Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Prestamos Con Asnef y Nomina
21 Abr 2019

Prestamos Con Asnef y Nomina

Entre todas las modalidades de préstamos online que existen, los prestamos con ASNEF y nomina son unos de los más desconocidos. Muchas personas que se encuentran registradas en los listados de morosos creen que no tienen acceso a financiación por parte de ninguna entidad. Sin embargo, cada vez son más las compañías crediticias que sí dan la oportunidad a los supuestos morosos.

¿Qué son los prestamos con ASNEF y nomina?

Los préstamos con ASNEF y nómina son un producto financiero que ha nacido en el seno de Internet y que está dirigido, principalmente, a aquellas personas que aparecen en ficheros de morosos. Aunque normalmente el nombre que verás irá acompañado de «con ASNEF», estos están disponibles para quienes aparezcan en cualquier otro fichero de morosidad como puede ser RAI.

En definitiva, estos instrumentos financieros son, en muchos casos, la única opción que tienen de obtener financiación quienes aparecen en estos listados. De ahí que cada vez sean más las personas que se interesan por ellos.

¿Cuáles son sus principales características?

Aunque es cierto que todas las financiaciones en Internet son bastante parecidas entre sí, este tipo de productos sí cuenta con una serie de características especiales. Esto se debe, normalmente, al riesgo que corren las entidades al prestar dinero a quienes ya han incurrido en el pago. Por este motivo, no está de más que sepas cuáles son sus características para cerciorarte de que verdaderamente se trata de un instrumento financiero que te interesa.

Sumas pequeñas

El límite a solicitar dependerá de la compañía, aunque normalmente esta no superará los 800 euros. De esta forma, te ofrecen una cuantía que pueda sacarte de un aprieto económico sin que te endeudes en demasía por el préstamo.

Devolución corta

Los plazos de devolución no suelen superar el mes. No obstante, te siguen dando margen de maniobra, ya que dentro de los límites establecidos en cada entidad financiera online podrás elegir la fecha exacta en la que devolver la cuantía que solicitas.

Procedimiento rápido

El funcionamiento de estos préstamos siempre es muy rápido. En Internet encontrarás toda la información que necesitas saber sobre el préstamo que solicitas y tan solo tendrás que aportar unos datos personales para que los expertos de la compañía estudien tu solicitud.

Por otra parte, una vez que la solicitud es aceptada, dispondrás del dinero en tu cuenta en muy pocas horas. A fin de cuentas, este tipo de financiación está basado en la inmediatez, en parte por las necesidades de quienes acuden a estos recursos, pero también por la tendencia inmediata del entorno digital.

Poco papeleo

Por último, no podemos dejar de exponer que el papeleo que tendrás que realizar será mínimo. En apenas una hora habrás podido reunir todos los documentos necesarios para cumplimentar tu solicitud. De esta manera, el procedimiento se vuelve además de rápido, muy sencillo.

¿Por qué las compañías ofrecen financiación a quienes aparecen en listados de morosos?

Una de las cuestiones más desconocidas acerca de los préstamos con ASNEF es la razón por la que una compañía crediticia va a correr ese riesgo. La realidad es que las empresas no piensan en el riesgo, ya que muchas de ellas no creen ni siquiera que exista. Es decir, muchas veces una persona puede ser incluida en un fichero de morosos de manera injusta.

Uno de los ejemplos más claros puede ser el de la persona que se enfrenta a una elevada factura de teléfono y que niega haber realizado las llamadas que se localizan en su factura. Este tipo de errores de las empresas son comunes y a todos nos puede pasar. Pues bien, cuando el usuario se niega a pagar es añadido a estos listados directamente.

En muchos casos, ni siquiera la compañía estudia el caso antes de incorporarlo a los ficheros de morosos. ¿Esto hace que esa persona suponga un riesgo para una entidad financiera? La respuesta es un claro no. Pues este es el razonamiento de las entidades crediticias online que ofrecen financiación a personas con ASNEF.

Ante todo, ellos estudian la procedencia de la inscripción en el listado y si esta no supone un riesgo real de impago, no la tienen en cuenta y aceptan la petición de financiación.

¿Siempre te concederán la financiación estando en ASNEF?

Esta pregunta también suele ser recurrente, por ello creemos importante dedicar algunas líneas a responderla con propiedad. Que una compañía acepte financiar a personas con ASNEF no significa que siempre vaya a aceptar la financiación. Por ejemplo, si el motivo de que estés incluido en este fichero es por el impago a alguna empresa financiera, la solicitud será rechazada.

En otros casos, si la cuantía que se te presupone impagada es elevada, tampoco se concederá la financiación. De igual forma ocurrirá si no justificas unos ingresos regulares y mínimos, ya que la empresa entenderá que no cuentas con recursos para devolver el dinero que te prestará. Por tanto, todo depende de tu situación financiera y de las circunstancias que te hayan llevado a aparecer en un fichero de morosidad.

Obviamente, las financieras online son entidades responsables que no van a ofrecerte un dinero que no puedes devolver para que tu endeudamiento vaya a peor. Ante todo, tratarán de ayudarte y, a pesar de que pueda parecer lo contrario, darte un dinero en condición de préstamo del cual no podrás afrontar su devolución, no va a serte de ayuda en absoluto.

Consejos antes de pedir prestamos con ASNEF y nomina

Ahora que te hemos presentado los prestamos con ASNEF y nomina y que hemos despejado las dos dudas principales que se suelen tener acerca de ellos, creemos importante darte una serie de consejos para que hagas un uso responsable de estos instrumentos de financiación. Así pues, a continuación, te ayudaremos a que sepas si verdaderamente deberías pedir este préstamo o no.

No lo uses como financiación habitual

El primero consejo que deberías seguir es el de no usar esta solución como financiación habitual. A fin de cuentas, estos productos están pensados para ofrecer liquidez en momentos de urgencia o en circunstancias imprevistas. El hecho de utilizar un préstamo con ASNEF y nómina de forma repetitiva podría llevarte a un endeudamiento que poco favorecería a tu historial crediticio y a tu situación financiera.

No es la mejor opción para pagar tus deudas

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que no siempre es la mejor opción para pagar tus deudas. Muchas personas que se encuentran en ASNEF piden este tipo de préstamos para saldar la deuda que les ha hecho entrar en estos ficheros. Aunque esta estrategia puede ser válida, siempre has de valorar si, una vez cumplido el plazo, podrás hacer frente a la devolución del préstamo.

En caso de no poder hacer frente al pago, volverás a estar incluido en el fichero de morosos y te encontrarás en la misma situación que antes, pero aún peor. Una vez que una empresa financiera te da de alta como moroso por no devolver el préstamo, ninguna otra te concederá financiación. Así pues, valora esto antes de pedir un préstamo con ASNEF para salir de este fichero.

Consulta bien las condiciones

Como te hemos explicado en epígrafes anteriores, la información acerca de las condiciones de los préstamos suele quedar muy clara en todas las páginas web de las empresas. No obstante, es necesario que las revises bien y te asegures de entenderlas. Por ejemplo, no estaría de más que consultases las comisiones de demora o si tienes la posibilidad de pedir una prórroga a la entidad en caso de no poder pagar en el plazo estipulado.

Tampoco estaría de más que supieras si puedes abonar el dinero antes de cumplir el plazo y si esto te implicaría pagar comisiones. Toda la información es poder y ante cualquier imprevisto que pueda surgirte, te aconsejamos que sepas con qué rango de maniobra cuentas.

Asegúrate del tiempo de devolución

Otra cuestión relevante es que estés pendiente, en todo momento, del plazo de devolución. Es decir, una vez que estipules una fecha, no olvides anotártela en el calendario o en tu agenda para asegurarte de que tienes liquidez en la cuenta que facilitaste al pedir el préstamo para pagar lo que debes. Gracias a esto podrás evitar los impagos y tener que abonar intereses de demora.

Por tanto, sobre todo si eres una persona despistada, no dudes en marcar como puedas la fecha de devolución para no olvidarla y no llevarte ningún disgusto.

¿Has comprobado los intereses?

Los intereses son uno de los puntos débiles de este tipo de financiación. Normalmente, la rapidez en el estudio de la solicitud, la respuesta y el ingreso del dinero supone un incremento notable de los intereses. Sobre todo, para los productos que implican más riesgo, como son los préstamos con ASNEF y nómina, el interés a pagar suele ser bastante elevado.

Así pues, no está de más que consultes exactamente el tanto por ciento que pagarás en este concepto y que valores si es lo que quieres o si, por el contrario, podrías recurrir a otras vías para obtener el dinero. Si bien es cierto que siempre sabrás qué cantidad deberás devolver, conocer el tanto por ciento TAE que estás pagando podría ser algo fundamental a la hora de decidirte.

Cumplir los requisitos es imprescindible

Uno de los consejos que no podíamos dejar de darte es que, antes de hacer la solicitud, te cerciores de que cumples con todos los requisitos que exige la compañía en cuestión. Aunque el estudio que realicen sea rápido, sí que tienen expertos comprobando que los usuarios se adapten al perfil que ellos buscan.

De esta manera, repasa bien todas las exigencias y asegúrate de cumplirlas antes de enviar ninguna solicitud. Esto te evitará perder tiempo en mandar solicitudes que serán rechazadas. Por último, aunque dependiendo de la entidad estos requisitos pueden cambiar, vamos a dejarte un listado de los más comunes:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener una cuenta bancaria a tu nombre y una línea de teléfono operativa para contactar contigo.
  • Tener una nómina o pensión que se traduzca en ingresos estables.
  • Tener una residencia habitual en España.
  • No tener deudas con otras entidades financieras.

Estos son los requisitos más comunes, no obstante, hacemos hincapié en que en cada compañía puedes encontrar variaciones.

No pidas más de lo que necesitas

Una de las grandes ventajas de este tipo de financiación es que tú mismo podrás escoger la cuantía que necesitas de manera exacta. Pues bien, es importante que no pidas más de lo que te va a suponer el gasto imprevisto que se te ha presentado. Cuanto más pidas, más intereses y comisiones deberás abonar. Por tanto, lo mejor es que solicites lo justo y necesario para afrontar tu imprevisto económico para que la cuantía a devolver sea lo más baja posible.

Compara entre los diferentes préstamos con ASNEF y nómina

Este es el último consejo que vamos a darte, pero quizá sea uno de los más importantes. Una vez que has decidido que sí vas a recurrir a un préstamo con ASNEF y nómina y sabes exactamente cuánto quieres pedir y en cuánto tiempo lo quieres devolver, solo te falta comparar entre los productos de las diferentes entidades.

Cada compañía financiera online ofrece sus propias condiciones, sus tipos de interés y sus requisitos. Por este motivo, comparar es algo crucial para obtener el mejor producto en relación calidad y precio. De hecho, en muchas ocasiones el no comparar y conformarte con la primera entidad que encuentres podría costarte hasta el triple en el abono de intereses.

¿Parece increíble verdad? Pues así ocurre. Cada empresa impone su tipo de interés y sus condiciones y tú tendrás que navegar entre los productos de varias de ellas hasta que des con el que se amolde a ti. Es por este motivo que cada vez son más los interesados que recurren a comparadores online para ahorrar tiempo. Muchas veces, tras haber comparado entre varias empresas tienes un lío considerable en la cabeza.

Por tanto, cuando quieras pedir prestamos con ASNEF y nomina lo mejor es que busques un comparador de calidad y con garantías como el que ofrecemos en Bonsai Finance. Podrás introducir unos parámetros principales para que puedas encontrar el mejor producto financiero para ti.