplicación de estas medidas de control. Por lo tanto, se produjo una exclusión de estos canales de financiación que afectó a clientes que estaban acostumbrados a obtener sus créditos en los bancos convencionales sin excesivos problemas.

Un problema añadido es que algunos requerían esta financiación, como en los casos que te enseñamos más arriba, con cierta urgencia. Su inconveniente, en consecuencia, no era tanto que no pudieran cumplir los requisitos de concesión, sino que no podían permitirse invertir tiempo en reunirlos o esperar a que los miembros de los departamentos de riesgos tomaran una decisión al respecto de su solicitud.

Como las necesidades de financiación persistían, los afectados (principalmente pequeños emprendedores y ahorradores que trabajaban como autónomos) buscaron una solución viable de financiación y la encontraron en las entidades alternativas de crédito. Nos referimos a las que trabajan por Internet.

Como entidad que realiza intermediación entre prestamistas y prestatarios, en Bonsai Finance creemos que es interesante que conozcas las características principales de la banca online. En caso de que te interesen sus productos, siempre podrás elegir de la forma más oportuna cuando tengas claras sus condiciones.

Conoce las claves de los créditos al instante

La principal ventaja que te permite obtener un crédito al instante es la posibilidad de operar por Internet que tienen estas entidades alternativas de crédito. Hoy en día, la banca tradicional también ha traspasado parte de sus actividades al mundo online, pero el factor presencial sigue teniendo un gran peso en las negociaciones de los créditos.

En cuanto a los créditos que estamos analizando, recuerda que vas a poder llevar a cabo todos sus trámites por Internet. Esta posibilidad supone un ahorro de tiempo y dinero muy provechoso. Debes saber que ya no tendrás que realizar fotocopias y llevarlas a sucursales, puesto que podrás adjuntar los datos personales y bancarios en la página web.

Además de ahorrarte el tiempo que ya no habrás de invertir en las gestiones que se solían realizar en las oficinas bancarias, podrás aprovechar el libre del que dispongas en tu casa. Desde el ordenador que tengas en tu vivienda podrás hacer todos los trámites del crédito que te guste. Y no habrás de ceñirte a las limitaciones de los horarios de apertura, lo que te proporciona una comodidad extra. Tus productos financieros preferidos están a un solo clic.

La operación que has de realizar, en este aspecto, es tan simple como entrar en la plataforma y usar el simulador de crédito para escoger la cantidad de dinero que necesitas y el tiempo que requieres para devolverla, lo que generará los intereses.

Si, cuando hayas introducido tus datos personales y bancarios, estos son considerados correctos por los algoritmos del sistema de concesión, el dinero no tardará en llegar a tu cuenta corriente. Lo hará de manera casi inmediata. Como mucho, en unas horas. La acreditación de unos ingresos regulares, un tipo de cobro muy común entre los autónomos, servirá de garantía de devolución.

En definitiva, los creditos al instante te aportan ese dinero que requieres para los abonos puntuales que te agobian o urgen.