Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Microcreditos Qué Son
14 Ene 2019

Microcreditos: ¿Qué Son y Cómo Puede Solicitarlos?

Los microcreditos son préstamos de pequeñas cantidades que no tienen demasiados intereses asociados. Son cantidades que se conceden para cubrir necesidades repentinas. Por ejemplo, unos gastos imprevistos que tengas que hacer. También hay personas que lo solicitan simplemente para concederse un deseo o capricho, como poder irse de vacaciones.

Microcreditos online para la financiación laboral propia

Estas pequeñas cantidades son un método de financiación que también están utilizando las personas autónomas y las pymes para poder darles un impulso a sus proyectos laborales. Por tanto, los microcréditos son una oportunidad, a su vez, para todas aquellas personas desempleadas que desean buscar una salida con la que obtener sus propios ingresos.

Los microcreditos son capaces de evitar la exclusión social

Con el aumento del desempleo, ha crecido el riesgo de exclusión social. Un microcredito es una manera de financiar una iniciativa de autoempleo que tengas en mente. De hecho, es el método de financiación más usado al respecto, muchas veces con la ayuda conjunta de ONG u otro tipo de organizaciones sociales.

Hoy en día, podemos afirmar que los microcreditos online son la alternativa ideal para los emprendedores que tienen ideas, pero pocos recursos para poner en marcha sus proyectos laborales. Uno de los problemas básicos del desempleo actual es que muchas personas tienen dificultades para empezar pequeños proyectos.

Los microcréditos impulsan a este tipo de personas porque las empresas que los conceden conocen que, en definitiva, los autónomos y emprendedores son la base de la economía.

Los microcréditos online frente a las entidades tradicionales

Más adelante te indicaremos cuáles son las ventajas de los microcréditos online frente a los de las entidades tradicionales, pero en este apartado queremos destacar otra cuestión: la ausencia de financiación o las dificultades para acceder a ella que existen en el ámbito más tradicional. De nuevo, este es un problema para pymes, autónomos o personas que no disponen de suficientes garantías.

Por parte de las entidades bancarias hay una negativa general a conceder créditos si no tienes una nómina. Y, además, en ocasiones te piden que tu contrato sea indefinido. Tampoco te financiarán si no tienes un aval u otros requisitos que consideren primordiales a la hora de conceder créditos. No obstante, si necesitas financiación debes conocer las restantes alternativas que tienes y que sí están a tu favor. Y una de ellas son los microcréditos.

Estas cantidades prestadas sobre todo a personas con menos recursos económicos se consiguen de manera más rápida y con mejores condiciones mediante empresas especializadas en microcréditos. Porque, al final, las condiciones de las entidades bancarias para acceder a los microcréditos acaban siendo las mismas que las que te ofrecen para cualquier otro crédito.

Las características de un microcredito

Lo primordial es que sepas que los microcréditos son un producto financiero. Como tal, tienen unas características comunes, sin importar quién sea el prestamista que te lo conceda.

Ante todo, suele tratarse de pequeñas cantidades que se conceden a personas con menores recursos económicos que necesitan financiación, o la desean, y que no pueden o no quieren acceder a los créditos de las entidades bancarias de siempre debido a sus condiciones restrictivas.

Aunque cada caso particular tendrá unas particularidades concretas, es posible que suceda que una persona sí pueda acceder a mayores créditos, pero que desee, en un momento concreto, que la cantidad prestada sea menor, debido a un gasto puntual que tenga que hacer.

La primera característica común de los microcréditos online es que la cantidad que te ofrecen varía habitualmente entre los 1.000 € y los 25.000 € (los que tienen una mayor cuantía). Además, otro de sus atributos que, a su vez, se convierte en una de sus ventajas, es que no necesitas tener un aval ni algún tipo de garantía personal para que se te conceda.

Tan solo, necesitarás unos ingresos económicos regulares, que pueden proceder también de una pensión, de una beca o similar, etc. Las condiciones son más ventajosas que los del préstamo tradicional, como podrás ver más adelante.

¿Cómo puedes solicitarlo?

Si quieres conseguir un microcredito, debes pensar en primer lugar cuál es el uso que le quieres dar. A su vez, ten en cuenta que no es un regalo, por lo que debes tener claro cómo vas a recuperar el dinero para devolverlo en un futuro. También has de pensar en la cuantía que necesitas y, a partir de ahí, observar todas las posibilidades que tienes a tu favor para conseguir microcréditos.

Los microcréditos online tienen la ventaja de que no tienes que salir de casa para ver conocer condiciones o para solicitarlos. Su burocracia es mucho menor. Por tanto, necesitarás muchos menos datos que acreditar, poco más que el DNI y la fuente de tus ingresos regulares.

Estudia los recursos que tienes y crea un plan, aunque sea mental, para saber cómo lo vas a devolver. Recuerda que, cuando se pasa el plazo de devolución, los intereses suelen incrementar. En este sentido, te aconsejamos no elegir un menor tiempo de devolución para conseguir mejores intereses, si no los vas a poder devolver, ya que si finalmente sobrepasas el plazo el incremento de esos intereses será mayor que si desde un inicio señalas un plazo mayor.

La obtención de tu microcrédito

Para conseguir un microcrédito vas a pasar por las fases de solicitudes generales, similares a las de otros créditos o préstamos, solo que en los microcréditos online estas fases van mucho más rápido. La respuesta podrás recibirla desde la hora siguiente a tu solicitud, hasta las 48 horas después, como muy tarde. Los microcréditos están pensados también para urgencias económicas.

En primer lugar, lo solicitas sin ni siquiera tener que justificar para qué lo vas a usar. Más tarde, acreditas tu DNI para demostrar tanto tu identidad como tu residencia, así como tu fuente regular de ingresos. A continuación, valorarán tu solicitud y recibirás la confirmación o negación en un corto período de tiempo.

Microcréditos para pymes y autónomos

Si quieres conseguir financiación para un proyecto empresarial o laboral, hay entidades en las que se te ofrece otra forma de solicitud con la cual conseguirás mejores condiciones, intereses más bajos y mayores plazos de amortización. Para conseguir estos microcréditos, tienes que presentar en primer lugar tu plan de negocio, el cual será analizado para comprobar su viabilidad.

Más tarde, tendrás que presentar la solicitud con toda la documentación que te sea requerida. Depende de si es un microcrédito online o no, podrían pedirte una entrevista personal para que expongas tu idea de negocio.

A partir de entonces, se valoraría tu solicitud, en cuyo proceso los expertos de cada entidad estudiarían y calificarían la viabilidad de tu proyecto. Esta no solo depende de ti, sino también de las condiciones económicas que se den en el momento de la solicitud. En función de todos estos factores, te lo concederían o denegarían. En caso de confirmación, se formalizaría el microcrédito.

¿Para qué puedes usar un microcrédito?

Puedes usar un microcrédito para financiar un proyecto laboral, tal y como te hemos señalado en el apartado anterior. Pero también debes saber que es posible que lo utilices tanto de manera individual como en grupo. Existen microcréditos que ayudan a negocios que ya están en funcionamiento. No siempre se trata de empezar, sino que a veces se utilizan para potenciar un negocio.

Un ejemplo puede ser el bar que no dispone de inventario y necesita restablecerse si desea continuar con su actividad productiva. También hay una rama que está diseñada para proyectos de mujeres, para así facilitar e incrementar su presencia en el mundo empresarial.

No obstante, los microcréditos no existen solo para proyectos empresariales. También puedes solicitar uno si necesitas financiación personal por algún imprevisto, si quieres darte un capricho o si, simplemente, quieres reformar tu hogar. Son muchas las opciones de las que dispones.

¿Tienen un buen funcionamiento?

Hay numerosos estudios que nos indican que los microcréditos han dado buenos resultados en el mercado con bastante asiduidad. Sobre todo, destaca el período de 2002 a 2008. Más tarde, con la crisis económica las condiciones no pudieron ser igual de ventajosas, pero en estos tiempos estamos volviendo a los resultados que se dieron durante el período mencionado.

Los intereses son mayores que los de un préstamo tradicional, pero su concesión es mucho más rápida y menos restrictiva. Dichos intereses pueden disminuirse en ocasiones si tienes aval. Sin embargo, como te hemos dicho, tener aval no es un requisito para conseguir un microcrédito y, además, no todas las entidades ofrecen esa posibilidad de disminuir los intereses en caso de que lo garantices.

El resultado es que los microcréditos suelen ayudar correctamente a las personas que necesitan financiación urgente. Y que en los casos de los proyectos empresariales, al tener expertos valorando su viabilidad, suelen dar también buenos resultados.

¿Qué ventajas tienen los microcréditos?

Los microcréditos son una opción más de financiación a la que puedes recurrir cuando lo necesites, al igual que ocurre con los préstamos personales o las tarjetas de crédito. Si te surge un imprevisto que no puedes cubrir con tus ahorros, un microcrédito te da la oportunidad de que puedas sufragarlo de forma muy rápida.

La financiación que necesites puede destinarse a cualquier fin: los libros escolares, una reparación, etc. Desde la crisis económica, estos microcréditos han sido la solución por la que han optado muchas familias a las que les costaba llegar a fin de mes. Por tanto, los microcréditos se han acabado convirtiendo en una alternativa para solventar los problemas económicos de muchas personas, pues ahora no es difícil conseguir liquidez inmediata si la necesitas.

A su vez, ahora que estamos en un período de recuperación económica el microcrédito sigue siendo muy válido si necesitas dinero rápido, siendo otra de sus ventajas principales que no tiene apenas papeleo. También ten en cuenta que existe la posibilidad de solicitar los microcréditos por Internet. En este sentido, a continuación te mostramos las ventajas que tienen los microcréditos online.

Principales beneficios de los microcréditos online

Los microcréditos online te permitirán combatir problemas puntuales de liquidez. También podrás financiar aquellos proyectos personales que no necesiten una gran cantidad, de capital sin que tengas que pedir un préstamo en una entidad financiera tradicional. La devolución de los microcréditos por Internet puede ser muy sencilla para ti, tanto en lo que se refiere a las cuotas como a lo relacionado con los plazos.

Y, si eres emprendedor y no quieres presentar un proyecto, no tienes que hacerlo. Aunque hay algunos que te ofrecen esa posibilidad dando a cambio mejores condiciones, la presentación de un proyecto no es un requisito para su concesión. Otra de sus principales ventajas es que tienen un tipo de interés menor al de otros productos financieros.

Además, hay microcréditos online adaptados a las circunstancias de cada persona. Por ejemplo, aquellos que están enfocados para jóvenes. Su proceso de solicitud es rápido, fácil y no necesita apenas papeleo. A su vez, puedes solicitarlos sin ni siquiera levantarte del sofá de casa. La disponibilidad de tu dinero será inmediata cuando en poco tiempo te confirmen su aprobación.

Microcréditos online si estás en ASNEF

Otra de las ventajas de los microcréditos online que merece una consideración aparte es la posibilidad de financiación a personas que están en ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación), así como en otros informes de morosidad y consumo de nuestro país.

Las personas que se encuentran en este tipo de listas suelen tener dificultades para pedir financiación en las entidades bancarias. No obstante, en estos últimos años las posibilidades de financiaciónonline han abierto las puertas a todos estos usuarios. Si te encuentras en una de estas listas, puedes solicitar microcréditos online y solventar tus responsabilidades y problemas económicos.

Son varios los tipos de microcréditos que puede solicitar estando en ASNEF o en algún listado similar. Esto variará de acuerdo con el plazo de devolución y con el importe. Los más comunes son las becas para estudiar, las hipotecas o los microcréditos personales para atender urgencias familiares.

En definitiva, los microcreditos son la fuente de financiación principal de muchas personas hoy en día. Si necesitas cubrir un gasto puntual, sin duda es la mejor manera de conseguir liquidez al instantey poder continuar tu vida sin agobios de ningún tipo.