Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Microprestamos Se Afianzan
28 Ago 2019

¿Por Qué Los Microprestamos Se Afianzan En El Mercado?

Los microprestamos se están consolidando como una de las opciones más apetecibles para quienes necesitan financiación. Al fin y al cabo, no deja de ser una regla básica de la oferta y la demanda que, cuando se aproximan los intereses de vendedores y compradores, los productos tienen una buena salida en el mercado. Y estos son un producto financiero muy solicitado.

Los micropréstamos se rigen, como todo en el ámbito financiero, por esta regla, pero está claro que existe un interés particular en adquirirlos que mantiene altas tanto la curva de la oferta como la de la demanda.

¿A qué se debe el buen funcionamiento de este mercado? A continuación analizamos las claves que han impulsado la venta de estos pequeños préstamos.

¿Por qué la gente quiere microprestamos?

Las necesidades de financiación ajenas a los ingresos regulares han existido desde que tenemos la posibilidad de recurrir al dinero en préstamo. En este texto nos vamos a centrar en las relativas a cantidades que no destacan por representar grandes sumas de dinero.

Hemos de señalar que acudir a este tipo de financiación por no poder llegar a pagar los gastos comunes, como, por ejemplo, los de los suministros básicos, no supone una decisión que podamos considerar razonable a mediano plazo. Implica que el balance entre los ingresos y los gastos no está dando para afrontar los gastos mínimos. Recurrir al dinero en préstamo para abonar esta clase de gastos solo hará que la relación entre los ingresos y los egresos continúe empeorando, ya que se tenderá a producir un sobrendeudamiento.

Sin embargo, es normal que en algunas ocasiones se requiera esta financiación para hacer frente a gastos imprevistos. Son gastos que, por su condición extraordinaria (no se tienen prácticamente nunca o pueden llegar a destacar por su coste), incluso descuadran los presupuestos habituales. Si echas mano de tu presupuesto ordinario para costearlos, es entonces cuando te podría faltar dinero para abonar los gastos corrientes.

Tú decides lógicamente en qué inviertes tanto tu presupuesto como el dinero que recibes en préstamo, pero te conviene saber que, precisamente para estos supuestos que te hemos mencionado, puedes contar con los microprestamos. Ahora te explicaremos algunas situaciones en las que te pueden venir bien estos productos financieros. Toma nota.

¿Cuándo los micropréstamos se ajustan a tus necesidades?

Como te habíamos adelantado y su propio nombre indica, la denominación «micropréstamo» proviene de la relativamente escasa cuantía del dinero que se presta, en comparación con la de otros productos financieros similares. Nos referimos a cantidades que pueden oscilar entre 300 y 800 euros.

Pero ¿cuándo puedes necesitar especialmente uno de estos préstamos? Considera estas situaciones y recuerda que estos productos financieros te pueden ayudar a solventarlas.

  • Te han multado, pero en la misma sanción puedes comprobar que se te ofrece una rebaja por pronto pago. En este sentido, seguramente te interesa abonar el precio reducido de la multa. Además, te ahorrarás tener que abonar los intereses de demora.
  • Has visto en la joyería del barrio unas alhajas que quieres regalar por San Valentín, aniversario o cumpleaños a tu pareja. Están de oferta hasta una semana antes de la celebración, pero por un poco no te puedes permitir comprarlas con cargo a tu presupuesto ordinario. Si te las vendieran por su precio habitual, ni te plantearías su adquisición. Así que es ocasión de que la financiación te dé ese pequeño empujón que te falta para decidirte.
  • Habías abierto hace cinco años una pequeña papelería en una zona residencial, pero entonces no sabías que iban a acabar inaugurando un colegio de nueva construcción frente a ella. Como vas a tener un montón de nuevos clientes, te conviene comprar una fotocopiadora nueva, puesto que será un servicio que ahora sí que tendrá una gran demanda en tu negocio. Ten en cuenta que, si no te haces con ella, perderás clientes y oportunidades de negocio.

¿Cuándo no te conviene recurrir a los micropréstamos?

Por otro lado, existen otros contextos en los que no debería convertirse en normal echar mano de los micropréstamos para completar los pagos. Se trata de los siguientes:

  • No puedes abonar las cuotas de suministros básicos de tu hogar como el agua, la luz o el gas. En este aspecto, te conviene renegociar las prestaciones de estos servicios con los proveedores.
  • Los servicios de telefonía que has contratado para tu empresa no pueden ser pagados con base en tus presupuestos. En este aspecto, deberías buscar una oferta que se adapte a las condiciones de tu trabajo.
  • Has hecho corto para pagar la mensualidad de la matriculación de tus hijos en el colegio, que es uno de los pagos que no se pueden poner en cuestión.

Todos estos gastos son imprescindibles para tus dinámicas familiares y laborales. Si no puedes llegar a pagarlos mediante tus ingresos frecuentes, tienes un problema presupuestario para el que la financiación no representa la solución.

Eso sí, si has afrontado gastos como los del apartado anterior, es posible que algún mes tengas que recurrir a la financiación para llegar también a cubrirlos. En estos supuestos sí que sería comprensible invertir en los gastos corrientes un micropréstamo, como un caso aislado.

Un producto financiero idóneo para estas situaciones

Quienes necesitan cantidades relativamente pequeñas para cumplir con determinados pagos eventuales han encontrado en los micropréstamos la alternativa que estaban buscando. Pero, ¿qué condiciones ventajosas les ofrecen estos productos financieros? La primera de ellas es la rapidez en la concesión. Quizás te preguntes a qué se debe esta rapidez.

Un primer motivo que explica la viabilidad de recibir un micropréstamo en un corto plazo es que las entidades alternativas de crédito que los gestionan no te van a exigir la presentación de tantos requisitos como los que ahora solicitan los bancos tradicionales.

Recuerda que los bancos convencionales, como contrapartida al rescate público tras la crisis que sufrió el país en 2008, empezaron a plantear unas exigencias mayores a quienes solicitaban préstamos o créditos, con el fin de incrementar las garantías de devolución.

Como se había comprobado que se acumulaban los impagos de cuotas de estos productos financieros y esta circunstancia se consideró parte de las que motivaron la crisis del sector, los departamentos de riesgos de dichas entidades endurecieron sus medidas de control a la hora de aprobar incluso los micropréstamos. Esto dejó fuera de la posibilidad de acceso a este tipo de financiación a numerosos clientes, incluso de toda la vida, más allá de su historial de crédito.

Entre los requisitos que empezaron a pedir, tenemos que remarcar la acreditación de una nómina o un aval, pero también la ausencia de los censos de morosos que las coordinadoras de organizaciones como ASNEF o RAI gestionan.

Por su parte, las entidades alternativas de crédito no iban a mirar estas condiciones a la hora de aprobar o denegar las solicitudes. Se iban a fijar en un indicador que consideraban más fiable. Nos referimos a los ingresos regulares, que, como en los casos de la mayoría de los trabajadores autónomos, no tienen por qué materializarse en un formato de nómina.

Pero existe otra razón, aparte de la relativa a que las cantidades de dinero que se conceden no son altísimas, que explica la inmediatez de estos préstamos. Se trata de la tecnología, ya que el trámite actualmente es digital. A continuación profundizamos en sus ventajas.

Las ventajas de la banca online

Como entidad que se ocupa de intermediar entre prestamistas y prestatarios, desde Bonsai Finance queremos contarte cómo funciona la concesión de préstamos por Internet.

El sistema resulta bastante sencillo y, en primer lugar, te ahorra los costes de realizar las copias de los papeles, aunque es todavía más importante el tiempo que ya no vas a necesitar invertir en llevarlas a las sucursales bancarias. Ahora solo tienes que entrar en la página web correspondiente y utilizar el simulador para comprobar qué intereses tendrás que pagar por la entrega de una determinada cantidad de dinero, así como el tiempo compromiso para devolverla en cierto plazo.

Por otro lado, tendrás que adjuntar unos datos que serán necesarios para la aprobación de tu micropréstamo. Nos referimos a los bancarios y los personales. Los primeros tienen que ver con esos ingresos regulares a los que nos remitimos anteriormente. Por su parte, los personales son los que aparecen en el DNI.

Con ellos demostrarás, por ejemplo, que tienes entre 18 y 65 años, que son las edades en las que podrás recibir estos préstamos. También tendrás que aportar un número de teléfono móvil, ya que será útil para que recibas las notificaciones acerca del producto financiero solicitado.

Si los datos bancarios son considerados correctos por el algoritmo de la web, se aprobará automáticamente tu micropréstamo. Y, si hay compatibilidad entre la entidad en la que tienes tu cuenta corriente y la que aprobó tu préstamo, el dinero llegará a ella en minutos.

En definitiva, los microprestamos son unos productos financieros que cubren tus necesidades de financiación a la hora de afrontar gastos puntuales. Están cada vez ganando más presencia en el mercado y ahora sabes por qué. Así que, si vas a solicitar uno, ¿qué esperas? Ya sabes de qué van.