Blog de finanzas personales

Administrar sus finanzas personales no tiene que ser una tarea desalentadora.
diferenciar cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo
27 Mar 2018

¿Sabes diferenciar entre cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo?

/
Etiquetas

A la hora de elegir entre diferentes productos financieros es muy probable que tengas dudas, ya que la educación financiera no es en España una de las más explotadas. Por ello, a la hora de sacar rentabilidad a tu dinero puedes preguntarte cuál es la mejor opción, si las cuentas de ahorro o los depósitos a plazo fijo. Intentaremos darte la respuesta con nuestros conocimientos.

Cuentas de ahorro: concepto y definición

Una cuenta de ahorro es un depósito ordinario a la vista. Es decir, que los fondos que se depositen en la misma estarán disponibles en caso de que los necesites. Pero, además, te generarán cierta rentabilidad que variará dependiendo del producto y la entidad en la que la contrates.

En cuanto a las condiciones de la remuneración, también dependerá del banco donde contrates dicha cuenta. Estos pueden pagarse de forma mensual, trimestral o anual. Además, podrán aplicarse de forma lineal, por tramos de fondos o incluso en especie.

Aunque en un principio quienes querían contratar este producto financiero tenían que pagar comisiones, desde que se popularizó la banca online lo normal es que se supriman el pago de comisiones en estos productos que buscan el ahorro.

Funciones de una cuenta de ahorro

Este tipo de cuentas tienen tres funciones principales y es de vital importancia que las conozcas para poder saber si este producto es el que necesitas. Así pues, veamos cuáles son estas funciones:

  • Ganar un interés durante todo el tiempo que ese dinero que has ingresado no se mueva de la cuenta.
  • Tener disponibilidad completa de dicho dinero en caso de que necesitaras utilizarlo.
  • Sacar una rentabilidad moderada, ya que al permitir la disponibilidad total del dinero las diferentes entidades no te ofrecerán un interés mayor del 3 % por norma general.

Características de la cuenta de ahorro

Por norma general, este tipo de cuentas suelen tener unas características comunes que debes saber para poder decidir si esta es la opción adecuada para ti. Así pues, veámoslas:

  • Los depósitos en dicha cuenta puede llevarlos a cabo cualquier persona. No hace falta que ingrese el dinero el titular de la cuenta, sino que cualquiera podrá hacerlo.
  • Siempre podrás disponer del saldo de esta cuenta mediante el retiro de efectivo.
  • Normalmente, la capitalización es mensual, al igual que el pago del interés. No obstante, tendrás que preguntarlo en la entidad a la que te dirijas para asegurarte.
  • Los intereses no estarán sometidos a impuestos, tampoco están sujetos a ningún tipo de límite ni se pueden embargar.

Depósitos a plazo fijo: concepto y definición

Los depósitos a plazo fijo son un producto financiero que implica la consecución de una cierta rentabilidad del dinero depositado por parte de la entidad a cambio de que dicho dinero quede inmovilizado durante un periodo determinado de tiempo.

Esta rentabilidad puede ser fija o variable, todo dependerá de la entidad y características del fondo en cuestión. Por norma general, cuando decides abrir un fondo de este tipo, lo que has de hacer es pactar con el banco el tiempo que tu dinero deberá estar retenido (un mes, tres meses, seis meses, un año o varios años).

Después de este periodo, serás totalmente libre para retirar dicho dinero por completo o solo una parte. Además, también podrás renovar el contrato y continuar con las condiciones del fondo que contrataste o con otras nuevas que te ofrezca el banco. Todo esto dependerá de tus preferencias y necesidades una vez que acabe el contrato de paralización del dinero.

Características de un depósito a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo tienen ocho características principales. Y conocerlas es de vital importancia para poder decidir con conocimiento de causa si este es el producto financiero más adecuado para ti. Por tanto, conozcámoslas:

  • Este es un producto que te permite depositar tus ahorros durante un periodo de tiempo establecido y ganar dinero a través de los intereses que te generará tener ese dinero en el fondo.
  • Para contratarlo no es necesario tener conocimientos financieros altos.
  • No hay que tener una gran cantidad de dinero para abrir este fondo, por lo que es accesible para cualquier cartera.
  • Los intereses que genera el fondo solo se cobran durante un periodo de tiempo determinado. Esto se conoce como liquidación de intereses y normalmente suele ser mensual. Así pues, cada mes recibirás estos intereses o bien cuando el plazo completo acabe y el depósito finalice.
  • Dispondrás de tu dinero en todo momento. No obstante, en la mayoría de fondos puede que te cobren una penalización si retiras el dinero antes del momento acordado. Aun así, la penalización no puede aplicarse sobre el dinero aportado, sino únicamente sobre los intereses que se han generado.
  • El dinero que deposites estará seguro, ya que estos productos están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos español, que asegura la cuantía de 100 000 euros por propietario y entidad.
  • Este producto puede servirte para mantener tu poder adquisitivo e incrementar tus ahorros. De esta forma podrías combatir la subida del IPC, factor que provoca el descenso del nivel de vida con el paso del tiempo.
  • Los intereses que genera el depósito pagan impuestos sobre la base imponible del ahorro.

Ventajas de cada uno de los productos

Ahora que conoces su definición y las características de estos dos productos, vamos a hablarte de las ventajas de cada uno. De esta manera, te facilitaremos la toma de decisión a la hora de elegir el sistema de ahorro que más te beneficie.

Ventajas de la cuenta de ahorro

La primera ventaja es la exención de comisiones. Es decir, que no tendrás que pagar absolutamente nada por tener una cuenta de ahorro en cualquier entidad. Así pues, podrás decir adiós a las comisiones de apertura, mantenimiento, etc.

En segundo lugar, debes tener en cuenta la facilidad de contratación que ofrece este producto. En muchas ocasiones no será necesario ni siquiera que acudas a la entidad para crear una cuenta de estas características, ya que podrás hacerlo a través de Internet.

En tercer lugar debes pensar en el rendimiento, ya que este estará asegurado para todo el consumidor que la tenga y se liquidará de forma anual.

También hay que destacar la disponibilidad del dinero, que en ningún caso te supondrá ninguna penalización al sacarlo o utilizarlo si te es necesario.

Y, por último, gracias a la banca online podrás contratar y utilizar este tipo de cuentas para reducir o eliminar las comisiones en los productos de ahorro. Además, claro está, de gestionarlo todo a través de cualquier dispositivo y en cualquier parte.

Ventajas del depósito a plazo fijo

Por su parte, los depósitos a plazo fijo también ofrecen una serie de ventajas a los consumidores. La primera de ellas es que tienen una rentabilidad asegurada. Es decir, que siempre obtendrás el interés que se ha marcado.

Por otro lado, este interés suele ser bastante alto en comparación con otros productos financieros de ahorro o inversión.

En tercer lugar debes valorar el hecho de que podrás elegir el tiempo durante el que querrás depositar el dinero. Es cierto que cuanto mayor sea este tiempo, mayor rentabilidad obtendrás, pero siempre podrás adecuar el plazo a tus necesidades.

Además, siempre sabrás el día en el que podrás volver a disponer de tu dinero. Esto habrá quedado acordado previamente y bajo ningún concepto la entidad podrá retener tu dinero durante más tiempo.

Y, por último, no será necesario que seas un experto en finanzas para poder abrir y gestionar tu fondo. Por el contrario, es un producto muy asequible en su uso y entendimiento. Por tanto, no tendrás que preocuparte si no estás demasiado puesto en el tema de las finanzas.

Diferencias principales entre las cuentas de ahorro y los depósitos a plazo fijo

Como último apartado de este texto vamos a explicarte explícitamente las diferencias entre ambos productos presentados y explicados anteriormente. Así pues, ya no te cabrá ninguna duda de cuál es el más adecuado para ti.

1. Plazos

Mientras que una cuenta de ahorro tiene una duración indefinida y podrás beneficiarte de sus ventajas hasta el momento que tú decidas cancelarla, un depósito sí tiene un plazo finito. Y este plazo finito puede durar meses o años, dependiendo de cuál elijas.

2. Rentabilidad

Un depósito siempre va a tener más rentabilidad que una cuenta de ahorro. No obstante, siempre debes cerciorarte de las cuentas de ahorro disponibles en el mercado, ya que puedes encontrarte con alguna que te ofrezca un interés mayor.

3. Disponibilidad del dinero

Mientras que con una cuenta podrás disponer del dinero sin ningún problema, en el depósito, por norma general, deberás pagar penalizaciones si lo deseas sacar o de lo contrario no te será posible hacerlo.

4. Las aportaciones

En el caso de una cuenta de ahorro, podrás ir añadiendo el capital que quieras durante el tiempo que la tengas abierta. Por el contrario, en el fondo deberás incluir tus ahorros nada más abrirlo y después no podrás seguir añadiendo más capital.

5. Cobro de intereses

Normalmente, en las cuentas el abono de intereses se hace de forma mensual, mientras que en los depósitos se abona el rendimiento al vencimiento o con frecuencia anual.

Busca y compara antes de decidirte

Ahora que tienes toda la información necesaria, no dudes en buscar y comparar las diferentes cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo que hay en el mercado financiero. Esta será la mejor forma de encontrar la oferta más beneficiosa para ti.

Deja un comentario