Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
Requisitos Prestamos Personales Rapidos
30 Ago 2019

Requisitos Para Optar A Prestamos Personales Rapidos

Los prestamos personales rapidos están al alcance de todo aquel que reúna tres requisitos: ser mayor de edad, residir en España y tener ingresos recurrentes y legales. Se trata de productos financieros que, hasta hace poco, no estaban al alcance de cualquiera, además, los trámites que llevaban solían ser largos y tediosos.

La pasada crisis económica evidenció la necesidad que tenían emprendedores y particulares de acceder a préstamos para hacer frente a los imprevistos. En aquellos momentos, las entidades no podían ser muy exigentes con los requisitos para optar a los préstamos, ya que muchas personas que los necesitaban no tenían nómina, estaban inscritas en ASNEF o necesitaban el dinero de forma inmediata, sin pasar días y días con el papeleo.

Estar en ASNEF y conseguir prestamos personales rapidos

La ASNEF es una asociación formada por diversas empresas privadas que cuenta con el mayor fichero de morosos de España, que está gestionado por la compañía americana Equifax. Empresas de sectores como la banca, las telecomunicaciones o la energía siempre consultan este fichero antes de firmar los contratos con los clientes. En el caso de que tu nombre figure ahí, no te prestarán ningún servicio ni te dejarán dinero.

El motivo por el cual tus datos pueden acaban en ASNEF es que tengas una deuda con un negocio, por escasa que sea. Ahora, la ley establece un mínimo de 50 euros para que las empresas acreedoras metan en el listado a sus clientes deudores y, para salir de este, es necesario no solo satisfacer la deuda sino que, si fuese tu caso, tendrías que encargarte de notificar a los gestores de ASNEF que ya no debes nada. En teoría, tendría que ser la empresa que introdujo tus datos la encargada de solicitar su borrado, pero eso no siempre se cumple.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido en el mercado nuevos actores del sector crediticio que prestan dinero, aun estando en ASNEF, a través de los prestamos personales rapidos. Su principal preocupación será que demuestres que tienes ingresos regulares y legales y que estos van a mantenerse todo el tiempo que estés devolviendo el préstamo, con sus intereses.

Algunas de estas empresas establecen una cantidad mínima de deuda con los interesados de manera que, si la superan, no suelen concederles el préstamo. Sin embargo, cada prestamista tiene sus condiciones, por lo que te aconsejamos que investigues bien las condiciones de cada uno.

Préstamos personales sin nómina

Otra de las facetas que caracterizan a los préstamos personales rápidos es que no es necesario tener una nómina para conseguir uno. Como hemos dicho antes, es suficiente con que demuestres documentalmente que tienes ingresos, por ejemplo, un recibo de la pensión, un ingreso bancario de la prestación por desempleo o los movimientos de la cuenta bancaria si trabajas por cuenta propia.

El prestamista valorará si con tus ingresos serás capaz de hacer frente a los pagos durante un periodo determinado. Si vieses que con la letra mensual vas un poco ahogado, siempre podrías solicitar una ampliación del plazo de devolución; muchas empresas lo conceden, eso sí, ten en cuenta que la ampliación acarreará un tipo de interés más alto.

Cómo tramitar este tipo de préstamos

Otra de las ventajas de este tipo de préstamos es que su tramitación se hace 100% online y consiste en rellenar un simple cuestionario con tus datos personales y enviar tu DNI y la justificación de tus ingresos a través de la plataforma o por correo electrónico.

Pero antes de llegar a este punto es importante que recabes información por Internet de diferentes empresas de préstamos para poder comparar y sacar conclusiones fiables. Presta especial atención a los siguientes aspectos:

  1. Tipo de interés. Verás que hay dos indicadores, el TIN y la TAE. El primero solo hace alusión al precio del préstamo propiamente dicho, mientras que la segunda incluye las comisiones, por lo que es un indicador mucho más completo.
  2. Plazos de devolución. Ten en cuenta que, cuanto más tardes en devolver el préstamo, más impuestos pagarás pero más cómodo te será hacer frente a los recibos. Examina tu situación y actúa siempre con responsabilidad.
  3. Cantidad que vas a solicitar. Muchas empresas ofrecen desde minipréstamos hasta cantidades importantes que pueden rondar los 60 000 euros, y todo ello aun estando inscrito en ASNEF.

Siempre hay que actuar con responsabilidad y pedir solo la cantidad de dinero que se necesite, ni un euro más. Cada empresa puede tomar medidas diferentes en caso de impago, por lo que es interesante que leas la letra pequeña que explica esta parcela.

Otro aspecto que destacamos desde Bonsai Finance es que algunos prestamistas te preguntarán en qué vas a invertir el dinero, sobre todo si se trata de cantidades importantes; así evalúan el riesgo de la operación, lo que les da cierta seguridad. Por ejemplo, no es lo mismo que quieras el dinero para irte de vacaciones que para hacer una obra en casa.

Muchas entidades ya tienen paquetizados los posibles destinos del dinero y, por ello, ofrecen unas ventajas específicas. No obstante, como hemos dicho, esto ocurre solo para determinadas cantidades y no es un denominador común de los préstamos rápidos.

En resumen, pedir préstamos personales rápidos tiene una serie de ventajas con respecto a los préstamos tradicionales. Por una parte, tanto su tramitación como su conclusión se realizan de forma totalmente telemática, por lo que puedes disponer del dinero en tu cuenta bancaria en solo unas horas. Por otra parte, son muy sencillos de tramitar, ya que solo hay que rellenar un formulario a través de Internet y aportar la escasa documentación que piden.

Al no exigir nómina ni estar excluido de ASNEF, prácticamente cualquier persona con más de 18 años residente en España puede pedir un préstamo personal rápido. La cantidad varía mucho: desde minipréstamos hasta cantidades de cierto volumen (hasta unos 60 000 euros), igual que sucede con los plazos de devolución. Antes de decidirte por un prestamista en particular, analiza bien todas las ofertas que haya en Internet y, sobre todo, los tipos de interés aplicados.

Está claro que los prestamos personales rapidos pueden sacarte de un apuro económico imprevisto o dar a tu negocio el impulso que necesita.