Prestamos Online Con Asnef

A la hora de solicitar un crédito, puede resultar muy complicado, si figuras en la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF). De hecho, es el principal listado de morosos de nuestro país, por lo que que es revisado por las entidades financieras tradicionales, antes de concederte un préstamo. Y es que aparecer en esta lista imposibilita, prácticamente, la concesión de un crédito, aunque sea una suma poco elevada. No obstante, existen soluciones a través de la red para obtener una cantidad determinada de efectivo rápidamente, aunque estés presente en dichos listados de impagos y morosos. Se trata de los prestamos con ASNEF, una alternativa ideal para afrontar gastos imprevistos, lo que ayuda, en gran medida, a la economía familiar de numerosos hogares.

Prestamos online con ASNEF al instante

Prestamos Online Con Asnef

Somos conscientes de que hay muchos motivos por los que cualquier persona puede aparecer en una lista de morosos: recibos de la luz que han sido abonados a destiempo, por haber tenido una situación económica delicada durante un periodo de tiempo; facturas telefónicas impagadas, aunque la compañía haya engordado las facturas por causas a veces inexplicables; etc. Por tanto, comprendemos que estas situaciones pueden surgir en todos los hogares y te ofrecemos una solución económica, aunque figures en dichas listas.

Se trata de prestamos online con ASNEF rápidos, cómodos y sencillos, sin engorrosos papeleos ni explicaciones sobre tus problemas financieros y desde la comodidad de tu hogar.

Requisitos a la hora de solicitar un préstamo con ASNEF

Cuando solicites un préstamo online a través de nuestra web, debes cumplir unos sencillos requerimientos para que obtengas la cantidad de efectivo solicitada al instante:

  • Mayor de edad. Debes tener una edad comprendida entre 18 y 65 años, para solicitar un crédito con nosotros.
  • Residente en España. Aunque no tengas la nacionalidad española, es indispensable que residas en España.
  • Estar en posesión de una cuenta corriente activa. Debes tener una cuenta bancaria a tu nombre, para que podamos ingresarte la cantidad que has solicitado.
  • Contar con ingresos suficientes y regulares. En función de la cantidad requerida, la fuente de ingresos regular puede ser una nómina, una prestación por desempleo, una pensión, etc.
  • Teléfono móvil activo. También debes disponer de un dispositivo móvil activo, el cual pueda recibir llamadas y mensajes de texto, de modo que podamos contactar contigo.

Cumpliendo con estos requisitos señalados, tan solo tendrás que escoger las condiciones de tu prestamo con ASNEF, cuya suma no podrá sobrepasar los 800 € (300 €, en el caso de los clientes nuevos); y el plazo de devolución del importe, el cual puede prolongarse no más de seis semanas. Finalmente, solo has de cumplimentar tus datos personales y, una vez que aceptemos tu solicitud, recibirás la suma de dinero en tu cuenta bancaria en unos quince minutos.

¿Qué es ASNEF?

Aunque todo aquel que quiera pedir prestamos online con ASNEF sabe qué es, no está de más definirlo. Existen mucha desinformación y muchos prejuicios acerca de este fichero. ASNEF es el acrónimo de Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, fue creada en 1957 y se encarga de manejar una base de datos donde se recogen los datos de personas que han recaído en impagos. En este fichero se pueden encontrar tanto a personas como a empresas.

¿Quiénes pueden registrar a personas en ​ASNEF?

Lo primero que has de tener claro es que para poder inscribir a alguien en estos ficheros, hay que ser socio de la misma. Prácticamente todas las empresas tienen la membresía de la entidad para poder inscribir a los clientes que no cumplen con sus pagos. Así pues, puedes ser inscrito por los siguientes tipos de empresas:

  1. Bancos: todos los bancos españoles forman parte de ASNEF, además de todas las cajas de ahorro. Estas entidades se encuentran cada día con clientes que no pagan sus deudas, por lo que la inscripción de personas en este fichero es algo común por parte de las mismas.
  2. Empresas financieras de consumo: es decir, todas las empresas que financian bienes de consumo como supermercados, financieras de coches, de electrodomésticos… Esto es, cualquier empresa que ofrezca financiación de cualquier producto. Así pues, supermercados como Carrefour o tiendas como Mediamarkt forman parte de este grupo. Hay veces en que las personas no pueden hacer frente al pago de las letras de aquello que han comprado a plazos y una de las estrategias que tienen estas entidades es la inscripción de dichas personas en estos ficheros.
  3. Aseguradoras: de cualquier tipo.
  4. Empresas de telecomunicaciones: como los proveedores de líneas de teléfono. Hay muchas personas que se niegan a pagar un recibo de teléfono por la razón que sea y estas empresas les inscriben en el fichero ASNEF.
  5. Empresas proveedoras de suministros: como las de luz, agua y gas. Cuando dejas una factura de cualquier suministro sin pagar, lo más común es que la empresa te inscriba en estos ficheros.
  6. Otras empresas que no se pueden clasificar en ninguna categoría anterior pero que pueden sufrir riesgos de pérdidas en caso de que los clientes incurran en impagos.

¿Por qué se ofrecen prestamos online con ASNEF?

Hay cada vez más entidades que, como nuestros colaboradores, ofrecen préstamos a personas que aparecen en los ficheros ASNEF. La norma anterior era bastante severa con quienes constaban en esta base de datos y nada más ver que aparecían se les denegaba cualquier tipo de préstamo o crédito.

No obstante, esto en muchas ocasiones no tenía ni pies ni cabeza. Hay que tener presente que muchas empresas utilizan este mecanismo como una forma “castigar” a quienes no han cumplido con sus facturas sin pensar en las consecuencias de esto.

Por ejemplo, puede haber alguien que por incumplir un pago de una factura de móvil por el motivo que sea aparezca en esta base de datos. Sin embargo, lo más normal anteriormente era no preguntarse qué deuda es la que ha contraído ni en qué condiciones.

No es lo mismo una persona que deba una factura de 50 euros a una compañía telefónica y que no la haya pagado por cualquier problema, ya sea con la compañía o por problemas económicos puntuales, que quien ha pedido un crédito de miles de euros y no lo ha devuelto.

Por otro lado, también se ha añadido a estos listados a personas que han sido víctimas de abusos por parte de algunas empresas. Por ejemplo, con todo lo que ha pasado con las hipotecas en España y las cláusulas abusivas que se han incluido en los contratos. No está de más entender que hay personas inscritas en estas listas que no merecen estarlo ya que el impago no ha sido más que una forma de sublevación ante el abuso de una empresa.

En definitiva, no todos los “morosos” son poco fiables. Por el contrario, hay muchas personas que utilizan este mecanismo de no pagar como estrategia para protestar por abusos y malas prácticas de las empresas. Ciertamente, cada situación es diferente y que alguien no le haya pagado a X empresa por X motivo no quiere decir que ya no pueda optar a una herramienta de financiación como puede ser un préstamo online.

De hecho, esto es algo en lo que cada vez están pensando más entidades de financiación y por eso se ofrecen productos para quienes están registrados en estos ficheros.

Por último, destacar que como entidad conectora entre demandantes de préstamos y entidades financieras, nuestra máxima es la de ayudar a las personas que necesitan liquidez por cualquier motivo. Y para ello hay que dar oportunidad a todos, sin importar las circunstancias en las que se hayan visto envueltos y por las que hayan incurrido en impagos.

Características de los préstamos con ASNEF que te ofrecen nuestros clientes

Una de las características que más preocupan a quienes quieren pedir un préstamo estando registrados en este fichero es si el interés aplicado será más alto. Lo más lógico podría ser pensar que sí, dado que las personas que ya han incurrido en un impago tendrían un riesgo mayor de no devolver el dinero.

No obstante, esta no es nuestra filosofía. Los préstamos que ofrecen las empresas que colaboran con nosotros para quienes aparecen en los ficheros ASNEF no tienen un interés más alto. Se aplican los mismos porcentajes a quienes aparecen en estos ficheros y a quienes no.

Así pues, esta no es una cuestión que deba preocuparte en absoluto. La única razón de tener una categoría como tal es para que si has tenido problemas por aparecer en estos listados, sepas que para nosotros esto no supondrá un problema.

Otro factor importante es que podrás solicitar el dinero aunque no tengas nómina. Las personas que no aparecen en estos ficheros tienen la posibilidad de pedir un préstamo sin tener una nómina fija y quienes aparezcan también. Tendrán las mismas condiciones y podrán acceder a este tipo de productos, aunque lo ideal siempre es contar con una fuente fija de ingresos: una nómina, una pensión, una prestación por desempleo, etc.

Por último, debemos destacar también que hay un único caso en el que nuestros colaboradores no conceden servicios de financiación a personas que aparezcan en ASNEF. Si apareces en estos ficheros por tener una deuda financiera por otro préstamo o por un cargo de la tarjeta de crédito, nos será complicado encontrar una entidad dispuesta a ofrecerte financiación.

No obstante, todo dependerá de la cantidad que suponga esta deuda, ya que algunos prestamistas tienen en cuenta la cuantía y no el origen de la deuda. En cualquier caso, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te informemos sobre tus posibilidades.

¿Por qué recurrir a un préstamo online si apareces en un fichero ASNEF?

Si apareces en este listado sabrás bien lo que es recibir respuestas negativas ante tus peticiones de financiación en prácticamente cualquier empresa o banco. Esto se debe a que las financieras piden tus datos para comprobarlos y automáticamente les salta el aviso de que apareces en ASNEF.

Y es aquí donde casi ninguna empresa está dispuesta a darte financiación. Por ello, muchas veces lo mejor es acudir al entorno digital por varias razones que te vamos a comentar a continuación.

La respuesta será un sí

Este es el motivo principal por el que los préstamos online son la mejor elección si necesitas disponer de dinero para cualquier compra o subsanar cualquier problema. Normalmente, todas las empresas de financiación que trabajan en Internet tienen una serie de productos específicos para los figurantes de estas listas.

Por tanto, si recibes una negativa a la hora de financiar, por ejemplo, una lavadora o cualquier otro electrodoméstico, puedes pedir un préstamo online para pagar en la tienda y después devolver el dinero a la financiera.

Menos papeleo

Si es que verdaderamente encuentras un banco o un establecimiento que te permita optar a su financiación, el papeleo que tendrás que realizar será extenso y tedioso. Además de justificar que tienes nómina fija, te pedirán un aval e incluso extractos del banco para cerciorarse de que estás al día con todos tus pagos.

En definitiva, pedir un préstamo se convertirá en una ardua tarea llena de trabas e impedimentos. Todo para que, en muchos casos, denieguen tu solicitud.

Por este motivo, si quieres evitar toda la burocracia, lo mejor es que recurras al entorno digital ya que suele ser mucho más sencillo y cómodo.

Mayor rapidez

La rapidez es otro factor importante a valorar de los préstamos online. Dicha rapidez se basa en dos parámetros. El primero de ellos es que no te pedirán tanto papeleo como en otras entidades financieras. Por tanto, no tendrás que esperar para reunirlo y entregarlo.

Además de esto, las comunicaciones siempre son digitales, por lo que el envío de documentos será mucho más rápido y cómodo al no requerir tu desplazamiento. Pero además, el estudio de tu caso y la concesión o denegación será más rápida que en otras entidades.

Todas las compañías ofrecen respuesta entre las 24 y 48 horas después de enviar tu solicitud. Así pues, podrás saber si dispones o no del dinero mucho antes.

La devolución es a corto plazo

La pronta devolución es uno de los beneficios que ha hecho que muchas personas con ASNEF recurran a estos productos. ¿Por qué? Muy sencillo. Es más fácil planificar en el corto plazo que en el largo.

Ni tú ni nadie sabéis lo que le va a pasar de aquí a un año o unos meses. Por ello, al pedir un préstamo y tener que devolverlo al mes siguiente o a los dos meses, tus finanzas estarán bajo control.

No tendrás que estar varios meses o incluso años pagando una cuota pequeña sino que podrás pagarlo en poco tiempo y liberarte de la deuda. Además, si así lo deseas, podrás hacer efectivo el pago cuando tengas el dinero sin coste añadido, algo que otras financieras y bancos no permiten.

No tienes mínimo que solicitar

La imposición de una cuantía mínima tampoco se da en el entorno financiero digital. En la mayoría de préstamos podrás pedir desde 50 hasta 1.000 euros sin ninguna otra imposición que tus necesidades. Este es un problema muy común al que puedes enfrentarte si estás registrado en ASNEF.

Tener que pedir una cantidad mayor a la que necesitas solo te hará tener que devolver más dinero cuando este no te era necesario. La única consecuencia es la generación de una deuda mayor y de una preocupación añadida para ti.

Por ello, la gran mayoría de las financieras que operan en Internet ofrecen versatilidad y adaptación a las necesidades de sus clientes.

Más privacidad

Al realizar las gestiones desde la intimidad de tu hogar, nadie indiscreto tendrá que enterarse de que estás pidiendo un préstamo. Bien es sabido que en las sucursales las personas se fijan en las gestiones de otras y muchas veces hay una intimidad muy escasa.

Pues bien, esto no te ocurrirá al pedir un préstamo en Internet porque no tendrás que salir de casa.

Más seguridad

Aunque pienses que tus datos están menos seguros en Internet, nada más lejos de la realidad. Los ficheros de datos están mucho mejor protegidos en Internet que en entidades físicas o sucursales bancarias.

Así pues, en caso de que haya cualquier problema o se produzca cualquier estafa, toda esta información estará mucho más accesible y segura.

No te des por vencido

En definitiva, si por cualquier motivo apareces en los listados de ASNEF, no te resignes a no pedir préstamos. En Internet podrás encontrar los servicios financieros que necesitas. Prácticamente todas las empresas con las que trabajamos ofrecen productos a personas que aparecen en ASNEF y no ponen mayores complicaciones a quienes los solicitan.

Por tanto, no te lo pienses más y recurre a nosotros si estás buscando prestamos online con ASNEF. Seguro que no te arrepentirás.