Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Pedir Creditos Sin Nomina
15 Sep 2019

Qué Debes Saber Antes De Pedir Creditos Sin Nomina Y Consejos Prácticos

Los creditos sin nomina son una de las modalidades de créditos online más populares en los últimos años. Se han generado nuevas formas de trabajo que no son compatibles con contar con una nómina y la economía se muestra sujeta a vaivenes.

La mayoría de entidades crediticias tradicionales aún no se han adaptado a la realidad presente. Por ello, resulta complicado encontrar productos financieros en estas entidades si no cuentas con un salario. De hecho, aún son varios los bancos que exigen una nómina fija para conceder cualquier tipo de financiación.

¿Hay que justificar ingresos en los créditos sin nómina?

Una de las preguntas más recurrentes que se generan en torno a estos créditos es si verdaderamente es necesario justificar que se tienen ingresos. La realidad es que no hay una respuesta fija, ya que esto depende de cada entidad.

Por una parte, algunas de ellas, aunque sí permiten no tener unos ingresos regulares en concepto de salario, te exigen la acreditación de algún tipo de ingresos. Por ejemplo, si estás cobrando una prestación por desempleo o una pensión, sería la recepción de este dinero la que te abriría las puertas para obtener la financiación que necesitas.

No obstante, cada vez son más las entidades que no tienen como requisito la percepción de ningún tipo de ingreso periódico. Por tanto, sí es posible que te concedan el préstamo sin necesidad de que justifiques el dinero del que dispones regularmente. Esto ha sido posible gracias a la visión más realista del contexto actual que tienen muchas entidades.

Un gran número de personas trabajan de forma regular en régimen de freelance o de autónomo adherido a otra empresa. Por tanto, sus ingresos no son tan regulares o estables como en el caso de quienes sí cuentan con una nómina. Esto no quiere decir que este grupo poblacional no sea capaz de hacer frente a una deuda. De ahí que muchas entidades de crédito hayan decidido acogerlos en caso de que necesiten financiación por cualquier circunstancia.

En definitiva, tendrás que valorar y comparar condiciones antes de realizar una solicitud de crédito sin nómina. En algunos lugares tendrás las puertas abiertas para la concesión del dinero, mientras que en otros los requisitos no serán compatibles con tu situación económica. En cualquier caso, nunca está de más comparar, ya que, una vez que consigas localizar a las que sí aceptarían tu demanda, podrás comparar entre las mismas para obtener el trato más favorable.

Recomendaciones antes de pedir un crédito sin nómina

Ahora que te hemos puesto en situación en cuanto al requisito clave de los creditos sin nomina, creemos necesario aportar una serie de consejos que no está de más tener en cuenta antes de embarcarte en la demanda de estos productos. De cualquier manera, también te recomendamos ponerte en manos de expertos que te asesoren y te ayuden a encontrar la mejor solución para tu situación concreta.

1. Tener una previsión de ingresos clara

En este apartado habría que diferenciar dos escenarios. El primero de ellos sería que no estuvieras percibiendo ningún tipo de ingresos. Si esto es así, debes plantearte seriamente si es una buena opción pedir financiación. Por una parte, la norma general es que los plazos de amortización de estos créditos no son muy prolongados. Por tanto, a no ser que tengas seguro que tu situación económica cambiará en el corto plazo, no deberías hacer uso de este tipo de herramientas económicas.

Para que lo entiendas mejor, vamos a exponer un ejemplo. Puede que te encuentres en situación de desempleo pero que ya hayas firmado un contrato de trabajo por el cual tienes seguro que cobrarás cierta cantidad en el mes siguiente. Si se te presenta esta situación (o una similar), no habrá ningún problema en que recurras a este tipo de productos.

Una vez que llegue la fecha estipulada para pagar, contarás con el dinero y esto no supondrá ningún tipo de problema para ti ni para tu situación económica. Ahora bien, si estás sin empleo, no tienes previsión de conseguir uno en el corto plazo y no estás completamente seguro de que cuando llegue la fecha de amortización del crédito tendrás dinero, lo mejor es que evites pedir este tipo de créditos.

Es importante que valores que un impago a estas entidades perjudicará notablemente a tu historial crediticio, por no hablar de que dicho impago supondrá una recarga de intereses que aumentará la cuantía a devolver.

La segunda situación que podría darse es que seas autónomo o freelance y esto te impida acreditar unos ingresos en forma de nómina. En este caso, no sería ninguna mala decisión pedir un producto financiero de estas características. Ahora bien, lo ideal es que hagas una previsión de ingresos para determinar cuánto sería el máximo y el mínimo que cobrarás cuando llegue la fecha límite para devolver el dinero.

Esto te permitirá conocer de forma más tangible la liquidez de la que dispondrás y elegir bien la suma a pedir. Solo así evitarás incurrir en impagos y que tu deuda aumente por los intereses de demora.

2. Comprueba los intereses

Los intereses son el principal problema que puedes encontrarte a la hora de requerir financiación en cualquier entidad. Es muy importante no pasar por alto estos porcentajes y tener claro cuánto te va a costar el dinero que estás pidiendo. Con la proliferación de las entidades de crédito online, hay muchas que tienen unos intereses abusivos. Esto podría suponer un pago muy elevado, incluso por cantidades reducidas.

Por esta razón, no está de más que a la hora de comparar prestes mucha atención a los intereses y te fijes bien en la cifra final a devolver. Lo mejor es evitar aquellas empresas que imponen cargos excesivos para evitar sorpresas cuando llegue la hora de devolver el monto prestado.

3. Infórmate sobre las comisiones

En este apartado debemos ser muy claros: la mayoría de entidades crediticias en línea no imponen comisiones o, al menos, no tantas como suele ser costumbre en la banca y las financieras tradicionales. Ahora bien, no está de más comprobar en el contrato si estas constan o no.

A fin de cuentas, eres tú el interesado en saber cuánto vas a tener que devolver y aunque se considera una falta a la legalidad no informar sobre las condiciones de los créditos, el dinero tendrás que devolverlo antes de poner ninguna reclamación. Por ello, lo ideal es tener bien claro si las comisiones existen en el producto que vas a pedir, cuántas son, en qué casos se te aplicarían y de qué porcentajes o cantidades se tratarían.

4. Valora si los requisitos se adaptan a tu situación personal

En cuarto lugar, no podemos dejar de mencionar un aspecto muy importante de cualquier producto financiero, que son los requisitos. En este caso, lo más llamativo sería que el crédito sin nómina no te obligaría a presentar documentación que justifique que cuentas con la misma. No obstante, sí pueden imponerte otros requisitos que quizás no te convengan.

Por ejemplo, en muchos casos no te exigen dicho salario pero sí un aval. Si bien es cierto que dicho aval puede ser un bien material, como un vehículo o un inmueble, puede que esta no sea la propuesta idónea para ti. Así pues, antes de lanzarte a hacer ninguna solicitud, no te olvides de entender bien qué responsabilidades implicaría tanto la petición como el incumplimiento del pago.

5. Revisa el contrato antes de aceptar ningún crédito sin nómina

Por último, es mandatario que revises bien el contrato que la entidad te facilitará antes de hacer efectiva la transferencia de dinero. Entendemos que hay circunstancias en las que existe una urgencia notoria de dinero y que puedes tener cierta prisa por recibirlo. No obstante, leer un contrato apenas te llevará algunos minutos y puede salvarte de más de una desagradable sorpresa.

Además, es de vital importancia que revises bien la letra pequeña, ya que, en numerosas ocasiones, el cobro de comisiones y de otro tipo de gastos se recoge en esta parte. Debes recordar que una vez que firmes un contrato estás asumiendo una responsabilidad. Por ende, si no entiendes alguna de las partes o algo no te queda completamente claro, puedes ponerte en manos de expertos o bien contactar directamente con la atención al cliente de la entidad en cuestión para solventar tus dudas.

Nuestro consejo profesional

Como expertos en financiación online, queremos dedicar las últimas líneas de este artículo a darte una visión profesional e imparcial sobre estos productos. Por un lado, estas herramientas suponen una posibilidad de financiación fácil, cómoda y rápida. Además, existe una amplia oferta entre la que poder elegir un trato muy beneficioso para ti como consumidor.

No obstante, no debes dejar de ser consecuente con tu situación financiera y valorar si verdaderamente podrás hacer frente a la devolución del monto que te concedan. A pesar de no tener sedes físicas (o tener muy pocas), estas empresas tienen sus recursos legales para actuar en contra de quienes incurren en impago.

Por tanto, si vas a hacer uso de los creditos sin nomina, haz una estimación de tu situación y decide si puedes o no permitirte el uso de estos recursos. En caso de tener dudas, no dudes en contactar con expertos en la materia para obtener la orientación que necesites.

Dirígete a nuestro blog sobre finanzas personales para obtener más información.

Aquí hay algunos artículos relacionados que te podrían interesar:
¿Conoces los prestamos rapidos? Te informamos sobre sus características más relevantes
¿En qué consisten los créditos rápidos y cómo solicitarlos?
Todo lo que necesitas saber sobre creditos rapidos con ASNEF
Solicita ya el tipo de préstamo online que te interesa