Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Microcreditos Online Compensan
8 May 2019

¿Por Qué te Compensan los Microcreditos Online?

Los microcreditos online son unos productos financieros que han evolucionado constantemente desde sus orígenes. Podemos destacar dos ventajas que aparecen ya en su misma denominación: microcrédito y online.

Pero han sido los cambios sociales los que han perfeccionado estos créditos, hasta el punto de que los que ahora conocemos como microcréditos online son unos productos financieros distintos de los que podemos considerar antecedentes. Mantienen un aire de familia evidente, pero no hay duda de que, teniendo en cuenta lo que ofertan, han ido a más. Se han enriquecido mutuamente los microcréditos y los créditos online, por lo que el nuevo producto surgido de esa combinación ya es diferente a los que ha ido transformando.

Desde Bonsai Finance, a continuación te explicamos por qué te esta evolución histórica va a permitirte disfrutar de unos créditos adaptados a tus necesidades.

Los antecedentes más lejanos de los microcreditos online

En primer lugar, te recordamos que los microcréditos ya existían durante el siglo pasado. Su origen está ligado a un contexto muy concreto, sobre todo geográfico. Estos productos financieros, ideados por el bangladesí Mohamed Yunus, consistían en unos créditos blancos. Nos referimos a unos productos con unas condiciones muy ventajosas para los prestatarios.

Obviamente, existía un fin social en estas condiciones de concesión tan deseables. El objetivo era promover proyectos de desarrollo en zonas en las que la pobreza de sus habitantes impedía contar con el capital suficiente para arrancar con ellos. Como los plazos y las cuotas no se ceñían a intereses económicos cortoplacistas y las cantidades prestadas tampoco eran astronómicas, no resultaba problemático esperar a que las iniciativas en las que habían sido invertidos los fondos empezaran a dar resultados. Unos resultados que, monetizados, posibilitaban la devolución del dinero prestado.

Pese a que el sentido de los microcréditos originales difiere del que tienen ahora como productos comerciales, una parte de esas condiciones ventajosas sigue existiendo en los actuales. Como empresa que realiza la intermediación entre prestamistas y prestatarios, en Bonsai Finance nos interesa que tengas la mayor cantidad de información acerca de los microcréditos online. De este modo contarás con elementos de juicio suficientes para optar por los que más te convengan. Sigue leyendo.

La gestión online como salto de calidad

Había otro tipo de microcréditos, sin las metas sociales de los anteriores, que llevaban décadas existiendo y los precedían. Se trataba de los que, por distinguirlos nominalmente de los anteriores, podemos llamar minicréditos.

En estos casos, más que los objetivos, se resaltaba la cuantía, que no sería alta. Estos minicréditos habían convivido con los que ofrecían los bancos tradicionales y, en cierto modo, representaban un mercado alternativo y secundario. Como no destacaban por las sumas de dinero que se prestaban, sus intereses solían ser más altos. Por consiguiente, se consideraba que resultaban útiles básicamente para las necesidades urgentes.

No obstante, la llegada de Internet a nuestras vidas iba a suponer una evidente mejoría en las condiciones de estos productos financieros. La posibilidad de trabajar en tiempo real con los clientes permitió a los proveedores de estos créditos poner en práctica economías de escala que posibilitaran la oferta de unos productos más apetecibles para los consumidores.

Pero, sobre todo, las facilidades a la hora de hacer las gestiones son las mayores ventajas de tramitar los créditos online. Ten en cuenta que ya no vas a tener que ceñirte a los limitados horarios de apertura de las sucursales. Tampoco tendrás que hacer fotocopias de documentos, dado que vas a poder adjuntarlos desde tu cuenta de usuario.

Por tanto, no dudes de que vas a ahorrar tiempo y dinero entrando a la plataforma desde la que pedir tus créditos. A continuación te contamos los trámites precisos mediante los que vas a poder optar a los préstamos de dinero que desees. Presta atención.

Pide tu microcrédito con las mayores comodidades

Recuerda que vas a poder solicitar tu microcrédito online desde la comodidad de tu casa, es decir, estás a un solo clic de hacer las gestiones que pueden llevarte a ese dinero urgente que necesitas. Solo tienes que registrarte en la página de la plataforma con tu nombre de usuario. A continuación puedes acceder al simulador de créditos, en el que podrás escoger la cantidad de dinero que requieras y decidirás en qué plazo estás comprometido a devolverla. De este modo se generarán los intereses oportunos.

Por otro lado, acuérdate de que vas a tener que introducir una información muy simple. Datos personales que básicamente son los que constan en el DNI que demostrarán que tienes entre 18 y 65 años. Aparte, si das tu número de teléfono móvil podrás estar puntualmente informado acerca del estado de tu solicitud de dinero.

Por lo que respecta a los datos bancarios, solo vas a tener que dejar claro que cuentas con unos ingresos regulares que te permiten afrontar la devolución del crédito con garantías. Estos ingresos regulares, por otra parte, no tienen por qué coincidir con el formato de nómina. En consecuencia, te ahorras esos pesados requisitos que los departamentos de riesgos de los bancos están exigiendo a sus clientes a la hora de aprobar un crédito. Requisitos, aparte de la nómina, como el aval y la ausencia de los ficheros de morosos que gestionan entidades como ASNEF y RAI.

¿Cuándo tienes que pedir estos microcréditos?

Como su propio nombre indica, nos referimos a productos financieros que no implican préstamos de grandes sumas de dinero. Por ejemplo, entre 300 y 800 euros. En este sentido, te recomendamos que hagas uso de esta fórmula de financiación cuando tengas necesidades puntuales concretas. No los emplees para pagar los gastos comunes, esos que tienes todos los meses, salvo si un gasto imprevisto te ha descuadrado el presupuesto.

Si abusaras de los microcréditos online para los gastos corrientes podrías incurrir en el sobreendeudamiento. Opta por ellos, entre otros supuestos, para pagar una multa con recargo, comprar algún producto en oferta o hacer una inversión necesaria para ganar más dinero.

En definitiva, los microcreditos online son unos productos financieros que, a la vista de su evolución, se adaptan a tus necesidades monetarias eventuales.