Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Sobre Mini Creditos
6 Jun 2019

Mini Creditos ¿Qué Necesitas Saber?

Los mini creditos son pequeñas cantidades de dinero que se pueden solicitar para satisfacer puntuales necesidades personales. En la actualidad hay muchas empresas que se dedican a la concesión de dichas cantidades, a la par que numerosas familias que los utilizan como método de financiación personal. ¿Sabes en qué consisten?

Requisitos para solicitar mini créditos

La principal ventaja que tienen los mini créditos es que se conceden con carácter urgente, tal y como te mostraremos más adelante. Por tanto, esto implica que los requisitos a cumplir para que te envíen el dinero que necesitas sean escasos.

El mínimo de edad

El primer requisito para obtener un mini crédito personal es cumplir con la mayoría de edad. No obstante, en ciertas páginas web de concesión de mini créditos la edad cambia. Así, algunas veces se solicita que seas mayor de 21 años o de 25. Sea cual sea la edad mínima, podrás demostrarlo con tu DNI.

La residencia en territorio español

El segundo de los requisitos principales de los mini créditos es que tengas tu residencia habitual en España. Esto también se demuestra mediante el DNI y suele ser el más común en todas las empresas de mini créditos.

¿Se necesita nómina para solicitar un mini crédito?

Se tiende a pensar que sí debido a que tener una nómina es un requisito imprescindible en las entidades bancarias para solicitar un crédito ante ellas. Sin embargo, los mini creditos no lo tienen como requisito principal. La nómina es la cantidad dineraria que recibimos de manera periódica por llevar a cabo concretas funciones en una entidad, ya sea pública o privada.

La nómina suele ser la garantía más importante que solicitan la mayor parte de los bancos previamente a aprobar un crédito al solicitante. Sin embargo, como estamos viendo, las entidades bancarias no son la única solución, por lo que en la actualidad es posible que puedas obtener un mini crédito sin nómina, rápido y con pocos requisitos.

Es una modalidad reciente, pero es totalmente legal y en numerosas ocasiones acaba siendo una alternativa mucho más beneficiosa que si se solicitase el mismo crédito a una de las entidades concesoras tradicionales. El principal propósito de las entidades que ofrecen mini créditos es aportar a los usuarios diferentes alternativas para que puedas elegir por ti mismo la que te resulte más conveniente.

Por ello, es posible acceder a mini créditos estando desempleado, sin nómina válida, etc. Un factor que puede ahorrarte un molesto y largo proceso en el que te verías sometido a un duro escrutinio tanto financiero como finalmente, personal. Cuando hayas elegido la opción que mejor se adapte a ti, solo te queda establecer tu plan de pago con la empresa en cuestión.

En definitiva, la respuesta es que no necesitas tener una nómina para pedir un mini crédito. No obstante, lo que sí necesitas es tener una fuente de ingresos que deberás justificar. Pero dicha fuente puede ser cualquiera, mientras que sea regular. Puede ser el paro, una beca o una pensión, entre otras muchas opciones.

Ser titular de una cuenta bancaria

Otro requisito sencillo pero fundamental es que seas titular de una cuenta bancaria. Este punto resulta en realidad bastante evidente, ya que es ahí donde se te va a enviar el dinero una vez que se apruebe tu solicitud.

Tener un teléfono y un correo electrónico a nombre propio

Se solicita tener un teléfono, así como una dirección de correo electrónico que esté a tu nombre para llevar a cabo todas las gestiones que sean precisas directamente contigo y sabiendo que eres tú quien está detrás de la pantalla. Aún así, debemos recordar que en realidad las gestiones obligatorias que debemos realizar, y que veremos más adelante, son bastante escasas.

¿Nos pueden conceder un mini crédito si estamos en un listado como ASNEF o similar?

Sobre este aspecto hay diversas posibilidades, ya que cada empresa privada concesora de mini créditos ostenta una total libertad a la hora de concedértelo o de no hacerlo. Sin embargo, la respuesta habitual suele ser un sí. La realidad práctica nos demuestra que muy pocas veces te van a poner algún tipo de impedimento para concederte un mini crédito, incluso aunque estés en el listado de ASNEF o en uno similar.

Lo cierto es que la razón principal para que te pongan un impedimento si estás en ASNEF es que la cantidad que hayas pedido sea excesivamente grande. Pero esto no suele ocurrir para los mini créditos del día a día, en los que se te conceden habitualmente cantidades muy pequeñas de dinero.

Mini créditos personales: ¿cómo se solicitan?

Los mini créditos personales se solicitan de manera completamente online. Esto aporta una gran comodidad a las personas que requieren solvencia, ya que no necesitas salir de tu casa para hacerlo. Además, la tramitación es muy sencilla.

Compara el mini crédito que mejor se adapta a lo que necesitas

Lo primero que debes hacer es mirar en un rastreador las condiciones de cada mini crédito para saber, mediante la comparación de todos ellos, cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. Casi todas las páginas web que ofrecen mini créditos tienen un buscador. En él, deberás añadir el importe que necesitas y el plazo en el que tienes previsto devolverlo. Ya solo te quedará comenzar a mirar cuál es el que más te gusta.

Escanea tu DNI

Una vez que hayas decidido el mini crédito que deseas, tendrás que escanear tu DNI para enviarlo. Así se demuestra que eres mayor de edad, además de que efectivamente tienes tu residencia en España.

Adjunta el justificante de ingresos

Por su parte, lo otro que necesitas para realizar tu solicitud de mini crédito es enviar junto a tu DNI un justificante de ingresos. Tal y como hemos mencionado, no es necesario que tengas una nómina. Puede ser recibir el paro, tener una pensión, ser autónomo, el dinero de una beca, etc.

Ventajas de solicitar un mini crédito

Teniendo en cuenta los pocos requisitos que se te pedirán para poder tener acceso a un mini crédito, las ventajas son innumerables. Te contamos a continuación algunas de ellas.

Urgencia y sencillez

Para poder tener acceso a un mini crédito tan solo necesitas rellenar un pequeño formulario, siempre desde la comodidad de tu propio hogar. Así, evitarás largas colas y una burocracia excesiva. También, cabe destacar que una de las principales características de un mini crédito es que es urgente.

Hay profesionales que trabajan durante todo el día para contestarte al instante. Por tanto, lo habitual es que se apruebe tu solicitud en unos pocos minutos. Desde que se apruebe tu solicitud, podrás tener tu mini crédito en tan solo 10 o 15 minutos. A veces se demora un poco más por circunstancias concretas, pero nunca pierde su carácter de urgente, ya que la demora nunca será superior a como máximo 48 horas.

La comodidad y la utilidad

Como ya te hemos mencionado, pedir un mini crédito es muy cómodo, ya que solo necesitas tener Internet a mano. Podrás hacerlo desde casa, desde el trabajo o desde tu mismo móvil en cualquier parte, pues la mayoría de las empresas que conceden créditos tienen aplicaciones que lo permitan. Nada de tener que hacer desplazamientos a un banco o a cualquier otro local, ni de tener que presentar aval o nómina.

Así mismo, al ser un pequeño crédito, normalmente se permite solicitar cantidades que van hacia más o menos los 900 euros. Un mini crédito está diseñado para saciar necesidades económicas puntuales, como puede ser un pago en el veterinario, una operación repentina, una avería doméstica o de un vehículo, los libros escolares, etc. Aunque también se pueden utilizar para cumplir ciertos caprichos, como realizar ese viaje que tanto deseas. ¡Tú decides!

La confidencialidad

Otra de las ventajas de solicitar un mini crédito frente al hecho de solicitar un préstamo ante una entidad bancaria es la confidencialidad. Para solicitar un mini crédito no se te pedirá que justifiques para qué lo vas a usar, eso no importa. Se te concederá sin importar que sea para una necesidad urgente o para un capricho, eso solo pertenecerá a tu ámbito privado.

Consejos para el uso adecuado de los mini créditos

Solicitar dinero rápido es una gran solución cuando queremos conseguir puntuales momentos de dinero. A veces esta necesidad surge a causa de una difícil planificación económica en el hogar. Por tanto, muchas veces sirven para cubrir necesidades que surgen a corto plazo. Pero son necesarios algunos consejos para que puedas usarlos adecuadamente.

Elige adecuadamente tu mini crédito

Dependiendo de cuáles sean las necesidades económicas que necesites, a veces elegir un mini crédito puede implicar la solución de un contratiempo. Sin embargo, algunas veces las necesidades son mayores o puede que debido a tu situación personal pienses que no vas a ser capaz de hacer la devolución del préstamo en un mes. En estos casos, tal vez sea necesario que se estudien distintas posibilidades que te puedan ofrecer mayores cantidades o plazos de devolución que sean más sensibles.

Evalúa correctamente cuáles van a ser los costes

Antes de que vayas a solicitar un mini crédito resulta imprescindible que evalúes cuáles son los costes de devolución. Así, verás por ti mismo cuál es el verdadero coste de este y si realmente te conviene esta clase de créditos. Pues, dependiendo de cuál sea tu necesidad económica puntual o de la urgencia que necesites, te podrán compensar o no el hecho de tener unos elevados intereses.

Asegúrate de que puedes devolver el mini crédito en el plazo correspondiente

Cuando se pide dinero rápido, debes tener en cuenta que es necesario que lo devuelvas en el plazo que habías acordado. De lo contrario, se te comenzarán a aplicar ciertos intereses de demora. Por eso lo principal es que calcules bien el plazo que necesites y si aun así, crees que en ese plazo no vas a poder devolver el mini crédito, es mejor que solicites una prórroga mejor que dejar que se pase el plazo sin más. Aunque esto resulte caro, los costes siempre serán mucho menores que si no avisas.

Utilízalos de manera puntual

Te recomendamos también que solicites los mini créditos de forma excepcional. El hecho de que tengas la posibilidad de solicitar cantidades rápidas también puede acabar siendo un problema. Si se convierte en una costumbre y acabas pidiendo micro créditos a menudo, cabe la posibilidad de que te acabes sobre endeudando. Por ello, resulta aconsejable que utilices esta clase de financiación tan solo cuando de verdad sientas que es necesario y cuando sepas con seguridad que podrás devolverlo en el plazo estipulado.

Compara tu mejor préstamo

Los mini créditos son rápidos y una manera muy útil de financiación que apenas necesita papeleos. Podrás conseguir la cantidad que necesites en momentos puntuales sin tener que dar explicaciones y tan solo en cuestión de minutos. Sin embargo, antes de que elijas esta opción, deberás valorar si realmente merece la pena de acuerdo con su coste y de cara a los ingresos que tengas. Cuando se trata de cantidades pequeñas, es cierto que los mini créditos son una gran solución. Estudia los distintos tipos que hay con un rastreador y elige el que más te convenga para tu bolsillo y tu situación personal.

En definitiva, las entidades privadas que conceden esta clase de créditos conocen el martirio que puede llegar a ser tener que ir al banco, hacer una fila muy larga para que cuando llegues, te hagan mil preguntas y te sea solicitada una gran cantidad de documentos. Muchas veces, en el trato, que parece un interrogatorio, si no se tiene una importante nómina, el personal se puede olvidar que está tratando con una persona igual de responsable pero con otro tipo de ingresos.

Un mini crédito te ofrece una gran cantidad de posibilidades, como la concesión de dinero a pesar de no tener aval u otro tipo de garante. Tan solo necesitas identificarte y, a su vez, cumplir unos estándares muy básicos y no muy difíciles para poder tener acceso a tu dinero de forma rápida y urgente.