Minicréditos rápidos

Los mini créditos rápidos son unos productos financieros que resultan de gran interés para numerosos particulares. Entre ellos, sobre todo, tenemos que destacar a los emprendedores que tienen necesidades puntuales de dinero. Necesidades que, además, no pueden esperar. Los autónomos son, en este ámbito, los empresarios que más recurren a estos minicréditos.

En las próximas líneas, te contaremos por qué estos tipos de créditos se han hecho tan populares, así que te interesa tomar nota.

Los minicreditos rapidos como unas alternativas de financiación efectivas

Para entender por qué esta clase de producto financiero se ha convertido en una solución muy práctica para una gran cantidad de particulares, tenemos que repasar el contexto histórico en el que alcanzaron su fama actual.

Ten en cuenta que estos mini créditos ya existían años atrás, pero fue la última crisis económica que atravesamos en España la que propició que tuvieran un mayor seguimiento. Y es que la crisis del sector bancario español provocó una intervención política de este, la cual tuvo consecuencias en las maneras de proceder de estas entidades.

La Unión Europea acusó a los bancos españoles de no haber recogido suficientes garantías de devolución de los créditos concedidos. Por lo tanto, a cambio de los fondos públicos para el rescate del sistema bancario, se instó a sus beneficiarios a endurecer los requisitos para el préstamo de dinero. En la práctica, esta decisión, la cual fue seguida de forma disciplinada por parte de los departamentos de riesgos de los bancos, supuso una complicación en el acceso al crédito.

Como los emprendedores españoles seguían teniendo necesidades de financiación, optaron por conseguirla a través de vías distintas a los bancos. Y, en este contexto, muchos de ellos se fijaron en la publicidad de las entidades alternativas de crédito.

Algunas de estas entidades actuamos como intermediarias y nos encargamos de poner en contacto los intereses de particulares y prestamistas, de manera que todos salimos ganando. Como no solicitamos unos requisitos tan severos como los bancos, nos hemos ganado la confianza de los clientes.

Que estos requisitos no sean tan duros como los que te ponen los bancos convencionales no significa que no recabemos garantías suficientes para asegurar la devolución de los créditos. Pero no vamos a reclamar las mismas exigencias que están solicitando los bancos tradicionales. Por ejemplo, no pedimos avales ni exigimos que el solicitante no esté incluido en los listados de morosos que llevan a cabo asociaciones como RAI o ASNEF. Asimismo, tampoco solicitamos una nómina, sino que nos basta con la acreditación de unos ingresos regulares, los cuales pueden garantizar la devolución del préstamo con la misma seguridad que la reseñada nómina.

Has de valorar, por otra parte, que muchos autónomos pueden acabar reuniendo los requisitos que piden los bancos a la hora de darles un crédito. Sin embargo, en ocasiones, no pueden esperar a contar con todas estas garantías, ya que sus necesidades de dinero son urgentes. Necesitan los fondos ya, dado que determinadas inversiones y algunos pagos no pueden ser demorados.

A continuación, te citamos algunas de las situaciones en las que los minicréditos se adaptan perfectamente a los intereses del cliente:

  • Si tienes que abonar una multa y, al pagar pronto, puedes beneficiarte de una rebaja en ella o dejar de desembolsar los intereses.
  • Si has de aprovechar una oferta (por ejemplo, para pagar un viaje) que dejará de estar disponible tras un tiempo determinado.
  • Cuando tienes que afrontar unas obras que resultan obligatorias a la hora de poder abrir tu local u oportunas para expandir un negocio. En ambos casos necesitarás realizar una inversión que ha de servir para incrementar tus ingresos, por lo que no realizarla puede ser también interpretado, al estilo del primer supuesto que te hemos comentado, como estar perdiendo dinero.

De todas maneras, también te recomendamos que hagas un uso razonable de estos productos financieros. Como has podido comprobar, nos estamos remitiendo a necesidades de dinero puntuales que pueden ser satisfechas mediante los minicréditos. Y es que, si abusas del recurso a ellos, puedes caer en el sobreendeudamiento, lo que resultaría muy negativo a la hora de afrontar los gastos corrientes.

¿En qué condiciones se gestionan los minicréditos rápidos?

minicreditos rapidosEn los siguientes párrafos, vamos a relatarte cómo se produce la ventajosa tramitación de estos productos financieros. En este sentido, lo primero que has de retener es que podrás aprovecharte de las facilidades relativas a gestionar todos los trámites vía Internet.

En este aspecto, te puedes ir olvidando de las largas esperas frente a las ventanillas de las sucursales bancarias. De esta manera, ahorras tiempo; pero también lo optimizas, ya que no vas a depender de los horarios en los que están abiertas estas oficinas. Por el contrario, podrás llevar a cabo todas las operaciones desde tu casa, con la máxima comodidad y a la hora que te venga bien ponerte con ellas. Y, además, podrás ahorrar en la realización de las fotocopias de los documentos.

Toma nota, por otro lado, de lo sencillo que es solicitar tus minicréditos online. Solo tienes que entrar en nuestra página web y hacerte una cuenta. Cuando entres al simulador de préstamos, podrás seleccionar la suma de dinero que quieres y los plazos de pago correspondientes, lo que permitirá configurar también los honorarios pertinentes.

Asimismo, tendrás que introducir algunos datos bancarios y personales. Nos referimos a datos bastante simples, como demostrar que tu edad se encuentra entre 18 y 65 años y cuentas con una cuenta bancaria en la que ingresarte el dinero y un número de teléfono móvil al que podamos mandarte llamadas y SMS. La acreditación de fuentes de ingresos regulares también será clave para que el mini crédito sea aprobado.

Una vez este sea autorizado, podrás disfrutar del dinero en tu cuenta corriente con una gran rapidez. Y es que este solo tardará en llegar alrededor de un cuarto de ahora. En definitiva, como has podido leer, puedes echar mano de los minicreditos rapidos como unas opciones de financiación inmediatas y válidas, sobre todo para tus necesidades ocasionales y urgentes de dinero.