Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Mitos sobre los creditos urgentes
4 Jul 2018

Mitos sobre los creditos urgentes

/
Etiquetas

No son pocas las advertencias que nos hacen amigos, familiares o incluso medios de comunicación cuando solicitamos dinero rápido. Muchos creen que los creditos urgentes son mucho más caros, tienen peores condiciones e, incluso, bordean la ilegalidad. Sin embargo, muchas de estas afirmaciones son exageradas y algunas son totalmente falsas.

Antes de solicitarlo por internet seguramente buscas un poco de información y te encuentras con que suelen ser un fraude y un engaño. La realidad es que, si existe una gran cantidad de mitos y opiniones, pero muchos de estos son por parte de personas que no han tenido experiencias o que prefieren poner su confianza en las financieras tradicionales.

Mitos sobre los creditos urgentes

El primer mito es que por ser un credito urgente que se solicita de forma sencilla y muy rápida significa que no es confiable. Los creditos en financieras tradicionales llevan semanas para ser aprobados, se necesita realizar algunas veces estudio socioeconómico del candidato entre otras cosas. Algunas financieras en línea pueden responder tu solicitud en un plazo máximo a 24 horas, para que descubras si eres un buen candidato para adquirir un préstamo.

Sin duda realizar la solicitud por internet es más eficaz y con menos trámite que acudir a una financiera. El tiempo es utilizado para verificar tus datos personales, el historial de crédito con el que cuentas y además el comportamiento que tienes con respecto a tus pagos. Esto es un paso primordial que realizan toda clase de financieras ya que se evita que ambas partes corran riesgos.

Los prestamistas cuentan con asistentes de inteligencia artificial que les optimizan los procesos de análisis de riesgo desde el instante en el que reciben una petición. Estas herramientas de las que se sirven las entidades son capaces de administrar grandes cantidades de información, dando una respuesta prácticamente inmediata relacionada con la aprobación o bien no de un crédito.

Una de las peores creencias que se tiene es que los creditos urgentes es que únicamente se deben solicitar en casos de emergencia. Y esto se debe a que es común que cuando tienes una economía estable y tus ingresos van bien piensas que es inútil endeudarse con un crédito ya que no lo ves necesario. Los expertos afirman que o hay un mejor momento que una buena estabilidad económica para solicitar un préstamo ya que a diferencia de las emergencias, es un dinero extra que se puede invertir o utilizar a tu favor sin presiones.

Otro de los rumores más fueres que existe es que se trata de algo realmente costoso. Hay que tomar en cuenta que cuando se solicita en cualquier financiera se debe devolver una cantidad superior a la que se pide. Sin embargo, se puede personalizar un calendario de pagos que te permite seleccionar la cantidad que deseas abonar y las fechas. Esto te permite pagar a tu propio ritmo sin problemas y conociendo desde el inicio la cantidad de intereses que se te van a solicitar.

No olvides entregar toda la documentación al solicitar creditos urgentes

Por si fuera poco, una de las grandes ventajas que tienen los creditos urgentes sobre las financieras tradicionales es que permiten el acceso a una gran cantidad de personas en cualquier ciudad. Muchos bancos no cuentan con sucursales en las zonas más rurales del país, incluso pueden encontrarse solamente en el centro de las principales ciudades. Los sitios de préstamos por internet permiten el acceso a toda clase de personas sin importar su ubicación geográfica. Antes de solicitar el tuyo, compara y no olvides aclarar tus dudas con ayuda de los profesionales, muchos de los sitios cuentan con chats en línea que te permiten solucionar tus problemas en tiempo real.

Desde el instante en que nos han aprobadado la petición y hasta el momento en que recibimos el crédito pueden pasar entre unos minutos y múltiples días.

Una vez hemos escogido uno de estos productos, la entidad a la que asistimos nos pedirá que aportemos una serie de documentos para cerciorarse de que tenemos capacidad económica financiera para hacer frente al reembolso del crédito.