Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Mini Prestamos Cuesta Enero
21 Ene 2019

Mini Prestamos: la Respuesta a la Cuesta de Enero

La cuesta de enero es un periodo muy difícil para muchas familias. Tras los gastos propios de la Navidad, es normal que las deudas se acumulen y que te cueste llegar a final de mes y recuperarte por completo en los meses siguientes. No obstante, no tienes de qué preocuparte ya que los mini prestamos pueden ser la ayuda que tanto necesitas.

Cómo superar la cuesta de enero

El periodo después de la Navidad es un duro trámite a nivel psicológico y a nivel económico para muchas personas. De hecho, cada año se habla en los informativos de que a las personas les resulta difícil volver al ritmo de trabajo tras estas vacaciones. Sin lugar a dudas, es un hecho, pero cuando al ámbito psicológico se le añade el ámbito económico, la situación empeora.

Por este motivo, en este artículo queremos darte algunos consejos para que atravieses este periodo y para que el año que viene no te pase lo mismo.

1. Planifica tus gastos de cada mes

La base de no endeudarte por encima de tus posibilidades es que planifiques los gastos que tendrás cada mes. Lo ideal es que hagas un planing de cada mes y apuntes los gastos que tienes seguros.

Por ejemplo, cada mes puedes incluir los gastos fijos que serían las facturas de móvil, Internet y los suministros. Y ahora pensarás, «es que yo cada mes pago algo diferente de luz, gas y agua». Está bien, entonces solo tienes que mirar las facturas del año pasado para tener una estimación. Lo ideal es que añadas algo más a la cantidad que sea por el aumento del precio en dichos suministros o por si por cualquier circunstancia gastases más. Así siempre tendrías la espalda cubierta.

Por otro lado, lo ideal también es apuntar cumpleaños de familiares y amigos a los que suelas hacer regalos para contar con este desembolso y que no te pille por sorpresa. Es interesante que realices una media del gasto en combustible para tenerlo presente cada mes al igual que con la compra de alimentos.

Si tienes esto claro, no tendrás ningún problema al saber cuánto dinero vas a gastar aproximadamente nada más comenzar el mes. Esto te permitirá organizar mejor los gastos extraordinarios y ser consecuente con el consumo que realices.

Por último, destacar que los periodos complicados como la vuelta al cole o las navidades conviene tenerlos presente y ahorrar un poco cada mes para no pasar por aprietos cuando llegue.

2. Haz un presupuesto mensual

Según los expertos, lo ideal es que los ahorros del banco supongan la cuantía de tu sueldo. Es decir, si cobras 1.000 euros, lo ideal es que siempre tengas en el banco ahorrados otros 1.000 para cualquier desajuste o imprevisto que te suceda. De esta manera, ante una avería del coche o de un electrodoméstico no necesitarás financiación o esta podrá ser más pequeña.

Para conseguir este colchón, lo ideal es que establezcas un presupuesto contando con cierto dinero que puedas ahorrar mes a mes hasta conseguirlo. Y, cuando lo hayas logrado, mantenerlo y no gastarlo en su totalidad.

3. Sé consecuente con tu situación económica

Muchas veces, el problema reside en que no sabemos decir «no» ni a nosotros mismos, ni a nuestro entorno. Hay veces que hay que saber denegar una invitación a comer fuera o resignarnos y no comprar aquello que nos ha entrado por los ojos.

Sobre todo si estamos en un aprieto económico, lo último que debemos hacer es esperar ansiosamente la nómina para volver a gastar. Por el contrario, lo ideal sería reservar ese dinero y guardar lo máximo posible. De esta manera, salir del agujero será mucho más sencillo.

4. Estudia los pequeños gastos

Por otro lado, puede que cuando elabores tu presupuesto mensual veas que es inviable según tus ingresos. Pues bien, entonces será el momento de empezar a desglosar gastos hasta descubrir cuáles se pueden eliminar.

Los gastos hormigas son los más peligrosos. Eso que parece que no es dinero pero que a final de mes suma una cantidad bastante elevada. Por ejemplo, si desayunas con tus compañeros en el bar todos los días, aunque solo te cueste 2 o 3 euros, al final del mes serían entre 44 y 66 euros (si se multiplica esta cantidad por 22 que son los días hábiles que tiene el mes).

Y ahora pensarás, bueno, no es tanto. Claro que no, pero si por ejemplo a esto le sumas el gasto de comprar el pan todos los días, el del periódico, si juegas lotería… Al final todos estos gastos hormigas te suponen una cuantía muy importante de tu sueldo cada mes.

¿La solución? Eliminarlos o reducirlos. Por ejemplo, la lotería es algo de lo que puedes prescindir por completo hasta que vuelvas a estar algo más holgado económicamente. En cuanto a los desayunos en el bar, podrías optar por reducirlos y desayunar en casa algunos días o llevarte algo al trabajo. Así el gasto no sería tan grande y no perderías el contacto con tus compañeros de trabajo.

5. Aprovecha las ofertas y descuentos

Si eres de los que van a un supermercado donde no hay programa de puntos o donde no suele haber descuentos, cambia de establecimiento. Es vital a la hora de ahorrar que te aproveches de posibles ofertas. Sobre todo en los productos más caros como la carne y el pescado.

En cuanto a la compra, mejor hacer una o dos al mes (todo dependerá del espacio con el que cuentes en casa para almacenar los alimentos) y te olvides de compras esporádicas que al final te harán gastar más. Para que la comida no se estropee, congélala y descongélala cuando la vayas a consumir y no tendrás ningún problema.

De igual forma debes hacer con otros artículos como la ropa o el material escolar. Aprovecha los periodos de rebajas y no compres a lo loco. Haz una lista de lo que te hace falta (para ti y para tus hijos si los tuvieses) y cíñete a esa lista. Esta será la clave para no gastar de más en estos artículos.

Por último, compara entre los establecimientos. Sobre todo con la ropa, hay una gran diferencia entre unas marcas y otras. Si has de comprarte ropa de una tienda que sea menos conocida para ahorrar, este será un gesto que te evitará un gran gasto, te sacará del apuro y te permitirá pasar el mes de forma más tranquila.

Todo esto tendrás que valorarlo cada vez que pretendas sacar la billetera.

Mini prestamos: la solución a tus deudas

Ahora que te hemos dado consejos para que no repitas tus errores el año que viene, toca hablar del presente. De nada te valen ahora mismo estos consejos si tus deudas te están ahogando y no te permiten llegar a final de mes.

Así pues, vamos a hablarte de los mini prestamos, una solución rápida y efectiva a los problemas de liquidez.

¿Qué son los mini prestamos online?

Un mini préstamo es un producto financiero pensado para dar una cantidad pequeña de dinero que se devolverá en un periodo de tiempo bastante reducido. Normalmente, las cuantías no suelen superar los 1.000 euros y se han de devolver en 2 meses como mucho.

Esto puede ser tu salvación si has estado comprando con una tarjeta de crédito y uno de los pagos va a llegar sin que cuentes con el dinero necesario. De igual forma, si estás en la segunda semana del mes y no tienes dinero para hacer la compra, estos mini prestamos rapidos te pueden sacar del apuro.

En cualquier caso, vamos a hablarte un poco más sobre estos mini préstamos para que entiendas mejor cómo funcionan.

Características de los mini prestamos rapidos

Como ya te hemos avanzado en el título, una de las principales características de este tipo de financiación es la rapidez que ofrecen. En pocas horas podrás disponer del dinero en tu cuenta ya que las compañías te piden pocos requisitos o incluso ningún requisito.

Otra característica es su rápida devolución. En contraposición a los préstamos que todos conocemos, estos suelen liquidarse de forma rápida. Así pues, son ideales para funcionar como un «anticipo de nómina». Es decir, pides lo que necesitas para pagar y al mes siguiente, cuando cobres tu sueldo, lo liquidas y te quitas la deuda de encima sin ninguna otra demora.

También es importante que valores la sencillez de sus trámites. Todo el proceso es online y en apenas unas horas te darán una respuesta. Además, el procedimiento es muy simple ya que tendrás que facilitar alguna información sobre tus ingresos y algunos datos personales como el DNI. Tras esto, la compañía en cuestión estudiará tu solicitud y te ofrecerá una respuesta afirmativa o negativa.

Si te conceden la financiación, de forma prácticamente inmediata podrás hacer uso del dinero.

En cuanto los requisitos, estos son muy básicos. Nada de avales ni de nómina. Con que justifiques unos ingresos mensuales será suficiente para que te concedan la financiación. De igual forma, si estás en el listado ASNEF, también podrás acceder a estos mini prestamos sin requisitos ya que la mayoría de compañías tienen una categoría específica para quienes aparecen en estos ficheros.

En definitiva, con tener más de 18 años, tener residencia en España y justificar unos ingresos mínimos, la compañía accederá a darte el dinero.

¿Qué ventajas me ofrecen los mini prestamos rapidos frente a la financiación tradicional?

Ahora que conoces sus características no te habrá sido difícil intuir cuáles son sus ventajas. No obstante, para que no te dejes ninguna en el tintero te vamos a mencionar las 5 más importantes.

1. Amplia variedad de entidades

Algo que sucede en el terreno bancario es que prácticamente todos los bancos ofrecen los mismos productos con intereses y condiciones similares. Sin embargo, al pedir un mini préstamo online te encontrarás una amplia variedad de compañías.

De esta forma, te será posible encontrar aquella que te ofrezca las mejores condiciones según tus necesidades en cuanto a cuantía y plazo de devolución.

2. Flexibilidad

La flexibilidad en la devolución es otra de las características de estos productos. Por ejemplo, si tu préstamo está fijado para devolverlo en 30 días pero lo quieres liquidar antes, no tendrás ningún problema.

En el caso contrario, si lo que quieres es devolverlo más tarde, dependerá de la compañía. No obstante, casi todas se prestan a negociar aunque esto puede suponerte un gasto añadido.

3. Podrás encontrar mini préstamos rápidos gratis

Aunque esto te parezca mentira, existe. Muchas entidades ofrecen a sus clientes un primer préstamo pequeño completamente gratis para que prueben cómo es su servicio. Por ello, si nunca antes has pedido un mini préstamo online tendrás la oportunidad de hacerlo sin tener que pagar ningún tipo de interés.

No obstante, no todas las compañías los tienen por lo que tendrás que buscar y comparar hasta dar con el que se ajuste a lo que quieres.

4. Existen los mini prestamos sin requisitos

Esto ya te lo hemos comentado con anterioridad, pero merece la pena recalcarlo. Si eres de las personas a las que todos los bancos dan la espalda, en este tipo de financiación puedes encontrar lo que necesitas de forma rápida, segura y sencilla.

Así pues, no dudes en echar un vistazo a lo que te ofrecen si ves que tu cuesta de enero se está haciendo demasiado cuesta arriba.

Compara y vencerás

Antes de dar por finalizado este texto, no queremos dejar pasar la oportunidad de recomendarte que compares entre los productos de las diferentes entidades. Cuanto más busques, más opciones tendrás y más probabilidades habrá de que encuentres el mini préstamo rápido que verdaderamente necesitas.

Las cuantías y plazos de devolución varían, así como los requisitos y el tipo de interés. Por ello, no está de más que emplees una o dos tardes en estudiar bien todas tus opciones.

En cualquier caso, si quieres comparar los mini prestamos de diferentes entidades, no dudes en utilizar Bonsai Finance como comparador. Además, estamos disponibles para atender cualquiera de tus dudas. Así pues, si tu situación económica está resentida ahora mismo, no dudes en recurrir a nosotros. ¡No te arrepentirás!