Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Necesitas Creditos Urgentes
5 Dic 2018

¿Necesitas Creditos Urgentes?

Los creditos urgentes son una manera de financiación para todo tipo de personas. Cada vez son más quienes optan por ellos ante cualquier imprevisto, debido a su rapidez, comodidad y agilidad.

¿En qué consiste un crédito urgente?

Los créditos rápidos se consiguen vía Internet o por teléfono. Actualmente, es una de las formas de financiación alternativa más frecuente y se consigue a través de plataformas crediticias. Suelen llevarse a cabo por empresas privadas que no ponen demasiados requisitos, de ahí su rapidez, a diferencia de las entidades bancarias.

No obstante, lo que si debemos tomar en consideración es que el “dinero express” tiene una segunda cara. Esta es la de los intereses que se presentan en el momento de devolverlo. Es de ahí de donde se saca negocio a cambio de darte dinero rápido y con facilidad.

Características y requisitos de los créditos express

Los créditos rápidos van dirigidos especialmente a particulares. Esto quiere decir que no se centran de una forma concreta en las empresas, sino que suelen ser personas que atraviesan por dificultades financieras las que tiran de ellos. Asimismo, una de sus características principales es que no es necesario justificar a dónde va a ir ese dinero.

Igualmente, cada vez hay más personas optando por créditos no bancarios debido a que sus requisitos son poco estrictos. No se te pedirá mucho más que la necesidad de contar con el DNI en vigor, tener unos ingresos que sean más o menos regulares, una cuenta bancaria a tu nombre, residencia en España y ser mayor de edad.

Con respecto a la mayoría de edad, cabe señalar que algunas empresas piden que el cliente sea mayor de 21 años. Por lo demás, solo hay que señalar que tanto dicha edad como la residencia en España se acreditará únicamente con el mencionado DNI en vigor.

Los plazos de devolución

Al igual que los créditos urgentes se te concederán en pocas horas o incluso pocos minutos, debemos señalar que el plazo de devolución es bastante corto. Esto es debido a que, frecuentemente, los créditos express se utilizan para cubrir una necesidad económica muy puntual.

De este modo, el plazo no suele exceder de 30 días, si bien hay muchas empresas de créditos que dejan que amplíes el plazo de devolución a cambio de intereses. A veces, la ampliación puede llegar hasta los tres meses.

La cantidad de dinero

Otro factor que hay que tener en cuenta en los créditos rápidos es que su importe no es muy elevado. Si consideramos que están creados para satisfacer una necesidad de solvencia puntual, como puede ser una avería o el pago de libros escolares, un crédito urgente, normalmente, no será mayor a 1000 €. Aun así, la media se encuentra entre los 300 y los 500 €, aunque no hay nada fijado. Es decir, la cantidad puede variar de una plataforma crediticia a otra.

Las plataformas que los ofertan

Hay dos tipos de empresas que ofrecen créditos rápidos. La primera de ellas es la de tipo crowlending. Estas plataformas son las que, para entregarte urgentemente la cantidad que necesitas, acuden a sus propios fondos. Por su parte, la segunda de las plataformas es la que se encarga de hacer de intermediaria con las anteriores.

El tiempo que debes esperar para obtener una respuesta y saber si se te ha concedido el crédito es prácticamente nulo. También se pueden solicitar de forma instantánea. Lo que más pueden llegar a tardar son 24 horas, pero habitualmente te darán una respuesta antes de ese plazo.

Una vez que la tengas, tan solo tendrás que enviar la fotocopia del DNI por ambas caras y una demostración de tus ingresos regulares, sin más justificación. De nuevo, incluso en pocos minutos, tendrás el dinero en la cuenta a tu nombre que hayas aportado.

Debes tener en cuenta que una de las ventajas que te ofrecen este tipo de plataformas es que no hacen ningún tipo de estudio riguroso de las incidencias que puedan existir con la persona que solicita el crédito. Por tanto, a efectos de concesión del crédito, no importa que tengas poca solvencia.

Como te hemos dicho anteriormente, el impago de las deudas significará unos intereses más elevados. Siendo esta la consecuencia principal de que las plataformas no hagan ningún estudio sobre sus clientes en profundidad. Por tanto, te recomendamos que leas las condiciones y la letra pequeña antes de solicitar su concesión. De lo contrario, podrías entrar en una sucesión de problemas legales sin apenas darte cuenta.

En definitiva, un análisis de las características de solicitar un crédito urgente es que, si bien es sencillo y sobre todo, rápido, no debemos pasarnos del plazo que nos hayan establecido. Así, evitarás desbordarte más adelante a causa de unos altos intereses de demora que comprometan tu economía personal. Es decir, debes utilizar tus créditos de forma responsable.

¿Se puede pedir un crédito urgente sin papeles?

La respuesta es sí, ya que la mayoría de los créditos rápidos se piden sin apenas aportar papeles. Consisten en unos trámites sencillos que, en principio, no necesitan la presentación de justificante alguno. Esa es la principal razón por la que puedes obtener liquidez rápida, ya que no hay contratos, ni nóminas ni nada similar, al igual que tampoco tendrás que especificar su futuro uso.

¿A quiénes ayudan los créditos rápidos sin papeleos?

Lejos de lo que se suele pensar, no existe ningún perfil característico para la solicitud de los créditos rápidos. Es una manera de financiación que muchas personas están utilizando para imprevistos y circunstancias comunes del día a día.

Igualmente, cabe destacar que en la actualidad este tipo de financiación está empezando a extenderse más allá de los gastos repentinos. Muchas personas lo están utilizando para darse algún tipo de gusto, como poder irse de vacaciones en verano o cuando deseen, e ir pagándolas poco a poco.

Los créditos rápidos pueden obtenerlos cualquier tipo de persona. No importa cuál sea tu edad si eres mayor de 18 años, tu situación o tu localización en España. ¡Son aptos para todos!

¿Son más caros que los préstamos bancarios tradicionales?

A efectos prácticos, no son más caros. Es verdad que en un inicio podrías pensar que lo son, ya que el tipo de interés es más alto. No obstante, ten en cuenta que también el plazo de devolución es más corto. Mientras que los créditos rápidos se pagan de uno a tres meses, los bancarios van desde seis meses a diez años.

Si al final de cada período sumas la cantidad de dinero que has tenido que pagar en total, casi con total seguridad habrás pagado menos por los créditos rápidos. A lo cual se le suma la ventaja de su agilidad y sencillez, así como de su transparencia. El tipo de interés de los créditos express se muestra sin trampas ni dobles fondos. Durante todo el período tendrás un conocimiento total de lo que se te cobrará.

¿Y si estás en ASNEF?

En la mayoría de las entidades prestamistas te conceden créditos aunque estés en ASNEF. Como has podido ver, los requisitos son muy sencillos y apenas realizan estudios sobre el cliente. Si bien, debemos señalar que es preferible que tu deuda sea inferior a 1000 €. Si cumples los requisitos previstos, tan solo tendrás que buscar la entidad privada que más te guste.

Las ventajas de pedir un crédito rápido

Muchas personas desconfían de los créditos rápidos debido a que no se respaldan por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). No obstante, debemos tener en cuenta que no se puede hablar de ilegalidad, pues se encuentran regulados por la ley. Además de las ventajas que hemos visto a lo largo del texto podemos encontrar las siguientes:

1. Facilidad, seguridad y rapidez

En unos tiempos convulsos en los que casi nadie tiene una nómina, un crédito urgente representa grandes facilidades para los particulares. Además, no tener que justificar el uso ni tener aval, puede llegar a acelerar cada trámite mucho más de lo que podrías pensar. Al ser bastante transparentes, la seguridad es óptima. Solo tienes que encontrar el que mejor se adapte a ti.

2. Comodidad

Actualmente, es indudable que todos tenemos menos tiempo. Por tanto, lo que menos necesitamos es tener que estar de un punto a otro durante varios días para solicitar justificaciones y acreditaciones antes de la concesión de un crédito. Los urgentes te ahorran todos esos trámites y te permiten obtenerlos sin salir de casa, con tan solo tener Internet y un dispositivo electrónico.

3. Amortizaciones anticipadas gratis

Si se te concede un crédito rápido por vía online, es posible que puedas amortizar el dinero anticipadamente sin coste alguno. No te olvides de que también puedes optar por menos plazo de devolución en tu solicitud. A menor plazo, mejores condiciones.

4. Tipos de interés

Los tipos de interés que te corresponderán pueden ir cambiando según el plazo de devolución por el que hayas optado. En ocasiones, cabe la posibilidad de que llegue a ser incluso del 8 %.

5. No tienes que contratar productos adicionales

A diferencia de los préstamos tradicionales de los bancos, en los créditos urgentes no se te solicitará que contrates algún producto adicional si deseas obtener la cantidad de dinero que necesitas. Las gestiones que tienes que llevar a cabo para un crédito urgente son mínimas, por lo que olvídate de dichos productos o incluso, de seguro de devolución.

Los tipos de créditos rápidos por los que puedes optar

1. Los créditos personales

Son créditos que se contratan online y se ofrecen con exclusividad a los particulares. Normalmente, las cantidades dinerarias no sobrepasan los 1000 €. Se conceden de manera instantánea y sin avales, aunque tienen intereses de demora un poco más elevados.

2. Los créditos rápidos online

En ocasiones, estos créditos llegan a conceder hasta 10 000 €, incluso siendo urgente. El plazo de concesión varía entre las 24 y las 48 horas y tendrás como máximo cinco años para devolverlo.

3. Los minicréditos urgentes

También se solicitan online y ofrecer una cuantía inferior a los anteriores. El máximo es de 900 € y el plazo de devolución ronda los treinta días. Lo que sí es cierto, es que la concesión no tarda más que unos cuantos minutos.

¿Por qué son posibles los créditos rápidos?

Los créditos urgentes se han hecho muy populares. Su existencia se debe principalmente a que las familias tienen nuevas necesidades económicas a la par que mayores dificultades de financiación en sus viviendas.

No obstante, los factores más influyentes que hacen posible los créditos rápidos son, en primer lugar, el sistema de verificación automático de solicitudes. Con él, se puede comprobar si tus datos son correctos y válidos en menos de un minuto. El otro factor es el aumento del uso de los dispositivos electrónicos inteligentes que permiten obtener créditos durante los 365 días del año y a cualquier hora.

¿Consumen CIRBE los créditos rápidos?

La mayoría de las empresas privadas que conceden créditos express no consumen CIRBE. Por tanto, en un futuro, seguirás teniendo la posibilidad de solicitar un depósito bancario, hipoteca u otro tipo de producto se lo deseas. No se trata de un registro de morosos, la CIRBE es implemente una lista donde aparecen los créditos que tienes contratados y se actualiza constantemente.

Por tanto, un préstamo tradicional te haría aparecer en esta lista aunque hubieses acabado de devolverlo, ya que es una herramienta muy importante para los bancos, pues así pueden saber tu capacidad de endeudamiento. Un hecho que hará que las condiciones o los intereses puedan cambiar para ti.

Como decíamos, hablamos de préstamos tradicionales. La solicitud de los créditos rápidos no te harán aparecer en esta lista, sin importar cuántas veces hayas solicitado uno. Los créditos online no consumen CIRBE, por lo que si en un futuro acudes a una entidad bancaria, no podrán estudiarte.

Los creditos urgentes son, en definitiva, una de las opciones más viables y ventajosas de financiación personal. Si lees las condiciones y encuentras el que mejor se adapte a ti, no tendrás que temer por la seguridad o transparencia, ya que son completamente fiables.