Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
los Mini Prestamos con ASNEF
19 Feb 2019

¿Por Qué son tan Valorados los Mini Prestamos con ASNEF?

Los mini prestamos con ASNEF son unos de los productos financieros que más se están consolidando entre los emprendedores y ahorradores españoles. Muchos no habían oído hablar de ASNEF hasta hace pocos años. Sin embargo, cuando han tenido alguna incidencia relacionada con esta organización, las molestias ocasionadas les han hecho tener que ponerse al día a marchas forzadas.

Evitarlas ha sido un objetivo vinculado directamente a su aparición y, como no queremos que tengas que pasar por estos inconvenientes, desde Bonsai Finance queremos informarte de lo que significan estas siglas. Posteriormente te daremos algunas instrucciones para sobreponerte a tus problemas con ASNEF.

Para entender por qué hay tantas personas interesadas en los minipréstamos con ASNEF, es fundamental conocer qué es ASNEF.

Te presentamos ASNEF

En primer lugar, te aclaramos que sus siglas corresponden a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. ASNEF agrupa a empresas de diferentes sectores, las cuales se han asociado en esta coordinadora con un fin común: mejorar las actividades relacionadas con la financiación. Y, en estos casos concretos, para aportar toda la seguridad posible a cualquier trámite vinculado a sus gestiones.

Son numerosas y diversas las empresas que han decidido unirse bajo el paraguas de ASNEF. Desde las entidades de crédito clásicas hasta las compañías aseguradoras. Por lo que nos interesa en la presentación de los minipréstamos con ASNEF, destacamos que la defensa de los intereses de los actores asociados se basa en compartir información acerca de los historiales de deudas de los clientes que trabajan con cada una de las empresas. De esta manera, se configura un censo completo de perfiles que han cometido impagos, el cual está disponible para ser cotejado por todas las empresas asociadas. Lógicamente, estos datos compartidos les proporcionan una garantía frente a clientes conflictivos en materia de pagos.

ASNEF desde el punto de vista de los usuarios

Una vez hemos repasado por qué fundan ASNEF las empresas que se dedican a manejar y conceder préstamos y lo hemos comprendido, vale la pena que nos pongamos también en la piel de quienes pueden aparecer en sus censos. Unos censos, presentados en formato de fichero, que se interpretan de manera privada y pública como registros de morosos.

Al inconveniente de naturaleza moral que puede suponer aparecer en uno de estos listados tenemos que sumar los problemas prácticos asociados a ello. Básicamente, el más relevante de ellos es que cabe la posibilidad de que alguna de las empresas con acceso a estos censos decida no prestarte los servicios por los que te hayas interesado. El supuesto más habitual es que en un banco consideren que, por constar impagos en tu historial, no eres una persona merecedora de recibir uno de sus préstamos, puesto que opinan que tu fiabilidad está en entredicho.

No todo en ASNEF es tan claro como parece

Efectivamente, ASNEF no es un registro incontrovertible. Como otros censos en los que intervienen las manos de las personas, es susceptible de contener fallos de apreciación o errores humanos. Eso sí, si no hacemos nada por revertirlos, las consecuencias para nosotros seguirán siendo las mismas que te adelantamos.

Así que, a continuación, te vamos a informar acerca de algunas inclusiones en los ficheros de ASNEF que no tendrían por qué significar que eres un moroso sin solución. Toma nota de ellas.

– Pueden haberte metido en estas listas por deber una cantidad insignificante. Por ejemplo, si calculaste mal unos céntimos de euro a la hora de pagar algún artículo por Internet.

– Tus datos también pueden haber sido introducidos en este sistema por haber cometido algún olvido de pago. Nos referimos, de hecho, a malentendidos que, si se te hubieran hecho constar, hubieras subsanado. Se trata de fallos por tu parte y no de problemas económicos ni de intenciones relativas a no pagar. Como suelen ser olvidos de pequeñas cantidades de dinero, es posible que no se te hayan notificado estas deudas.

– Por último, cabe la posibilidad de que aparezcas en estos censos por error. Por ejemplo, puedes haber sido inscrito en ellos por la contratación de bienes o servicios que, en realidad, nunca pediste. Esta circunstancia es más habitual de lo que puedas creer, por ejemplo, en algunas malas prácticas de ciertas empresas de telecomunicaciones. No en vano, las organizaciones de consumidores recogen abundantes quejas en este sentido cada año. Sin ir más lejos, una proveedora de servicios por Internet puede haber hecho constar que debes la contratación de un pack de contenidos que nunca pediste.

¿Qué puedes hacer para resarcirte de estas consecuencias?

Básicamente, se te va a sugerir que borres tu presencia en estos registros. Lógicamente, tienes una serie de derechos, como los que te garantiza el Reglamento Europeo de Protección de Datos Personales (RGPD), sobre tus datos. De hecho, ASNEF pone facilidades para contactar vía Internet con su servicio de atención y gestionar tu derecho, por ejemplo, de cancelación (contenido entre los popularmente conocidos como ARCO). Además, como los datos personales se guardan por fines relacionados directamente con su recogida, no pueden almacenar los relativos a una de tus deudas durante más de seis años después de que se produjera.

Los mini prestamos con ASNEF

Los minipréstamos con ASNEF son las alternativas que, como entidad intermediaria entre prestamistas y prestatarios, te aconsejamos. Es posible que tengas la capacidad y las razones suficientes para hacer desaparecer tu nombre de ASNEF o RAI, pero también valoramos que necesites el dinero con tanta urgencia que no puedas esperar el tiempo que requiere completar los trámites de cancelación de tus datos personales.

Por lo tanto, has de saber que los minipréstamos con ASNEF son las soluciones de financiación oportunas cuando los bancos convencionales se fijan en tu aparición en sus censos. Además, puedes gestionar estos productos financieros por Internet, lo que te permite ahorrar tiempo y dinero en papeleos y esperas. Solo tienes que dar tus datos personales y acreditar unos ingresos regulares online.

En definitiva, elige los mini prestamos con ASNEF para tus pagos puntuales de importes no excesivamente altos. No abuses de ellos y evitarás el sobreendeudamiento.