Minicreditos Online

Los minicreditos online se están convirtiendo en una de las soluciones para obtener liquidez de forma rápida y sencilla. Los créditos al consumo se han convertido en una de las fuentes más comunes para la ciudadanía a la hora de conseguir dinero. No obstante, el paradigma está cambiando ya que, en lugar de pedírselos a los bancos, se está recurriendo a las entidades de Internet.

A fin de cuentas, los productos de las compañías financieras que operan en la red tienen características que se suelen adaptar mejor a las necesidades del público. Por ello, en este artículo vamos a hablarte de uno de los productos estrella que suelen ofrecer: los minicréditos online.

¿Qué son los minicreditos online?

Minicreditos Online

Estos productos financieros son unos créditos pensados para necesidades de liquidez urgentes y reducidas. Es decir, no están pensados para dar grandes cantidades de dinero, pero sí se ajustan a un amplio abanico de necesidades. De hecho, por norma general, estos suelen abarcar unas cuantías que parten de los 50 euros pudiendo alcanzar los 500 euros.

Siempre debes tener en cuenta que hay muchas entidades que los ofrecen por lo que cada una tiene sus propias condiciones en cuanto al dinero. Ahora bien, casi nunca suelen superar los 750 euros en cuanto al máximo que te pueden ofrecer. Y esto se fundamenta en el propio sentido de este producto que es la posibilidad de acceder a una cantidad de dinero reducida, pero que es lo suficientemente importante para requerir un préstamo.

Características de los mini créditos online

Ahora que te hemos hablado de forma general sobre este producto, vamos a pasar a exponerte las características principales que presentan los mini créditos online.

Dirigidos a particulares

Lo primero que debes tener en cuenta es que estos minicréditos online están pensados para personas particulares que tienen una necesidad concreta en su ámbito personal. Es decir, su público objetivo no son empresas ya que las cuantías que se ofrecen son demasiado bajas para poder cubrir estas necesidades.

Completamente digitales

Otra de las características principales de este rendimiento es que tanto la solicitud como el proceso de concesión y su gestión se han de hacer en Internet. Es decir, no habrá entidades fijas que te ofrezcan un crédito de estas características. Los bancos y otras entidades financieras tradicionales no comercializan estos activos.

Cantidades reducidas

En tercer lugar, hay que mencionar su característica principal y la que hace que tenga el nombre de minicrédito online que es el hecho de que solo pueden pedirse pequeñas cantidades. Están pensadas para imprevistos urgentes que debes solucionar sí o sí pero que no te suponen un gasto demasiado elevado.

De hecho, las cuantías que se comprenden en este tipo de productos son aquellas que quedan en vacío para los bancos, pero de las que puedes no disponer en un momento dado. Por ello la horquilla se coloca entre los 50 y 500 o 750 euros como máximo.

Rapidez

También es muy importante tener en cuenta la rapidez ya que esta facultad suele ser especialmente importante en estas gestiones. Si tú como usuario acudes al entorno digital en busca de un préstamo de estas características, la rapidez en la gestión será una de tus prioridades.

Lo normal es que las necesidades a cubrir de estos préstamos sean urgentes por lo que necesitarás rapidez bien para obtener el dinero o bien para buscar otras vías de financiación y poder solucionar tu imprevisto lo antes posible.

Sencillez

Muy relacionado con el concepto anterior, se encuentra la sencillez. Se trata de marcar la diferencia con las entidades tradicionales y estas, por norma general, suelen tener procesos tediosos y bastante complejos para acceder a la financiación. Por este motivo, en el entorno digital se intenta simplificar todo al máximo.

Plazo de devolución reducido

Por último, pero no menos importante, debemos mencionarte que en este tipo de financiaciones el plazo de devolución es bastante reducido. Lo más común es que comprendan desde una semana hasta un mes o, en algunos casos, dos. De esta forma, la idea será que salgas de tu aprieto económico y de forma rápida saldes tu deuda.

Ciertamente, esto puede ser una ventaja sobre todo si sabes que pronto vas a recibir el dinero que estás pidiendo y no quieres estar arrastrando una deuda durante varios meses. Así pues, la pronta devolución es otro de los factores que has de tener en cuenta.

¿Qué tipos de minicréditos online existen?

Si nos ponemos a hablarte de los minicréditos online que existen, no acabaríamos nunca. Muchas entidades financieras de Internet tienen varios tipos de minicréditos dependiendo de la situación de cada usuario. No obstante, sí que hay dos modalidades que se repiten con asiduidad.

En cualquier caso, nuestro consejo es que uses un comparador para encontrar la tipología de minicrédito digital que más te convenga.

Minicrédito online sin nómina

Vamos a ponerte en situación: imagínate que no tienes una nómina y que sufres una avería urgente en tu hogar. A pesar de no tener una nómina necesitas el dinero para salir de este aprieto y lo antes posible ya que se trata del lugar donde vives y necesitas que esté en buenas condiciones.

Pues bien, muchas entidades te dan la posibilidad de pedir un minicrédito online, aunque no tengas nómina. Lo más normal es que te requieran tener ingresos estables o periódicos como por ejemplo el cobro del paro, el cobro de una pensión o una manutención. Otra posibilidad es que trabajes como freelance o seas autónomo y tus ingresos no se consideren nómina sino cobro de facturas.

En este caso, muchas compañías tienen un producto financiero específico para ti que puede sacarte de más de un aprieto.

Minicrédito online con ASNEF

Otra modalidad que suele encontrarse en varias financieras son los minicréditos online con ASNEF. Esta tipología está pensada para aquellas personas que aparezcan en los ficheros de ASNEF y se vean desamparadas a la hora de pedir financiación en cualquier entidad crediticia.

Si bien es cierto que hay compañías que no contemplan esta posibilidad, en muchas otras sí ofrecen la posibilidad a estas personas de obtener un minicrédito online. Ciertamente, esta “permisión” se debe a que en el entorno digital el pensamiento de otorgar créditos es diferente.

Mientras que en las entidades bancarias tradicionales lo que se busca es dar financiación a quien tiene un historial impoluto y ofrece un 100 % de probabilidades de devolución, en Internet las empresas se “arriesgan” un poco más. ¿Por qué? Muy sencillo. Porque no todo el que aparezca en ASNEF es un moroso.

Por el contrario, las empresas suelen tener muchísima libertad para incluir a las personas en estos ficheros. De esta manera, puedes encontrarte a alguien que por un impago de 30 euros esté en este fichero. Pero es más, es que muchas veces el impago se ha realizado por alguna injusticia que la empresa no ha querido reconocer.

En otros casos, quienes aparecen en estos listados ya han saldado su deuda, pero no saben cómo salir de este registro o están en proceso de hacerlo cuando les surge la necesidad de contar con dinero. Pues bien, todas estas personas representan un nicho de mercado importante que muchas compañías han decidido aprovechar.

Además de, claro está, dar la oportunidad a estas personas de obtener financiación si la necesitan.

Cuáles son los requisitos para pedir un minicrédito online​

Minicreditos online ahora

En cuanto a los requisitos necesarios para poder pedir un minicrédito en Internet, suelen depender de la entidad que los ofrezca. No obstante, dado que conocemos los productos de diferentes compañías sí que podemos aportarte una información general sobre las condiciones generales que sí hay que cumplir para prácticamente todas las empresas.

  • Ser mayor de edad, ya que la responsabilidad de devolver el dinero ha de caer sobre el solicitante y, para ello, este debe ser mayor de edad.
  • Tener una cuenta bancaria y ser titular de ella. Es decir, el dinero no puede ingresarse en una cuenta en la que no aparezca como titular el solicitante.
  • Residir en España ya que si vives en el extranjero deberás pedirlo en tu lugar de residencia.
  • Contar con un documento identificativo vigente.
  • Tener ingresos estables, aunque sean de una índole diferente a una nómina.
  • Contar con una dirección de correo electrónico.
  • Contar con un teléfono móvil para que la entidad pueda localizarte en caso de ser necesario.

Como puedes ver, no son requisitos especialmente complejos de cumplir ya que la finalidad de estas financiaciones es que sea aceptada para todo el que la requiera. Por tanto, si cumples todo lo anterior, seguramente te concederán el dinero que requieras.

Procedimiento para pedir un minicrédito online

Lo primero que debemos resaltar del procedimiento para obtener este tipo de financiación es que suele ser muy sencillo y rápido en prácticamente cualquier portal que lo ofrezca. No obstante, los pasos a seguir pueden variar dependiendo de la entidad elegida.

En cualquier caso, al igual que hemos hecho en apartados anteriores, vamos a ofrecerte datos generales para que tengas una idea de cómo es el procedimiento desde que solicitas el préstamo y hasta que te lo conceden.

  1. Búsqueda de la página web: todos estos créditos se otorgan de forma digital por lo que deberás acceder al portal de la empresa y ver las condiciones.
  2. Hacer la simulación: la mayoría de las webs cuentan con una herramienta para simular el dinero que necesitas y el tiempo en el que lo quieres devolver.
  3. Hacer la solicitud: una vez que simulas lo que necesitas, la página te pedirá algunos datos personales y bancarios para estudiar tu perfil como cliente y ofrecerte una oferta.
  4. Recepción de la respuesta: tras enviar la solicitud la entidad te dará una respuesta negativa, comunicándote que no te concede la financiación, o positiva. En el último caso, te aportarán toda la información referente a las condiciones de devolución y cuantía total a pagar y tú podrás aceptarla o rechazarla.
  5. Recepción del dinero: una vez que aceptes la propuesta, recibirás en tu cuenta el dinero que has pedido. Normalmente la recepción suele ser inmediata, aunque puede demorarse como mucho 48 horas.

¿Cuándo puede ser necesario este producto financiero?

A lo largo de todo el texto hemos hablado de que estos productos están pensados para cubrir necesidades muy específicas. Pues bien, a continuación vamos a poner algunos ejemplos. De esta manera, quizás podrás obtener información interesante que te oriente para saber si este tipo de financiación es la que necesitas.

Averías en el hogar

Uno de los casos más comunes para los que la gente suele requerir de minicreditos online es cuando tiene una avería en el hogar y no puede hacer frente al pago. Si bien es cierto que los seguros suelen hacerse cargo de muchas averías, dependiendo de las condiciones de la misma o de las coberturas del seguro, podrías encontrarte desamparado.

Por otro lado, otro de los problemas relacionados con el hogar suele ser la rotura de algún electrodoméstico. Estos son esenciales y requieren de una reposición rápida.

Averías en el vehículo

Los vehículos son imprescindibles para acudir al trabajo y desplazarse. Por esta razón, cuando se averían, la urgencia por arreglarlos es máxima. En el caso de que te veas sin efectivo para hacer frente al pago de la reparación, un minicrédito online podría ser la solución.

Oportunidades que caducan

Esto es, por ejemplo, el pago de la matrícula de un curso que siempre has querido hacer y que tiene fecha límite o el aprovechamiento de una oferta para un viaje o para cualquier otra cuestión que necesites. Por ejemplo, si necesitas un ordenador y se te presenta una oferta, podrás aprovecharla pidiendo un minicrédito en Internet.

Compara, compara y compara: la clave del éxito

Antes de acabar, no podemos dejar de hablar de la importancia de comparar. El entorno digital ha dado lugar a la creación de una gran cantidad de empresas dedicadas a la concesión de este tipo de financiaciones.

Cada una de ellas tiene sus condiciones y sus honorarios por lo que comparar es la única forma de encontrar la empresa más adecuada para pedir minicreditos online.