Prestamos rapidos

Seguro que ya conoces los prestamos rapidos y, si no es así, aquí te pondremos al tanto de sus características más relevantes.

prestamos rapidos

Y es que se han hecho muy populares en España y los verás anunciados en Internet y los horarios de prime time de las televisiones. Sobre todo, desde que, en 2008, el país entró en la grave crisis económica de la que tanto nos está costando recuperarnos. Este contexto nos da pie a empezar a explicarte cómo funcionan.

Son una solución muy acertada para aquellas personas que necesitan disponer de liquidez con urgencia.

Hay muchas oportunidades e imprevistos que nos crean la necesidad de disponer de dinero en efectivo y poder satisfacer dicha necesidad puede ser de vital importancia para nuestra vida. Así pues, este tipo de créditos se erigen como la mejor opción para los momentos de urgencias.

El prestamo rapido que buscabas

Existen diferentes opciones disponibles que se adaptan perfectamente a las necesidades y características de cada persona.

Pedir un prestamo rapido es la mejor opción para pagar todos aquellos gastos que pueden surgirte de manera imprevista, como facturas o deudas, o hacer frente al pago de algunos productos o servicios para los que no dispones de liquidez, como unas vacaciones de verano o los libros del cole de los más pequeños.

Pero hay que ser responsable a la hora de solicitarlos, ya que la sencillez del proceso no debe traducirse en que se pidan préstamos rápidos de manera frecuente o irresponsable.

Si necesitas dinero y lo necesitas ya, sin trámites ni papeleos, el prestamo rapido es una solución a tu medida, que hace frente a tus dificultades financieras de una forma rápida y segura. Y es que los préstamos rápidos son ayudas cada vez más solicitadas por su facilidad a la hora de tramitarlos. Cuando surge un imprevisto es esencial poder contar con una ayuda.

Un préstamo rápido te puede ayudar frente a esos imprevistos que a veces ocurren. Son créditos personales que ofrecen dinero extra en situaciones inesperadas. Los requisitos son muy sencillos para que cualquiera pueda acceder a ellos. En cuestión de minutos, puedes contar con tu dinero por lo que te sacan de más de un apuro.

El prestamo rapido no necesita aval

Efectivamente, el no necesitar un aval o nómina, es un plus en cuestión de dinero.

En nuestra web ponemos a tu disposición un simulador en el que puedes elegir la cantidad que necesitas y con rellenar unos sencillos datos personales y financieros, te bastará para disponer de tu dinero.

Con los prestamos rapidos, puedes disfrutar de las siguientes ventajas:

  • Son fáciles de gestionar
  • Solo necesitas un ordenador, conexión a la red, una tarjeta bancaria y un teléfono móvil
  • No implican burocracia alguna
  • Puedes solicitarlos desde cualquier lugar, disponer de tu dinero en cuestión de minutos y devolver un pago con una tarjeta o trasferencia.

¡Podrás salir de un apuro desde el sofá de tu casa!

Diferencia entre crédito y prestamo rapido

En el crédito, el banco ingresa el dinero que necesitas en una cuenta de crédito. Sin embargo, el préstamo solo se concede a particulares por lo que la entidad financiera necesita un aval o una garantía real como una hipoteca. El préstamo suele ser una operación a medio o largo plazo y con una amortización en cuotas regulares. En el préstamo, el banco pone a disposición del cliente una cantidad fija y el cliente debe devolverla con comisiones e intereses. Además, el dinero se ingresa en tu cuenta y debes de pagar intereses desde el primer día.

Los prestamos rapidos merecen mención aparte porque son muy fáciles de gestionar y una vez la solicitud ha sido aprobada por la entidad, puedes disponer del dinero en tan sólo 24 horas o en algunos casos, cuestión de minutos.

El prestamo rapido, está diseñado para que en el más corto periodo de tiempo, puedas disfrutar de una cantidad de dinero adaptada plenamente a tus necesidades. Puedes devolver las cuotas, dependiendo de tus intereses y algunas entidades te permiten aplazar la cuota hasta 2 veces al año.

Principales ventajas

Esta clase de préstamos tiene una serie de ventajas, por encima de otras transacciones de dinero. En primer lugar, al no tratarse de una entidad bancaria quien otorgará el dinero, no necesitarás esperar demasiado para obtenerlo. Esto se debe a que la empresa prestamista no te pedirá demasiada información ni tampoco tardará semanas en estudiar tu caso, para saber si eres solvente.

Las cantidades de dinero no son demasiado elevadas, por lo que no tendrás una deuda inasumible que devolver. Y la brevedad de la devolución te permitirá acabar con la deuda, sin mayores complicaciones.

También destacamos el hecho de que no será necesario que expliques para qué necesitas el dinero. Nuestros prestamistas colaboradores no te pedirán una razón que justifique el préstamo, por lo que te permitirán guardar en tu intimidad por qué necesitas dicho dinero.

Quizás las ventajas más señaladas sean la rapidez y facilidad de todo nuestro proceso. Puedes pedir los préstamos rápidos online a través de nuestra web y eres tú quien eliges la cantidad exacta que quieres y el plazo en el que lo deseas devolver.

Este tipo de préstamos se usa también para averías inesperadas, compras necesarias de artículos caros (como ordenadores o mobiliario) o tener un apoyo extra de dinero en periodos de vacaciones o aumentos de gastos.

En Bonsai Finance, nos comprometemos a ofrecerte los mejores préstamos rápidos del mercado, siempre con confianza y transparencia y sin malentendidos a la hora de devolver el dinero.

La celeridad es la mejor característica de los prestamos rápidos

Así es, cuando tienes un imprevisto, como una avería en tu vehículo o en algún electrodoméstico, la necesidad de conseguir el dinero es mucho más urgente que en otros casos. Normalmente, las personas necesitamos ciertos aparatos electrónicos y mecánicos para desarrollar correctamente nuestro día a día, y cuando estos nos fallan necesitamos arreglarlos o sustituirlos lo antes posible.

También puede que se den oportunidades únicas como, por ejemplo, una oferta de un viaje que siempre has querido hacer y que no cuentes con la liquidez necesaria para reservarlo. O que encuentres el curso en el que siempre has querido matricularte con plazas limitadas y no tengas la suma para pagar la inscripción. En todos estos casos necesitas una entidad que responda rápidamente y te gestione la petición del dinero lo antes posible.

Para ello, la mejor opción siempre suele ser un préstamo online, ya que en menos de 24 horas tendrás el dinero en tu cuenta. De hecho, en la mayoría de los casos, en apenas 15 minutos ya obtienes una respuesta afirmativa de la entidad crediticia y el dinero disponible en tu cuenta bancaria.

Tipos de préstamos

Otra de las ventajas de los préstamos que ponemos a tu disposición es que existen diferentes tipos que se pueden solicitar, y siempre podrás encontrar uno que se adapte a tus necesidades. Así, pues, podrás elegir entre un microcrédito, un crédito personal, un crédito urgente, un crédito con ASNEF, un crédito rápido sin papeles o sin nómina, créditos de respuesta inmediata, créditos online en el acto y, por último, microcréditos online sin nómina. Cualquiera de ellos será tramitado y gestionado por nosotros.

Por tanto, si te ves en una situación de necesidad de liquidez, hallarás préstamos rápidos y créditos a tu medida, para que la situación en la que te encuentres se solucione de forma fácil, rápida y eficiente.

¿Cómo puedes solicitarlos?

Para solicitar préstamos rápidos tendrás que cumplir con una serie de requisitos: ser mayor de edad, no estar en situación de quiebra, no haber cometido impago en Bonsai Finance u otras entidades financieras y no tener otra solicitud de préstamo en curso.

También será necesario que dispongas de una cuenta bancaria en la que ingresar el dinero y una tarjeta de crédito para que podamos realizar los cobros. Por último, es imprescindible que tengas una línea de móvil para que podamos establecer contacto contigo.

Después de cumplir con estas condiciones, solo tendrás que dirigirte a nuestra página web y completar la solicitud. Tendrás que indicar la cantidad de dinero que quieres y el tiempo en el que deseas devolverlo. El segundo paso será rellenar el formulario que tienes a tu disposición con tus datos personales. Como podrás observar, estos datos son escuetos y no necesitarás de mucho tiempo para rellenarlo.

Tendrás que incluir una estimación de gastos mensuales y aportar tu información financiera. Estos son los únicos requisitos necesarios para que te consigamos el crédito que necesitas. Tras esto, solo tendrás que enviar la solicitud y esperar a recibir el aviso con la aceptación del crédito. Este aviso te llegará vía correo electrónico y vía SMS.

¿Cuándo te conviene pedirlo?

En ocasiones, puedes tener que hacer algunos pagos urgentes, los cuales no debes postergar mucho tiempo. Por ejemplo, unas reformas para que tu negocio se adapte a las nuevas normativas exigidas o el importe de una multa cuyo impago en plazo conlleva el abono de intereses de demora. En ambos casos, necesitas el dinero y lo necesitas ya. No hablamos de grandes cantidades ni de líneas de crédito a largo plazo, por lo que estos son tu mejor solución a corto plazo.

Sin embargo, te recordamos que no has de abusar del recurso a este producto financiero (por ejemplo, para pagar gastos corrientes como el colegio de los niños o la factura de la luz), ya que podrías incurrir en una tendencia al sobreendeudamiento.

¿Es seguro pedirlo?

Sí, al cien por cien. Nuestras empresas prestamistas colaboradoras disponen de las máximas condiciones de seguridad y, además, se rigen por una política de protección de datos en virtud de los servicios que ofrecen.

¿Cuáles son las condiciones para solicitarlos?

Solamente existen tres motivos por los que se alguna empresa prestamista te podría denegar tu solicitud:

  • Encontrarte en situación de bancarrota.
  • Tener otra(s) solicitud(es) abierta(s).
  • Haber incumplido con los pagos en un préstamo anterior en Bonsai Finance u cualquier otra entidad financiera.

Consejos a la hora de solicitar prestamos rapidos

Existen una serie de consejos que tener en cuenta antes de solicitar esta clase de préstamos:

Se han de entender este tipo de préstamos como herramientas útiles en momentos puntuales de la vida en los que son necesarias ciertas cantidades de dinero, nunca como un estilo de financiación. Si se abusa de esta práctica, se puede acabar dentro de un ciclo de deuda del que puede resultar difícil salir.

Se debe realizar un autoestudio detallado de la situación económica en el que uno mismo se encuentra, por lo que estudia con antelación todas las alternativas disponibles, las posibilidades reales de devolución y el plazo establecido para pagar, entre otras muchas consideraciones.

Analiza también cada una de las entidades financieras que ofrecen estos servicios, para valorar cuál es la que mejor se adapta a las necesidades de la persona en cuestión, sopesa las características de las diferentes compañías y decide con quién es más conveniente solicitar el préstamo.

Lee detenidamente todas y cada una de las condiciones a las que se somete la concesión del préstamo solicitado. Resulta realmente importante asegurarse de que se está de acuerdo con lo que se firma y de que se cumplirán los requerimientos que se solicitan.

Los prestamos rapidos constituyen una solución para las situaciones económicas de muchas personas, una muy buena alternativa a los préstamos tradicionales.

Prestamos rapidos: soluciones financieras a tu medida

Sin duda, tal y cómo venimos explicando anteriormente, los prestamos rapidos son una solución ideal a la hora de afrontar dificultades e imprevistos económicos, puesto que son una manera cómoda y eficaz de conseguir una cantidad de efectivo al instante.

Nuestros colaboradores especialistas en microfinanzas abogan por una total transparencia en la concesión de estos prestamos rapidos online, con un mínimo de trámites burocráticos. Al contrario que las clásicas entidades financieras, los requisitos que tendrás que cumplir como solicitante se reducen a estar en posesión de un teléfono móvil y disponer de una fuente de ingresos regular.

Este servicio financiero procede en función de las necesidades de cada cliente por medio de una atención personalizada, con el propósito de ofrecer una solución para cada caso en concreto. Por tanto, si te ha surgido un imprevisto económico, o bien necesitas urgentemente una suma de dinero, tienes ante ti una solución instantánea que cubrirá tus necesidades económicas.

Todo ello desde la comodidad de tu hogar, sin demoras ni papeleos; solo tienes que elegir la cantidad (entre 300 € y 800 €) y fijar el periodo de tiempo que deseas para pagarlo. Tendrás la posibilidad de cumplimentar y enviar tu solicitud inmediatamente y, una vez sea aceptada, tendrás el dinero en tu cuenta bancaria en cuestión de minutos.

Así pues, te beneficiarás de un servicio transparente con un plazo de devolución flexible y claro, pudiendo abonar el préstamo en un periodo de tiempo que varía entre 1 y 6 semanas desde el día que se te concedió. La filosofía se basa en fomentar el desarrollo de préstamos rápidos responsables, favoreciendo el acceso de un gran número de personas a este producto financiero, lo que se traduce en una valiosa herramienta para luchar contra el endeudamiento a largo plazo de miles de familias.

En Bonsai Finance incidimos en el compromiso y la responsabilidad personal que conlleva recibir un prestamo rapido que ha de devolverse en un intervalo de tiempo fijado, estableciendo una relación con los clientes basada en la mutua confianza. El producto que ofrecemos no puede concebirse como un remedio a largo plazo ni como una alternativa para solventar otros préstamos pendientes.

Una de las premisas principales es gestionar bien los recursos y aspectos económicos de los clientes para que en todos los prestamos rapidos se establezca una cantidad fija, conocida y aceptada previamente, evitando así que el cliente tenga que afrontar una deuda sin control.

A modo de resumen, destacamos las principales ventajas de los estos préstamos:

  • Una alternativa más transparente y rápida que se ajusta a las necesidades de particulares.
  • Ideal tanto para gastos fijos como para contratiempos económicos no previstos.
  • Una solución a corto plazo, con el objetivo de que suponga un beneficio a largo plazo para el cliente.

El préstamo online como mejor opción

Los prestamos rapidos son la mejor opción para conseguir dinero si lo que buscas es la agilidad en los trámites. Cuando necesitas dinero puedes informarte sobre distintos tipos de créditos; sin embargo, los procesos para pedirlos y para que sean aceptados suelen ser largos y tediosos.

Si acudes a una entidad bancaria, esta te pedirá un aval, unas condiciones mínimas de ingresos y muchísimo papeleo como nóminas, facturas, recibos… Todo ello hace que el proceso se ralentice. Por no hablar, claro está, de los gastos de gestión que se sumarán a la cantidad que requieras.

Por otro lado, es posible que la cantidad que necesites sea reducida y que en otros tipos de préstamos te exijan una cantidad mínima. Este suele ser uno de los principales problemas, ya que no siempre se permiten solicitar las cantidades exactas que se necesitan. Puede que solo te hagan falta 300 euros y que en un banco te exijan un mínimo de 500 o 1000 euros.

Todo ello encarecerá el precio final a pagar, ya que los intereses añadidos ascenderán debido a la magnitud de la cantidad. En suma, por norma general, se suelen añadir cláusulas de apertura y cierre del préstamo, por las cuales tendrás que pagar un añadido en caso de querer cancelar el préstamo que pediste. Por tanto, todo el proceso se hace más complicado y lento.