Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Mini Creditos al Instante
27 Ene 2019

Mini Creditos al Instante: Descubre Cómo

Los mini creditos al instante son un método revolucionario que permite a un particular acceder a una cantidad de dinero no muy elevada de forma rápida y eficaz para poder solventar algún tipo de gasto imprevisto con el que no contaba.

En muchas ocasiones uno no está en condiciones de pedir un gran préstamo al banco, pero ha tenido un problema que necesita solucionar de forma rápida. Por esto mismo se han creado empresas y compañías que permiten estas ayudas económicas exigiendo unos requisitos mínimos.

Además, no solo estás hablando de cantidades monetarias poco elevadas sino que el tiempo en el que las vas a recibir va a ser imperceptible.

Descubre más a continuación sobre este tipo de opciones para que sepas cómo acceder a ellos si te encuentras en una situación así alguna vez.

Mini creditos al instante: ¿en qué consisten realmente?

Este tipo de prestaciones económicas han sido diseñadas para que la persona interesada pueda acceder a ellas de forma rápida cuando tiene alguna urgencia que tenga que solucionar rápido. Es decir, va a adquirir el crédito al momento de solicitarlo (si este es aceptado, claro).

¿Qué significa esto? Que no tiene que lidiar con trámites burocráticos, ni entidades bancarias. Pero, ojo, tampoco se trata de grandes cantidades de dinero, sino de una cantidad estimada que te ayudará con una factura retrasada, a cubrir los gastos de un accidente, etc.

¿Qué caracteriza este tipo de creditos al instante?

Los prestamos al instante de esta índole presentan una serie de características que los hacen únicos y viables para este sistema de prestación económica.

Primero, se denomina como credito al instante por su rapidez y sencillez. El formulario a rellenar no te llevará más de 5 minutos, si es aceptado entre 15 minutos y 2 horas después tendrás el dinero y, además, la forma en la que está distribuida la información acerca de estos préstamos en la web hacen sencillo su entendimiento y comprensión.

Por lo que elegir el préstamo que más se adapte a ti no te llevará tampoco mucho tiempo.

El dinero aportado no será muy elevado. Una persona, dependiendo de la empresa con la que lo lleve a cabo, podrá solicitar hasta un máximo de 750 euros en la mayoría de los casos y un mínimo de 50 euros.

Entre estas cantidades se estima que puedes encontrar el presupuesto equilibrado para que te ocupes de tu urgencia y puedas dejarla solventada de la forma más rápida y eficaz posible. Y esto es muy importante que se tenga en cuenta porque, en ningún caso, se tratará de una cantidad de dinero elevada.

Se realiza de forma online en todo momento, por lo que no habrá que firmar ningún papel, ni hacer ninguna cola. Y estos préstamos solo están dirigidos a personas particulares, una empresa como tal no puede solicitarlo.

Después, para finalizar, como se están barajando cantidades económicas no muy altas, también se contarán con periodos de devolución reducidos en el tiempo. En todo momento, desde el primer instante que accedas a la web para solicitar esta ayuda, conocerás cuáles son los plazos existentes según la cantidad que pidas, así como sus intereses.

De esta forma, podrás estar al corriente de todo desde el principio.

¿Cómo se realiza este proceso?

Es muy sencillo y cualquiera con acceso a Internet puede solicitarlo, no se requieren unos conocimientos técnicos acerca de nada. Además la propia web, de manera intuitiva, te deja claro cómo llevar el proceso, el dinero que puedes solicitar, etc.

Simplemente tendrás que elegir cuál es la cantidad que necesitas y el tiempo que tardarás en depositarlo nuevamente, entre los límites que se han comentado anteriormente.

Una vez que tienes esto resuelto, solo tendrás que rellenar un formulario aportando tus datos personales para que se te pueda crear un perfil en el portal. Una vez realizado todo este proceso, tan solo tendrán que aceptar la solicitud y enviarte el dinero.

Requisitos para poder solicitar este tipo de prestamos al instante

Es cierto que no son muchos los requisitos que deben cumplirse para poder realizar estos trámites. Sin embargo, existe un mínimo a cumplir que se expondrá a continuación:

Para solicitarlo, uno debe ser mayor de edad. En todo momento, la entidad que concede el préstamo debe tratar con una persona que esté en las condiciones para poder devolverlo después.

No importa si uno ha nacido o no en España, pero sí tendrá que residir en el país y contar con un documento que lo verifique y esté actualizado.

Esta persona tendrá que tener una cuenta corriente para depositar el dinero y, a parte, dicha cuenta debe contar con unos ingresos regulares, sin importar si vienen de una nómina o no, para poder asegurar que está en condiciones de solicitar un crédito y de comprometerse con el mismo.

Finalmente, tendrá que poner a disposición de la compañía un e-mail y un número de teléfono para poder mantener contacto con la persona.

¿Qué quiere decir todo esto? Que al contrario de lo que ocurre con los bancos, no es necesario una nómina, ni ningún aval. Y existen algunos de carácter especial que permiten que las personas con ASNEF también dispongan de esta ayuda.

Se trata de requisitos muy básicos que prácticamente todo el mundo cumple, así que no te será difícil contar con esta ayuda en caso de que la necesitases.

Solicitar crédito con ASNEF

Un credito al instante con ASNEF ya es posible gracias a estas compañías.

Si te encuentras en una situación de esta índole, los bancos van a negarte cualquier tipo de ayuda. Sin embargo, no debes darte por vencido por eso, si realmente necesitas solicitar un préstamo.

Cumpliendo los requisitos anteriormente expuestos, modificando el de la edad, porque no puedes superar, en este caso, los 65 años, puedes solicitarlo sin ningún tipo de complicaciones.

Primero, si no sabes si estás registrado en ASNEF, averígualo en su página web y así podrás contar con la información necesaria para saber qué tipo de crédito vas a solicitar y cuál no.

¿Para qué se suelen utilizar este tipo de ayudas?

En muchas ocasiones, solicitar un crédito da miedo. Es normal, muchas veces los intereses bancarios, los requisitos, los trámites y el papeleo agobian y provocan ansiedad. Sin embargo, esto puede llegar a generar una situación peor si realmente se necesita esa ayuda y no se hace uso de ella, derivando en consecuencias peores.

Por ello, si te estás preguntando qué momento es exactamente el idóneo para poder solicitarlo o cuándo no, ten en cuenta los siguientes ejemplos, quizás te sean de ayuda.

Has visto rebajado el ordenador con el que consideras que mejoraría tu vida laboral. Tienes uno que apenas funciona y llevas utilizando durante años, pero en cualquier momento puede terminar de estropearse y ya apenas cumple con las funciones que necesitas, tan solo con las necesidades básicas. En estos casos este tipo de ayuda puede suponerte un gran cambio.

Se ha averiado una tubería o has tenido un problema eléctrico en tu casa que se ha escapado del presupuesto familiar porque ha sido completamente inesperado. Contar con dinero para poder arreglarlo en el momento evitará consecuencias peores que lleven a problemas más graves.

Has sufrido un accidente con el coche y es tu medio de transporte para ir a trabajar, a recoger a tus hijos del colegio o a tu propia universidad. Haz cálculo de lo que vas a empezar a gastar si no solucionas este problema desde el primer momento.

No lo dudes más y pon remedio a tus problemas

Deja el miedo de lado de una vez y no dejes que tus problemas se agraven debido a tu situación económica.

Apartar este tipo de conflictos y no hacerles frente en un primer momento es una de las opciones más asentadas por la mayoría de las personas dando lugar a consecuencias que irá arrastrando en el tiempo y agravando la situación.

Por ello, ya conoces un nuevo sistema de ayuda económica que puede ser solicitado con muy pocos requisitos y sin suponerte un compromiso muy grande que no sepas con seguridad si podrás enfrentar o no.

No hablamos de enfrentar un gran cantidad de miles de euros durante años sino de abogar por solicitar una pequeña suma de dinero que será devuelta semanas después de que sea aprobada.

Minicréditos al instante: más información

Si te estás viendo en este tipo de situación y quieres solicitar más información solo tienes que navegar por la página web para poder conocer todos los que existen, así como acceder a las características más particulares de cada uno.

En definitiva, no dejes atrás el problema que no te deja dormir y recuerda que no necesitas un aval, ni una nómina ni disponer de una cantidad millonaria para poder solucionar aquello que te preocupa y empezar a dormir tranquilo nuevamente.

Los mini creditos al instante suponen, como se ha dicho al principio, una revolución dentro de este sistema por la facilidad que aportan para que una persona pueda continuar tranquilamente con su día a día y sin temores.