Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Prestamos Rapidos Online Como Se Devuelven
15 Oct 2019

Prestamos Rapidos Online: ¿Cómo Solicitarlos y Cómo Se Devuelven?

Los prestamos rapidos online son la solución económica para muchas personas de todo tipo: con familia, sin ella, trabajadores, pensionistas, estudiantes, etc. Hoy en día se han convertido en una modalidad de financiación muy socorrida, y las razones, ventajas y modos de usarlos son muy variados. A continuación queremos mostrarte sus ventajas y desventajas, cómo utilizarlos por precaución y los requisitos para acceder a ellos.

¿Qué son los prestamos personales online?

Los prestamos personales online son cantidades dinerarias que puedes solicitar a través de la Red con solo tener un dispositivo electrónico con conexión a Internet. Además, son cantidades de dinero cuya cuantía eliges tú mismo y que oscilan en un rango muy variado. No obstante, debes tener en cuenta que dichas cantidades suelen ser más pequeñas que las que solían conceder los préstamos bancarios tradicionales.

Las razones por las que las cuantías son algo más pequeñas que las de los préstamos que hemos conocido toda la vida son porque se hacen vía online, porque los requisitos son mucho menores y por el gran número de ventajas que aportan estos préstamos. No obstante, no te preocupes, pues esas cuantías van aproximadamente de 100 a 60 000 € según la empresa prestamista, por lo que tendrás suficiente margen para adaptarte. Igualmente, no olvides que siempre puedes volver a solicitar otro.

¿Son peligrosos?

Muchas personas piensan que los préstamos rápidos online son peligrosos. Al hacerse todos los trámites por Internet, la desconfianza aún es bastante generalizada. Sin embargo, no tienes de qué preocuparte. Los préstamos online cumplen toda la normativa legal para con sus clientes y las empresas prestamistas están debidamente registradas. No hay diferencia, en cuanto a seguridad, entre un banco tradicional y una empresa prestamista.

Estas empresas cumplen, además de la ley de contrato de créditos al consumo, la normativa de protección de datos, que actualmente es la ley orgánica de protección de datos y garantía de derechos digitales, promulgada a partir de la aprobación del RGPD en 2016. Al hacer todos los trámites por Internet, estas son garantías mínimas que tienen que ofrecerles a los consumidores y usuarios.

No cumplir con estas garantías puede suponer grandes sanciones para las empresas. Además, estas ya incurren en responsabilidad penal, así que puedes sentirte totalmente protegido al solicitar tu préstamo.

Si bien, como hemos mencionado, las empresas prestamistas son totalmente seguras, hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta al moverte por la Red en general. No obstante, estos consejos merecen consideración aparte, por lo que todo ello te lo explicaremos a continuación.

Recomendaciones de seguridad al solicitar un préstamo rápido online

Internet es un mundo muy especial que hasta hace poco no estaba demasiado bien regulado. Aunque es cierto que hoy en día muchos servicios funcionan a través de la Red y que cada vez hay más normativa al respecto, debes tener en cuenta una serie de consejos para moverte con total seguridad, sobre todo a la hora de contratar un préstamo.

1. Asegúrate de que el enlace en el que estés tenga un candado a la izquierda de la URL

Si te sale un candado a la izquierda al lado de la dirección del enlace de la web en la que te encuentres, significa que tus datos están encriptados. Este candado se corresponde con el «https». Por tanto, no hay posibilidad de que haya un observador mirando qué datos introduces. Este candado significa también que los datos que introduzcas sobre ti no son modificables. Por tanto, no tendrás que temer la suplantación de identidad, un tipo de ataque informático muy frecuente estos últimos años.

2. No permitas que te pidan dinero con antelación

Si estás en una web de préstamos y te piden un adelanto de pago del mismo como señal, desconfía. Ten en cuenta que si estás pidiendo una cantidad de dinero para desahogarte un poco económicamente, no es coherente que alguien te pida una señal. Más bien, lo adecuado, y lo que hacen las empresas prestamistas serias, es dejarte un plazo suficiente para que puedas comenzar a pagar la cantidad que debes, un plazo que, además, normalmente elegirás tú mismo.

3. Reconoce a la empresa con la que estás tratando

La pestaña de contacto de la empresa con la que estés tratando por Internet debe estar suficientemente visible y tener datos suficientes como para que puedas ponerte en contacto con ella por vías diferentes. Si esto es así, el siguiente paso es que verifiques dichos datos. En Internet nunca está de más buscar los datos de contacto de un e-commerce para asegurarte de que el sitio en el que estás navegando es totalmente seguro.

Incluso aunque una página web no te plantee ningún tipo de dudas, no está de más que solicites previamente información sobre el servicio o producto que quieres contratar o comprar y que, además, busques el nombre de la empresa por Google. En el caso de que haya personas que hayan experimentado situaciones desfavorables, las reseñas negativas y las quejas te saldrán en un sinfín de foros y de redes sociales. Por tanto, la opinión de otras personas suele ser la mejor guía para saber que te estás moviendo con seguridad por Internet.

Por último, también debes desconfiar de la empresa prestamista si te pide tus datos bancarios a través de e-mail. Normalmente, estas gestiones siempre se llevan a cabo en la propia plataforma de la página web en la que te encuentres.

¡Con todas estas precauciones estarás totalmente seguro!

Requisitos para solicitar préstamos personales online

Los préstamos online son seguros si sabes identificar la veracidad del e-commerce con el que estás tratando. Una vez superado este punto, debes asegurarte de que cumples todos los requisitos. Este punto no será complicado de superar, ya que en el caso de los préstamos online no suelen ser muchos los que se exigen. En concreto, estos:

1. Ser mayor de edad

Es el primer requisito para casi cualquier trámite dinerario que tengas que llevar a cabo a través de Internet. Si eres mayor de edad tendrás el más imprescindible de los requisitos cumplido. No obstante, no debes olvidar que las empresas prestamistas privadas tienen cierto margen de libertad, dentro de la legalidad vigente, para imponer sus propios requisitos adicionales.

Por ello, es posible que a veces te encuentres con que se exige ser mayor de 21 años para pedir un préstamo personal online. No es lo común, pues la gran mayoría de las empresas solo te pedirán que seas mayor de edad, ya que además así no se sitúan por debajo de la competencia, pero no está de más señalarlo para que tengas en cuenta que esto puede ocurrir.

2. Tener tu residencia en España

El segundo requisito imprescindible es que tengas tu residencia habitual dentro del territorio español. Las razones principales giran en torno a evitar ciertos problemas de legalidad al no existir una legislación internacional uniforme al respecto. En el caso de quienes tienen nacionalidad española, en este punto no tendrán mayor problema. Sin embargo, si eres extranjero tendrás que demostrar tu residencia permanente con tu pasaporte, con tu tarjeta de residencia o con tu número de identidad de extranjero.

Tener la residencia en España es un derecho que te asiste con solo ser miembro de alguno de los países que forman parte de la Unión Europea o bien del Espacio Económico Europeo si has vivido durante cinco años o más, y de forma continuada, dentro del país.

Los extranjeros, es decir, quienes no pertenecen ni al EEE ni a la Unión Europea, podrán tener también su residencia permanente si han cesado su actividad por incapacidad permanente o si se jubilan. No obstante, deberán haber trabajado de forma continuada durante los últimos doce meses como mínimo y haber vivido en España, también de forma continuada, los últimos tres años.

3. Disponer de unos ingresos periódicos

Otro requisito primordial para conseguir un préstamo rápido online es tener unos ingresos periódicos. Sin embargo, no debes preocuparte, pues a diferencia de lo que ocurría con los préstamos personales tradicionales, en este caso no necesitarás tener una nómina. Para demostrar que tienes unos ingresos periódicos te bastará con demostrar que te han concedido una beca, que eres beneficiario de una pensión o del subsidio de paro o que eres autónomo, entre otras posibilidades.

4. Ser titular de un correo electrónico y una cuenta bancaria

Tener un correo electrónico es imprescindible para que te envíen por escrito todas las condiciones referentes al producto que vas a contratar y para que tengas tu propia copia. Además, eso te dará mayor seguridad sobre la fiabilidad de la empresa con la que estás tratando. Igualmente será necesaria dicha cuenta para enviarte los datos que justifiquen su capacidad de contratar el préstamo personal online, como tu DNI para identificarte como residente español y como mayor de edad o tu justificante de ingresos periódicos.

Por otro lado, necesitarás una cuenta bancaria debido a que ahí será donde se te ingrese el dinero y posteriormente, pasado el plazo, donde se te empezará a cobrar la devolución del capital más los intereses. Es imprescindible que la cuenta bancaria esté a tu nombre para que no haya ningún tipo de problemas ni con un trámite ni con el otro, es decir, ni con la aportación dineraria ni con la devolución.

5. ¿Y qué hay de estar inscrito en ASNEF?

Este punto lo explicaremos más detalladamente al hablarte de las ventajas de los préstamos personales online. No obstante, por ahora lo que debes saber es que lo normal es que no estar en ASNEF no constituya un requisito para las empresas privadas prestamistas. Sin embargo, debes recordar lo mismo que dijimos para la mayoría de edad, que las empresas tienen cierto margen dentro de la normativa vigente para imponer sus propios requisitos, por lo que puede que en alguna de ellas encuentres la mención «no estar en ASNEF o en listados similares», pero no es lo habitual.

Ventajas y desventajas de los préstamos rápidos por Internet

Una vez que sabes todo sobre la seguridad de los préstamos personales online y sobre los requisitos que necesitas cumplir para que te concedan uno de ellos, queremos mostrarte tanto sus ventajas como sus desventajas. Estas te llevarán a valorar por ti mismo si quieres finalmente contratar un préstamo personal online.

1. Pocos requisitos

La primera ventaja son los pocos requisitos que debes cumplir frente a los préstamos bancarios tradicionales. Las empresas de préstamos personales online solo te exigirán, tal y como has podido ver, tener tu residencia en España, ser mayor de edad y tener algún tipo de justificante de ingresos, sin que tenga por qué ser una nómina. Por lo demás, por motivos obvios de gestión y comunicación, con un correo electrónico y una cuenta bancaria a tu nombre no necesitarás nada más para disfrutar de tu dinero.

2. La comodidad

La comodidad es una de las mayores ventajas, además de la característica más evidente, de los préstamos personales online. Para contratar un préstamo de este tipo solo necesitas tener un dispositivo electrónico con acceso a Internet. Por tanto, podrás hacerlo desde cualquier lugar, ya sea el sofá de tu casa, el trabajo o tu cafetería favorita, da exactamente lo mismo. Igualmente, la comodidad también se refiere a los pocos requisitos que te solicitan y al hecho de no tener que dar explicaciones sobre el destino del capital. Los préstamos personales por Internet, además de seguros, son rápidos, eficientes y muy fáciles de tramitar.

3. Nadie te pedirá explicaciones

Aquel recuerdo lejano de ir al banco con nuestra mejor sonrisa y tratar de convencer a quien estuviera detrás del mostrador de que nos concediera un préstamo ya forma parte de la historia. Se acabó, además de tener que aportar cientos de datos, de burocracia y de justificantes, así como de necesitar nómina, de tener que dar explicaciones. Para conseguir un préstamo personal tradicional era muy habitual justificar para qué lo queríamos.

En los préstamos personales online esto jamás te ocurrirá. Las razones de por qué lo solicitas o para qué vas a utilizar el dinero pertenecen con total exclusividad a tu ámbito privado, por lo que siempre que cumplas los pocos requisitos que te pidan te concederán el préstamo personal sin tener que dar ningún tipo de explicación. Además, eso se traduce en otra ventaja: que nadie te va a juzgar por tu apariencia o primera impresión, sino por unos requisitos perfectamente tasados, por lo que los préstamos personales online son también menos discriminatorios.

4. No necesitas nómina

Tal y como te hemos explicado, los ingresos regulares que declares no tienen por qué proceder de una nómina. Este requisito en los préstamos personales tradicionales no era muy coherente con la realidad del ciudadano de a pie. Hay muchas personas que necesitan un préstamo personal precisamente por no tener nómina, para desahogar su economía familiar o para hacer frente a un gran número de gastos que se les presentan en ciertos momentos del año, como el mes de septiembre o el de enero.

En los préstamos personales online te darán el plazo que tú elijas para devolver el dinero, de manera que puedas organizarte de acuerdo con los ingresos que tengas. Por tanto, atienden más a la verdadera realidad de la mayoría de las personas. Tal y como hemos mencionado, bastará con ser autónomo, beneficiario del paro o de una beca o ejemplos similares.

5. La rapidez

Los préstamos personales online son muy rápidos. En primer lugar, porque te ahorras la molestia de tener que ir al banco y hacer largas colas. Además, también ahorrarás muchísimos trámites burocráticos, pues todo se hace por Internet y no se te solicitará gran cosa ni justificaciones concretas que te cueste elaborar. Normalmente bastará con escanear tu DNI y enviar un justificante de ingresos online, trámites que normalmente no ocupan más de quince minutos.

Además de la rapidez de estos préstamos debida a la agilización burocrática, también debemos destacar que al ser online, estamos 24 horas en contacto con las personas que trabajan detrás. Por tanto, lo normal es que verifiquen tus datos en más o menos quince minutos.

Una vez que hayan sido verificados tus datos, la cantidad dineraria estará disponible en tu cuenta bancaria en un plazo que va de diez minutos a, como mucho, cuarenta y ocho horas. Como tope, en dos días tendrás el dinero que necesitas. ¡Más rápido imposible!

6. No necesitas no estar en ASNEF

Tal y como te explicamos en el apartado de los requisitos, normalmente no necesitarás estar fuera de las listas de ASNEF.

La realidad es que existen ocasiones en las que acabamos en listados de este tipo por motivos injustos o que escapan a nuestro alcance, como la típica discusión con una compañía telefónica por una promesa que nos hicieron a través del móvil y que no nos permitieron grabar o situaciones similares. Por tanto, no necesitar estar fuera de estos listados es una ventaja indiscutible de esta clase de financiación online.

7. Dispón de tu dinero cualquier día del año y en cualquier momento del día

Estos préstamos personales, al llevarse a cabo por vía online, te permiten solicitarlos los días que de verdad puedas ponerte a afrontarlos. Solicítalo cuando mejor te venga: un fin de semana, por la noche, un día festivo o en plenas vacaciones. A diferencia de lo que sucede cuando se tiene que hacer presencialmente, los préstamos personales online son los que se adaptan a ti y no tú a ellos, como venía siendo hasta hace poco.

8. Los intereses

Con respecto a los intereses, en verdad es la única desventaja real que puede achacarse a los prestamos rapidos online. No obstante, si bien es cierto que los intereses de este tipo de préstamos son más altos que los de los bancos tradicionales, la diferencia mensual no es tan grande si lo pones en una balanza y comparas con el gran número de ventajas que te aportan a cambio.

Ten en cuenta que al pedir tan pocos requisitos y ser tan rápidos, ágiles y cómodos, fijar unos intereses un poco más altos es la manera que tienen de manejarse con más seguridad ante el riesgo de no devolución de las cantidades prestadas. Pero no te preocupes porque siempre sabrás exactamente cuánto se te va a cobrar cada mes y qué parte de ese montante pertenece a los intereses. Así podrás valorar con total libertad si te compensa o no pedir un préstamo personal online.

¿Cómo puedes hacer un buen uso de los préstamos rápidos online?

Lo único que nos queda por comentarte se refiere al buen uso de los préstamos online por Internet. Una vez que has comprobado que cumples los requisitos, y analizando las ventajas y los inconvenientes ya te has decidido, ten en cuenta nuestras recomendaciones para que tu experiencia sea completamente positiva.

1. Utiliza un simulador de préstamos

Nuestra primera recomendación es que utilices un simulador de préstamos para comparar cuál es el que más te conviene y con qué entidad prestamista debes contratar. Si haces esto antes de suscribir cualquier préstamo personal sin reflexión ni estudio previo, aprovecharás mucho más y de mejor manera el dinero que se te ofrezca. Además, tendrás una visión mucho más global y veraz de sus diferentes aspectos.

2. Pon plazos realistas

Este punto es muy importante. Hay muchas personas que se precipitan al comprometerse a devolver el dinero en un periodo de tiempo más corto del que realmente se pueden permitir debido a que quieren que les cobren menos intereses. Si haces eso, la decisión puede jugar en tu contra, debido a que si se te pasa el plazo sin haber pagado se te aplicarán intereses de demora que son mucho mayores. Nuestra recomendación es que ante la duda elijas un plazo más largo que corto. Si al final ves que puedes pagarlo antes, amortiza el capital y reducirás los intereses.

Los prestamos rapidos online son seguros, fáciles y cómodos, además de aptos para cualquier tipo de persona. No importa si quieres el dinero para un imprevisto, para salvar la cuesta de enero o la de septiembre, para cumplir un sueño, para gastos médicos o para hacer el viaje de tu vida. ¡Esta forma de financiación se adapta a todos!

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.
Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar: