Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
mini prestamos son el futuro
17 Sep 2018

¿Por qué los mini prestamos son el futuro?

/
Etiquetas

Los mini prestamos son unos productos financieros con mucho presente y todavía más futuro. Estas expectativas se asientan en el constante crecimiento de la demanda de esta clase de préstamos.

Por otro lado, vale la pena que repasemos contigo tanto el contexto en el que han ido desarrollándose estos préstamos, como las características por las que se han hecho tan populares.

¿Por qué han ido a más los mini prestamos?

Los mini prestamos tienen un origen muy concreto y vinculado, por otro lado, a la cooperación al desarrollo. El término se puso de moda a raíz del éxito que alcanzaron unos productos financieros para personas con escasos recursos y vinculados a proyectos concretos que puso en marcha el emprendedor bengalí Muhammad Yunus en la década de los setenta del siglo pasado. Este modelo, con los cambios contextuales pertinentes, saltó a Estados Unidos una década después, donde también alcanzó una importante popularidad.

Lógicamente, si se concede un préstamo a una persona que no dispone de grandes fondos económicos, este ha de ser de una cantidad que no consideremos desorbitada. Lo contrario podría implicar dificultades para devolverlo o desviaciones respecto al objetivo por el que dicho préstamo había sido aprobado.

Este tipo de préstamos, por otro lado, se ha convertido en habitual en todos los países de Europa y no ha dejado de crecer en los últimos años. De hecho, hemos comprobado que las crisis estructurales más duras, como la que empezó en nuestro país en 2008 y tuvo repercusiones similares en otros países del sur del continente, suponen un refuerzo de estos productos financieros.

Ten en cuenta que, cuando se producen estas crisis, los bancos tradicionales incrementan los requisitos de acceso al crédito (para asegurar las devoluciones de los que conceden) y los clientes intentan encontrar unas condiciones de los préstamos que les compensen. En este sentido, las entidades alternativas de crédito suponen una herramienta de negociación que puede satisfacer los intereses del particular. De este modo, no se trata ya de que los clientes se tengan que adaptar a los requisitos, en ocasiones, insalvables, que imponen los bancos convencionales.

Los mini prestamos: unas modalidades de préstamos con un gran futuro por delante

Las entidades alternativas de crédito que ofrecían mini préstamos ya demostraron un interés relevante por conseguir su cuota de mercado, puesto que se embarcaron en ambiciosas campañas de publicidad. Asimismo, hicieron un esfuerzo por ofrecer al público potencial unas condiciones de acceso al crédito más favorables que los bancos de toda la vida.

En cuanto a las garantías que se exigen, estas son menores que las que pide la banca tradicional (sin avales ni nóminas y tampoco se comprueban los censos de morosos de RAI o ASNEF). Al tratarse de préstamos de cantidades no demasiado altas (cientos de euros), es posible rebajar las garantías. Lo que no significa, ni mucho menos, que estos préstamos se concedan a fondo perdido. Simplemente, se valora que unos ingresos regulares, aunque no provengan de una nómina, pueden asegurar que el préstamo podrá ser devuelto.

Por otra parte, estos mini préstamos fueron los primeros productos financieros para cuya gestión se hizo un uso extensivo de las nuevas tecnologías. Nos referimos, básicamente, a la tramitación de todo el proceso de elección del préstamo, aprobación y envío del dinero por Internet. Sin duda, se trató de un avance que hizo ahorrar tiempo y dinero (en esperas y documentos) y amplió los horarios para realizar cualquier tipo de gestión, además de incrementar la rapidez de llegada de los fondos.

Sin duda, los mini prestamos tienen un gran futuro, puesto que, aparte de las buenas condiciones que te ofrecen, las comodidades de tramitarlos por Internet aún tienen un importante margen de mejora.